El spin-off del spin-off

Un spin-off es una nueva serie a partir de un personaje de una anterior. En política ya hemos visto algún spin-off como el partido de Errejón a partir de algunos personajes de Podemos. Lo que no esperábamos, o no tan pronto por lo menos, es conocer ya el primer conflicto interno en la formación nueva: según Vozpópuli, Tania Sánchez habría maniobrado para apartar a Clara Serra, que la ganó en las primarias para ser “número dos”. Pero Errejón en quien confía para el orden interno es en la que fuera pareja sentimental de Pablo Iglesias, por cierto, y según el digital, le deja libertad de movimientos.

¿Y qué si no pediste quitas?

Iba a dejar pasar el concurso de acreedores de ICV porque, al final, en todos los partidos hay personas trabajadoras y proveedoras que sufren los vaivenes electorales, hasta que leí en El Confidencial que su coordinador nacional, David Cid, quería aclarar que nunca obtuvieron condonaciones de parte de su deuda. ¿Y qué importa eso cuando vas a dejar impagos a esos mismos bancos pero, seguramente, también a proveedores y trabajadores por tus malas decisiones políticas? Algunos confunden la altura política con que ellos mismos sigan siendo paladines de la integridad en las películas que se han montado.

Pagar impuestos es de tontos

Vamos ahora con los más listos de la clase, esos que se han montado restaurantes ilegales en su casa gracias a una aplicación que permite contratar comidas en viviendas particulares. Sin inspecciones de Sanidad, sin altas de autónomos ni facturas. Solo una transacción por medio de una App que se queda con el 20% (un beneficio industrial estándar que tributará vaya usted a saber dónde) que va a ver tu casa antes de darte el alta. Todos los que participan, también los que contratan la comidita (a los que no deseo nada malo pero sí una noche de ardores de estómago) forman parte del jetismo ilustrado digital.

Sí, es posible

Los grandes beneficiados de los agujeros legales de la red (modelo de negocio de muchas empresas que se presentan como tecnológicas pero son explotadoras de toda la vida), mucho más que los desarrolladores de esas apps y los listos de turno, son las redes sociales digitales (cuya utilidad defiendo, pero con normas de juego claras). Así que me alegro de decisiones como la del parlamento francés que anuncian en Trecebits: Google y Facebook deberán eliminar el contenido de odio que alojan y tendrán que hacerlo en 24 horas desde que se apruebe la ley si no quieren sanciones. Así, sí.

Este verano, no compartas cualquier mierda

Lo dejo ya con un consejo: querida lectora, querido lector, no compartas cualquier mierda que te pasen por WhatsApp o veas en Facebook, Instagram y Twitter. Antes de hacerlo, piensa en el grupo de chavales que murieron en un naufragio y que con cuyas fotos hicieron un collage en Público. Hoy, ese montaje con las caras de quienes intentaban llegar a las Islas Canarias huyendo de la miseria y se perdieron en el mar, está siendo utilizado para pedir venganza contra “La Manada de Manresa”, como si aquellos ahogados fueran esos violadores. ¿Por qué? Porque alguien lo lanzó con maldad y alguien lo compartió sin pensar.

Y así empalma con las vacaciones

Lo siento, no me puedo tomar en serio la baja de un mes que se ha cogido Francisco Serrano por el “linchamiento” que ha sufrido en las redes sociales después de haber opinado sobre la sentencia a los de “La Manada”. El portavoz de Vox en el parlamento andaluz, al parecer, es de piel fina y la opinión de otros le hace daño, en definitiva, se ha dado cuenta de que quien escribe tiene que estar dispuesto a leer. Y la hombría, la machada, la fuerza que exhiben en Vox, a este le toca un poco de perfil, porque unos cuantos insultos en Twitter le obligan a coger un mes de baja justo antes del de vacaciones.

Pero, ¿qué dijo?

