El campechano

Quiero creer que hubo muchos periodistas que nos contaron los hechos cuando sucedían, pero como podían contarse entonces, y que ahora solo estamos conociendo la versión para adultos, sin paternalismos ni velos. Por eso ahora vemos un vídeo de hace 30 años de Juan Carlos I, diciendo a una periodista con la que coqueta, además, que “probablemente” intente evadir impuestos pero que cree que “es importante” que el rey los abone, y sabemos que “el campechano” era (y es) un tipo que se reía de todos y que, a la luz de los indicios y lo publicado por fin, empezaba a acumular dinero negro.

El honorable

Antes o después, Juan Carlos I se morirá y Felipe VI tendrá por delante veinte años de reinado para convertirse en “El Honorable”, hasta que su hija mayor herede el trono, la jefatura de Estado y un business familiar que incluso cumpliendo escrupulosamente con todas las obligaciones resulta deleznable. La evolución, como la de los Digimon pero de carne, hueso y caspa, ya ha empezado: “El Rey comienza con el relevo de la casa militar una renovación de su entorno. También en la llamada Casa Civil, bajo la batuta de Jaime Alfonsín, puede haber cambios de calado” (El Independiente).

El papista

La turra que hemos tenido que aguantar sobre la casa real española solo es comparable a la turra que todavía tenemos que aguantar sobre los españoles avasallados en Catalunya y lo necesarias que son iniciativas supuestamente transversales como Sociedad Civil Catalana. Tan transversales en realidad que el jefe de comunicación de la organización, Pablo Zaragoza, se ha pasado a Vox: “Concretamente, ocupará el puesto de director de comunicación del partido de la ultraderecha, con Ignacio Garriga como candidato a la presidencia de la Generalitat”, leemos en El Plural. Sí, eso es lo que son, por mucho que los mismos medios españoles que aplauden a Felipe VI les cubran de velos de pureza.

La íntegra

Seguro que en Sociedad Civil Catalana y en Vox hay un pulso constante para saber quién es más español de derechas. Una pugna que ha acabado en enfrentamientos directos entre ellos en concentraciones relacionadas con Vox o su propia estructura interna local. Pero en la izquierda no son menos: Teresa Rodríguez es de las que marcan una línea en el suelo e indica que en su lado está la verdadera izquierda. Según Estrella Digital, está organizando una alternativa a Podemos en Andalucía que contaría con el mismo nombre, “Adelante”, y parte de sus integrantes, lo que puede acabar en los juzgados, según el medio.

El teletrabajo

El teletrabajo está bien… Siempre que sea una opción: yo he teletrabajado mucho y lo he hecho muy a gusto, pero esta última temporada se me está haciendo difícil, lo confieso. Estoy deseando volver a la calle… Y elegir cuándo teletrabajo, que en eso consiste si es de verdad. En esas condiciones parece que el 72% de quienes lo hemos probado lo querríamos incluso sin pandemia ni restricciones, según el informe que han cazado al vuelo en Xataka. Un porcentaje altísimo que sí puede convertir esta opción en uno de los efectos irreversibles de la pandemia, que ha empujado, por ejemplo, nuevas leyes.

También son los suyos

Lo que dijo Macarena Olona en el Congreso de los Diputados sobre los militares franquistas que en un grupo de WhatsApp fantaseaban con golpes de estado y millones de fusilamientos, que esa gente era “de los suyos”, es muy grave. Pero en la misma España que ha amparado a semejante calaña sabiendo perfectamente que existía, ¿qué más da? Es la misma España en la que el PP, un partido que ha estado en el gobierno, también quiere dejar claro que esos fascistas son de los suyos, expresando una equidistancia abominable, como la que mostró Ana Beltrán en La1, televisión que pagamos todos.

