Sí, Internet nos ablanda la mente

La pieza en Magnet sobre cómo nos hemos radicalizado desde que se popularizó el Internet de banda ancha, el que hoy conocemos, está muy bien pero falla en la base: no se trata de que nos confrontemos con otras nuestras posiciones como usuarios, lectores y votantes, es que hay opciones políticas populistas e incluso fascistas que están aprovechando demasiado bien la polarización que ofrece la gran red. Sin Internet, ni Trump ni el Brexit serían hoy realidad y, por supuesto, la pandemia no podría ser utilizada como arma arrojadiza de oposiciones irresponsables y populacheras contra los gobiernos.

Y a algunos se la licua

Internet también es culpable de que mucha gente, muchísima, que no sabe hacer nada más que ponerse delante de una cámara con objetos o repitiendo bailes, sea tenida en cuenta. Bajo el paraguas de los influencers se cobijan quienes de verdad hacen crecer las ventas y quienes quieren hacerlo pero se conforman con las migajas. Estoy seguro de que estos últimos eran la mayoría o la totalidad de los 40 que fueron identificados por la policía en Marbella, por estar en una fiesta que duró todo el fin de semana en pleno confinamiento. ¿La excusa? Grabar un videoclip con Omar Montes. Las explicaciones, paupérrimas.

El Bitcoin no es para mí. Ni para ti

Tiene que atravesaros una pandemia mundial para que resurja el bitcoin. En El Blog Salmón intentan explicarlo con la intervención de Paypal o que quienes los “minan” cobran la mitad por cada bitcoin que consiguen. Pero el factor capital es que se han convertido en el refugio de especuladores: “Bitcoin es que no es una moneda, sino que se trata de un activo altamente especulativo. (…) Con este tipo de productos existe una significativa volatilidad de los precios, combinada con las dificultades inherentes de valorar el activo de forma fiable, coloca a los consumidores minoristas en un alto riesgo de sufrir pérdidas”.

Toma obsolescencia programada

“Apple pagará 113 millones de dólares por ralentizar iPhones viejos”. La multa es ridícula para una empresa que acaba de declarar 57.411 millones de beneficio en su último año fiscal. Pero también es la constatación de que la obsolescencia está programada hasta el punto de que si el teléfono no se rompe se ralentiza automáticamente. Pero, ¿por qué Apple lo hace si todos sabemos que podría ahorrarse el escarnio? Las sucesivas actualizaciones de las aplicaciones van inutilizando nuestros terminales. Tecnología punta y carísima que no necesitamos arruinada por innovaciones que no pedimos y por el propio fabricante.

Comprarse la Play es de pobres

Iba a cerrar esta columna hablando de los modelos de negocio de las principales empresas fabricantes de videoconsolas. Pero precisamente Sony ha provocado que me centre en el tema de los prescriptores o influencers: ¿de verdad Kiko Rivera va a hacer que se vendan más Play Station 5? De momento, de lo que estamos seguros es de que Sony le ha elegido para la promoción. Entiendo que Ibai Llanos o David Broncano formen parte de la campaña, pero, ¿Paquirrín? ¡Si tiene pinta de jugar con los dedos naranjas de comer ganchitos! ¿Cuál es el mensaje, que pagar por la Play es de pobres?

Facebook reconoce que puede hacerte daño

Vivimos una época curiosa: tenemos herramientas predictivas extraordinarias y un conocimiento exhaustivo de nuestra historia reciente. Pero la irrupción de Internet y sus consecuencias no podemos preverlas. Calculo que dentro de dos generaciones nuestros nietos se sabrán cuánto nos perturbó esta herramienta. Hoy Facebook intenta adelantarse y reconoce que existe una alerta: la sobreexposición en las redes sociales y buscadores puede no ser beneficiosa.

¡Oh, la pureza!

Cuando irrumpe Internet se instalan en su entorno una serie de vendepeines que, después de años intentando colocarnos su mercancía off-line, encuentran en las dudas que genera esta nueva herramienta su gran nicho. Algunos subsisten y otros han logrado el éxito, como Barbijaputa, que lleva su anonimato y sus argumentos facilones hasta el extremo del ridículo: ha entrado como voz en off durante una jornada sobre la visibilización de la mujer. Qué error. Cuánta soberbia.

“Narcoyoutuber”

Estoy más impresionado con la existencia de un “narcoyoutuber” que con el final de su historia: cosido a balazos como todo el que se mete con el narco allá, en México. Al parecer, algunos narcotraficantes, sospecho que de poca monta, han dado un paso más y se han convertido en estrellas de las redes sociales. Si me apuran, es una evolución lógica a partir de aquellos que pagaban para que les compusieran “narcocorridos”. Pero parece que “el Pirata de Culiacán” habló más de la cuenta en su canal.

