Hace falta ser idiota…

Una de las últimas modas efímeras de Twitter consiste en lanzar una loncha de queso a tu hijo pequeño, a poder ser, en la trona, y grabar su reacción. Como lo leen. No me estoy inventando nada. En Twitter, en YouTube, en Google y en cientos de digitales hay referencias a este nuevo “reto” o como quieran llamar a esta gilipollez. Hace falta ser idiota para que se te ocurra hacerlo y para grabarlo, pero para repetirlo y subirlo a Twitter hay que ser idiota al cuadrado. Así que, que nadie intente convencerme de lo contrario: Internet no sirve para difundir conocimiento, sino chorradas.

Seamos sinceros

Asier Barainca ha hecho una de las mejores preguntas que recuerdo desde que empezamos a hablar de las Google Glass: “¿Que fue de las Google Glass?”. La respuesta tendrá que esperar porque, de momento, no hemos tenido más información de un invento llamado a cambiar el mundo y que se ha quedado en otro puñado de referencias entusiastas en Google, precisamente. Insisto: la versión comercial de Internet no ha mejorado ninguno de los grandes problemas de la humanidad, pero sí ha servido para ocupar nuestro tiempo con historias y ventas efímeras e infructuosas.

Volvamos a empezar

“Éramos más felices cuando desayunábamos galletas con mantequilla”. Este tuit de la semana pasada me parece uno de los más acertados que he leído últimamente. No solo porque pone de manifiesto los vaivenes continuos en las recomendaciones alimenticias (ahora las galletas, ¿son buenas o malas? ¿Y la mantequilla?), sino por todo lo que lleva implícito. Antes de Google, de Twitter y de Facebook o Instagram, teníamos claro que había expertos que sabían más que nosotros y no dedicábamos nuestra atención a estrellas del social media que hablan de dietas (y lo que sea) con soltura y conocimientos por probar.

Apple se autoencumbra

Hoy todos estamos empoderados: los del primer mundo tenemos teléfonos con más tecnología que la que hizo posible que el hombre pisara la Luna. Y con ellos podemos difundir contenidos aunque sean falsos y sacar fotos aunque no seamos fotógrafos. ¡Y qué fotos! Apple acaba de publicar las mejores imágenes sacadas con un iPhone como si el mérito fuera del aparato y no de los autores. Porque hasta cuando habla de los fotógrafos desliza que es que los buenos eligen iPhone. Démosle la vuelta: usemos la tecnología para hacer grandes fotos y compartir noticias, y no solo para encumbrar a quienes buscan ser encumbrados.

La mejor chuleta tiene nueva web

El blogger vasco del año para Deia, Markos Ramas, ha actualizado su web, “La Mejor Chuleta de Bilbao”. Los contenidos vienen a ser los mismos pero ahora queda más claro que el blog no es solo de chuletas sino de restaurantes y experiencias. La navegación es sencilla y la disposición invita a pasar tiempo en la bitácora. Cuando este periódico decidió reconocer la actividad de Markos Ramas fue, precisamente, porque es genuina: un blogger que no es cocinero, que no juega a serlo, que no quiere hacer críticas sino contar su experiencia, que disfruta y solo quiere hacer disfrutar. Así de sencillo. Y de difícil.

Los nuevos políticos

Ya conocemos el drama de Podemos en Madrid, su núcleo duro. Pero todos los actores de la nueva política tienen problemas reales, incluso quienes se presentan a la reelección después de triunfar, según nos aseguran: “Carmena sustituirá a seis ediles críticos de su gobierno con independientes” y “Ciudadanos cambia a la mayoría de cabezas de lista para las autonómicas del 26-M”, leemos en Vozpópuli. Y en El Nacional ya llevan varias piezas sobre “Las bajas en el equipo de Colau: ¿purga o estampida?”. Se pueden poner como quieran, pero los partidos políticos importan y aportan.

Con estos opinadores…

Ya sé que Twitter no es representativo de nada ni de nadie: solo es una red social llena de personas con opiniones muy marcadas que quieren jugar a convencerse mientras buscan cinco minutos de fama. Pero ni con eso por delante entiendo los éxitos de personajes como Protestona o Paco Lobo, al que dedica un hilo el periodista Juanma del Álamo, que tampoco es el más recomendable del mundo. En este caso, Del Álamo acierta ridiculizando a este líder de opinión de la nueva izquierda, la nueva política y las mismas triquiñuelas de siempre para manipular a los cándidos.

