La evidencia de le irrelevancia

El presidente del PP vasco convocó una rueda de prensa en Bilbao para anunciar que su partido retiraría el apoyo a los presupuestos que había acordado con el equipo de gobierno en Getxo, el único municipio donde pueden sumar, y la nota de prensa iba con términos gruesos y hasta alusiones a “la raza aria”. Es decir: montaron un lío tan grande como pudieron para intentar llamar la atención como respuesta al voto del PNV que acabó con Sánchez en Moncloa. Alonso, que tonto no es, sabe que lo que hizo fue un monumento a la irrelevancia municipal de su partido.

En Ciudadanos siempre ganan. O eso creen

Ciudadanos estaba tan empeñado en que hubiera elecciones en España, ahora que las encuestas le son favorables y los principales medios privados españoles reman a su favor, que hasta las reacciones tardías a la moción de censura suenan a esas noches electorales en las que todos ganan. Así, Luis Garicano no tuvo vergüenza en tuitear que el gobierno de Sánchez “es parte del cambio que hemos querido traer”. Ellos, que votaron para sostener a Rajoy, se quieren anotar el tanto de un modo grotesco y piensan que la sociedad va a tragar. Necesitan otra encuesta.

Cuando no hay ideología…

¿Por qué Garicano quiere hacernos creer que el cambio lo han traído ellos votando a favor de la permanencia de Rajoy? Porque en Ciudadanos vale todo y creen que España solo es un Ciudadanos más grande. Lo que me sorprende es que no sean capaces de darse cuenta de que están aireando sus propias debilidades: “Ciudadanos dice no estar ‘descolocado’ con el cambio de Gobierno pero reconoce que habrá cambio de tácticas y reenfoque de estrategia”. Nada de ideología, nada de principios: táctica y estrategia. El poder por el poder. El poder por ellos, no por la sociedad.

No hagas nada privado en Facebook

Siempre es posible que surja o alguien comenta un pequeño error técnico en una red social con alguna consecuencia desastrosa: “Facebook hace públicos los mensajes privados de 14 millones de usuarios”, leemos en Público. Contra lo que pudiera parecer, este tipo de noticias para mí siempre son buenas porque nos recuerdan lo que no debemos hacer si usamos habitualmente redes sociales: creer que son privadas. No lo son. Por eso la única máxima que vale es que operemos siempre, siempre, como si todo lo fuera a ver todo el mundo. Repito: todo el mundo.

En Japón es legal desaparecer

Es un tema del que ya les he hablado en esta columna porque suele aparecer en algún blog de vez en cuando. Pero en pocos lo cuentan como en Magnet: en Japón es legal desaparecer. “Desvanecerse” lo llaman ellos. En el segundo país con la mayor tasa de suicidios del mundo, como recuerdan en el post, dejar atrás todas tus deudas, tu vergüenza, tu nombre, familia y carrera, es una buena alternativa a quitarte la vida. Incluso hay barrios que no aparecen en los mapas donde esta gente vive como puede, con sus remordimientos y los de otros porque nadie les busca.

Que sí, Pablo, que sí

Pablo Iglesias ha intentado justificar en Facebook que se haya comprado un chalet de 600.000 euros con piscina y casita para invitados a las afueras de Madrid. Da las cifras de la operación: una hipoteca de 1.600 € al mes a pagar entre él e Irene Montero. Pero con pena, compungido porque la mayoría de “la gente” por la que tanto trabaja no puede hacer lo mismo que ellos. También aprovecha para quejarse de que hablemos de él, el mismo que tanto habló de “la casta” hasta llegar a donde está ahora.

El problema también son los 600.000 euros

Cuando dos diputados se compran un chalet de 600.000 euros para vivir alejados del “lumpen” (palabra que Pablo Iglesias utilizó para referirse a “la gente” antes de erigirse en su líder) es evidente que pierden contacto con la realidad. La cosa se agrava porque Iglesias ha señalado en otros esa lejanía y se ha jactado en público y en repetidas ocasiones (como recopilan en Magnet) de dónde vive y de que no se cambiaría… Hasta que ha tenidos acceso a 600.00 eurazos.

Los logros de aquel 15-M

Irene Montero no se queda atrás ni en caradura: “Hace 7 años dijimos que dormíamos pero despertamos. Que no queremos ser mercancía en manos de políticos y banqueros. Que queremos cuidarnos, derechos, vidas dignas. Esa España está en marcha. Sí se puede. Feliz 15-M”, tuiteó solo un día antes de que conociéramos que ha pedido con otro político un hipotecón a un banco y que una vida digna para ella pasa por un chalet con piscina. Ella sí ha podido. Felicidades.

