Cara España

420.000 € cuesta solo el desfile de Madrid y más de 800.000 los actos organizados en toda España por el Día de la Hispanidad, una fiesta llamada a convertirse este año en una victoria más que simbólica y más que moral sobre Catalunya. Me gustaría conocer el desglose del presupuesto porque poco dinero me parece después de la campaña de publicidad que han encargado, a lo grande, y que todos hemos sufrido, y por si contempla el propio gasto militar.

Colón ya no es querido en América

Del mismo modo que hoy España celebra una victoria sobre Catalunya que, a mi juicio, no sufrió ninguna derrota, España siempre ha celebrado el 12 de octubre no un descubrimiento ni una llegada, sino el inicio de una invasión, por lo que parece, no exenta de crueldad, derramamiento de sangre ni imposición. Pero en América se revuelven y lo hacen cada vez de un modo más visible: aparecen en EE.UU. estatuas de Colón decapitadas o con pintadas de “genocida”.

¿Con quién empatizas?

Un usuario de Twitter ha hecho parte de mi trabajo capturando los tuits de Jordi Évole y Gorka Otxoa en los que coinciden: la frustración por la suspensión de la independencia que anunció Puigdemont fue mayor en los españoles que querían confrontación. En una foto añadida al mismo tuit se ve, sin embargo, a una independentista llorar. Yo creo que Évole, Otxoa y otros muchos se equivocan porque no son capaces de empatizar y ponerse en la piel desea chica catalana.

Una tontería histórica

El 11 de octubre, con la marea dejando paso a la resaca, en La Información tuvieron el valor de titular: “El Barça presenta unos presupuestos históricos sin saber si sigue en la Liga”. En el cuerpo de la noticia ni una sola referencia al peligro que estaría corriendo el Barcelona de abandonar la competición a mitad de temporada. Nada. Pero en el titular intentan colarnos una mierda que, a estas alturas, es ya motivo de guasa. Y quien se lo tome en serio se retrata.

Por cierto, en España…

El pulso que ha mantenido Puigdemont, y la colaboración de los equidistantes y los medios que hacen el caldo gordo, han permitido a Rajoy tapar sus vergüenzas durante meses. Corrupción, datos del paro, hucha de las pensiones… Y un conflicto vecinal en Murcia del tamaño de unas obras del AVE. Muchos murcianos han protagonizado una auténtica revuelta contra el Estado porque las vías cortaban la ciudad y dejaban barrios apartados por falta de soterramiento.

La insoportable levedad de Internet

2016-09-17_122455

Opino con total humildad que el actor Gorka Otxoa se equivoca cuando retuitea a sus 67.200 seguidores el vídeo de un concejal vasco (que he borrado del pantallazo) que, evidentemente, se ha pasado de cervezas, y añade: “Acojonante vídeo q sirve para hacerse la idea de lo intocables q se sienten” (sic). De verdad que no creo tenga nada que ver haberse tomado cinco cañas y sus consecuencias, con la impunidad con la que, evidentemente, se han desenvuelto Bárcenas, los de los ERE, la familia Pujol y el representante de IU en el consejo de Caja Madrid que sacaba regularmente un sobresueldo en metálico en un cajero con su tarjeta “black”. Entre algunos otros.

El protagonista del vídeo ha cometido un error. ¿Y qué? Solo porque es político su equivocación tiene que costarle un escarnio público agigantado. Ese chico, del que se están dando nombre y dos apellidos, tiene aita y ama, desconozco si tiene mujer o marido e hijos o hijas. Pero creo, sinceramente, que el vapuleo que está recibiendo es desproporcionado respecto al motivo en la España política de hoy. Cada día tengo más razones para ratificarme en que eso de “empoderar” por medios on-line se nos ha ido de las manos. Había hasta “evangelizadores” del asunto. Y no estoy bromeando.

Yo cometo errores. ¿Ustedes no lo hacen? ¿Y las miles de personas que han tuiteado y compartido el vídeo? También bebo cerveza. Hace tiempo que no lo hago, pero, sí, me he tomad hasta cinco en el mismo bar. Pero ahora, en cualquier momento, alguien te graba un vídeo con una calidad de imagen más que aceptable y, si tienes la mala suerte de que las circunstancias no te acompañan, te puede hacer un daño tan gratuito como incalculable.

Me alejo de la política con otro ejemplo: seguro que recuerdan a aquella chica joven que, divertida, se quitaba la camiseta del Athletic y nos enseñaba a todos sus tetas. Al final, la chica resultó ser menor de edad y denunció que no grabó ese vídeo con libertad, y el empresario del porno que tomó las imágenes y, al parecer, fue el primero que las envió por WhatsApp, sigue en la cárcel. Fueron muchos los que reenviaron ese vídeo pero dos personas y sus respectivas familias sufren las consecuencias de que aquel archivo fuera tan fácil de copiar y pegar.