El absurdo

Otro opinador que va de revolucionario pero en el rincón opuesto al de Paco Lobo es Cristian Campos, uno de los redactores principales de ese medio, El Español, que lo iba a cambiar todo según su fundador, Pedro J. Ramírez. Campos, liberal en lo económico, que es el nuevo eufemismo para no decir “entre la derecha y la pared”, reflexiona sobre lo “absurdo” que le resulta que en una ciudad tan moderna como Barcelona no vayan a operar Uber o Cabify. Como si ser el listo que cree que las normas y los impuestos solo están para los demás o ser un latiguero fueran algo innovador.

Jugar como toda la vida

Me quito el sombrero ante la industria del juego porque ha sabido sobreponerse a la piratería: el manejo de la integración de plataformas y la conexión con Internet es magistral. Les ha salvado y nos muestra el camino. Pero también se les ha ido de las manos: algunos juegos como el FIFA se han convertido en tragaperras digitales para muchos jóvenes sin prevención ante los riesgos de la ludopatía. El riesgo es tan alto que en Bélgica ya han prohibido este tipo de desarrollos, así que al FIFA jugarán “a la antigua”: ganando puntos por medio de su habilidad y no la tarjeta de crédito asociada.

Comer más caro que nunca

Markos Ramas escribe sin que le quemen las teclas. Por eso, entre otros motivos, se llevó el pasado noviembre el reconocimiento de DEIA como blogger vasco del año. Y su bitácora va sobre restaurantes, sobre todo, de chuletas. ¿Qué más necesitan saber para devorar su web? Les doy otro motivo (y vuelvo al principio): cuando toca ser duro lo es. Y en uno de sus últimos posts ataca donde nos duele, el bolsillo. “En los últimos tres años los restaurantes estrellados vascos han subido sus precios un 28,9%. (…) El precio medio del menú degustación en Euskadi ha pasado de costar 115,4€ en el año 2016 a 140,5€”.

Cuando los ogros parecen ogros

Daniel José Santomé, conocido en Internet como Dalas, ha amenazado e insultado a los redactores que le han pedido su versión ante la noticia de que hoy tendrá que declarar ante el juez porque la Fiscalía le acusa de acosar y abusar de una niña de 13 años. No reaccionará bien este youtuber con ocho millones de seguidores cuando vea que en Teknaukas también recuerdan que “sus exparejas, Ingrid Míchel (SoyMia) y María Rubio (Miare), le denunciaron en 2016 por un presunto delito de violencia de género” o que “acumula un amplio historial de acusaciones espontáneas lanzadas por otras youtubers”.

Cuando te faltan los cimientos

Podemos es un partido de aluvión: todos los desencantados han visto una oportunidad para desarrollar su modo de ver la política en un espacio que se vendía como flexible. Pero a los morados les falla la base mínima: ¿son una formación federal, como el PSOE, o vertical, como el PP? Ellos quieren ser todo lo que mola, pero lo cierto es que pierden más tiempo en guerras internas que en batallas con la oposición: Teresa Rodríguez pretende que los representantes andaluces de Podemos en el Congreso formen un grupo propio, metiendo en la campaña su lucha contra Iglesias.

Ovejas descarriadas

Dice Pablo Casado que entienden a los votantes del PP que quieren dar una oportunidad a Vox en las próximas elecciones (andaluzas o no). Entonces, ¿qué Casado nos miente, el que aguantaba a Rajoy y veía con cierta envidia a Vox o el que no es de extrema derecha pero quiere recuperar a sus votantes que sí lo son? La situación del PP en la campaña es complicada pero a partir del lunes puede ser endiablada si los de Abascal finalmente materializan sus escaños y Ciudadanos se mantiene fuerte: todo el discurso xenófobo de Casado solo le habrá valido para ponerse a la par.

Apoyo a Skolae

Es precisamente la existencia de cavernícolas capaces de amenazar a la consejera navarra de Educación, María Solana, por la puesta en marcha de un programa que fomenta la igualdad y la inclusión, la que justifica la existencia de Skolae. Del mismo modo lo ha visto la europarlamentaria Izaskun Bilbao, que ha elevado al Parlamento Europeo la defensa del programa, la necesidad del mismo y la situación en la que se encuentran sus impulsores, acosados por quienes necesitan una Nafarroa ultra e insensible para tener la oportunidad de sobrevivir.

Eskerrik asko!

