Robo arbitral en San Mamés

Quiero empezar diciendo que el Sevilla es muy buen equipo, que ayer hubo fases en que dominó el juego e hizo que el Athletic estuviese casi desaparecido, que tiene muy buenos jugadores y que jugaron bien. Y que por juego quizá merecieron ganar. Por juego, porque por ocasiones igual no.

El árbitro y el VAR horrorosos (Foto: EFE)

Una vez dicho esto, también tengo que decir que el resultado está totalmente mediatizado por un arbitraje desastroso, demencial, que nos perjudicó, en todo. Si hubiese sido buen arbitraje ellos no hubiesen metido el gol del empate, que viene de una falta a Munir inexistente, porque Dani García no le toca. Munir se tira al césped con voltereta y triple tirabuzón. Y el árbitro, a un metro, se la regala. Falta magistralmente ejecutada por su mejor hombre, Ever Banega, que ¡vaya jugadorazo¡ Su segundo gol, el de la remontada, viene precedido de una falta clara a Capa, al ir a salir del área, que hace que pierda el sitio y no tenga tiempo de llegar a su posición para defender el cabezazo de Munir a la red, además de que rompe el mismo Capa el fuera de juego, en el que hubiese incurrido el delantero. Perfecto para ellos. 1 a 2. Y el colmo del despropósito, es que a falta de 5 minutos para acabar el partido, en un córner a favor de los rojiblancos, Munir hace un placaje de rugbi a Íñigo Martínez, colgado de su cintura 4 metros en el área pequeña. ALUCINANTE. Por favor, que alguien me lo explique. Porque lo único que veo como explicación es que simplemente es un robo. Robo porque en este mismo partido, en el segundo tiempo, el árbitro, por cierto, Medié Jiménez, un fenómeno, revisó un córner a favor del Sevilla, en el que yo no vi nada, y en las repeticiones se ve que, efectivamente, no hay nada. ¿Por qué revisó eso? ¿Buscaban un penalti a favor del Sevilla? Entonces,… Si revisan eso… ¿Por qué no revisan la de Íñigo Martínez? Qué queréis que os diga,… no encuentro una explicación lógica salvo que no querían pitar un penalti a favor del Athletic. Me parece un escándalo. Llevamos 3 partidos casi seguidos en los que las decisiones nos han perjudicado claramente. Te diría que tenemos 5 puntos menos de los que deberíamos tener y sólo contando los últimos partidos. Y sí… alguno me vendrá con la frasecita de que lo que los árbitros te quitan luego te lo dan…. ¡Sí, ya! ¡Un jamón! Sólo nos están quitando.

Y el Athletic como institución ¿Está haciendo algo? ¿Protesta? Me estoy acordando de que ayer eché en falta a Raúl García, que ¡Oh, casualidad! no jugó contra el Sevilla porque le sacaron la quinta tarjeta contra el Madrid, en una jugada en la que saltó para que Marcelo no le rompiese las dos piernas. Salto enorme, pero toca al madridista y… Ala… Tarjeta amarilla, que no es ni de broma. ¿El Athletic intentó que le quitasen esa tarjeta? Yo desde luego lo hubiese intentado porque no era de tarjeta. Me dicen que sí que lo intentó y os pongo la respuesta del comité y también de apelación, extraídas de la noticia del Correo. Si es que es una vergüenza. ALUCINANTE.

Bueno… Y sí… Estoy llorando por el arbitraje. Estoy llorando de impotencia porque la Europa League se ha puesto imposible, porque con estos arbitrajes y estás utilizaciones del VAR… nos están perjudicando una semana sí y otra también. ¡HASTA EL GORRO, ESTOY HASTA EL GORRO!

Y sobre el fútbol, en los primeros 25 minutos de partido casi no olimos el balón, pero a pesar de ello tuvimos casi las mismas oportunidades que ellos. De hecho, la primera ocasión fue de Williams que chutó alto. Seguido tuvo Ocampos, pero también se marchó alta, pero poco después vino una doble de Vesga. Vamos, el dominio absoluto del balón era del Sevilla, pero sin renunciar al contraataque el Athletic. Además se adelantaron los rojiblancos con un precioso gol, tras la internada de Sancet, y tiro de Vesga, que le llegó rechazado a Capa, que no perdonó. El Sevilla lo notó y a partir de ahí, buenos minutos de los nuestros, que podían haber sentenciado si Muniain acierta una clara. En el segundo tiempo, también tuvo otra Córdoba pero… No. Y luego ya… Todo el desaguisado del arbitraje y el VAR, cuando quiero VAR sí (vete a saber por qué) y cuando me da la gana VAR no (porque no me apetece, oiga). Así no hay quien haga nada. Espero una queja formal y así… (enciendo el modo ironía)… quizá en el último partido de Liga, cuando no nos juguemos nada nos darán un penalti inventado y hablarán de Villarato y de lo que favorecen los árbitros al Athletic.