Nos ponemos serios

Hoy les traigo otra historia para estos días navideños que puede que estén pasando en casa: la de Sony que cuenta muy bien José Luis Antúnez en Twitter. Al parecer, la compañía cambió el modelo de producción en Japón, que hasta su aparición a mediados del siglo XX venía a ser como el de China: componentes tecnológicos a bajo coste. Pero el empeño de Ibuka y Morita lo cambió todo y empezaron a producir con la calidad como argumento. Steve Jobs confesaría décadas después que Sony fue su modelo.

Más cerca del espacio que de la tierra

Me encantan estas historias y creo que estas semanas, en las que algunos habrán aprovechado para coger unos días de asueto, son perfectas para compartirlas: en Magnet han publicado un post sobre los puntos más remotos del planeta. Algunos, más cerca de los humanos de la estación espacial que de los que habitan en la costa más próxima (dense cuenta que en vertical solo nos separan 400 kilómetros del espacio). No es solo un cuento: algunos islotes no forman parte de ninguna ruta marítima.

«Si gana Inés»

Cada uno con su dinero hace lo que le da la gana. Miren, los hay que hasta invierten en monedas que no existen. Y cada uno ata su futuro a lo que le parece. Algunos hasta tenemos hijos. Así que si el de la Bruja de Oro condiciona a la victoria electoral de Inés Arrimadas sus futuras inversiones en Catalunya, allá él. La de Xavier Gabriel es una decisión arbitraria, como otra cualquiera y, al final, lleva años viviendo de la superstición y las probabilidades matemáticas muy reducidas.

La foto más machista

La denuncia es de esta misma semana pero la foto es de hace seis meses: el 19 de julio pasado la Federación Española de Baloncesto presentó el mundial femenino de 2018 que se celebrará en Tenerife con once hombres y una sola mujer. Así de sangrante era la foto. La denuncia actual la ha lanzado Doce Miradas, y la han recogido algunas blogueras como Begoña Beristain, y han hecho bien porque estos excesos no tienen caducidad como no tienen justificación.

La inflación que nos ahoga

Hay noticias que siguen sorprendiéndome aunque sé que no debería hacerlo ya a estas alturas, como la foto de la que acabo de hablarles, o que Leo Messi haya firmado un supercontrato: 70 millones brutos, 35 netos, para un jugador de 30 años. Esta decisión llevará a otros clubes a mover ficha porque sus estrellas (Cristiano Ronado, Neymar) no querrán quedarse atrás, y la estela de esta inflación llegará al fútbol vasco, no lo duden. Así es como el grande empequeñece al resto.

Y el teléfono más caro arrasa

Mi primer smartphone fue una BlackBerry. Tuve dos. Después, durante un verano sufrí un Sony con Android. Y finalmente pasé a iPhone (también tuve dos). Este año me he negado a pagar el dineral que pedía Apple por el siguiente modelo (el mío estaba ya para el arrastre), y me he pasado a Samsung. No va mal, pero no es un iPhone, definitivamente. Lo que me sorprende es la cantidad de personas que sí han soltado esos más de mil euros por dispositivo y han hecho que el nuevo también “arrase”.

Pero para despilfarro…

Termino ya con la colección de despilfarros: Letizia Ortiz se gastó el año pasado 70.000 euros solo en dos escopetas. Al parecer, es una gran aficionada a la caza y, por supuesto, esta pareja de armas tan cara no supone todo su arsenal: tiene un pedido a medida en Eibar (que costará otro pastón) y, al parecer, otro par de escopetas más. Además, ha regalado a su marido un arma de las buenas, que vaya usted a saber cuánto ha costado. ¿Y usted cuánto gasta en su afición?

El modelo catalán es…

2151208_modelo

Tal vez la polarización, la desaparición de la centralidad democrática, y las elecciones constantes que solo dan como resultado un parlamento cada vez más difícil de poner de acuerdo, incluso, para nombrar un president (ni hablamos de legislar sobre temas importantes o de avanzar en un proceso constituyente). Si hubiera elecciones otra vez en Catalunya (que no se descartan) las podría ganar Ciudadanos o ERC (formación a la que han ido centrando los demás). Lo que queda de Convergencia estaría por detrás hasta del PSC.

Un país en manos de ultracatólicos

Quién lanza a Ciudadanos y por qué lo hace han sido dos preguntas que han dado pie a mucha rumorología, pero en ‘El Plural’ lo tienen claro y se apoyan en declaraciones de Enrique de Diego, uno de los fundadores de ‘Intereconomía’, muy próxima al asunto: se trata de un grupo ultracatólico vinculado con la industria armamentística estadounidense (muy conservadora) que quiere colocar alfiles, por medio de una importante financiación, en distintos países de Europa. Parece que el plan en España funciona.

¿Dónde estuvo ayer Juan Carlos I?

