El poder de la televisión

Ni Internet ni los periódicos: la entrevista-masaje de Pablo Motos a Santiago Abascal en El Homiguero influyó en los buenos resultados de Vox el pasado 10-N. No solo en ese momento la tele tuvo algo que ver: la retransmisión de la exhumación de Franco incluso activó la transferencia de voto de PSOE y Podemos a Vox. Y César Calderón también cita un tercer hito que fue ampliamente cubierto por los informativos de televisión: la sentencia a los presos políticos catalanes. Este tipo de datos y de lecturas nos tienen que ayudar a pisar suelo y tomar decisiones para dejar de alimentar al monstruo.

Cuidado: el Rey va a trabajar

Parece una noticia de El Jueves pero lo es de El Confidencial Digital: en Zarzuela están un poco preocupados con el encaje de la agenda de Felipe VI que tendrá que recibir a 19 portavoces parlamentarios en pocos días. Imagínense el horror: levantarse 19 veces, estrechar la mano 19 veces, tocar a 19 plebeyos, asentir varias veces durante 19 entrevistas y despedirte 19 veces esperando 19 genuflexiones… Agotador. Igual hasta suda. Menos mal que algunos se autodescartarán para evitar la foto de la pleitesía, eso dará al Borbón un poco de margen para recuperar el resuello e igual echar una siestecilla.

Bien por Daviz Muñoz

Nunca he comido en Diverxo y dudo que lo haga porque cada día más valoro la técnica sobre la innovación por la innovación, y el personaje me cae mal como todos los que son pretenciosos. Pero reconozco que su respuesta en Twitter a una clienta me ha sorprendido tanto como me ha agradado: “Cerramos sábado, domingo y lunes desde enero para que el personal descanse y yo pueda atender mis otros restaurantes”. Así se hacen las cosas, también en hostelería, y no estirando turnos, despreciando el descanso o confundiendo el cansancio con la falta de compromiso. Esta sí es innovación de la buena.

La bicoca de Madrid

La comunidad de Madrid presume de una fiscalidad baja pero una recaudación meritoria como si la capitalidad del reino no fuera un factor determinante. Pero ahí siguen: robando patrimonios y sedes sociales al resto de España (también a Euskadi y Catalunya) con su dumping fiscal y su centralidad administrativa. “59 de las 83 mayores fortunas de España, las únicas que declaran un patrimonio superior a los 100 millones de euros, residen en la Comunidad de Madrid” gracias a que el impuesto sobre el Patrimonio está subvencionado al 100% (La Información). Luego reclamarán la solidaridad de los demás.

El medio siempre es el mensaje

La gran jefa de YouTube, Susan Wojcicki, ha reconocido que no deja que sus hijos vean YouTube. Solo su versión para niños y solo durante un tiempo determinado, según leemos en Trecebits porque, según ella misma, “demasiado de cualquier cosa no es una buena cosa”. Especialmente, de YouTube, web cuyo sistema de recomendación de vídeos te lleva a contenidos cada vez más escabrosos. Solo hay que pasar el tiempo suficiente en YouTube para acceder a los vídeos que no querríamos ver y a los tutoriales que no deberían existir. Esto lo sabemos y lo saben. Por eso Wojcicki hace lo que hace en su propia casa.

No es el paseo hasta el colegio electoral

Una vez certificada la defunción de la legislatura, en Twitter hubo división de opiniones sobre el 10-N: muchos animaron a no ir a votar y aseguraban que votar al PSOE era admitir que te siguiesen tomando el pelo, y otros apostaban por seguir siendo ciudadanía activa y comprometida, como Pepe Colubi: “Cuatro elecciones en cuatro años y se teme la desmovilización del electorado y el aumento de la abstención. Votar una vez al año es demasiado para el votante español. Esa perezosa desidia. Mucho curro. Se le hace bola”. Colubi no ve que el desánimo es por los que se presentan, no por los que elegiremos.

No pudieron, ¿podrán?