Y este mismo domingo, sin Yeray ni Yuri, a por el Levante. Y… como siempre…

¡Aúpa Athletic!

Athletic, de Valencia a Europa

Hace tres partidos pensaba que Europa era una quimera y mira por dónde… hoy amanecemos en el 7° puesto que te clasifica. Tiene que jugar todavía la Real para acabar la jornada pero la presión, ahora la tienen ellos.

Dos bacalaos, 13 ya (Foto: Athletic Club)

El Athletic jugó ayer un partido súper serio en el que dio pocas posibilidades al Valencia, un equipo que llevaba sin perder en Liga en Mestalla desde el 19 de abril del año pasado. Esto da mayor mérito al 0-2 conseguido por los rojiblancos. Gaizka salió con sus pesos pesados y no le defraudaron. Empezó bien el Valencia pero una oportunidad que tuvieron la solventó con una buena parada de Unai. La presión asfixiante del Athletic fue uno de los elementos determinantes. El Valencia no solo no conseguía sacar el balón, sino que encima en el minuto 13 cometió un error que aprovechó Muniain para iniciar la jugada del gol. Pase a Iñaki y éste pase atrás al centro del área, donde Raúl es muy difícil que falle. Así, gol y mazazo para el equipo ché que se quedó noqueado. Y no hubo noticias de los blancos hasta casi el final del primer tiempo, cuando tuvo oportunidad de empatar, pero gracias a un remate muy malo del delantero Maxi Gómez, no lo consiguieron. Los nuestros pudieron meter algún gol más antes del descanso pero hubo que esperar hasta los primeros minutos del segundo tiemoo en el que, de nuevo un error en el pase del Valencia, hizo que el balón llegase, tras pasar por Córdoba, a nuestro Pitxitxi de este año, Don Raúl García, que con la zurda, y de larga distancia, puso un balón imposible para Cillessen. Grande Raúl. Este año ya ha superado su récord anterior de número de goles en una Liga, que era 11, llegando a 13. Y acercándose al trofeo Zarra (de momento, Gerard Moreno con 15). Además, también, máximo goleador del equipo.

Así, 0 a 2 con un Athletic muy bien plantado en el campo y un Valencia impreciso, que aunque tuvo oportunidades no estuvo nada fino en el remate. Fenomenal para nosotros. Y aunque no pudimos culminar ninguno de los contraataques, tampoco ellos hicieron más. Fue suficiente con mantener el control y, así, poder dar descanso a Unai López y Williams, saliendo Vesga y Villalibre. Por cierto, me encanta el Búfalo de Gernika. Impone y se impone. Crea peligro y es un incordio para los defensas. Con lo poco que ha jugado lleva ya 3 goles en Liga, y no me olvido de los dos de Copa. 5 goles en muy pocos minutos. Tenemos delantero centro.

Gaizka, también dio algo de descanso a Raúl, que si hemos dicho maravillas de Aritz Aduriz, también podemos hablar de Raúl largo y tendido… Para mí, el mejor fichaje del Club en muchísimos años. ¡Un crack! Está jugando muchísimos minutos y a muy buen nivel. Quizá podemos hablar de una segunda juventud. Y por él salió Oihan Sancet al que da gusto ver… Todo lo que tocó fue con sentido y bien. Tenemos futuro… o, mejor, tenemos presente.

Y ahora a por el Madrid, y por favor, que no influyan los árbitros en el partido. ¡Por favor! Y, por supuesto,…

¡Aúpa Athletic!

Empate de difícil digestión en Eibar

Que en Eibar es difícil jugar al fútbol lo sabemos todos. Que la presión del Eibar es asfixiante, también. Que los equipos de Mendilibar son super correosos es como el ABC del fútbol. Sí, todo eso lo sabemos. Pero luego va tu equipo allí y cuando les estás viendo en el campo jugar, te preguntas si eso es fútbol, cómo es posible ser aficionada. Pues ni idea. No sé ni qué responder porque el bodrio fue de tal calibre que casi es mejor y más divertido comer cerillas.