Demagogia

El chaletazo de Iglesias y Montero nos ha dado algo bueno: posiblemente el mejor tuit de 2018. Lo ha escrito Lordor y es muy cortito: “El que a demagogia mata a demagogia muere”. Ese es el problema real, no lo es el chalet, ni el acceso a una vivienda de 600.000 €, ni la decisión de vivir en ella: el problema es que Iglesias (y luego Montero) hizo de su demagogia un modo de vida, y que se la ha colado a muchos que ahora se debaten entre defenderle traicionándose o abrir los ojos.

Siempre nos han tomado por tontos

Cada vez que Juan Carlos Monedero echa una mano todos se agarran el cuello en Podemos. Antes de que Pablo Iglesias explicara su hipoteca mensual de 1.600 euros (¿no es eso ponerse en manos de banqueros?), el propio Monedero tuiteaba que no podíamos criticar que hayan elegido tener una hipoteca de 500 euros (sí, daba esa cifra) en vez de pagar un alquiler de mil. Es evidente que se piensa que no sabemos dividir, que no sabemos en qué consiste nuestra hipoteca, y que quien elige vivir de alquiler es idiota.

Tres veces víctima

El día que la violaron cinco hombres, el día que dos jueces y una jueza sentenciaron solo abuso porque no se había resistido lo suficiente, y el día que filtran su identidad completa para convertirla en el objetivo de los más aborrecibles machistas que defienden a “la manada”. La joven navarra que se atrevió a denunciar a sus agresores y continuar con su vida ha sido tres veces víctima. ¿Cuánto tiene que sufrir una persona para que otras, simplemente, la dejen en paz?

El nivel lo marca un spray

El nivel de lo incapaces para pensar por sí mismos que pueden llegar a ser algunos en Euskadi lo marcan quienes han sido manipulados hasta tal punto que les mandan hacer pintadas para dar las gracias a ETA y las hacen. Un spray, en efecto, sirve para señalar la incapacidad de algunos para empatizar lo más mínimo y darse cuenta de que nada, absolutamente nada le debemos a ETA como para darle las gracias. Muchos han denunciado en sus redes sociales estas pintadas como el senador José María Cazalis.

¿De verdad quieren que nos lo creamos?

No voy a dar ninguna credibilidad a lo que asegura un portavoz de la Fundación Francisco Franco: que disfrutan de un incremento de los donativos porque gente anónima y apolítica ve que son los únicos que defienden que no se cambie el callejero de Madrid, en este caso. Según la fundación franquista, la eliminación de referentes de la dictadura genera problemas que quienes donan quieren evitar (cambios de DNI, domicilios fiscales y papelería en empresas). No se nos puede dejar solos, ¿eh?

La que toca fondo es otra…

Me gusta mucho esa frase célebre (no recuerdo su autor) que dice algo así como: “Cualquiera puede equivocarse pero sólo los necios perseveran en sus errores”. Yo creo que Rosa Díez no la conoce y, si lo hace, no la recuerda, porque solo así se explica que siga comparando violencias y asegurando que la sociedad española “está tocando fondo” porque hay más firmas digitales contra la sentencia de “la manada” que a favor del esclarecimiento de todos los crímenes de ETA.

No, no es una broma

Una persona tan alejada de la realidad como Rosa Díez, además, no se da cuenta de que el activismo en Change.org no va a ningún sitio. A ninguno, por mucho que le indignen las diferencias en las cifras. Esa suerte tenemos porque en la misma plataforma han pedido que Zapatero y Patxi López sean propuestos a premio Nobel de la Paz por sus aportaciones contra ETA. Lo del primero habrá que verlo, pero lo del segundo, vaya, lo hemos visto bien con aquel famoso viaje en tren.

El seny nunca se perdió

El mismísimo Puigdemont, personajes de tercera como Bea Talegón o una masa acrítica entrenada para seguir los dictados de personajes más eficaces en lo comunicativo que en lo discursivo, nos han llevado a pensar que el seny en Catalunya se acabó el día que quisieron hacernos creer que habían proclamado la República. Por suerte, hay autores como Agustí Colomines y políticas como Marta Pascal que nos recuerdan su cordura: Catalunya necesita un Govern, no otras elecciones.

