Qué cara más dura

El PSOE está aprovechando las desgracias que están encadenándose en Catalunya para hacer su campaña. Una parte, pagada por todos, como hemos visto en las redes de Sánchez y sus ministros, y la otra parte, ya con su logo: “Se abre una nueva etapa de convivencia en la que Cataluña tiene que dialogar con Cataluña (…) Ahora, España”, han tuiteado. ¿Qué demonios quieren decir? ¿Que las sentencias y la violencia policial son un cambio de etapa? ¿Hacia dónde? ¿Y ese “ahora, España” de qué va? ¿Va a imponerse España en Catalunya? ¿Más? ¿Y de qué manera? ¿Y el vídeo de risas y vinos, a qué viene?

Ya tienen lo que querían

Los que animan a que los catalanes muestren su indignación con actos violentos son unos irresponsables. También creo que son otras cosas incluso peores, pero sobre todo son irresponsables. Ahora, en Madrid ya tienen lo que querían, por eso PP, PSOE y Ciudadanos se reunieron ayer, para sacarse la foto, para hablar de “kale borroka” mientras sus votantes asientan con la cabeza y a los de Vox se les hincha la vena. Y ahora, ¿qué? Ahora los Rodríguez, los Otegi y los Permach están satisfechos porque su campaña para blanquear la losa que tienen que cargar entre todos ellos va bien.

Los de fuera no votan

¿Qué más les da a Sánchez, Casado o Rivera que en el exterior tengan claro que el catalán es un conflicto que necesita soluciones políticas, si en Europa no votan? Está claro que todos ellos piensan solo en una cosa con sus declaraciones y actuaciones: la campaña. En el caso de Casado y Rivera lo entiendo: tienen que rebañarse votos entre ellos y, a la vez, a Vox. En el de Sánchez me cuesta un poco más: ¿con quién va a pactar el PSOE a partir del 11 de noviembre? ¿Espera no tener que contar con ningún voto vasco o catalán? Entonces, ¿qué planes tiene para España? Que hable claro antes de que las urnas le dejen sin palabras.

¿Su estrategia era parecerse al PP? ¿En serio?

No recuerdo cuándo fue la última vez que estuve de acuerdo con Pablo Echenique, pero es cierto que como el de Podemos reconoce, esta vez los hechos le dan la razón: PSOE y PP están articulando discursos perfectamente equiparables sobre Catalunya. Si el tuit del PSOE que les he hablado más arriba lo firma el PP nos quedamos exactamente igual Echenique, usted y yo. Lo peor es que no es improvisado: Sánchez sabía que la sentencia saldría en mitad de este nuevo proceso electoral y su estrategia, muchos lo barruntábamos, iba a ser intentar ocupar el espacio del PP, que es lo que ha sucedido. Allá ellos.

El PP quiere decir a los jueces cómo juzgar

Pablo Casado sabe que puede decir lo que quiera del poder judicial porque este pasa por completo del PP. Cada vez que oigo eso de que los jueces españoles hacen lo que les dicen los políticos me entra la risa. Esto va de otro modo: el tribunal que ha juzgado a los presos políticos catalanes, encabezados por Llarena, ha intentado corregir la permisividad de Rajoy con el 155 blando que aplicó. Así va esto. Si la observas con detenimiento, la justicia española parece una oligarquía sustentada por tradiciones familiares y herencias del pasado, que va por libre, pero no va hacia delante, precisamente.

El 1 de octubre catalán para pedir el voto

He leído el tuit varias veces para cerciorarme de que, sí, Arnaldo Otegi ha usado el 1 de Octubre catalán para vender su candidatura. Algo que no han hecho ni los catalanes, que son los que se llevaron palos y tienen a sus políticos en la cárcel. Pero el líder de Bildu sí ha tenido el cuajo: “Ahora, Repúblicas”, concluye su tuit en el segundo aniversario del referéndum por la independencia, así, como si nada. Pero ahí está, para su vergüenza (o debería ser para su vergüenza). Y yo me pregunto: ¿volverán a vendernos que harán un grupo con ERC o explicarán por fin por qué mintieron a los vascos?