Lo mejor el gol de Asier (Foto: Athletic Club)

Garitano en las declaraciones posteriores dijo «Hemos entrado muy bien al partido». Pero yo le añadiría que igual que entraron bien, también salieron de él. Todo el segundo tiempo fue del Eibar, a los que hay que reconocerles el trabajo incansable. No digo que el Athletic no lo hiciera, no trabajara, de hecho, es de los partidos que como espectadora, acabas agotada, de la sensación de que están corriendo unos y otros muchísimo. Corriendo, eso sí, siguiendo a un balón que era continuamente maltratado. Lo que se viene llamando un «patapum parriba». De esos partidos que si estás en el campo sales con tortícolis porque ninguno de los dos equipos consigue bajar el balón al suelo, y ya no hablamos de dar cinco pases seguidos… Una quimera. Así da igual qué centro del campo saques porque ayer ni olió el balón . Todos los balones iban de un área a otra por el aire. La presión del Eibar impedía a los centrocampistas recibir el balón, así que o Unai Simón o la defensa tiraba balones largos, sin puntería y sin especial criterio. Vamos, un desastre.

En favor de Gaizka decir que me pareció buena idea dejar en el banquillo a Williams para que saliese de refresco en el segundo tiempo. No sirvió de nada, pero como idea era estupenda, para poder pillar más cansados a los blaugranas. Pero sin un pase decente es muy complicado, sobre todo porque todos los pases eran aéreos y ahí Iñaki tiene más problemas.

Se empezó ganando gracias a un penalti claro, pero de nuevo la alegría volvió a durar poco. En otro error por falta de contundencia de Yeray, en el inicio de la jugada, y de Íñigo Martínez en la marca, llegó el empate de los armeros. Del Athletic poca más noticia hubo, hasta que el Eibar, que era el que más lo intentaba, se puso por delante en el marcador, por medio de un churri penalti, pero penalti por agarrón de Dani García. La verdad es que pensaba que iba a acabar así el partido, pero la nota positiva vino de parte de Asier Villalibre que nada más salir al campo consiguió el gol del empate. Me alegro por él.

Empate y gracias, pero que sabe a poco y que para poco sirve si queremos ir a Europa pero… Menos es nada.

Tampoco me voy a extender mucho más, porque poco hay que decir. Sólo que si no vamos a ir a Europa quizá mejor aprovechar estos partidos para dar muchísimos minutos a los cachorros. Pero muchos son muchos. Lo que se dicen auténticas oportunidades. Mejor que jueguen ellos e ir viéndoles, para ver lo que pueden dar de sí o no, aunque pierdas más partidos, que ver a los de siempre y quedar en medio de la tabla.

La respuesta el sábado contra el Betis, a las 17:00 en una triste Catedral vacía. Pena.

¡Aúpa Athletic!

Aritz, grande hasta en la despedida

Gracias, Aritz (Foto: Athletic Club)

Mi primera reacción ayer al saber la noticia, aunque ya era sabida, fue quedarme sin palabras. Todo lo que digamos es poco y se va a quedar corto. Es un grande, ha sido un grande y seguirá siendo un grande. Ayer nos dijo que «esto es solo una anécdota. Olvidémonos de los finales soñados» Nos olvidamos Aritz pero… repito, aunque sabido, la pena es grande, tan grande, como eres tú.

He estado releyendo algunos de los comentarios que escribí tras alguna de tus machadas… (no las puedo llamar de otra forma) y en la mayoría de ellas también estaba sin palabras. Si queréis hacer un ejercicio de nostalgia como hice yo, os pongo algunos de los comentarios para que veáis como viví yo esos momentos. Me remontó sólo al año 2015, por ejemplo, cuando en septiembre, le metió 2 goles en San Mamés al Augsburgo para ganar 3 a 1. ¡¡¡¡Aritzzzzz….. AAADURIIIZZZZ!!!!. O en febrero de 2016 con el voleón desde 30 metros en Marsella, ¡Aduriz qué grande eres!. O el mismo año cuando Aduriz tumba al Genk con cinco goles, en UEFA. Competición que, por cierto, ha escrito tres Twittes para despedirle, y recordar sus logros, entre ellos, el ser el único jugador en la historia que ha conseguido 5 goles en dicho torneo (@EuropaLeague ). Y la última, la maravilla de gol que le mete al Barcelona en el minuto 88 en el primer partido de está su última Liga, para dar los 3 puntos a su equipo del alma, a nuestro equipo. Don ARITZ ADURIZ. Y no me resisto a poneros el vídeo del gol. Disfrutadlo.

