El icono del momento

La foto de la influencer Fitness Mama (más de 700.000 seguidores en Instagram) en Barcelona, posando delante de una barricada incendiada, es para mí la imagen de la sociopolítica actual: postureo en un contexto de violencia al que todos miran (cada uno para su propio interés) después de una condena (esto es lo único real y lo más injusto de todo) por un delito que no se cometió, que se simuló, que fue para la galería, como la foto de la influencer. Y todo esto en un momento preelectoral que el máximo responsable de las elecciones convocó sabiendo que coincidiría con la sentencia. ¡Qué harto estoy de este tiempo!

Rivera, si no eres parte de la solución…

Como estoy harto de la “liquidez” de la política y de la sociedad de la imagen actual, harto hasta de ese eufemismo de “liquidez” que solo tapa la incapacidad y la búsqueda de la foto, y harto de la política española y de la catalana que no nos llevan a ninguna parte, he estado a punto de titular este párrafo: “Vete a la mierda, Albert”. Pero seré políticamente correcto: al líder de Ciudadanos no le toca tuitear el vídeo del padre con un bebé que se ha visto obligado a salir de su casa por una barricada en llamas, le toca ser parte de la solución. Si decide no serlo, está claro, es parte del problema y como tal le votarán.

Gana el PP

Las tendencias de los sondeos señalan a Ciudadanos como el partido que más cae, y nadie quiere votar a una opción que se desintegra, así que esa tendencia seguro que se confirma la noche del 10-N. Por eso Rivera va cargado de ponzoña a la campaña, porque ya lo está perdiendo todo. Otra tendencia que refuerza cada nuevo sondeo es que el PP se rearma, y lo que está sucediendo en Catalunya le da alas en España. Más: que el PSOE se desinfla (¿cómo no?), que Abascal resiste (¿cómo?) y que Errejón irrumpió y se estancó. El panorama político español es horroroso. ¿A quién van a votar?

¡Vaya “periodismo”!

El PP sube y Vox resiste gracias a la maquinaria de propaganda de la que forma parte OK Diario. También es verdad que de la misma maquinaria vive Ciudadanos y le va fatal: le ha tocado ser el vaso comunicante perdedor del sistema trifachito. Pero ahí están las webs que dicen que hacen periodismo pero solo emiten información manipulada, como Libertad Digital, Mediterráneo Digital, El Español o el propio OK Diario, que ha denunciado que Marlaska salió a cenar en Madrid durante los disturbios en Barcelona. El actual gobierno del PSOE es indefendible, pero el periodismo de Inda o Pedro J. Ramírez es aún peor.

Yo, con Galder Reguera

En esta tormenta (a saber cuándo se activa y a quién se lleva por delante el “tsunami democrático” catalán), en la que todo el mundo intenta salvar lo suyo y hundir lo del resto, como luces entre las olas salen algunas reflexiones en forma de tuit como el de Galder Reguera: “Hay fundamentalmente dos tipos de personas. A los que les preocupa todo esto y los que lo celebran (quizá no en público, estos últimos, pero lo celebran). Los míos son los primeros”. Los míos, también. Y añado que quienes lo celebran, de un bando o de otro, de aquí o de allí, merecen todo mi desprecio y que tomemos nota.

Qué cara más dura

El PSOE está aprovechando las desgracias que están encadenándose en Catalunya para hacer su campaña. Una parte, pagada por todos, como hemos visto en las redes de Sánchez y sus ministros, y la otra parte, ya con su logo: “Se abre una nueva etapa de convivencia en la que Cataluña tiene que dialogar con Cataluña (…) Ahora, España”, han tuiteado. ¿Qué demonios quieren decir? ¿Que las sentencias y la violencia policial son un cambio de etapa? ¿Hacia dónde? ¿Y ese “ahora, España” de qué va? ¿Va a imponerse España en Catalunya? ¿Más? ¿Y de qué manera? ¿Y el vídeo de risas y vinos, a qué viene?

