Borja, ¿qué nos estás contando?

A Borja Sémper el acuerdo del PP con Ciudadanos le parece bueno. A Vox, también. Tanto que va a apoyar a ambos partidos para que lleguen a la presidencia del parlamento y del gobierno andaluz. Entonces, ¿qué nos ha estado contando hasta ahora el candidato vasco del PP, cuando protestaba más alto que con fuerza por el posible pacto de su partido con la extrema derecha? ¿O qué pretende contarnos ahora? ¿Qué ha cambiado, en definitiva, en los hechos para que cambien los discursos? Lo que permanece constante es que algunos se creen más listos (y molones) que los demás.

Cara de hormigón armado

Reconozco que llevo muy mal que los políticos nos tomen por tontos, que se crean que no tenemos memoria, ni capacidad de crítica o análisis, que somos borregos capaces de comer hoy pienso de un tipo y mañana, de otro, solo porque nos lo sirven ellos. Así que la cara dura de Alfonso Alonso me ha indignado, no solo porque haya sido capaz de sugerir que el PNV está dispuesto a pactar con Vox, sino porque es su partido el que se ha entendido con la extrema derecha después de que él haya laminado a todos los posibilistas en el PP vasco colocando e incluso fichando perfiles mucho más duros.

Nada ha cambiado

Las siglas PP hoy corresponden, más que nunca, a PariPé. Porque ni se indignaron ante la propuesta de Vox ni se soliviantaron algunos barones. Hoy está claro que todo fue parte de una puesta en escena en la que la derecha (PP y Ciudadanos, que ya verá cómo se lo explica a Verhofstadt) se asombraba ante las exigencias de la extrema derecha para pasarles el cepillo y acabar llegando todos a un acuerdo. Pero como bien resume César Calderón en Twitter: “El cambio fundamental desde el documento de ayer de Vox hasta el de hoy del acuerdo es fundamentalmente de tono, el espíritu es muy similar”.

El guion marcado

Un gaztetxe es recuperado en Iruña sin que medie desalojo porque los okupas, simplemente, no estaban. Asirón gobierna la ciudad y el departamento navarro de interior están en manos de Bildu, pero los okupas que no okupan y los grupos que les apoyan señalan a Uxue Barkos, una independiente de GeroaBai, y al PNV en Navarra. ¿Por qué? Por exigencias del guion, por supuesto, y porque algunos en Nafarroa se piensan, como el PP en España y en la CAV, que no nos damos cuenta de nada, tampoco de lo poco que les importa a los que escribieron el guion y lo interpretan que todo esto le venga de maravilla a UPN.

Comisiones Cuñadas

Un error lo puede cometer cualquiera, incluso una organización con más de 50 años de historia puede cometer uno bien grande, como CC.OO., que ha convocado junto a UGT “dos horas de paro por turno” contra la reforma laboral el 8 de marzo, fecha en la que el año pasado las mujeres protagonizaron una huelga histórica. El error puede ser de planteamiento o de comunicación, pero en el error no se puede ahondar, como hizo el community manager de CC.OO. en Euskadi, señalando, como un cuñado típico de chiste, a quien lo había difundido mal porque, claro, nosotros no sabemos. Solo sabe él.

Los premios Trump

Donald Trump ha decidido otorgar los “Fake News Award”, algo así como los premios a las noticias falsas, siempre según él, y los ha repartido entre los más críticos contra su presidencia. Básicamente, es un modo de ponderar a quién tiene más ganas este presidente. Los receptores, como Paul Krugman, así lo han entendido, y han recibido estos galardones (que solo son nominales) con agrado. Ser señalado por este personaje como molesto tiene que ser un gran honor.

El mal que no mejora

Solo ha pasado un año desde que el millonario accedió a la Casa Blanca y en este tiempo tiene un logro en su haber: dar la razón a sus críticos diariamente. Lo último (de momento): ha contradicho a su jefe de gabinete después de que éste admitiera que no iba a haber un muro a lo largo de toda la frontera mexicana y que las ampliaciones del que ya hay no las pagaría el gobierno del Sur. Trump ha llevado la contraria airadamente a John Kelly, cómo no, en Twitter. Una crisis más.

Un paso adelante

Mucho más cerca y ya hablando de un tema que nos toca directamente, tenemos algo que celebrar: el paso que ha dado Joseba Asiron, alcalde de Bildu, colocando placas en memoria de las víctimas de ETA señalando, además, su condición. Al respecto, Jorge Nagore acierta en su tuit cuando comenta las críticas a Asiron porque “omiten que fueran asesinadas”. La decisión del ayuntamiento de Iruña es muy positiva, un paso adelante importante y al que no hay que restar relevancia. Al contrario.