El miércoles fue el evento y ayer la jornada de reacciones: varios de los premiados en los VI Reconocimientos de DEIA a las Mejores Iniciativas Digitales publicaron en sus redes sociales el agradecimiento al medio, los organizadores y, por supuesto, quienes les apoyan en la creación y quienes siguen y disfrutan de sus contenidos. Euskaraldia, Go!azen, Laura Arias, Javier Etxebarria y Markos Ramas fueron los grandes protagonistas de un evento en el que pusimos todo nuestro cariño y que, pese a que tiene como base lo digital, fue cálido, cercano y muy humano.

Markos Ramas: «El trabajo diario de un restaurante da y quita mucho más que cualquier opinión en Internet»

Reconocimiento al Mejor Blogger Vasco del Año | En la nevera de su casa hay más verde que carne, pero en la calle sabe elegir el mejor restaurante para comer una chuleta. Los ha probado todos

Markos Ramas (Vilagarcía de Arousa, 1980), un gallego que no es cocinero, se ha convertido en una de las referencias gastronómicas de Bizkaia con su blog: “La Mejor Chuleta de Bilbao”. Hoy sale con facilidad en los buscadores, tiene miles de seguidores en las redes sociales y colabora con Onda Vasca.

P.: Tiene que contarnos cómo ha sido este recorrido.

R.: Para mí es una afición que mezcla dos de mis pasiones, la gastronomía y la comunicación: empecé hace cinco años sin saber lo que era un blog, con una plantilla muy básica y sin una intención clara. Entonces mucha gente que no entendía que invirtiera mi tiempo libre en algo así, me preguntaba: “¿Para qué lo haces?”, y siempre respondía lo mismo: “No sé a dónde me va a llevar, pero estoy seguro de que no me lleva a ningún mal lugar”. Por ahora parece que no me estoy equivocando. Escribo sin apoyo económico ni patrocinios, por lo que recibir un reconocimiento así es el mayor regalo, un honor.

P.: ¿Es consciente de lo importante que puede llegar a ser su bitácora antes de que un cliente potencial decida ir a un local u otro?

R.: Creo que no somos tan importantes y que el trabajo diario de un restaurante da y quita mucho más que cualquier opinión. Aunque es verdad que nada más empezar con la web supe que todo lo que escribes tiene impacto: una de mis primeras crónicas sobre un asador low cost en Bilbao tuvo muchísima difusión y el propietario del restaurante se puso en contacto conmigo para agradecerme el artículo y el incremento de la facturación que le había supuesto. Me alegré mucho por él.

P.: ¿Cómo lleva esa “presión”?

R.: Hace poco, en un concurso de parrilla, me tocó catar sentado entre dos periodistas gastronómicos a los que admiro mucho. Cuando terminaban su bocado, me miraban en silencio mientras masticaba, muy respetuosamente, esperando a que yo tragara para dar mi veredicto. ¡Entonces sí me sentí presionado!

P.: También ha creado unos premios con la colaboración de los lectores y, luego, un jurado especializado, ¿al final, le ha dado más alegrías o dolores de cabeza?

R.: Ha sido el proyecto más ilusionante alrededor de la web en los últimos dos años. Aproveché unas semanas de vacaciones para lanzarlo y poder centrarme en él, quería que estuviera bien hecho, que fuera serio, objetivo y, sobre todo, que los lectores decidieran directamente una parte del premio. A pesar de que ha recibido algunas críticas, creo que el resultado ha estado a la altura. En 2019 repetiremos… ¡con mejoras!

P.: Enséñeme a elegir, comer y valorar una chuleta.

R.: Elige una vaca lo más vieja posible y que proceda de una raza con alta infiltración de grasa. Las Simenthal y Chaloresas son mis favoritas. Si te la sirven con un pequeño brasero, ten cuidado, no arruines la carne por hacerla demasiado: debes diferenciar tres texturas en el corte de la pieza y que el corazón rojo de la chuleta esté caliente. Utiliza poca sal y fíjate bien en la profundidad del sabor.

P.: ¿Y qué valora usted más en una chuleta?

R.: El sabor, siempre, por encima de la textura, el punto o la jugosidad. Debe ser profundo, duradero, bien equilibrado y con un recuerdo en boca agradable. Huye de las chuletas con exceso de humo, suelen esconder algo. Hace poco un mítico parrillero de Tolosa me dijo: “La parrilla puede maquillarlo todo… Incluso una mala carne”.

P.: ¿Con patatas y pimientos? ¿Sin pimientos pero con ensalada? ¿Sin patatas?

R.: ¡Ese es uno de los debates favoritos en la web! Yo creo que la mejor pareja de baile de una chuleta es un poco de lechuga porque refresca y limpia la boca para que podamos disfrutar mejor de la carne. Pero, ¿quién puede negarse a unos buenos pimientos?