Creo que el PSOE no ha medido bien sus fuerzas antes de llevarnos de nuevo a una campaña electoral, pero también creo que serán los que tiene enfrente en España (Casado, Rivera, Iglesias y Abascal) los que harán a Sánchez ganador de las elecciones. Por la izquierda parece que lo tendrá fácil porque en Podemos siguen buscando el récord Guinness de velocidad en el proceso de descomposición de un partido político: según Electomania, en Andalucía, Teresa Rodríguez planearía presentarse por su cuenta, y en Madrid, Errejón tantearía la posibilidad de extrapolar Más Madrid. Quien calculó fatal fue Iglesias.

Vox, contra los consensos

Vox es tan rancio que no va a poder surfear la ola de populismo que se le aproxima. Como bien sugería César Calderón en Twitter: estaba el mejor colocado para decir que el establishment no se pone de acuerdo y que ellos son la alternativa para los más cabreados. Por suerte, no parecen tan listos, sino todo lo contrario: “Vox no irá al minuto de silencio por la mujer asesinada porque es ‘una campaña propagandística’”, tuiteaban de un modo directo desde la Cadena SER. No hace falta más de línea y media para dibujar a Vox y a las personas incapaces de empatizar que por ese partido se presentan.

Montoro se perpetúa

La parálisis política a la que nos condena el PSOE tiene muchos efectos colaterales: España lleva sin presupuestos dos años, y así, son los de Montoro y Rajoy los que siguen vigentes. Hay que decirlo todo: de esto los principales culpables son los diputados de ERC que no votaron a favor de unos nuevos y dieron la excusa a Sánchez para convocar elecciones después de haber ganado la moción de censura. Pero así va España: sin posibilidad de mejorar el gasto, con los ministros esperando eternamente y con una crisis económica llamando a la puerta. Y todo para que el 11 de noviembre sigamos igual… O peor, con el trifachito.

La nueva política era la falta de entendimiento

Por supuesto que en esta situación echamos de menos a políticos como Rajoy (pero sin toda la corrupción de su partido, claro). Al final, la principal diferencia entre la vieja política y la nueva (y Sánchez es nueva política porque ha acabado con toda la vieja guardia del PSOE) es que ahora es mucho más difícil alcanzar acuerdos y que esto sucede por las rivalidades personales de los nuevos políticos. Quienes se presentaron como nuevas bisagras (Rivera) ahora echan balones fuera, y los que quisieron asaltar los cielos no evitan las trampas más pedestres. Lo peor es que ninguno de ellos ha pensado en dimitir.

Las series, en la tele

Tuitea César Calderón con su habitual retranca que “hemos pasado de la democracia participativa a la democracia guionizada”, en clara alusión a “la batalla del relato” que mantienen PSOE y Podemos. Una batalla que resulta ya intragable. Miren: las series sobre política en la tele, mejor sobre política estadounidense y completamente de ficción. Esta escenificación permanente en los medios y, lo que es peor, en Twitter, de cómo va (o no va) todo es cansina, aburrida, desmovilizadora y descorazonadora. Si alguien quiere negociar, avanzar, progresar de verdad no hace lo que estamos viendo.

Lo que nos jugamos de verdad

“Hablan sobre programas de gobierno a las puertas de una nueva crisis que llegará con nuevas exigencias de Europa. ¿Qué van a hacer cuando lleguen? Ahí debería estar el debate”. Mejor no puede colocar el marco (como dicen los expertos en comunicación política) el periodista Roberto García. Esto es lo que nos jugamos de verdad en España, en Euskadi, en Catalunya y en Europa: nuestra capacidad de respuesta ante una nueva crisis con todas las medidas ya tomadas y muy poco margen de maniobra. Me da igual que el gobierno sea de coalición o no, quiero saber qué proponen para lo que ya tenemos encima.