El Bitcoin… ¿Cae?

No he invertido en bitcoins (aunque estas semanas me lo han preguntado varias veces, para mi sorpresa) ni creo que lo vaya a hacer. No se dejen llevar por las apariencias: echo de menos la cartilla de papel y no me gusta la consulta on-line de mi cuenta. Pero aunque no me fíe sé que el Bitcoin es hoy por hoy un éxito y que las caídas que han anunciado estos últimos días son relativas: quien haya invertido antes de septiembre sigue recogiendo buenos beneficios de momento.

Qué porno hemos consumido este año

Ya les he hablado en esta columna de la importante presencia del porno en Internet y que, dentro de este sector, Pornhub es una web que comunica de un modo diferente. Esta semana ha hecho público los datos de consumo de 2017. Dos apuntes: no crean que las búsquedas “porno para mujer” y “lesbianas” responden a otra cosa que al morbo masculino. Y el segundo: el tiempo de permanencia medio en la web no llega a los 10 minutos. No hace falta que les cuenta más, ¿verdad?

Lo que la banca nos debe

20150708_banca

Los bancos están dejando agujeros en las comunidades de propietarios hasta alcanzar los 445 millones de euros en el conjunto del estado español, “lo que supone el 24% de los 1.845 millones de euros de la morosidad a nivel global” (‘El Confidencial’). Cuando un banco se queda con un inmueble no atiende a los pagos (que sí tienen que hacer el resto de vecinos) hasta que no lo vende. Mientras tanto, somos los ciudadanos de a pie los que pagamos cuotas y derramas por un lado, y comisiones bancarias por otro.

Rajoy pone de mal ejemplo a España

¡Esta sí que es buena! Mariano Rajoy ilustró en ‘Telecinco’ la mala situación de la economía griega con cifras que mejoran la pésima situación de la española: “Grecia debe mucho dinero, algo más del 90% de su PIB, es como si en España debiéramos 900.000 millones de euros, que una cifra astronómica”, dijo. Pero la realidad es que “la deuda pública española alcanzó el 98% del PIB en el primer trimestre, lo que supone 1,046 billones (millones de millones) de euros” (‘Bolsamanía’).

En Podemos también quieren primarias de verdad

En ‘La Voz Libre’ leemos que más de 500 firmas de personas relevantes vinculadas a Podemos, entre las que destacan las de “Teresa Rodríguez (líder del partido en Andalucía) y Laura Pérez (Navarra), el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’; la presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas; la vicealcaldesa de Oviedo, Ana Taboada, los eurodiputados Lola Sánchez y Miguel Urban y personalidades afines como el actor Alberto San Juan y el músico Nacho Vegas”, piden un sistema de primarias que prime la representación territorial frente al centralismo de Madrid que pretende Pablo Iglesias.

Y en UPyD, igualdad de oportunidades

En ‘Estrella Digital’ hemos encontrado las duras acusaciones de Irene Lozano sobre el proceso interno de UPyD. La principal candidata alternativa a la lista continuista (en la que se integra Gorka Maneiro) “ha denunciado las ‘muchas dificultades’ con las que se está encontrando (…) ‘No se puede decir que la campaña esté transcurriendo en términos de igualdad para todas las candidaturas’ (…) Ha explicado que sigue sin recibir datos sobre el número de afiliados desglosado por provincias, para poder priorizar las acciones con afiliados ni sobre los medios materiales y humanos de que dispondrán las candidaturas durante la celebración del Congreso Extraordinario, ni sobre quién tomará la palabra en los actos previstos durante la jornada”.

Que la Ikurriña deje de ser noticia

Primero, los que se ocultaron para izar una bandera que solo se puede alzar con la cabeza alta. Después, los que se toman peor que mal que esa misma bandera, la Ikurriña, haya sido exhibida con plena normalidad en el balcón del ayuntamiento de Iruña (como vemos en el “progre” ‘Público’). Por culpa de unos y de otros llevamos ya varios años haciendo que un símbolo se convierta en noticia para mal. Por suerte, el sentido común parece que se impone poco a poco, y durante esta legislatura, por lo menos, la Ikurriña dejará de ser noticia porque, sencillamente, estará ahí sin molestar a nadie.