Un energúmeno no representa a nadie

Gabriel Rufián hace bien en señalar al “energúmeno” que atacó a la compañera de Telecinco durante el aniversario del 1 de octubre catalán. Por desgracia, no fue solo uno. Por suerte, no representan a nadie. Y hay que empezar a admitir que es inevitable, que hay mucha gente frustrada porque unos no han sido valientes y otros (los que hablan, además, de una sociedad fracturada) han tensionado y tensionan todo lo que pueden para que la cuerda se rompa, y que es difícil canalizar esa impotencia… Que pagan los periodistas que tienen que hacer su trabajo (aunque a veces este solo sea intoxicar).

Un tuit que define una política

Hace un par de días Pablo Echenique tuiteó: “Para tener sanidad pública de calidad, derechos laborales o alquileres asequibles, para hacer una revolución verde y en la economía de los cuidados, hace falta atreverse a mirar a los ojos a los poderosos. De esto van las elecciones. Lo demás es ruido”. Sin quererlo, ha demostrado todo lo que miden mal en Podemos: las elecciones no van de ser valientes. Solo desde el gobierno se puede ser valiente. Y si no quiere ruido lo mejor que puede hacer Echenique es callarse, porque sus tuits no ayudaron a romper el bloqueo negociador, precisamente.

España, siempre

Ese es el lema de Vox para la campaña pero yo lo cambiaría por: “España, nunca” porque España nunca defrauda. Tomen nota: los tres jueces que han exonerado al coronel del ejército español Francisco García Santaella “consideran acreditado el delito de narcotráfico” por el que recibió 120.000 euros, pero no pueden condenarlo porque ha prescrito y porque el hachís que ayudó a introducir no superaba los 2.000 kilos que permitirían juzgar el caso de otra manera. García Santaella cometió este delito en 2005 pero no fue denunciado hasta diez años después. Hoy no tiene ninguna sentencia. Siempre así.

¡Qué troglodita!

Ya les he avisado estos días de que la caverna mediática de la que salieron a arrinconarnos a los vascos (y se fueron con el garrote entre las piernas) ha vuelto a abrir sus puertas. Ahora, pertrechados con las antorchas de Internet, aquellos nombres de infausto recuerdo vuelven al presente contra Catalunya. No solo periodistas, algunos políticos que entonces nos vendían como brillantes han regresado: Jaime Mayor Oreja ha salido de su gruta para confirmar que los hombres son hombres y las mujeres, mujeres. Y que todo lo demás, prepárense, “va contra la ciencia”. Xabier Lapitz lo define en Twitter: “Pensamiento elaborado”.

No es su imagen de campaña, pero sí es campaña

Yo mismo estuve a punto de cometer el error y contarles que el PSOE había copiado una imagen de campaña que ya usaban fuera de España, y que la había extendido hasta a los ministerios del Gobierno, pero algo tan burdo no podía ser, así que busqué una explicación y en un par de minutos la encontré: todos los socialistas mostraban su adhesión a los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU con aros multicolor. No era su imagen de campaña… Pero sí formaba parte de la precampaña. Ahora vemos que la mismísima ONU “prohíbe el uso del logo de la agenda 2030 que hacen el PSOE y el Gobierno” (Vozpópuli).

Medio millón son muchos votantes

Casi medio millón de personas ha pasado el proceso para solicitar que los partidos no le envíen propaganda electoral a su casa. Aunque defienda este tipo de informaciones, porque son muchos los que siguen comparando folletos y llevando el sobre de casa al colegio electoral, también defiendo a quienes creen estar informados en las webs de los partidos… O en los medios y las redes sociales. Lo más significativo, no obstante, es la cifra: medio millón de personas ha expresado su hastío ante una situación política española incalificable por culpa de unos partidos y unos líderes que hacen más telegenia que democracia.