Gastándose la pasta de otros (básicamente, la suya y la mía, de un modo directo o de un modo indirecto) y viviendo la vida como si no hubiera un mañana. Gana algo más de 185.000 € aunque ha pasado de 200 a 24 audiencias en un año, y actualmente “disfruta de la vida a todo lujo entre restaurantes con estrella Michelín y eventos deportivos de élite. Se pasa el 70% del tiempo viajando” (‘Público’). Aunque, eso sí, sus actuales amigos dicen que algunos le han abandonado. ¿Será por la falta de poder? ¿Será por si les pide que le inviten?

150 años “desapareciendo”

En ‘About Basque Country’ hemos encontrado un texto muy recomendable sobre la situación del pueblo vasco en 1867. Entonces, un geógrafo francés, Élisée Reclus, presente en el movimiento anarquista de entonces, para más señas, quien mostraba su preocupación por nuestra situación. Suponemos que si hoy pudiera echar un ojo al país en el que nos hemos convertido desde aquel momento, en el que escribió su reflexión, celebraría el avance que hemos vivido y nuestra supervivencia como sujeto cultural y político.

No sé si es ético, pero sí que es hacking

No voy a decirles el nombre de la web y, como ven en la imagen, la he recortado al revés que como es habitual: dejando la publicidad (Vodafone y Sony) y ocultando el contenido. ¿Por qué? Porque me parece peligroso el modo en el que esta web ha difundido (con bastante éxito, además) sencillas herramientas para conseguir contraseñas o tumbar sitios web. Dicen que sirven para hacer “hacking ético”, pero dudo de que tal concepto exista. De lo que estoy seguro es de que estas instrucciones, además, sirven para hacer hacking malintencionado.

La tragedia del fútbol

20141222_tragedia

Empezamos fuerte, con una denuncia ante lo que hemos leído en ‘El Confidencial’: Florentino Pérez ha tenido que ver cómo la tumba de su propia mujer ha sido pintada por los ultras del Real Madrid. El presidente de este club, al que podremos criticar por su soberbia en el fútbol y su modo de hacer negocios fuera de él, asegura que sabe “con nombres y apellidos” quiénes son los autores, pero que no lograrán amedrentarle. Personas violentas capaces de estas tropelías tienen que ser apartadas del fútbol español… Y del vasco, que no nos libramos tampoco de esto.

El PSOE se reposiciona

Ahora, sí, entro en la arena política. Y lo hago de la mano de Enric Sopena, director de ‘El Plural’, el medio digital que, posiblemente, más seguidismo haga a las tesis del PSOE: “La España actual necesita con urgencia que el socialismo, o la socialdemocracia, gobierne de nuevo. El PP no es un partido. Es un horror. Y Podemos es poco más que oportunismo, demagogia y populismo al estilo radical de Alejandro Lerroux. (…) Volvamos a Alfonso Guerra. Su legado fue una advertencia, dirigida claramente a los socialistas críticos de Pedro Sánchez”.

Huyamos de encumbrar a las tecnológicas

Otro de los sectores que me gusta traer a esta columna es el de esas empresas tecnológicas que algunos encumbran y defienden como si le fuera algo en ello… mientras estas firmas tributan fuera del Estado y maltratan a los clientes que se gastan varios cientos de euros en sus terminales. En el blog de la OCU han publicado la denuncia de esta organización a Apple, Samsung, Sony, LG, etc., por su oferta engañosa: cuando nos aseguran que tenemos unos gigas en nuestro móvil para lo que queramos, realmente nunca cuentan que ocupan esa memoria con sus propios sistemas y Apps, que deberían de soportarse aparte.

Volvamos al lápiz y al papel

Yo vivo de lo que acabo de mostrarles: los medios digitales, la política y la tecnología. Y sin embargo soy un apasionado de la escritura a mano, y un defensor a ultranza del lápiz, el papel y los garabatos. Cuando hace unas semanas les trajimos a esta columna que en Finlandia iban a enseñar a escribir directamente en un teclado, me lo tome como una mala noticia. Por eso me ha encantado leer el post de ‘Hipertextual’ en el que aseveran: “Escribir a mano enciende la mecha en nuestras neuronas y nuestro cerebro se pone a trabajar a pleno rendimiento, y el fruto de este esfuerzo nos llega en forma de comprensión o creatividad”.

Teclear, ¿para esto?

Si algo tengo claro es que ni los ordenadores ni Twitter nos han hecho más listos. Más bien, todo lo contrario: encontrar algunas respuestas de un modo excesivamente sencillo nos atonta. Prueba de ello son las sorprendentes búsquedas en Google que han recopilado en ‘Recetas de Personal Branding’: 30 millones de personas buscan “Google” en Google todos los meses; 12.500, cuánto mide Pablo Motos (al mes, insisto); 2.500, quieren averiguar si les han echado mal de ojo; 1.000, cuántos hijos tiene Kiko Matamoros; y más de 300, cómo saber si están de parto.