Lo que escribió lo borró y hasta ha echado la culpa a un colaborador (el que le lleva las redes) por publicar el texto por el que tanto ha sufrido y por el que se ha visto obligado a cogerse un mes de baja. Pero muchos hicieron capturas de pantalla y movieron el contenido: Francisco Serrano cree que la condena de 15 años de prisión al Prenda y sus amigos es fruto de “la turba feminista supremacista” y que a partir de ahora será más seguro para un hombre pagar por tener sexo porque así queda clara la transacción. Serrano muestra qué tipo de persona (y administrador de justicia) es. Y ahora va de víctima.

Otro al que le pitarán los oídos

Solo espero que la idea no se contagie y empecemos a ver a políticos retirarse temporalmente porque les hemos señalado la estulticia cuando escriben. Mejor sería que dejaran de escribir gilipolleces y fascistadas, aunque eso supusiera más trabajo para ofrecerles esta columna cada día. Sobre la sentencia a los de “La Manada” también rebuznó Juan Carlos Girauta, que respondía a un tuit de Pedro Sánchez preguntando al presidente en funciones si les daría el indulto como tiene intención de hacer (siempre según Girauta) a los presos políticos catalanes. La madera de la que están hechos algunos apesta…

No hay dos sin tres

Da la sensación últimamente de que una sentencia judicial puede ir pasando de mano de ultra en mano de ultra desde el sur hasta el norte de España, incluyendo Euskadi y los fachas de tiro en la nuca y boca pequeña, por supuesto. Entre Andalucía y Euskadi, el facha de guardia se puede encontrar siempre en el Valle de los Caídos, es el prior, se llama Santiago Cantera y ha vuelto a asegurar que quienes construyeron la pirámide a Franco lo hicieron voluntariamente, comían mejor que la media y hasta estaban bien pagados. Leyendo la entrevista dan ganas de llamarle muchas cosas, pero sinvergüenza es una de las que mejor le define.

Ojalá Zaplana tenga Twitter

Ojalá Zaplana, ahora que parece que está bien físicamente y con tiempo libre, se haya abierto una cuenta en Twitter y pueda comprobar la opinión que ha generado su paseo por la playa de Benidorm con buen aspecto pese a haber sido excarcelado por una grave enfermedad aunque la jueza dictase prisión preventiva para él en 2018. ¿Debe esconderse Zaplana? No lo creo. ¿Debe pasar vergüenza? Lo espero. ¿Es injusto que Zaplana, un político preso, esté en la calle y los presos políticos catalanes sigan en prisión preventiva? Profundamente porque se trata de humanidad y de ponderación.

Las puertas que abre Libra

Libra es algo más que la moneda de Facebook. En Xataka explican muy bien de qué se trata: un consorcio sin ánimo de lucro (eso dicen desde él) que forman el propio Facebook, Uber, Mastercard, Visa, Paypal, eBay o Spotify, entre otros, ha creado una cibermoneda que permitirá pasarnos dinero entre usuarios y hacer compras en diferentes plataformas digitales o con el móvil. Con nuestros euros adquiriremos esas libras digitales (que no tengo claro que sean criptomonedas como Bitcoin) y operaremos con ellas desde nuestros dispositivos. Así, estas empresas empezarán a captar capitales y más datos a nivel mundial.

Esos chiringuitos…

Juanma del Olmo es un tipo controvertido. Como responsable de Comunicación de Podemos tuvo mucha visibilidad (demasiada) pero no consiguió ganar su escaño por Valladolid, donde su partido fue quinta fuerza, por detrás de Vox. Pero no se quedó en el paro, precisamente: el grupo parlamentario le contrató como asistente (Irene Montero es una de sus principales valedoras) y 9 días después abandona el puesto porque quiere dar el salto a Podemos Madrid –según El Independiente–, que sigue en manos de una gestora. Todo esto me parece bien, pero ni Del Olmo ni Podemos podrán hablar ya de “chiringuitos” sin referirse al suyo.

Y estos otros

En Podemos igual alguien mantiene la capacidad de sonrojarse y darse cuenta que a Del Olmo le están favoreciendo y, sobre todo, de que él está saciando su ambición política sin demasiadas dificultades. Pero estoy bastante seguro de que en Vox nadie duda de que estarán bien gastados los 100.000 euros arrancados por los de Abascal de los presupuestos andaluces contra la inmersión lingüística de las personas de esta autonomía fuera de ella. La existencia de esa partida legitima una parte importante del discurso de Vox contra la “imposición” del catalán o el euskera, por ejemplo, y supone, por cierto, montarles un “chiringuito”.