Echenique, el señalado

Desde sus primeras intervenciones radiofónicas y escritos tuve la sensación de que estábamos ante un suflé. Pero muchos medios (sobre todo de izquierdas), académicos (que se creían de izquierdas) y sus compañeros (mientras estuvieron en Podemos) nos lo vendieron como un gran político. Entonces empecé a pensar que estaba sobrevalorado. Hoy, según El Independiente, Pablo Echenique es el señalado en Podemos, e incluso Pablo Iglesias reconoce que pudo ser un error enviarle a negociar en vez de sentarse él con Sánchez. La aparición de Errejón (contra el que Echenique actuó) puede acabar con su carrera política.

El fracaso energético alemán

Permítanme que no solo les hable de la política española, repetitiva y cansina, y que les traiga otros contenidos, además, más interesantes. Por ejemplo, en Xataka hemos encontrado un breve reportaje sobre el modelo energético alemán: su intención de apostar por fuentes renovables de energía se ha mostrado poco realistas, y el suyo es el camino de los posibles problemas graves que cualquier estado que quiera abordar un cambio de modelo puede encontrarse como el transporte de esa energía. Y con un debate de fondo muy interesante: ¿y si la nuclear es una energía más limpia de lo que creíamos?

Un “máster” sobre felicidad de 3.400 €

Aprender a ser feliz por 3.400 € me parece barato. Pero que no lo llamen “máster”, por favor. También me permitiré poner en duda qué va a explicar por ese dinero el yotuber Jpelirrojo además de contar cómo consiguió ser feliz él (entre otras cosas, consiguiendo que unos cuantos paguen esa suma por oír su historia). Jpelirrojo forma parte de esa clase media de youtubers que no llegaron a triunfar a lo grande pero se lo han pasado bien aprovechando una oportunidad con la que no contaban. Tras él viene lo peligroso: modelos de negocio cuestionables y muchos fans adolescentes sin capacidad crítica.

Les da igual la legalidad

Estoy de acuerdo con César Calderón en que si en Vox hubieran jugado mejor sus cartas ahora estarían bien colocados para el 10-N: podrían presentarse como el partido antiestablishment tras el fracaso del propio establishment. Por desgracia para ellos, han preferido cubrirse de una capa de caspa antes que del barniz populista que brilla mucho pero por poco tiempo (que se lo digan a Iglesias o Rivera). Sobre la exhumación del dictador, Santiago Abascal tuteó esto: “Nos da igual que sea legal o no la intención del gobierno de profanar tumbas”. A ellos la legalidad se la trae al pairo, literalmente.

¿Esto no es delito?

Quienes se andan con pocos rodeos son los del Movimiento Por España, “colectivo franquista” con el que han hablado en el digital El Plural y han respondido en estos términos: “El tiempo que tarde Franco en salir del Valle de los Caídos, es el que le queda de vida al que lo saque. (…) Vamos a defender a Franco como sea y de la manera que sea. (…) Llegará un momento en el que nos cabreemos y pasarán muchas desastres. Van a tener que poner crespones negros en muchas partes. (…) Se está poniendo la cosa muy mal. (…) Está jugando con la vida de las personas”, dice su portavoz, Eduardo Moreno.

Allá Boadella y los que le ríen las gracias

En este momento en el que los defensores de Franco se están quitando las caretas quien decida pegarse a ellos luego no podrá decir que no lo sabía. Por ejemplo, Albert Boadella recibirá el mes que viene el premio “Unidad de España” de la asociación ultraconservadora Hazte Oír (esa que Rajoy declaró “de utilidad pública”), junto a Francisco Serrano, la cara visible (y no precisamente amable) de Vox en Andalucía. Lo dicho, luego Boadella que no vaya de artista integral y transversal, que lleva años coqueteando con los más ultras. ¡Y nos lo vendieron como el paladín de la pluralidad en Catalunya!

Echenique se queda solo

Desde que empezamos a conocer a los de Podemos tuve la sensación de que todos estaban sobrevalorados. Hasta los más válidos han sido pintados como estrategas y mentes tan importantes que no hacían justicia a su verdadera capacidad. Pero el caso de Echenique cantaba. Hoy, su situación es tan complicada, señalado dentro y fuera de Podemos como uno de los principales culpables de casi todo, que hasta peligra su escaño por Aragón el 10-N. Todo dependerá de la capacidad de pegada de Errejón con la Chunta en la circunscripción. Los aragonesistas lo tenían claro: con Echenique, no.