Que lo hagan ya

Porque pueden ponerse Sánchez e Iglesias tan estupendos como quieran, pueden intentar convencernos en los medios de que su postura negociadora es más legítima que la del otro gallo, pueden ir a las elecciones a pelearse por ese puñado de votantes que se considera de la verdadera izquierda, que no van a poder hacer casi nada de lo que prometen: “El BCE avisa: España no tiene margen ni para subir gasto ni bajar impuestos”. Y en noviembre o diciembre (que ya será enero con lo que alargan las negociaciones dejándose mensajes en los medios Pedro y Pablo), el margen será menor.

Asumir lo inasumible

¿Acaso cree Sánchez (primer responsable de esta parálisis) que la paciencia de los votantes es infinita? Y no me refiero a que las cuatro elecciones generales en cuatro años (más las municipales, forales, autonómicas y europeas que hemos celebrado en este ciclo), me refiero a todas las OPE pendientes, inversiones, planes de desarrollo, incentivación y activación económica, o la legislación sobre nuevos problemas (desde la vivienda turística a criptomonedas). Sánchez (como presidente en funciones) no puede asumir esto: “Calviño admite que no habrá mejoras del rating de España hasta no tener Gobierno”.

Una competición de verdad

Son pasos demasiado pequeños y todos llegan tarde, pero vamos dándolos: en la web de Mundo Deportivo hemos leído la cara de la Liga Iberdrola de fútbol ya el Barcelona ha estrenado su nuevo vestuario exclusivo para el primer equipo femenino (a ver si cunde el ejemplo más cerca). Pero también la cruz: el Zaragoza acusa a la federación aragonesa de haber primado un Segunda B masculino a un Primera femenino al otorgar el campo al primero en vez de al segundo. Desconozco los motivos, pero sí conozco la necesidad de que todos nos creamos que ellas juegan igual y con las mismas cartas.

Sí, se trata de Igualdad

Me gusta el fútbol entre otros motivos porque sirve para explicarnos como sociedad. No estoy siendo banal: la situación de algunos estadios o la formación de algunos clubes son muy ilustrativas. Hoy el fútbol, y en especial el Mundial Femenino, también nos pone delante de lo que somos con noticias como la que Dori Toribio enlaza en Twitter desde el Washington Post: “La selección femenina de EEUU demandó a la federación de fútbol por discriminación. ‘Pese a tener un éxito mucho mayor que la selección masculina, las mujeres han tenido que ir a juicio para intentar conseguir igualdad salarial’”.

También ante la Ley

No creo que en Vox haya grandes estrategas: la conexión que logran con una parte importante de la sociedad española es porque existe esa tipología de votante. Es decir, su éxito se basa en hacer lo que les sale porque hay muchos, demasiados (tratándose de lo que se trata), que estaban esperando que alguien hiciera eso mismo. Por ejemplo, cambiar un cuadro en el que se puede leer que “todos somos iguales ante la ley” por uno con el retrato de Felipe VI, que puede representar todo lo contrario. Es lo que ha hecho José Ignacio Arias, de Vox y vicepresidente tercero de la Asamblea de Madrid gracias al PP y Ciudadanos.

Albert Rivera enseña el Hola como respuesta a todo

No me lo creo: no puede ser una casualidad que la semana que Ciudadanos empieza a reunirse y pactar con Vox, justo sean portada del Hola las fotos de Albert Rivera y Malú, y que además estas hayan sido casi regaladas para que no haya lucro por parte de nadie. Igual soy muy mal pensado, pero me parece que el de Ciudadanos quiere dárnosla con queso y que hablemos de su relación de pareja y no de sus relaciones con la derecha más a la derecha en España. Una pena que a periodistas tan experimentadas como Ana Rosa Quintana se la hayan colado, si las cosas son como creo. Porque, se la han colado, ¿no?

“Un error que les acompañará”

Estoy seguro de que uno vive más tranquilo cuando puede echar la culpa de todo lo malo siempre a los demás. Estoy seguro, también, de que en la izquierda de Madrid, pese al desastre electoral, están todos muy tranquilos precisamente porque echan la culpa de todo lo malo a los demás para vivir mejor. Solo hay que leer las declaraciones de Carmena o los tuits de Pablo Iglesias e Iñigo Errejón: “Han cometido un error que les acompañará” decía el ex de Podemos, ¿sobre la izquierda de Madrid? No, sobre la derecha y la extrema derecha, que se han unido. Recuerden: la culpa siempre es de otros.