Los líderes, sí

Uno de los principales problemas de Catalunya, insisto, viene de permanecer demasiado tiempo en una intensa crisis. Eso hace que cambien algunas escalas y que algunos aprovechados se conviertan en líderes sin la madera ni la visión necesarias para hacerlo. Ramón Cotarelo se traga una noticia de El Mundo Today y ni siquiera pide perdón a sus 160.000 seguidores, que siguen teniéndolo como un faro aunque tuitee como un indocumentado.

El Pocero lo vio venir

Durante los años de la crisis las urbanizaciones vacías que “El Pocero” había levantado a las afueras de Madrid eran, según decían, un monumento a la especulación inmobiliaria. Lo que solo sabía aquel constructor, al parecer, es que llegaría el momento de recoger los frutos: hoy sus pisos son reclamados por las clases medias, desplazadas del centro de Madrid por el aumento de los precios de la vivienda que beneficia, sin duda, a los que siempre benefició la burbuja.

Abramos un debate

“¿Es ético que los partidos políticos hagan chistes sobre otros partidos políticos en sus canales oficiales?”, se pregunta Antonio Agredano a cuenta, precisamente, del meme de Cristina Cifuentes del que les hablaba ayer y que tuitearon por error en la cuenta del ministerio español de Hacienda. El mismo meme de Cifuentes como portada de un catálogo de “Mango” fue subido, con toda la intención, por IU a su cuenta en Twitter, generando la duda de Agredano. Yo lo tengo claro.

¿Crisis en Facebook?

Manu Moreno se fija en las cifras: en el primer trimestre de 2018 ha logrado un incremento de un 13% en el número de usuarios y de un 67% de ingresos respecto al mismo período del año anterior. Pero la crisis de reputación es evidente, ese incremento de usuarios puede venir de países en vías de desarrollo y los ingresos, simplemente, porque en Facebook cada vez más hay que pasar por caja para que algo funcione mínimamente. Parches, en definitiva, que no sabemos si taponan.

“La fortuna incalculable de Juan Carlos”

En Público celebraron el 14 de abril con esta pieza: “Cuando todavía era príncipe, con Franco, se firmó el acuerdo por el que cobraría de cada barril de petróleo que España comprara a Arabia Saudí. Así lo han denunciado varios economistas. Su nombre también ha aparecido en operaciones policiales vinculadas con la trama Gürtel; cuenta Soleado; caso Malaya; urbanizaciones en República Dominicana; y las comisiones millonarias que compartió con Corinna Zu Sayn-Wittgenstein”.

Alfombra roja a Cifuentes… Para que se vaya

Gabriel Sanz asegura en Vozpópuli que “Rajoy está dispuesto a ofrecer a Cifuentes ‘lo que quiera’, en palabras de una fuente de la Dirección Nacional del PP, si ella da un paso atrás y permite la investidura de otro candidato popular como presidente de la Comunidad de Madrid; desde ser eurodiputada, incluyéndola en la candidatura, hasta nombrarla para algún alto cargo cuando el escándalo de su máster no cursado en la Universidad Rey Juan Carlos haya amainado”.

Yo también estoy a favor

Me ha alegrado leer en El Confidencial la defensa de Héctor G. Barnés de la “titulitis”, ese mal que el escándalo de Cifuentes ha puesto de manifiesto, según algunos. Porque estudiar ha sido otro pecado de la clase media para intentar alcanzar a la más alta: “A nadie se le ha acusado de titulitis por estudiar un posgrado en Harvard –aunque luego se trate de Aravaca–, pero sí por destinar los ahorros familiares a enviar a los hijos a una universidad pública”. Siempre ganan los ricos.

Tecnología para asegurar honestidad

Ya no se trata de ser tecnófilo o ser tecnófobo: se trata de sentido común. No es en absoluto una buena noticia que la tecnología “blockchain” (un tipo de programación que no permite intervenir en lo ya programado y en la que se basan las bitcoin) asegure currículums académicos limpios. Esa certeza tendríamos que tenerla ya y solo con el factor humano. Tampoco es positivo extender la sombra de la duda: los que hacen trampas en la universidad son los menos.

Europa hace frente a Facebook

En mi última columna monográfica sobre Facebook mencionaba que el problema no era la red social, sino el sistema neoliberal en el que se había desarrollado y que había amparado los planes de Zuckerberg en todo el mundo. La UE pone pie en pared: “La clásica casilla de ‘acepto todos los términos y condiciones’ es ya historia. (…) Los servicios tendrán que informar por separado de los términos de uso del mismo y del tratamiento que van a hacer de los datos de los usuarios”.