Y grandes privilegios

En El Confidencial Digital enumeran los pilares de Urdangarín en su primer año en la cárcel: “Mini-huerto, espaldera y mucha lectura”, y añaden las visitas de su madre y hermanos, y de la Infanta Cristina. A lo largo de toda la noticia sobrevuela lo más importante de este primer año de condena, pero no lo mencionan: los privilegios. Como el de contar con un módulo solo para él o acabar teniendo acceso a esa espaldera, una cinta de correr y unas pesas para que no tuviera que esperar a que todas las presas abandonaran el polideportivo. Nada de esto me parece especialmente mal, pero la justicia no es igual para todos.

La cultura hay que pagarla

Es un debate recurrente en Twitter, donde se agolpan los adolescentes que creen que tienen algo que aportar, pero pocas veces se ha plasmado con tanta nitidez. La usuaria Lucía tuiteaba: “Sinceramente la mayor duda que tengo a día de hoy es: ¿por qué pagáis plataformas como Netflix? Es un dinero innecesario, hay mil páginas para ver pelis sin pagar y es que además las de pago no tienen mitad de las cosas. O sea, no lo entiendo”. El profesional de efectos especiales digitales Edu León respondía tajante y certero: “Simple: Porque si no pagas por las cosas que te gusta ver, nosotros dejamos de hacerlas”.

Cuatro de cuatro

Con Unai Hualde, EAJ-PNV se hace con las presidencias de los cuatro parlamentos territoriales del sur de nuestro país. Si eso no es una victoria política, ¿qué lo es? Este último nombramiento, después de unas negociaciones convulsas con un PSN que se disloca cada vez que tiende la mano, ha sido el que más ampollas ha levantado, sobre todo en el PP, que ha cogido al vuelo el argumento para atizar con él a Pedro Sánchez por vender su España a cachos. Pero lo que menos entiendo de los “populares” y sus compañeros de viaje es su afán por mutilar su cultura, atacando a Hualde por hablar en euskera en Nafarroa.

El manual de Vox

El nombramiento de Hualde también será utilizado, cómo no, por Vox, que relanzará por medio de sus redes todo el contenido que le convenga criticando al PSOE, al PP por blando, y al nacionalismo vasco, claro. Ese es su modo de actuar: lanzar guano contra un ventilador, sea de verdad o no, y que el olor suba. Y si le pillan haciendo trampa, los valientes de Vox se vuelven quejicas: es que van a por ellos. Como YouTube, al que acusan de coartar su libertad de expresión por cerrar el canal a los de la derecha extrema. Pero realmente ha sido por usar contenidos que no les pertenecían, como explican en Genbeta.

De Navarra a Catalunya

De Navarra a Catalunya pasando por YouTube, llegamos al despacho de Manuel Valls, que está poniendo patas arriba el ayuntamiento de Barcelona y, sobre todo, a Ciudadanos en su propia casa. Al final, Valls acabará siendo “el francés” (o algo peor) y despachado con desprecio como un emigrante ilegal por quienes le animaron a venir, ya lo verán. Pero no creo que les dé tiempo a mostrarse como son porque parece que Valls tiene intención de abandonar Barcelona y regresar a su retiro más al norte. Otro de esos políticos que solo contemplan gobernar o decidir, y que creen que la oposición es para otros.

Lo de los pies de barro

Con honda preocupación veo cómo el nacionalismo catalán continúa en escalada y en cada peldaño roza la violencia, si no directa, sí de otro tipo. Por supuesto, no me gustó nada lo que sucedió fuera del ayuntamiento de Barcelona cuando Colau y Valls cerraron un acuerdo contra Ernest Maragall. Pero no puedo estar de acuerdo, tampoco esta vez, con Pascual Serrano, que comparaba a esos nacionalistas enfadados con “la derecha más fascista y casposa”. Parece que en Twitter ayer a muchos se les cayó un mito de la izquierda. Lo siento por ellos, pero ese ha sido siempre el nivel de Serrano.