Ya tienen lo que querían

Los que animan a que los catalanes muestren su indignación con actos violentos son unos irresponsables. También creo que son otras cosas incluso peores, pero sobre todo son irresponsables. Ahora, en Madrid ya tienen lo que querían, por eso PP, PSOE y Ciudadanos se reunieron ayer, para sacarse la foto, para hablar de “kale borroka” mientras sus votantes asientan con la cabeza y a los de Vox se les hincha la vena. Y ahora, ¿qué? Ahora los Rodríguez, los Otegi y los Permach están satisfechos porque su campaña para blanquear la losa que tienen que cargar entre todos ellos va bien.

Los de fuera no votan

¿Qué más les da a Sánchez, Casado o Rivera que en el exterior tengan claro que el catalán es un conflicto que necesita soluciones políticas, si en Europa no votan? Está claro que todos ellos piensan solo en una cosa con sus declaraciones y actuaciones: la campaña. En el caso de Casado y Rivera lo entiendo: tienen que rebañarse votos entre ellos y, a la vez, a Vox. En el de Sánchez me cuesta un poco más: ¿con quién va a pactar el PSOE a partir del 11 de noviembre? ¿Espera no tener que contar con ningún voto vasco o catalán? Entonces, ¿qué planes tiene para España? Que hable claro antes de que las urnas le dejen sin palabras.

¿Su estrategia era parecerse al PP? ¿En serio?

No recuerdo cuándo fue la última vez que estuve de acuerdo con Pablo Echenique, pero es cierto que como el de Podemos reconoce, esta vez los hechos le dan la razón: PSOE y PP están articulando discursos perfectamente equiparables sobre Catalunya. Si el tuit del PSOE que les he hablado más arriba lo firma el PP nos quedamos exactamente igual Echenique, usted y yo. Lo peor es que no es improvisado: Sánchez sabía que la sentencia saldría en mitad de este nuevo proceso electoral y su estrategia, muchos lo barruntábamos, iba a ser intentar ocupar el espacio del PP, que es lo que ha sucedido. Allá ellos.

El PP quiere decir a los jueces cómo juzgar

Pablo Casado sabe que puede decir lo que quiera del poder judicial porque este pasa por completo del PP. Cada vez que oigo eso de que los jueces españoles hacen lo que les dicen los políticos me entra la risa. Esto va de otro modo: el tribunal que ha juzgado a los presos políticos catalanes, encabezados por Llarena, ha intentado corregir la permisividad de Rajoy con el 155 blando que aplicó. Así va esto. Si la observas con detenimiento, la justicia española parece una oligarquía sustentada por tradiciones familiares y herencias del pasado, que va por libre, pero no va hacia delante, precisamente.

¿Y esto no es malversación?

Me lo preguntaba Gorka Mostajo en Twitter y solo pude responder que, en mi opinión, sí: después de todo lo que estamos viendo la justicia española debería de entrar a valorar si es malversación la campaña que lanzaba el gobierno español ayer, asegurando en castellano e inglés que el suyo es un estado democrático, al mismo tiempo que salía la sentencia a los presos políticos del Procés. Una campaña que es la del gobierno pero también la del PSOE y que está pagada por todos, también por los que creemos que la sentencia es una salvajada y por las familias de los condenados.

El delito es la intención

Si a alguien le quedaban dudas de que los catalanes no son políticos presos (eso lo son los del PP a los que trincaron por corrupción) sino presos políticos, la sentencia de ayer lo confirmaba: “Actos simbólicos condenados con cárcel. No es que la realidad supere a la ficción; es que la realidad castiga la ficción”. Esto lo tuiteaba Roberto Enríquez, una de las figuras televisivas del momento y para nada sospechoso de connivencia con el nacionalismo. Solo hay que tener ojos en la cara para darse cuenta de que cuando Puigdemont proclamó la república catalana y luego la dejó en suspenso ni arrió la bandera española.

¿Y qué resuelve? Nada

José Corbacho nunca me ha gustado, pero lo de ayer no va ni de filias ni de fobias, sino de tener o no la sensibilidad suficiente. Junto a una imagen completamente negra, el director dejaba en su Instagram esta reflexión sobre las condenas: “Muchos años. Demasiados. Muchos días tristes llevamos ya y muchos otros vendrán. Hoy es uno de esos días. La tristeza es algo individual. Puedes sentirla o no. Yo hoy la siento. Y no pienso como ellos. Ni los conozco personalmente. Pero me siento triste. Por ellos, por sus familias y por sus amigos. Y lo peor de todo, es que las cosas no van a mejorar con esta decisión. Al contrario”.