Estamos llenos de prejuicios

La delantera del Atlético de Madrid y de la selección brasileña de fútbol, Ludmila Silva, ha colgado un vídeo en su Instagram para denunciar el acoso que sufre en los supermercados españoles, donde por su aspecto es seguida por el personal de seguridad. Si en vez de una jugadora hubiera sido un jugador con las mismas características, delantero de Atlético y la Canarinha, sin duda sería ampliamente conocido. Pero el hecho de ser mujer, negra y con el aspecto particular que lucen algunos futbolistas de élite, hace que en vez de respeto a una deportista de primera tengamos prejuicios hacia ella.

Qué irresponsabilidad

Íñigo Errejón me parece un político sobrevalorado, como todos los que estuvieron en la génesis de Podemos, pero no puedo negar que el tuit que mejor define la política española actual es suyo: “Qué irresponsabilidad”, escribió cuando se certificó, vía Rey de España (toma anacronismo y contradicción) que habría nuevas elecciones. Lo que hace Sánchez, sobre todo, y le han permitido Iglesias, Casado y Rivera, es una absoluta irresponsabilidad porque unas elecciones lo que hacen, justo, es otorgar a un candidato la responsabilidad de formar gobierno. Ellos fallan pero lo pagamos los demás.

O nos toman por tontos o lo son

Sin duda, el político más sobrevalorado de los últimos años no es Errejón, sino el que fuera su compañero de partido, Pablo Echenique (que, por cierto, antes fue compañero de partido de Albert Rivera). El número tres de Podemos sugería que Sánchez no quiso de vicepresidente a Iglesias pero lo será Rivera. O Echenique no se entera de nada o piensa que los demás no lo hacemos. Rivera hará lo que tenía que haber hecho Iglesias, precisamente: acordar una investidura y someterle desde un pacto de gobierno y la bancada de la oposición al mismo tiempo. No hay otra opción. Bueno, sí: si les dan los números, el trifachito.

El teatrillo, para quien se lo compre

Itxaso Atutxa se fijaba en otro elemento, precisamente en el que nos han llevado a esto: “Yolanda Díez (Podemos): ‘Yo he estado en las nueve horas de negociación’. Nueve horas. Nueve. Horas. ¿Negociación?”. Lo que han hecho PSOE y Podemos no es negociar, es intentar colarnos una batalla del relato que nadie le ha comprado, porque cada vez que se respondían en entrevistas o en Twitter, se lo afeábamos y lo señalábamos. ¿De verdad se creen que nos han colocado alguna de sus mentiras? ¿De verdad piensan que nos engañan con “nueve horas de negociación”? ¡Habrá que oírles en campaña!

Todo lo que está mal, en una foto

El diputado del PSOE y alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha tuiteado una foto de Rivera e Iglesias hablando en la cafetería del Congreso, donde el respeto a las relaciones entre diputados diferentes (necesarias, por supuesto) era la norma… Hasta esta semana. Puente ha roto una tradición por una foto, y ha criticado que dos personas hablen. Lo que sea por la campaña. Así está hoy el parlamentarismo en España: traiciones, censuras y chulería, porque Gabriel Rufián se lo ha afeado y Puente se ha puesto, encima, canallita. Creo que en el PSOE se alejan de la realidad y no lo saben. Como no saben lo que arriesgan.

¡Hasta Sánchez critica a Sánchez!

Pedro Vallín recuperó un tuit de Pedro Sánchez en 2016, este: “La responsabilidad de que el señor Rajoy pierda la investidura es exclusiva del señor Rajoy por ser incapaz de articular una mayoría”. Evidentemente, el actual presidente en funciones se refería a la repetición electoral a la que nos vimos abocados hace menos de cuatro años. El miércoles, Sánchez culpaba a todos menos a él de su fracaso y no asomó ni un brote de autocrítica. El Sánchez del pasado lo tenía más claro que el del presente, que solo ve un horizonte electoral teórico. Ojo a la primera encuesta después de lo que ha pasado esta semana.