Así les va

Está claro que en España con dos partidos políticos para tanto facha es suficiente. De hecho, durante décadas con el PP fue suficiente. Luego surgió Ciudadanos, que solo sirvió para cebar a Vox (el mismo Ciudadanos que surgió sustituyendo a UPyD, y ese no es un detalle menor), pero hoy todo vuelve a reducirse a dos formaciones. En Ciudadanos solo tienen que ocuparse ya de una cosa: cómo disolverse con un poco de dignidad. Cualquier otro esfuerzo será baldío y, por definición, solo conducirá a la melancolía. Lo saben y ya dan pasos en este sentido: en Catalunya pueden pasar de ganar las elecciones a cuarta opción.

Pues en Podemos no les va mejor

Está claro: Teresa Rodríguez no ha guardado el hacha de guerra. “Demanda a Dina Bousselham por decir que se apropió de 109.000 euros de Podemos e IU”, leemos en República.com. Bousselham fue asesora de comunicación de Pablo Iglesias y ahora dirige La Última Hora, un digital que ha promocionado Podemos (pidiendo en sus canales oficiales a sus seguidores que se suscribieran), en el que el partido morado coloca a sus prescriptores, su agenda y sus mierdas, como con la que quiso salpicar a la que fue una de sus caras más visibles en Andalucía y toda España, con una noticia que ni siquiera fue firmada.

Los minions de Twitter

Este tuit de Javi Sánchez sirve para hablar de la extrema derecha pero también de los partidos de izquierda que han gastado muchos recursos en formar a su gente para que use Twitter… Y ahora se tiene que comer la red con patatas: “Una cosa que tiene que ser un poco agotadora es ser minion del facherío y estar todo el día dale que te pego a intentar aupar TT”. Porque un trengind topic no vale de nada fuera de Twitter, porque todos los habituales de esa red social ya tienen su opción política definida, porque los periodistas ya solo compran el tuit del jefe de filas político y hace tiempo que no pierden el tiempo con chorradas.

Sí, lo podemos exigir

El FC Barcelona es un gigante cansado, que se tambalea cuando intenta ponerse de pie y dar un par de pasos. Es una máquina que gasta muchísimo dinero y genera cada vez menos. Es un equipo de fútbol venido a menos y un club sin gestión. Es el fútbol sin el fútbol: lo peor de este deporte. Esta semana ha aprobado un ERTE para 77 trabajadores que, me da, no afecta a la primera plantilla. Es cierto que esta finalmente se ha avenido a negociar, a retrasar cobros y hasta a pequeñas quitas. Pero creo que a los futbolistas a los que hacemos millonarios prematuros, como decía Bielsa, tendríamos que exigirles más implicación.

España ya no es una

Lunes. Empieza una semana que seguro que no es menos intensa que la pasada en lo político. Una semana en la que Vox, como en las anteriores, seguirá haciendo trampantojos para que no parezca que lo suyo solo es el discurso grueso. Lo que denuncia César Calderón entre otros tuiteros debería de ser sancionable porque supone un malgasto evidente y malintencionado de los recursos: para engordar el número de preguntas parlamentarias, Vox hace la misma petición en cada una de las provincias. “Según este innovador método habrían presentado unas 15 preguntas por provincia. ¡No dan un palo al agua!”.

Podemos la empieza con más tranquilidad

Precisamente Vox, junto a PSOE y Ciudadanos, ha echado un cable a Podemos en Andalucía: finalmente, Teresa Rodríguez y otros ocho parlamentarios autonómicos tendrán que abandonar el grupo de los morados después de que la portavoz lo hubiese solicitado. Una expulsión que a Podemos le ha costado varios escarnios y, seguramente, aún le quede alguno más porque Rodríguez (acusada de transfuguismo y que sigue con un escaño, igual que sus compañeros, pero fuera del grupo) está decidida a plantar cara a la dirección de Podemos en su parlamento, Andalucía y España entera.

Europa… Y mucho más cerca

La eurocámara es especialmente singular, así que la descripción que hace Idafe Martínez seguramente encaje mejor en este parlamento que en otros: “Los eurodiputados se dividen en dos grandes grupos: los que trabajan de eurodiputados y los que usan su cargo de eurodiputados y hasta sus preguntas a la Comisión como altavoz en el debate nacional. Creo que los del segundo grupo son una rémora, para la UE y para su país”. Estoy plenamente de acuerdo con este periodista, pero por mi experiencia insisto en hacer extensiva esta división a otras cámaras e, incluso, consejos de administración.