Esta misma semana sabemos que una mujer se ha suicidado en Italia porque su ex novio ha difundido en Internet imágenes de ella manteniendo relaciones sexuales con otros hombres. Y los casos de ciberacoso ya no son noticia a menos que terminen especialmente mal. También hay casos como el de Olvido Hormigos que, con la ayuda de Telecinco, no hace ningún favor a la prevención en riesgos sobre Internet.

“Empodera, que algo queda”, parece que piensan algunos que esperan que siempre les quede, por lo menos, un puñado de followers nuevos. Y lo que hagan con contenidos especialmente delicados quienes no tienen la suficiente inteligencia como para hacerse preguntas básicas, ¿qué más dará? Ojo, no intento patrimonializar el control de la información: han sido profesionales los que han decidido publicar en sus webs de noticias el vídeo con el que empezaba la columna. Pero sí estoy convencido de que, en Internet, quien controla a los tontos tiene el poder, de que quienes los controlan saben lo que hacen, y de que no juegan limpio.

Se va el mejor

20140722_mejor

No es un tópico. El cine vasco, y más allá de nuestras fronteras, llora la pérdida de Álex Angulo, un actor en el que, por lo visto en las reacciones de Álex de la Iglesia, Koldo Serra, Gorka Otxoa, Bárbara Goenaga, y también Santago Segura o José Coronado, su gran humanidad competía con su enorme talento. Generoso, entrañable y reputado, su fallecimiento ha generado una ola de tristeza gigantesca. Gaizka Urresti, director de ‘Bendita Calamidad’, proyecto que deja inconcluso, le despedía de la mejor manera: “Esté dónde esté seguirá haciendo de él un mejor lugar para vivir”.

Bildu se pasa

El periodista deportivo Miguel Ángel Puente fue uno de los primeros en tweetearlo, pero no el único. Me refiero a la reacción de la Federación Vizcaína de Baloncesto ante las incalificables declaraciones de Bildu sobre la falta de arraigo de este deporte en el territorio, argumento que ha usado para criticar el apoyo institucional al Bilbao Basket. Lo que le ha pasado a Bildu no es nuevo, pero esta vez sí es notorio: atacar, descalificar o judicializar cualquier iniciativa que no sea suya genera un malestar creciente en quien sí ha intentado generar espacios públicos, privados o mixtos. Así es como ha avanzado Euskadi, y no de otra manera.

“Ziapio muerto”

Casi al mismo tiempo que en la redacción de ‘Gara’ recibían el último trabalenguas de ETA, en Ordizia alguien colgaba una pancarta con la siguiente poesía: “Zipaio muerto abono pa mi huerto” (sic). Pueden verla en el Twitter del contertulio habitual, Iñigo Landa, entre otros. Curiosa “casualidad” o “contradicción”: mientras unos aseguran que dan pasos para abandonar la violencia (pasos que no muestran), otros reclamen la vía armada (bien visible). Cualquier que haya pasado cerca de algunas manifestaciones habrá comprobado que el “borroka da bide bakarrra” no se ha ido.

No es una broma

Ni es una broma ni una leyenda urbana, por desgracia: en Aralar consideran “una noticia extraordinaria” que ETA “se haya convertido en una organización civil”. ¿“Organización civil”? ¿De verdad? ¿Y cuál va a ser el siguiente paso, convertirse en asociación y pedir una subvención? ¿De verdad ETA pretende seguir interviniendo en nuestras vidas señalándonos lo que nos conviene? Y lo que es peor: ¿de verdad que tenemos que celebrar eso? Rotundamente, no. Contribuir a avanzar no significa que haya que tragar con todo. Y menos con lo que diga ETA.

Utilitarismo y albricias

Insisto en que, aunque ETA ya no mate, la organización solo merece el repudio más firme por todo lo que ha hecho… y sigue diciendo. Tenemos que mantener la cabeza fría para distinguir entre lo capcioso y lo noticioso. Que no nos pase como en Cuba, donde celebran que Rusia retome un trato de favor con la dictadura, como podemos leer en el desnortado blog de Guillermo Nova. ¿De verdad se creen en Cuba que tienen algo que ofrecer a Rusia? En absoluto, Putin solo busca ser el grano en el culo de EE.UU., y Cuba es ese país necesitado gracias al que, por cuatro rublos, va a lograrlo.