Las “pequeñas” recolocaciones

Hay quien cifra hasta en 4.000 los nombramientos que tendrán que firmar Sánchez, sus ministras y ministros, directores… Evidentemente, 4.000 serán también los cesados y las cesadas a los que en el PP intentarán buscar colocación. Una tarea, simplemente, imposible por mucho valor que tengan algunos. Y otras 4.000 personas tendrán una oportunidad laboral para suplir a los que pidan excedencias para ocupar un puesto en la administración. No escribo todo esto como crítica al sistema, al contrario: otro de los beneficios de la democracia es que obliga a sacudir el talento.

Suena tan ridículo como es

Mientras tanto, en la cabeza de Pablo Iglesias, él va a presidir su propio consejo de ministros y ministras, paralelo al de Pedro Sánchez y casi tan importante como el primero del presidente español. Pero no. Ya lo he escrito con anterioridad: yerra tanto el líder de Podemos que hasta hace buenos a medios como OK Diario o Libertad Digital. Me ha llamado además la atención la composición del sanedrín morado: dirigentes del Partido Comunista, IU, En Marea, Catalunya en Comú, Monedero (¡ay, el poder!), Errejón, Bescansa, Vicenç Navarro y el exJEMAD, Julio Rodríguez.

Anda que Errejón…

Desde que les conocemos he creído que les sobrevaloramos: ni Iglesias ni Errejón son tan listos como creían hacernos creer. Otros como Monedero, Mayoral, Espinar o Urban han demostrado sobradamente a estas alturas que van más cortos que largos de luces. Pero vuelvo al que, todavía hoy, señalan como el listo de la clase: Errejón atribuía al 15-M en Twitter la salida de Rajoy como la de Cifuentes y Esperanza Aguirre. Parte de la base de que aquella acampada y su partido es exactamente lo mismo. Y con esos pilares tambaleantes construye el resto de su dudoso relato.

Todos menos Rosa estamos equivocados

El relato de Rosa Díez empieza a preocuparme de verdad. No por su capacidad de actuación o de influencia, pero sí porque pone de manifiesto que hay gente que piensa así. La que fue líder de UPyD ha llevado sus propios argumentos por el oscuro camino del odio: al principio, pensaba que eran todos los demás partidos y políticos los que estaban equivocados, de un tiempo a esta parte, tuitea que es la sociedad española la que está enferma (como decía Aznar de la vasca) y la que no es capaz de distinguir los valores más básicos. Por supuesto, con su perenne mención a ETA.

Y la txuleta de oro va para…

Markos Ramas, autor del blogazo La Mejor Chuleta de Bilbao, ha designado junto a Igor Cubillo y Javier Urroz, al Txakoli Simón como el ganador de su Txuleta de Oro Bizkaia 2018. Los finalistas han sido el Amaren y el Goizeko Izarra. El premio lo ha puesto en marcha Ramas con participación de la ciudadanía (la primera fase era una votación popular en su blog) y sus propios recursos. Estas son las historias que me gustan: las de bloggers que se toman en serio lo que hacen, con ideas, y que ponen algo más que su propio tiempo para que todos tengamos una guía “txuleter” de primera.