No es una broma aunque lo parezca

César Calderón se hace eco en Twitter, no con poca retranca, de la última de Donald Trump que, aunque lo parezca, no es ninguna broma o una parodia: el presidente de EE.UU. mantuvo entre sus manos durante 40 minutos de intervención un documento que se supone que contenía un acuerdo secreto entre su país y México. Un documento que iba girando y que iba siendo fotografiado y filmado por los periodistas para intentar captar algo en los contraluces. Así, a la ligera, se toma Trump la vida y la presidencia y, pese a ello, ha llegado a tener una torre con su nombre y vivir en la Casa Blanca.

Lo importante

El conflicto que llevamos arrastrando sobre cómo intenta atajar el gobierno de Pedro Sánchez el exceso de horas extras lo ha definido mejor que nadie Jorge Matías: “Solo tenemos una vida, y es demasiado valiosa como para desperdiciarla con horas extras sin pagar”. Es así de sencillo, y acabar con este abuso es tarea de todos. Creo que la apuesta de Magdalena Valerio por el fichaje es claramente insuficiente ya que acercarse a fichar para seguir en el puesto de trabajo es una opción realmente sencilla. Esto va más allá: hace falta concienciación y frenar a quienes se han acostumbrado a tratar con esclavos.

Esto sí está bien

Sigo sin creerme a Borja Sémper. Me sigue pareciendo un político que esconde lo que sabe que no gusta pero a él no le incomoda, y eso me suena más a engaño que a cualquier otra cosa. Pero también creo que solo habla bien de él reconocer la labor del responsable de su campaña, la que le ha llevado a ser el único candidato del PP que ha ido a más… Escondiendo la marca del partido (no abandonándolo, que es diferente). El televisivo Juan Baroja con apoyo de César Calderón, como este último también ha reconocido en Twitter, son los responsables de una excepción. Y vistos los resultados solo cabe felicitarles.

Exhibiendo la ignorancia

No he entrado en el link para no generar tráfico en OK Diario, y les invito a que no lo hagan porque tampoco hace falta ya que el titular que tuitea Eduardo Inda ya lo dice todo: “La tesis de Errejón tiene más de 200 párrafos autoplagiados de siete artículos suyos”. Primero, no existe el autoplagio, esa idea es una tontería importante. Segundo, mucho menos existe en una tesis doctoral: cualquiera que se haya acercado a una lo sabe. Tercero: lo que sí existe, por desgracia, es el panfleto que se hace pasar por medio de comunicación y el mamporrero que se hace pasar por periodista. Qué asco.

Sí, «obrones»

Ya saben que me gusta encontrar en Twitter, Instagram o, en menor medida, Facebook, a esas personas que no son estrellas en sus pequeños ecosistemas digitales pero dan en el clavo. Por ejemplo, Miguel, que analizaba la derrota de Carmena de un modo descarnado y desde posiciones próximas a la alcaldesa: este tuitero recomienda a la izquierda que se sacuda los complejos y, sobre todo, las ideas prefijadas, y que sea consciente de que el gasto millonario en “obrones” es necesario muchas veces para atajar problemas complejos en las ciudades. El rechazo de la izquierda a esta evidencia solo perjudica a la propia izquierda.

Mirar para otro lado es delito

Aunque no me fío nada de las “lecciones” que regalan en Menéame cada día, esta vez tengo que traerles este relato de un abogado (o procurador): su cliente ha denunciado a una chica que compró un iPhone por 200 € y asegura no saber que era robado. Pues bien, la jurisprudencia parece clara: “El tribunal no se chupa el dedito. Sabe que no eres subnormal, sabe que nadie da duros a cuatro pesetas, y sabe que tú lo sabes”. Esa es la conclusión del autor del post (bastante bien escrito, por cierto), que recomienda algo lógico: que no compremos material que sospechamos que es robado porque, además, es delito.