¡Machada en Gelsenkirchen!

         Este equipo está consiguiendo que se nos acaben los adjetivos positivos para calificarle. Cuando parecía que estaban muertos por el empuje de los alemanes, que casi casi nos tenían contra las cuerdas, van y hacen un final de partido espectacular. Tumbando al Schalke cuando parecía más difícil. Seguimos pensando que nuestros chicos tienen que estar físicamente muertos pero… no sé muy bien de dónde sacan fuerzas pero lo hacen y acaban los partidos mejor que los rivales.

        Incluso en los partidos de liga que hemos perdido últimamente hay que recordar que al final, Osasuna sufrió, y el Atlético de Madrid también porque el equipo acabó más entero, pero le faltó esa pizca de suerte de cara a puerta que hoy, sí la hemos tenido. Contra el Sporting lo lógico hubiese sido que se le hubiese goleado pero la falta de acierto… lo impidió.

         Que Llorente es imprescindible es algo que nadie duda y él hoy nos ha vuelto a meter en el partido, con la inestimable ayuda de un corner muy bien sacados por Ibai (que no es casualidad porque todos los ha sacado perfectos). Ibai que también tiene mucha parte de culpa en el desaguisado final. Su pase a Susaeta en el tercer gol es una maravilla, porque salvando todo el cúmulo de jugadores en el centro le deja el balón a Markel donde podía hacer daño, como así ha sido. No ha culminado Susa pero hay estaba otra vez, otra vez más, Oscar con la caña para pillarla (de aquella manera … como él mismo ha dicho pero…) y … ¡a la cazuela!

Ibai, Fernando e Iker fundamentales en la victoria

        No contentos con el 2-3, han seguido dale que te pego hasta el descuento. Nosotros con el miedo de que nos metieran otra … y ellos a lo suyo, a meter el cuarto. ¡IMPRESIONANTE!

        Perdonadme que meta la cuña para quejarme del arbitraje. Que declaración de intenciones las dos primeras faltas que ha pitado (la de Amore y la de Itu), incluyendo en la segunda falta una tarjeta en el minuto 8 para Ander que ha dejado claro no sólo que era casero sino que además era malvado. Ander ha jugado mediatizado todo el partido, y encima la vuelta en San Mamés no la podrá jugar. Y así todo el partido. El colmo ha sido la patada a De Marcos (ha sangrado incluso) cuando se quedaba sólo para encarar al portero y ha hecho como quien ve llover. ¡Vaya jeta!

        Por cierto, un saludo “muy cordial” a los comentaristas de la tele, que qué manera de babear con los goles de Raúl. Y han tenido la desfachatez incluso de decir (¿se les ha escapado?): “¡Cuidado, que ataca el Athletic!”. Pues ala… ¡Qué os aproveche el resultado!

Y para acabar decir, que eso sí, que por favor el sábado jueguen los suplentes. Es una salvajada que jueguen sin pasar siquiera 48 horas. No podemos arriesgarnos a que se nos lesionen por exceso de juego, esfuerzos, minutos. Y además ya expliqué mi deseo de protestar contra esta liga de mierda, este ninguneo de las teles y este favorecer siempre a Madrid y Barcelona. Me niego. A ver si Bielsa también.

¡Histórica clasificación ante el Manchester United!

    (Permitidme que del paréntesis del Valencia no hable)

         Sí ya sé que sólo hemos pasado a cuartos de la Europa League, ya sé que falta un mundo para llegar a la final y que en medio hay que eliminar al Schalke 04 y al Sporting de Lisboa o a los ucranianos, sí ya lo sé, pero a pesar de eso creo que lo que hemos hecho va a pasar a la historia, no sólo a la de nuestros corazones, sino también a la del Athletic de la mejor gloria. Si la semana pasada hablaba del baño que se le había dado al Manchester United nada menos que en su casa, ese baño, similar o mayor se le ha dado aquí en San Mamés. Por 180 minutos hemos sido la admiración de todo aficionado al fútbol que se precie, todos se han tenido que haber visto obligados a rendirse al juego del equipo. Comentaristas españoles no han dejado de elogiar al equipo ni un segundo. Igual con los ingleses, que no han podido más que reconocer la superioridad de los bilbainos, ante su equipo. En Argentina, en Francia, en Chile, se habla ya del Athletic como el favorito para ganar esta competición. ¡Ojalá se convierta en realidad! Pero paso a paso… que me pongo nerviosa.

