Lo suyo

“La forma política del Estado es la Monarquía”, afirmaba la Infanta Leonor, que ha incorporado a su cumpleaños real un nuevo evento: demostrarnos que sabe leer y reclamar lo suyo, como han visto. Y los monárquicos, emocionados, dando volteretas y, en resumen, haciendo el ridículo. Porque la monarquía hoy es ridícula. ¿De verdad la próxima jefa del Estado español va a ser esa niña? ¿De verdad medios, políticos y fuerzas vivas (tertulianos y estrellas variadas del couché) van a esforzarse en colocárnosla? ¿Por qué? ¿Para qué? Y lo más importante: ¿a cambio de qué?

Con un par

Si la monarquía hoy chirría como lo que es: una bisagra oxidada y vieja, también nos ha chirriado esta semana la apelación del nuevo entrenador del Real Madrid a los “cojones” de sus jugadores (y los suyos propios, supongo). A la hora a la que escribo esta columna desconozco si los “merengues” han jugado bien o mal, si han ganado o han perdido, o si su actitud ha sido indolente o ambiciosa. Solo sé que Santiago Solari ha buscado y encontrado un titular innecesario. Mi admirado Agredano tuiteaba: “Menos testosterona y más pases en profundidad”.

La mujer valiente

No entro a valorar si la mujer de Alberto Núñez Feijóo ha decidido abandonar su carrera profesional libremente o condicionada, por ejemplo, por la dura profesión de su marido (porque, sí, gobernar es difícil y exigente). De lo que sí opino y no me parece justificable, y coincido con mi compañera Begoña Beristain, es la loa de La Razón a Eva Cárdenas, que la califica de “mujer valiente” y adelanta que “muchas feministas criticarán su decisión”. Valiente es la mujer que apuesta por una “exitosa carrera” y, sobre todo, la que trabaja en lo que puede para sacar adelante a su familia.

Los encargos a Villarejo

En el capítulo de hoy conocemos a un Villarejo enfrentándose a una duda: ¿aproximarse al PP, partido con quien más coincide ideológicamente, o mantener sus buenas relaciones con el PSOE, que le hace encargos cuando gobierna España? ¿Qué eligió el ex comisario? Por supuesto, seguir jugando con todos y grabándoles, eso está fuera de toda duda. Como lo está que unos y otros le agrandaron (PSOE y PP, para que nos entendamos), le utilizaron (¿o él les utilizaba a los políticos a su antojo?), le enriquecieron y le dieron munición que ahora dispara como un francotirador.

¡Oh, sorpresa!

Tanto mesianismo y tanta sigla instrumental ha acabado por minar la capacidad del PDeCat de ser una opción política atractiva para los votantes catalanes. De cara a las próximas europeas (pero también municipales, y ojo que ahí se la juegan en serio todos los partidos), están fuertes ERC y Junqueras, que hizo frente a la cárcel y sigue chupando prisión preventiva porque la huida de Puigdemont le da la excusa a Llanera. Pero no solo es el líder: el partido republicano se ha posicionado como la opción más arraigada y fiable entre los nacionalistas catalanes de toda la vida.

La verdadera nueva política

Ni Podemos ni Ciudadanos son nueva política. Los dos partidos están formados por ex afiliados y rebotados de los partidos españoles más tradicionales, replican estructuras, replican problemas internos, replican luchas por el poder y hasta replican su forma de financiación. La verdadera nueva política en España ha llegado con Manuel Valls, un político que “pide donaciones para financiar su asalto a la Alcaldía de Barcelona” (Vozpópuli) y, al mismo tiempo, “deja fuera de su lista electoral las siglas de Ciudadanos” (República.com) que es el partido con el que ha aterrizado en Catalunya. ¿A quién se debe?

Seguimos pagando

No solo pagamos los gastos derivados de El Valle de los Caídos hasta el último clip, por lo que estamos sabiendo esta temporada de levantamiento de alfombras: el mausoleo en el que se encuentra Carmen Polo lo seguimos pagando vía impuestos por medio de Patrimonio Nacional. Entiendo que en su día (1969) este organismo se hiciera cargo de la construcción, porque España era una dictadura, pero que esa “herencia” haya llegado hasta hoy es una muestra evidente de que la tan adorada transición española necesita una buena sacudida. Y un portazo.

Inconcebible

Es una lucha tan antigua como ilógica: que las mujeres se vieran obligadas a hacer un gasto extra en sus productos de higiene más básicos por culpa únicamente de la lógica recaudatoria no entra en ninguna cabeza. Sin embargo, hasta ahora mismo ha sucedido. Así que es entendible la alegría de mujeres como Begoña Beristain, que siempre ha reclamado que las compresas o los támpax tengan el IVA de los bienes de primera necesidad. Alegría que convive con la estupefacción, en mi caso, de que los partidos hayan permitido este agravio durante tanto tiempo.

Es la hora de gastar

Seguimos con otra discriminación: que las futbolistas sean consideradas deportistas profesionales no solo se logra con el aumento de los salarios. Es el primer paso y, por lo que vemos, sigue siendo claramente insuficiente. Pero para avanzar las jugadoras nos necesitan ahora a todos: los clubes se quejan de que el aumento de la masa salarial no coincide con un aumento de los ingresos, así que se agrava la situación del fútbol femenino, que siempre fue deficitario. Y tienen razón: ahora nos toca gastar en entradas y en merchandising para que ellas formen parte del mismo business que ellos.

Plan perfecto para un domingo lluvioso

Mientras les escribía estas líneas la previsión del tiempo en las próximas horas era negativa. Si es así les propongo un plan estupendo que no es, para variar, una de esas interesantes y extensas lecturas que permite Internet, y que pueden disfrutarse gracias a un hábil redactor y una tablet. Esta vez les propongo que dediquen unas horas al vicio: hasta 10.000 juegos del Comodore 64 están disponibles para jugar directamente desde el navegador gracias a The Internet Archive. En Xataka nos ponen el link y nos explican cómo este proyecto de memoria digital nos “alegra” la vida.