En esos textos está lo que pienso de Aritz, y, repito, en todos me quedo corta. Además nos diste un campeonato. Una copa, aunque muchos digan que es menor, es un título que, encima, se lo arrebatamos al Súper Barça, nuestra Supercopa que fue tu Supercopa. Nos la regalaste con 3 goles en La Catedral y 1 en el Camp Nou. ¡Ahí es nada! Así que Ter Stegen estará encantado con tu retirada, porque dice que eres el rival más difícil con el que se ha enfrentado.

Humilde, «Yo sin el equipo no soy nadie». Frase suya después de meterle los 5 al Genk. Nada más que decir. La frase le define por sí sola.

«Yo abro los brazos en señal de abrazo con mi afición», tampoco nada más que añadir. Bueno sí, que al hacerlo todos los aficionados nos sentíamos abrazados. Mila esker, Aritz.

Te vas y nos dices… «Y sí, ha llegado la hora del adiós y así se acaba para mí este camino, inolvidable y maravilloso de principio a fin. Muchas gracias» Maravillosos los años que tú nos has dado a nosotros. Desde el primero hasta el último. Tú fuerza, tu pasión, tu trabajo, tu compañerismo, tu juego, tu entrega por lo que hacías, tu lucha continua, tu inteligencia, de hecho, eres el Zorro Aduriz. Y, sobre todo, tu calidad, como futbolista y, por lo que dicen, los que te conocen, tu calidad humana. Muchas gracias te tenemos que decir nosotros a ti. Lo que nos has dado es impagable. Vivir todos esos momentos contigo y poder decir: ¡Yo he visto jugar a Aritz Aduriz! Sí señor. DON ARITZ ADURIZ.

Suerte en todo lo que hagas de aquí en adelante, y otra vez,

Mila esker, Aritz! Y…

¡Aúpa Athletic!

Triste final para el Athletic

Ayer titulaba mi comentario en el blog diciendo que este partido era una final para el Athletic.

Penoso (Foto: Deia)

No podía estar más confundida. El partido ha sido todo lo que no tiene que ser una final. Jugar otra vez, un primer tiempo completo sin tensión y sin ambición te puede costar muy caro, como de hecho ha pasado. El Sevilla tampoco estaba haciendo absolutamente nada. Pero un gol de Ben Yedder (aunque casi podíamos decir que era de Dani García) a falta de 2 minutos para acabar el primer tiempo ha sido suficiente.

En el segundo tiempo el Athletic ha estado mejor pero de nuevo ha sido insuficiente. La impotencia, la escasez de ideas y también la falta de pericia de cara a gol nos han penalizado. La ha tenido Raúl, la ha tenido Aritz, y, sobre todo, en el anteúltimo minuto la ha tenido Íñigo Martínez, pero el palo ha evitado su primer gol en el Athletic y, de paso, nuestra clasificación a la Europa League. En la misma jugada en Sevilla nos ha rematado, 2 a 0.

Quizá no hemos merecido ir a Europa. Los partidos de los últimos meses han sido bastante flojos. Y haber dejado los deberes para el final, contra el Sevilla y encima en el Sánchez Pizjuán, que nunca es una plaza propicia, a mí no me invitaba al optimismo. De hecho, con este pobre encuentro, nos quedamos con cara de tontos, ya que el Espanyol sí que ha hecho los deberes, ganando en su campo a la Real, y consiguiendo esa séptima plaza que podía haber sido nuestra.

De todas formas y viendo de dónde veníamos, dónde estábamos en Navidades, es imposible que critique a Garitano. Gaizka ha conseguido un auténtico milagro. Sacar al Athletic de la más absoluta de las miserias futbolísticas, puesto de descenso incluido, y llevarle hasta este último partido en el que incluso podíamos haber conseguido un puesto en Europa. Y aunque nos cueste decirlo porque este último partido te deja muy mal sabor de boca, creo que es obligado decir bien alto y claro un:

¡Enhorabuena buena, Gaizka!

Tienes que ser muy buen entrenador para haber resucitado a este equipo tal y como estaba. A ver si el año que viene lo redondeas con una gran temporada entera, desde el principio, y no quitándole 14 partidos como en ésta.

¡Aúpa Athletic!