         Entre todo esto tengoque destacar a  la afición, como así lo han hecho en todos los medios, y eso que muchos no saben a ciencia cierta lo que ha sido Bilbao en ambos partidos, pero sobre todo este jueves. ¡Qué locura! Ya te gustaría pillar esta afición Mou, ¿eh? ¡Pues lo tienes clarinete!

Increíble la afición

        Yo estuve en el autobús que sacó el colectivo Athletic Eup con la colaboración de la cafetería Aroaldi, y el Huevo Berria, y al pasear por las calles de Bilbao la gente ya desde primera hora se volvía loca, pitando desde los coches, saliendo a las ventanas a cantar con nosotros, o a aplaudir. Los niños y las personas mayores te miraban con una sonrisa en los labios pero también en los ojos. Se veía la alegría y las ganas de conseguir algo grande en todas las personas. La Gran Vía, Pozas, Doctor Areilza, Maria Díaz de Haro, y más y más eran hervideros de gente esperando y empujando para conseguir un nuevo triunfo de nuestros chicos.

        Y qué decir de San Mamés. El ambiente fue como el de la semifinal contra el Sevilla o quizá, mejor.

        Y por último que no menos importantes el juego de nuestro Athletic que fue otra vez de ensueño. ¡Qué manera de jugar!, ¡qué manera de combinar!, ¡qué jugadas!, ¡qué manera de controlar el juego!, sin especular con el resultado, como ya sabíamos que no iba a permitir Bielsa, a por el partido desde el minuto cero, sin confianzas, con convicción, y sin compasión. El Manchester se tuvo que rendir a la evidencia, era muy difícil levantar el resultado y a pesar de intentarlo, a pesar de que Ferguson vino a por el partido. Pero… no esperaban que el juego se repitiese. ¿quizá lo de Manchester había sido una casualidad?. ¡Qué va! Era una realidad, y a ella se han rendido con deportividad. Ferguson y De Gea entre otros ya han dicho que podemos y merecemos ganar el campeonato (en el caso del portero me sorprende porque también está su ex equipo de por medio, el Atlético de Madrid), Gibs ha donado su camiseta al museo del Club, Rooney se iría “contento” aunque sólo fuese por que el público aplaudió su gol (la prensa y la afición inglesa ha alucinado con el detalle, así como con que se aplaudiese a Gibs al ser sustituido. ¡Cómo no le íbamos a aplaudir!)

        Con la afición inglesa en Bilbao, ni medio problema. Igual que allí se quedaron alucinados con el ambiente, con el equipo, con el juego, con los ánimos, con el público y con todo. Ya se llevaron sus buenos aplausos de San Mamés, así como los aficionados que fuimos a Old Trafford, nos vimos obsequiados por los aplausos de los ingleses al acabar el partido. Una fiesta, vamos, en el amplio sentido de la palabra.

        Por todo ello y por más, hoy (como siempre), a pesar de perder contra el Valencia, estoy orgullosísima de pertenecer a este equipo y a esta afición.

        ¡AÚPA ATHLETIC!

¡A rematar la faena de Manchester!

      Está claro, como bien dijo Marcelo Bielsa, que sólo está hecha una parte del trabajo, que el sueño de Manchester, convertido en realidad, hay que rematarlo bien rematado este jueves en San Mamés.

       La calidad del Manchester nadie la pone en duda, y eso nos hace tener respeto ante la llegada de los reds a la Catedral. Los hombres que tiene por delante son para darte el suficiente miedo como para tomarte el partido tan en serio como el jugado en tierras británicas. Si allí se rozó la excelencia futbolística por parte de nuestros chicos, habrá que intentar que ocurra algo similar. Hombre, alguno me dirá que por pedir mejor pedir que ocurra lo mismo que en el partido de ida. Sí, claro que sí, que lo prefiero, pero… es tan difícil. Muchos son los que han dicho que quizá este ha sido el mejor partido de la historia del Athletic, no por significado, sino por la calidad del juego, y sobre todo, por la continuidad en esa calidad. Yo estoy de acuerdo con ellos. Por edad no he visto a los Maguregui, Merodio, Artetxe, Carmelo, Etura, Mauri, Uribe y demás… pero como ahora por falta de imágenes no les voy a poder ver (una pena enorme), yo también me quedo con que éste ha sido el partido de más calidad que he podido disfrutar. 

