Hoy tienen una segunda oportunidad

La semana pasada Vox anunció su intención de proponer en serio la construcción de un muro suficientemente alto y suficientemente grueso en las fronteras de Ceuta y Melilla con Marruecos para evitar el paso de los inmigrantes. Si ha leído este párrafo mientras desayuna espero que no se haya atragantado con el café. La desgracia es que van en serio: son la extrema derecha alocada, tipo Trump o Salvini, y colocaron la noticia como carta de presentación antes de la ronda de Felipe VI con los partidos. Si Sánchez no nos sorprende, puede que hoy mismo sepamos que va a dar una segunda oportunidad a Vox.

Solo hay que escuchar al pueblo (y ser del pueblo)

A Pablo Iglesias se le llena la boca hablando de “la gente” y a Pedro Sánchez cuando dice “España”. Me parece bien, pero si fueran de verdad de la gente y vivieran en la España en la que vive la mayoría, no nos mandarían a elecciones. La ciudadanía habla y hay que escucharle, y no solo en los sondeos o el día de votación. Lo hace constantemente: la alcaldesa de Móstoles, del PSOE, ha acabado por destituir a su hermana por los abucheos recibidos durante el pregón de las fiestas. Noelia Posse había contratado a Laura como community manager (puesto de confianza) por 52.000 € al año en el ayuntamiento.

La soberbia sirve para contratar

Noelia Posse no supo ser del pueblo (si lo eres te das cuenta de que no puedes contratar a tu hermana de ese modo siendo alcaldesa) pero sí supo escuchar. Los que ni lo son, ni les importa no serlo, ni escucharán a la ciudadanía son los del PP en Madrid: 75.000 € al año para el torero Miguel Abellán, director del Centro de Asuntos Taurinos; y 93.000 para Ángeles Pedraza, nueva gerente del 112. Lo más significativo del segundo nombramiento es que la ex presidenta de la AVT ha pasado ya por tres puestos de designación en dos semanas, hasta encontrar acomodo. La política así no es política, es negocio privado con dinero público.

Impuestos, ¿para esto?

Twitter es cada día peor. Sí, siguen actualizando sus cuentas a diario algunos usuarios de esos que comparten links interesantes e ideas que te dejan pensando, pero también se está llenando de intransigentes, vapuleadores por diversión y niñatos de todas las edades que creen tener las cosas claras. Así que aplaudo la respuesta de un clásico (para bien), Yeyo de Bote: “No entender que bajar los impuestos es igual a tener peores servicios y peor calidad de vida es de ser bastante más gilipollas”. Tiene razón. Lo malo es que esos impuestos también van a Abellán, Pedraza y Posse.

Un iPhone, un sueldo

Clausman también supo poner el acento donde importa cuando tuiteó: “¿Qué iPhone es tu nómina?”, junto a la foto en la que Apple mostraba sus nuevos (o renovados) modelos de iPhone junto a sus precios. Desde 500 a 1.1000 dólares. Sí, yo también tengo un teléfono que ronda los 1.000 euros, pero es mi principal herramienta de trabajo (hoy, más incluso que el ordenador), y porque lo manejo constantemente sé que es una barbaridad lo que pagamos y que si lo hacemos solo es por un motivo: porque los fabricantes y los desarrolladores de aplicaciones van a lo suyo en vez de a responder a las necesidades del usuario.

Hace falta ser idiota…

Una de las últimas modas efímeras de Twitter consiste en lanzar una loncha de queso a tu hijo pequeño, a poder ser, en la trona, y grabar su reacción. Como lo leen. No me estoy inventando nada. En Twitter, en YouTube, en Google y en cientos de digitales hay referencias a este nuevo “reto” o como quieran llamar a esta gilipollez. Hace falta ser idiota para que se te ocurra hacerlo y para grabarlo, pero para repetirlo y subirlo a Twitter hay que ser idiota al cuadrado. Así que, que nadie intente convencerme de lo contrario: Internet no sirve para difundir conocimiento, sino chorradas.

Seamos sinceros

Asier Barainca ha hecho una de las mejores preguntas que recuerdo desde que empezamos a hablar de las Google Glass: “¿Que fue de las Google Glass?”. La respuesta tendrá que esperar porque, de momento, no hemos tenido más información de un invento llamado a cambiar el mundo y que se ha quedado en otro puñado de referencias entusiastas en Google, precisamente. Insisto: la versión comercial de Internet no ha mejorado ninguno de los grandes problemas de la humanidad, pero sí ha servido para ocupar nuestro tiempo con historias y ventas efímeras e infructuosas.