P.: ¿En qué restaurante va a celebrar este reconocimiento?

R.: En Casa Nicolás, el mejor asador de Euskadi ahora mismo. Iré con mi novia, este reconocimiento también es para ella. Es mi primera lectora y la persona más crítica, si no compartiera el proyecto con ella no lo disfrutaría de la misma manera.

P.: ¿Móvil o portátil?

R.: Ambos, pero el móvil gana por goleada en minutos dedicados.

P.: ¿Cuál es la App que más usa?

R.: WhatsApp, como todo el mundo, supongo.

P.: ¿Cuál es la primera página web que abre en el navegador por la mañana?

R.: La primera es una visita rápida al escritorio de la web para comprobar que no se ha roto nada durante la noche y analizar datos. La segunda la abro durante el desayuno y es el correo electrónico de mi trabajo.

P.: ¿Recuerda su primer post?

R.: Sí, claro, era un artículo pretencioso y muy difícil de leer en una web muy rudimentaria que probablemente no interesó a nadie. He cambiado mucho desde entonces, tanto en lo personal como en lo digital: el tono de los artículos y la línea editorial es mucho más cercana, sencilla. Simplemente soy un enamorado de la gastronomía con cierta experiencia al que le gusta escribir.

P.: ¿Cuántas veces carga el móvil al día?

R.: Dos, como mínimo.

Aznar para aglutinar a la derecha

El titular en Vozpópuli lo dice todo: “Barones del PP quieren a Aznar en sus campañas para frenar a Vox”. Dicho de otro modo: dentro del PP unos cuantos con capacidad para hacerlo están presionando a Pablo Casado para que cuente con Aznar, a quien consideran capaz de taponar la fuga de votos hacia la extrema derecha. Pero, claro, eso supondría que quien es capaz de votar a los de Santiago Abascal también es capaz de votar a Pablo Casado siempre que Aznar esté a su lado, y eso no dice nada bueno… de ninguno de los mencionados. Y el PSOE, encantado de ser esta vez “el centro”.

¿Habrá partido en Miami?

Luis Rubiales, el presidente de la Federación española de Fútbol que se cargó a Lopetegui dos días antes de que arrancase el Mundial, ha anunciado ahora que no da luz verde a que Barcelona y Girona jueguen el partido promocional de la Liga en Miami que la LFP ya había vendido. ¿Puede Rubiales vetarlo? Parece que sí, y que Tebas es rehén ahora de un presidente que hace de cada decisión mediática un pulso contra el que quiera echárselo. Entre Rubiales y Tebas permítanme que no me quede con ninguno y lamente en qué manos está el fútbol vasco.

Los medios vuelven a sus orígenes

El tuit del Ángel Jiménez sobre el futuro de (algunos) medios me ha resultado bastante interesante: “Benioff, el fundador de Salesforce, compra Time. Bezos, el Post. A este paso el futuro de los medios va a ser volver al mecenazgo de grandes fortunas, que es como nacieron. Es poético pero también algo preocupante”. Yo hago una primera lectura distinta: las empresas informativas somos atractivas para quienes manejan la tela hoy, y eso siempre es importante. Después, veremos a qué intereses responde cada una en función de la propiedad, pero esa es justa nuestra idiosincrasia.

Facebook, en el punto de mira de Europa

Vera Jourová, la comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, se ha mostrado muy contundente contra Facebook: “Queremos que Facebook sea absolutamente claro con sus usuarios sobre cómo opera y hace dinero. Facebook tiene casi 380 millones de usuarios en Europa (…) No mucha gente tiene claro cómo Facebook utiliza los datos personales (…) No mucha gente sabe que Facebook ha hecho accesible esa información a terceras partes o que, por ejemplo, tiene todos los derechos de autor sobre cualquier foto o contenido que subes, incluso después de borrar la cuenta”.

Yo, también

Me sumo a la queja del autor del blog, La Mejor Chuleta de Bilbao, que se muestra “un poco harto de vídeos que denigran a personas sin techo dejando una cartera llena de pasta en sus narices, pidiéndoles comida o haciendo chorradas varias. Todo para que algún cretino influencer muestre al mundo que puedes ser pobre y buena gente a la vez”. La indefensión de todos, absolutamente todos, ante la posibilidad de que cualquier niñato te esté grabando mientras te pone a prueba o te gasta una broma (podemos recordar al “cara anchoa”) es tan real como innecesaria.