      Ver a Iturraspe doctorarse con un segundo tiempo de matrícula de honor. A un Ander Herrera comiéndose el centro del campo rival. Un De Marcos omnipresente. Un Javitxu imperial. Muniain “Bolt” llegando a un rechace (en el tercer gol) que parecía imposible para cualquier jugador. Iraola repartiendo clase. LLorente comiéndose a los centrales. Y todos, todos, uno por uno, o en grupo (que eso es lo que son, sobre todo UN GRUPO), dejándose el alma y más, por llevarse el partido.

Nuestro grupoGran grupo

        La Catedral ya sé que el jueves va a ser una fiesta y que va a empujar a los jugadores hasta el último minuto. Así como también sé que los jugadores se van a v0lver a dejar hasta la última gota de sudor, para vengar a aquellos del 57 que no lo pudieron conseguir. Y hablando de estos últimos me encantaría que los que de ellos siguen animando a su equipo desde la tierra (los otros no tengo duda que lo hacen desde allá donde estén), viesen el partido en el palco, para que así se les pueda brindar el homenaje que se merecen (De nuevo gracias al Club porque sé que la invitación está cursada.Rectificar es de sabios).

los héroes del 57

¡A POR ELLOS!

¡De Manchester a la gloria!

          En mi comentario anterior os dije que iba a Manchester y ahora que estoy de vuelta os tengo que decir que sé que ha sido uno de los días más especiales de mi vida en lo referente al fútbol. En mi caso es normal porque tengo metido al amor al Athletic hasta en la última célula de mi cuerpo, pero lo que me ha llamado la atención ha sido que a la vuelta de tierras inglesas veo que muchos no van a olvidar el 8 de marzo del 2012, por supuesto, ningún aficionado del Athletic, ni los que se quedaron en Bilbao, ni los que fuimos a Manchester, pero es que creo que ni siquiera los aficionados de otros equipos, y ni tampoco (y esto es lo más increíble) mucha gente a la que no le gusta el fútbol.

Invasión pacífica

El día fue increíble desde que puse pie en la ciudad (a las 11:30), hasta que llegué de vuelta a casa (las 4:30 de la madrugada del viernes). El tener la suerte de ver a 8.000 aficionados que se desplazan tan lejos, siendo tan caro, a ver a su equipo en un partido que no es una final, ya de por sí llama la atención, y sin considerar que es un record a nivel europeo un desplazamiento tan numeroso. Una hinchada que fue a animar a su equipo y a  divertirse de la manera más sana. Animar y animar sin molestar a nadie. Los ingleses se quedaron alucinados, la policía que igual pensaba que les enviaban a un marrón como es controlar a 8.000 aficionados, se sumó a la fiesta desde el minuto uno, porque vieron que éramos tan peligrosos como un recién nacido. Qué paciencia los “Bobys” (el más pequeñito medía 1,80 m) intercambiando casco por txapela para las 8.000 fotos de rigor. Todos cantando, saltando, divirtiéndose y disfrutando de todo lo que veíamos. Marijaia con una Copa enorme en la cabeza y una foto de Rooney a la espalda preguntándole que si querría jugar en San Mamés.

         En mi trabajo a pesar de que a pocos les gusta el fútbol (aunque todos son del Athletic) todos vieron el partido, y todos se emocionaron con las imágenes. Un conocido mío, hincha del Real Madrid que suele querer que pierda el Athletic, ayer se me acercó y me dijo que qué partidazo y que nunca había visto un partido así, ese juego eléctrico, y ese baño a nada menos que al Manchester United.

           Conclusión: Nadie creo que olvide el espectáculo que dieron nuestros chicos en el “teatro de los sueños”, ni tampoco el recital de la hinchada que tanto dentro como fuera del campo, no paró de animar ni un segundo. ¡Chapeau!