“¿Qué puede salir mal?”

Acierta Jorge Campanillas con su breve tuit y su pregunta con retranca sobre la criptomoneda que ha puesto en marcha la red social de Mark Zuckerberg: “Facebook tiene nuestros datos y ahora quiere nuestro dinero ¿qué puede salir mal?”. Vayamos por partes: Facebook ya lanzó un dinero virtual antes de la burbuja de las “cripto” y casi nadie se acuerda. Ahora se lanza con esta idea en la que ya profundizaremos pero por la que pocos apostarán (ya me gustaría saber cuánto va a invertir el propio Zuckerberg de salida). Facebook no necesita ingresos ni liquidez, sino confianza… Y unos datos extra, por supuesto, siempre le vienen bien.

La gran vergüenza mundial

El asesinato de Murtaja Qureiris, programado por Arabia Saudí por el método de la crucifixión por participar en manifestaciones siendo un niño (los delitos que se le imputan los cometió con 10 y 13 años) debe caer en nuestras conciencias. En las de todos. En las de las potencias mundiales y, en general, todos los gobiernos, por no intentar parar esta pena capital cruel porque el país que la ejecutará es Arabia Saudí. Y en la de la ciudadanía del planeta por no levantarnos ante una injusticia tan flagrante. No se trata de una cuestión “interna”, se trata de Derechos Humanos, dictaduras y, por supuesto, mucho petróleo.

¡Qué oportunidad perdida!

La selección española de fútbol, la absoluta, perdió el miércoles su partido contra Alemania durante el mundial de Francia. Ayer, las portadas de la prensa deportiva española abrían con el fichaje de Jovic, y la catalana, con el futuro de Griezmann (que ya me parece el jugador más pesado del mundo). ¿Por la derrota? No, porque son chicas. Con el resultado de “La Roja” solo encontrábamos llamadas en portada, generalmente ridículas y excepcionalmente un poco más grandes. ¡Qué oportunidad estamos perdiendo como periodistas (me incluyo, sí) de demostrar que nos tomamos en serio la Igualdad!

Con hacerlo una vez…

No entiendo la estrategia catalana: con una declaración de independencia que se toman más en serio los que acusan a los presos políticos que los que la hicieron, en los compases finales de un juicio precedido por una prisión preventiva y unas decisiones parlamentarias injustas, los que tienen que poner mesura imponen más enfrentamiento. Estamos hablando de políticos y líderes sociales acusados de delitos que conllevan penas muy graves, estamos hablando de familias destrozadas porque algunos quieren golpistas vía sentencia y otros, abrir un ciclo de venganzas que les lleve… ¿A dónde? Necesitamos agua, no gasolina.

Ciudadanos compite… Con Vox

Vox ha irrumpido como un terremoto en la política española, pero solo en la de derechas. Ha descolocado a PP y Ciudadanos, que ya no saben ni quiénes son cuando la diestra extrema les pone un espejo delante. Tan despistados andan que quienes abrazan ideologías cavernícolas hacen lo que quieren con ellos en Andalucía y les bailan en Madrid, hasta el punto de que Ciudadanos, en vez de competir con el PP por ver quién es más útil en política, acaba compitiendo con Vox por ver quién propone la mayor tontería: Villacís quiere turnarse con Almeida en la alcaldía de Madrid. Y olé.

Más pruebas

En 2018 avisé a un responsable de campañas de que en 2019 iba a gastarse más dinero que nunca en Internet con menos certezas que nunca, ante el asentamiento de los medios digitales y la situación de zozobra de Facebook, Twitter e Instagram. Por si fuera poco, los cambios en Google remataron el desastre. Hoy podemos observar que ni la segmentación ni las grandes inversiones ofrecieron nada a los partidos: Ramón Salaverría tuiteba esta semana el dato de que Podemos fue el partido del continente que más gastó en Facebook para las elecciones Europeas… Y obtuvo 6 escaños.