Nos afecta a todas y todos

El periodista Arturo Puente destacaba de la extensa sentencia la explicación por la condena a Jordi Cuixart (9 años de prisión): básicamente, los jueces consideran desobediencia a cualquier acto en el que un grupo de personas se oponga al orden establecido. El humorista gráfico catalán Ferrán Martín quiso poner en Twitter el énfasis también en esta cuestión porque no se trata ya de condenar que uno sea nacionalista y actúe en consecuencia, sino de poner a disposición de los jueces cualquier queja y un riesgo de pena grave: “¿Que la sentencia no os afecta? ¿Seguro? ¿Seguro?”. No, esto no es solo un aviso a los vascos.

Sí, queremos que se manifiesten

Ante la salvaje sentencia de ayer igual que ante la exhumación de Franco uno no puede permanecer indiferente: o pones pie en pared o dejas que te avasallen y te arrastren. Hay que elegir. Y del mismo modo que si no te importa la salida de Franco de su mausoleo, entérate, eres franquista, si crees que la sentencia es justa e incluso insuficiente, y pones el acento en que en poco tiempo puede que estén en la calle (lo veremos), no estás enterándote de nada. Lo de ayer fue un ataque a la línea de flotación de la democracia, y que el FC Barcelona se haya manifestado en contra solo honra al club y su directiva.

Hoy España será más injusta

Lo más probable es que hoy conozcamos la sentencia a los presos políticos por el Procés y que por el contenido de esa sentencia tengamos una prueba más de que la justicia española es injusta, es vengativa y solo entiende la prevención a base de machacar al débil. Cualquier cosa que no sea la absolución porque no hubo delito (y los que están presos o exiliados saben que se cuidaron mucho hasta de mantener la bandera española en las instituciones) será una pésima noticia pero será, también, la noticia esperada después de dos años de prisión preventiva injustificable. Solo queda ya contener la rabia y solidarizarse.

Podemos no da cuentas

A partir de estas líneas todo lo que escriba se quedará viejo antes de que alguien lo lea porque el tema del día, no puede ser de otra manera, será esa sentencia. Es lo único malo de colaborar con un periódico, este tipo de días en los que sabes que lo que publiques no servirá porque la actualidad te lo aplasta. Así que tiro de temas atemporales, como que Podemos lleve 20 meses (con sus dos campañas) si publicar en su web sus gastos e ingresos, como se comprometió. En El Independiente, además, leemos: “‘El día que alguien investigue cuánto cobra realmente la ejecutiva de Podemos va a ser curioso’, responde un senador de Más País”.

Sánchez sufre lo que no arregla

Por supuesto, soy consciente de que el aislamiento histórico de Teruel (o de Extremadura) no es culpa de Sánchez. Pero también tengo bastante claro que su inacción mientras busca el resultado electoral perfecto (que además no se va a dar) no ha ayudado en nada a solucionar los problemas de su España. Así que tiene algo de gracia y mucho de desgracia que el propio Sánchez haya tenido que volar a Valencia para llegar luego por carretera hasta Teruel, cómo no, a dar un mitin el jueves (día laborable, por cierto, para un presidente en funciones). Más claro, imposible: menos mitin y más soluciones es lo que necesitan allí.

Para vivir así…

En Bruselas los políticos ganan mucho dinero, sobre todo para lo que es un sueldo medio en Euskadi, pero les aseguro que muchos de ellos también trabajan muchísimo. Hay dos tipos de visitas al Parlamento Europeo: las que haces como turista y las que te hacen a calzón quitado, en las que te cuentan cómo las relaciones familiares se resquebrajan por las jornadas inhumanas y cómo las intrigas palaciegas se devoran a sí mismas. Fíjense en esto de República.com: “La presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, vivirá en una pequeña vivienda de unos 25 metros cuadrados junto a su despacho”.