Volvamos a empezar

“Éramos más felices cuando desayunábamos galletas con mantequilla”. Este tuit de la semana pasada me parece uno de los más acertados que he leído últimamente. No solo porque pone de manifiesto los vaivenes continuos en las recomendaciones alimenticias (ahora las galletas, ¿son buenas o malas? ¿Y la mantequilla?), sino por todo lo que lleva implícito. Antes de Google, de Twitter y de Facebook o Instagram, teníamos claro que había expertos que sabían más que nosotros y no dedicábamos nuestra atención a estrellas del social media que hablan de dietas (y lo que sea) con soltura y conocimientos por probar.

Apple se autoencumbra

Hoy todos estamos empoderados: los del primer mundo tenemos teléfonos con más tecnología que la que hizo posible que el hombre pisara la Luna. Y con ellos podemos difundir contenidos aunque sean falsos y sacar fotos aunque no seamos fotógrafos. ¡Y qué fotos! Apple acaba de publicar las mejores imágenes sacadas con un iPhone como si el mérito fuera del aparato y no de los autores. Porque hasta cuando habla de los fotógrafos desliza que es que los buenos eligen iPhone. Démosle la vuelta: usemos la tecnología para hacer grandes fotos y compartir noticias, y no solo para encumbrar a quienes buscan ser encumbrados.

La mejor chuleta tiene nueva web

El blogger vasco del año para Deia, Markos Ramas, ha actualizado su web, “La Mejor Chuleta de Bilbao”. Los contenidos vienen a ser los mismos pero ahora queda más claro que el blog no es solo de chuletas sino de restaurantes y experiencias. La navegación es sencilla y la disposición invita a pasar tiempo en la bitácora. Cuando este periódico decidió reconocer la actividad de Markos Ramas fue, precisamente, porque es genuina: un blogger que no es cocinero, que no juega a serlo, que no quiere hacer críticas sino contar su experiencia, que disfruta y solo quiere hacer disfrutar. Así de sencillo. Y de difícil.

¡Qué Estado les está quedando!

Los agentes de la Policía Nacional que hacían bromas sobre una posible violación a Oriol Junqueras en la cárcel suponen una muestra representativa de lo mal que está el estado español. No volveré a entrar en cómo la jueza Lamela “compra” al fiscal lo que el ministerio necesite porque lo de la Policía Nacional, por medio de esta pareja, es suficientemente condenable. ¿Y si esas bromas y chistes las hubieran hecho sobre una mujer? Pues es igual de grave.

Que no canten más

La denuncia de Dani Álvarez en Twitter me parece un resumen estupendo de cómo funciona ese estado de connivencia fiscal-jueza, de policías nacionales bromeando sobre violaciones, y de un vengativo que echa para atrás: “Cantaban a por ellos, y fueron a por ellos. Cantaban a prisión, y los mandaron a prisión”. ¿Quién ordena esos cánticos? ¿Ante quién responden los poderes ejecutivo y judicial españoles? Es la realidad la que invita a hacernos estas preguntas.

Sí importa

Dani Mateo también consigue resumir en un tuit lo que muchos opinamos sobre este estado: “El problema es que la justicia es inmediata para unos mientras otros la esquivan descaradamente y eso enciende a la gente”. No nací ayer: sé que se está juzgando la Gürtel, sé que Urdangarín ha sido condenado. Pero el yerno y cuñado del Rey sigue en la calle, y en la Gürtel la figura de Mariano Rajoy ha pasado por alto. De Rodrigo Rato, ya, ni hablamos. ¡Cuánta indignación

Podemos reinventa la política

No podemos acusar a Podemos de hacer “vieja política” en base a lo que denuncia Albano Dante Fachin. Agárrense: hace público un documento, con un esquema parecido a otros que hemos visto, de actuación para los simpatizantes de Podemos en redes sociales. En este caso (como en aquel contra Errejón) el objetivo político era interno: el líder de Podemos en Catalunya. Esto no era viable en los partidos tradicionales, ¿es esta entonces la nueva política?

No lo entiendo

Nicolás Rivera no decía qué le parecía: solo mostraba en Twitter las cosas a las 7:15 de la mañana en Madrid para hacerse rápidamente con un iPhone X, mucho antes de que abrieran las tiendas. No lo entiendo: no es un producto de primera necesidad (y yo trabajo con estos cacharros), solo es un modelo nuevo que vende una empresa que ha vuelto a anunciar beneficios mayores basados en lo carísimo que es este aparato (más de mil euros) y en las colas vistas.

Si lo que quiere es llamar la atención…

Si lo que quiere Gabriel Rufián es llamar la atención mostrando una impresora en el Congreso para declararse culpable por votar el 1 de octubre, lo ha logrado. Yo doy toda la cobertura que busque este diputado que te sorprende la primera vez que le oyes y te cansa a partir de la segunda. Su modo de tomarse la política, a golpe de tuit para ganar notoriedad, ni es seria ni lo pretende. Pero la política sí lo es. La línea que separa lo que hace de la tontería es cada vez más fina.