Sí, así es una pandemia

Parece que hay correlación: a medidas más duras, mejores resultados en la lucha contra la pandemia. A mayor relajación (también la provocada por una buena situación), más contagios y más muertes. Así es una pandemia, y así tenemos que tomárnosla. Ya sé que estamos cansados, ya sé que el derecho a la queja es indiscutible, ya sé que el que siempre sabe lo que hay que hacer nunca está en el gobierno, en ningún gobierno… Pero solo hay una forma de enfrentarnos a la pandemia: con disciplina y abnegación. ¿Y críticas? Si el error es evidente y si son constructivas. Para hacer ruido ya están las charangas.

Vodafone es más rentable… Sin fútbol

La crisis económica derivada de la pandemia puede acelerar que se quede sin oxígeno la mayor burbuja que hemos construido entre todos: la del fútbol. Una burbuja que ya tenía varias fugas y que se mantenía a flote, aparentemente, porque la parcheaban con billetes, montones de billetes. Pero ni el merchandising oficial (que solo compraba el aficionado más próximo) vale lo que cuesta ni lo hacen las retransmisiones: desde que Vodafone dejó de pelear por emitir el fútbol su rentabilidad ha aumentado. Y no es la primera noticia al respecto (aquí también encontramos el famoso velo mediático) que anuncia la crisis que viene.

Sí, pero ahora no

Esto de Salvador Enguix deberíamos escribirlo y leerlo más veces: “Grave error que la izquierda acepte entrar en el debate demagógico del sueldo de los políticos que alienta la derecha. La gestión pública debe estar bien pagada, y reconocida”. Lo publica en La Vanguardia después de que Podemos pidiera que en Catalunya la subida a los funcionarios de un 2% no fuera extensiva al gobierno. Esa subida ahora no toca (puede que ni siquiera la del funcionariado), como no toca la del ejecutivo español (ahí los de Podemos sí mejoran su sueldo). Y lo que nunca debería de tocar es el populismo que aquí manosea Bildu.

Qué (t)error

Precisamente en Podemos pueden estar viviendo un viernes 13 terrorífico porque, pase lo que pase con el escaño de Teresa Rodríguez, el cuento de miedo va a continuar: si la andaluza permanece en el grupo de Podemos en aquel parlamento, será difícil de gestionar. Si se libran de ella, por “salud democrática” (Público), según los propios morados, será una opositora más a su gestión. Todo esto, mientras Rodríguez sigue con su permiso por maternidad y después de que Irene Montero hiciera un ridículo injustificable en Twitter cruzando mensajes y haciendo un flaco favor a la Igualdad. Esta peli va para saga.

¿Una de miedo?

Los bares están cerrados, hay toque de queda y es viernes, 13. La de hoy es una buena noche para ponerse una copa en casa y ver una peli de miedo. Una peli de miedo como la de Leonor, el documental que ya se puede ver en Amazon Prime Video. La historia de una niña que ejecutará el más terrible de los asesinatos: la modificación de la Constitución para abolir la ley sálica y que pueda reinar. La peli de terror más extremo en el que la pequeña tiene que sobrevivir a un abuelo avaricioso, una madre aterradora y un padre incapaz de salvarla, en una familia en la que ya hubo asesinatos entre hermanos.

Los privilegios de Ortega Smith

Jon Arrizabalaga tuiteaba una frase de esas que, pese a su sencillez aparente, resuenan: “Tú no puedes ver La Vuelta desde la carretera. Ortega Smith, sí”. El diputado de Vox no solo puede: lo enseña sin tapujos en su cuenta en Twitter con un vídeo en el que se le ve acudir a un puesto de auténtico privilegio para ver el final de la competición. Privilegio… Acompañado de vanidad, porque un equipo de imagen le acompañó para grabarle, para exhibirle junto a imágenes de los corredores. Ahí está la casta que no se esconde, la que se deja ver bien: siempre fueron privilegiados, como todos los fachas en España.