Estos viven mejor

Los que viven mejor que von der Leyen son estos otros políticos españoles: “Más de la mitad del Gobierno de Andalucía cobra las indemnizaciones por vivienda que PP y Cs querían liquidar en la oposición. La Junta gasta en tres meses 33.897,74 euros en pagar el alojamiento de siete consejeros y consejeras del Gobierno de Juanma Moreno”. Y olé. Así hacen política algunos: prometen ahorro y luego mantienen el dispendio. Por cierto, nos enteramos de esto la misma semana en la que sabemos que estos mismos partidos se han negado a prohibir las casas de apuestas frente a los centros escolares en Andalucía.

Y va Errejón, y se hace un Iglesias

Cuando todo el viendo le era favorable a Errejón, empezando por el mediático de los que van de progres, va el ex de Podemos y se marca un Pablo Iglesias: Clara Serra, que fue su número dos en Madrid (es cierto que en contra del criterio del propio Errejón) anuncia que deja Más País. Solo hace unos días Alfredo Pascual ya anunciaba en El Confidencial el lío que se le venía al que fue apartado por Iglesias: fuentes internas de Más Madrid anticipaban el choque de trenes, básicamente, por las formas de Errejón, al que acusaban de arrinconar y despreciar a quien no es de su confianza, como Clara Serra.

Tanto da PSOE como PP

Y mientras nos entretenemos viendo a la izquierda devorarse y a Rivera, hundirse en la derecha (que por otro lado, servirá al PP para reforzarse y a Vox para mantenerse), la realidad es que Sánchez hace lo que le da la gana desde su posición “en funciones”: “Interior envía a decenas de antidisturbios a Cataluña ante la inminencia de la sentencia del ‘procés’” (República.com). ¿Qué más da Sánchez que Rajoy? ¿Qué más dará Casado que Sánchez? Si todos hacen lo mismo ante el conflicto catalán: enviar policía y amenazar con el 155. Y todos carecen de lo mínimo: empatía y capacidad de diálogo y negociación.

Y tanto da PP como Más País

No soy ningún exagerado: ¿qué diferencia hay entre que Casado imponga sus listas al PP vasco a que lo haga Errejón, como hemos visto más arriba y en Bizkaia? Ninguna. Y les diré más: entre los planteamientos políticos hay mucho maquillaje para destacar lo que les separa pero la piel es centralista y dura en ambos casos. Y ya se pueden rasgar las vestiduras los que van de progres, que les conocemos bien. Eso es lo que tenemos… Y lo que tienen: ¿qué va a vender ahora Alfonso Alonso, que solo sabe volcar contra el lehendakari Urkullu la frustración que le genera Casado, que ha vuelto a dictarle las listas?

Girauta entra en campaña

Mucha sopa de letras en la España política… Pero el caldo es el mismo: unos dictan sus listas en Euskadi, otros tienen la misma posición contra Catalunya. Y como cucharada de muestra, Girauta, que después de pasar por PSOE y PP, y acabar en Ciudadanos, después de colaborar con los Peones Negros en Madrid que se empeñaban en vincular al 11-M con ETA, entra ahora en campaña, en plan matón salvapatrias, calificando así al PSC: “Un partido de lameculos paniaguados mezclados con ladrones pijos. Traidores, acomplejados, inmorales y nacionalistas dedicados a servirle a Pujol la cabeza del área metropolitana”.

La supercarrera ya ha empezado

Aunque les parezca difícil de creer hay personas que disfrutan corriendo 100 kilómetros en el desierto del Sahara en solo tres días. Entre ellas, Begoña Beristain, directora y conductora de Mendirun en Onda Vasca, una de las nuestras y una de las buenas. Junto a Bego, un bilbaino en la expedición: Denis Larrea. Ambos intentarán completar la carrera y el reto, y lo harán, estoy seguro, con el mejor ánimo posible. De momento, su periplo ha comenzado (en realidad, empezó mucho antes, con meses de duros entrenamientos) y lo pueden seguir, cómo no, en el Instagram de los corredores. Por cierto, llueve en Túnez.