Argumentos muy baratos

Ha sido muy fino El Citador (más de 36.000 seguidores en Twitter) calificando de “falacia para dummies” la afirmación de Rafael Hernando, que hacía la siguiente resta: si la manifestación de la Diada en Barcelona había reunido a un millón de personas… Los otros siete millones de catalanes se habían quedado en cada en total desacuerdo. O es un ignorante extraordinario o un manipulador muy barato. El problema, no obstante, es que haya personas capaces de creérselo.

Y ahora, ¿qué?

Llevamos un par de semanas oyendo ya el rumor de que Pablo Iglesias e Irene Montero puede que no sean ya pareja sentimental. Si se confirma, que sea para bien, pero permítanme que me pregunte, ¿qué va a pasar ahora? Tania Sánchez fue claramente defenestrada e Irene Montero ascendida en función de su relación con el líder de Podemos (dando por hecho que ambas eran personas perfectamente válidas). ¿Habrá remodelación del grupo parlamentario? ¿Y si la hay?

El iPhone loco

Más de mil euros. Para mí esa es la característica principal del nuevo iPhone: su precio desorbitado. No seré yo quien diga a los de Apple qué tienen que incluir en su dispositivo ni con qué margen de beneficio (siempre mayor que el de otras marcas) venderlo, pero me parece un despropósito. Sobre todo porque Apple sabe que marca el paso de prestaciones y desarrollos: todo ae desarrolla para esas altas prestaciones. Pero hay que poner fin a esta locura.

¿Huelga de animación?

Borja Barba acierta plenamente, en mi opinión, con su planteamiento: cuando los grupos de aficionados encargados de generar ambiente y con cierto trato de favor de las directivas deciden dejar animar ponen por delante sus intereses sobre los del equipo. Eso destapa una serie de consecuencias interesantes: ¿a qué intereses responden? ¿Qué intereses se pueden poner en un campo sobre los del equipo? ¿Puede el club apoyarles si no priorizan al equipo?

La vida sigue igual en 2017

20170110_bogando

¿Una nueva “caja B” en el PP de Madrid? Eso es justo lo que investiga el juez Eloy Velasco, según leemos en El Confidencial: “Han requisado las cuentas presentadas entre 2010 y 2014 por la Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid, más conocida por su acrónimo Fundescam, ante los indicios que apuntan a que la entidad fue empleada por el PP de Esperanza Aguirre para canalizar el cobro de donaciones opacas al partido”.

También para Arantza Zulueta

Les recomiendo el extenso reportaje de Mikel Segovia en El Independiente sobre Arantza Zulueta, que lleva “1.000 días de aislamiento” en una cárcel de Cádiz pese a que los ocho abogados de presos de ETA detenidos en 2014 junto a ella están en libertad con cargos. La situación de Zulueta es, además de injusta, en mi opinión, simbólica: quienes obligaban a los presos de ETA a no acogerse a beneficios ni mejoras de situación penitenciara se quedan atrás ahora en una resistencia dolorosa pero no heroica.

Agur, Txetxu

A. Garmerndia hizo un estupendo trabajo ayer recopilando en las páginas de este periódico lo que dijeron (y dijimos) sobre Txetxu Ugalde cuando nos enteramos de su fallecimiento. Yo me quedo, sobre todo, con el agradecimiento de Adela González en Twitter, la deliciosa crónica de Jon Rivas en su blog, de la vida y la muerte de Ugalde, que anuda la congoja, y el recuerdo en Facebook de quien hoy es político y un día fue compañero, Andoni Ortuzar: “Ya hay quien organice talk-shows y tertulias deportivas en el más allá”.

“La que no se deja comete un error”

Todavía resuenan las acertadas palabras del ciclista Mikel Landa que recoge Kirol Exprés, sobre el acierto del paso que han dado en Australia sustituyendo a las chicas que besan al ganador por “juniors” que entregan el premio, cuando vemos en El Plural las que ha hecho Miguel Jesús, torero al que llaman “El Cid”: “Los toros nerviosos son como las mujeres, la que se deja se deja y la que no se deja creo que comete un error”. Ahora, encuentren la principal diferencia.

10 años de iPhone

Lo recuerdan en Xataka y en todo blog tecnológico que se precie: ayer hizo 10 años de que Steve Jobs presentara el aparato que ha supuesto una auténtica revolución tecnológica. Más incluso que el portátil, gracias al iPhone, que pasó por encima de la competencia (entonces BlackBerry), Internet pasó a estar en la palma de la mano y empezamos a usar el teléfono para todo, además de para hablar. Una gran idea (y cara, muy cara) que, ¿nos ha mejorado la vida o nos ha llevado a estar más pendientes del trabajo, Twitter y el mail a todas horas?