Pues yo creo que no

Me temo que el cambio en la presidencia de EE.UU. va a seguir generando noticias, posts o tuits para esta columna. Yo daría el tema por zanjado, pero mientras Trump mantenga su cuenta en Twitter hablaremos de él. No obstante, soy de esa minoría que cree que el trumpismo se agotará: incluso aunque se presente a las elecciones en 2024 lo hará sin fuerza, sin apoyo, sin acompañantes y con mucho menos dinero. Y ninguno de sus hijos tiene el magnetismo pero sí acapara todas las dudas. El trumpismo, como amenaza global, morirá cuando abandone la Casa Blanca. Como entretenimiento sí pervivirá.

Las gallinas que entran por las que salen

Querido autónomo, no te acostumbres demasiado a tu nueva cuota, no la cojas cariño: antes de que desaparezca y haya una subida abrupta en nombre de una mejoría que solo entienden quienes no han hecho una trimestral en su vida, vendrá un nuevo incremento. 2021 nos espera con un 1% de ascenso en la cuota habitual, pero tú no desesperes. Piensa, querido compañero, querido semejante, que con ese incremento el Estado podrá soportar el aumento del 0’9 que recibirán los funcionarios, esos que tienen vacaciones aseguradas y días libres, y el gobierno, ese que dicta las subidas. Cuídate. Un abrazo.

Ya sabíamos que siempre gana la banca, pero…

No hace falta ser autónomo para tener una hipoteca o un préstamo, o varios, o todo a la vez, y sufrir a esa entidad que cobra unos intereses abusivos (siempre lo son) y, a la vez, te impone tantas obligaciones y pagos por sus servicios. Pues si estás en esta situación y eres especialmente sensible al cabreo, no leas el hilo en Twitter de Jorge Dioni López sobre los privilegios a la banca: ayudas públicas de todo tipo, beneficios, dividendos, bonus, concentración (permitida) … Para acabar firmando miles de despidos, y eso que todos, también los despedidos, ponemos bote para rescatarles por sus errores.

Qué movida, eh, Botín

Pues con nuestro dinero, el que dejamos que nos guarden y le pagamos por servicios y comisiones, y el que les damos cada vez que tienen un problema, los banqueros se hacen con unas fortunas difícilmente explicables. Será que es costoso encontrar a gente tan avariciosa y por eso es necesario pagarla tan bien. Avariciosa hasta el punto de que Jaime Botín tuvo en su poder y sacó de España para vender, aunque no podía, un auténtico Picasso. El presidente de Bankinter y hermano de Emilio Botín fue condenado a 3 años de cárcel y pagar una multa de 92 millones que, ahora, el juez ha ratificado. A pasar por caja, majo.

Pues anda que en Podemos…

Yo pensaba que la próxima aparición de Teresa Rodríguez iba a ser, directamente, en un spin-off del Juego de Tronos de Podemos. Pero, no: “La Mesa del Parlamento de Andalucía decidió este jueves con la mayoría de PP y Ciudadanos devolver a Teresa Rodríguez y a los otros siete diputados expulsados del grupo de Adelante Andalucía a la disciplina” (Público) del grupo de Adelante Andalucía. Así que Irene Montero se puso en evidencia para nada, porque no se han librado de Rodríguez, que seguirá siendo un submarino dentro del grupo parlamentario. Seguro que los representantes de PP y Ciudadanos han votado a conciencia.

No sé en qué me he equivocado

Precisamente viendo a los banqueros en particular tengo bastante claro que el secreto del éxito está en acertar con el sector: a mismo esfuerzo y talento, en un oficio puedes vivir muy bien y en otro, como el periodismo, por ejemplo, no. En el lado de los sectores en los que sí podemos poner la banca pero también la narración de partidas de videojuegos, un mundo que está ahí pero que nos resulta absolutamente ajeno a la mayoría. Un mundo real, contante y sonante, en el que la estrella femenina del sector, Pokimane, “pone un límite a las donaciones” que recibe vía Twitch porque considera que gana demasiado (3D Juegos).