Los nazis resurgen

Parece mentira que casi en septiembre de 2018 tengamos que hablar del nazismo en Europa, pero es necesario, por desgracia. Maruja Torres (también hay gente interesante en Twitter) lo escribe así: “Los neonazis son el peligro; no los inmigrantes. Pero se les deja crecer. Cada dos o tres generaciones, una sociedad va y se suicida”, y enlaza con una noticia de El País en la que titulan con los neonazis que piden cazar extranjeros al grito de “nosotros somos el pueblo”. El peligro es real, el enemigo está aquí mismo, escondido en supuestas ideas de centro y hasta progres, y espoleado por oportunistas.

¿Quiénes son los violentos?

En una concentración organizada por Ciudadanos en Barcelona para denunciar las supuestas agresiones de los independentistas en Catalunya, han agredido a un cámara de Telemadrid porque le han confundido con uno de TV3. La gravedad de los hechos es máxima y los violentos, se pongan como se pongan, son los convocados por Albert Rivera. En Ciudadanos sugieren además que la violencia fue incitada por un infiltrado y sus simpatizantes aseguran en Twitter que el violento fue el periodista. En esa misma manifestación los de TV3 decidieron trabajar sin distintivos y puede que así se salvaran de un linchamiento.

Algunos van más allá

Pablo Casado ha decidido que el PP tiene que ocupar su espacio natural: la derecha, y le ha plantado batalla a Ciudadanos, muy cómodo robándole votantes acomplejados que creen que son de centro. En esta batalla encontramos también a uno de los portavoces habituales de los de Rajoy que, supongo, intentará pelear por su espacio: “Hay que terminar con la broma de los independentistas. Por ejemplo, ilegalizando a los partidos independentistas o suspendiendo la autonomía”, tuiteaba Marhuenda. Están a un paso de decir: “Si no quieren ser españoles, ¡que se vayan!”. A ver si es verdad.

Rober Bodegas ha hablado

Rober Bodegas se ha tomado bastante bien las amenazas de muerte que ha recibido después de que en Twitter alguien desmenuzara un monólogo del humorista en 2013 para acusarle de racismo y desprecio a la etnia gitana. El propio Bodegas relativiza bastante lo sucedido, hace algún chiste y manda recados certeros. El más relevante, el que manda a los aprovechados: gitanos que se erigen en portavoces, “compañeros” que le han querido cobrar deudas viejas y periodistas que han dado voz a todos esos que han metido la cuchara y han lanzado la piedra pero escondido la mano.

Justicia

El deporte más bonito del mundo está viviendo las jornadas más intensas de la temporada: la bandera de La Kontxa siempre nos proporciona espectáculo y, casi siempre, un par de buenas dosis de emoción. A veces, hasta nos da sorpresas que, cuando los colores de uno no están en juego, se agradecen. Este año, además, da una lección: como bien recuerda Bego Beristain en su blog, el premio económico será el mismo para la competición femenina y la masculina. Su impacto, no: más dinero en quien tiene menos recursos son más recursos, eso es apostar de verdad por el deporte femenino.

Twitter está lleno de gilipollas

Me gustaría que mi regreso a la página 2 de DEIA sirva para dejar claro a los lectores y lectoras lo que escribo en el titular: Twitter es la red social en la que el tonto del pueblo te da la pelmada con un altavoz que ha comprado en el todo a cien. Un tonto del pueblo, eso sí, 2.0, con avatar pretencioso y nombre falso para tapar una identidad anodina y malrollera. Twitter es la plaza en la que se junta la parte mala de la turba, esa que solo quiere fuego y no sabe ni prender la antorcha, esa en la que se aprietan quienes condenan chistes porque otros les dicen lo que tienen que odiar.

¿Por qué me pongo así?

El último ejemplo que nos confirma el pozo de lodo que es Twitter es la colección de amenazas de muerte que ha recibido el humorista Rober Bodegas después de que a un tuitstar no le gustaran sus chistes sobre gitanos. Vale, puede que hacer chistes de gitanos hoy esté pasado de moda y siempre haya sido de mal gusto. Pero no vale que se acribille a este guionista, le llamen racista y tenga que acabar defendiéndose con un comunicado en el que solo pide que alguien pare esta espiral de odio… e hipocresía. ¿De verdad tengo que creerme que ninguno de los que le condenan se ha reído nunca de los chistes sobre un colectivo?

¿La verdad le importa a alguien?

Twitter eleva una banalidad (un chiste sobre gitanos) a rango de algo muy serio (amenazas de muerte desde el anonimato). Y sirve para cosas mucho peores: utilizar algo grave (una agresión en la vía pública) para reforzar el argumento que le conviene a algunos (que esa agresión ha sido por quitar lazos amarillos). En La Vanguardia explican que la mujer a la que le han roto la nariz en Barcelona no recibió el puñetazo por motivos ideológicos: un animal recriminó la actitud de sus hijos (ensuciar la calle con los lazos amarillos que arrancaban) y la golpeó gratuitamente diciéndole que se marchara a su país (Rusia, no España).

¿Y la privacidad?

Estoy seguro de que muchos de los cobardes que han amenazado a Rober Bodegas con cuentas anónimas en Twitter defenderán su derecho a la privacidad en esta red social, y en cualquier espacio, como si supieran de lo que hablan. Pero si algo nos enseña Internet es que de doble rasero, cinismo y jeta algunos van muy bien servidos, como el que ha intentado sacar pasta con el vídeo de Iñaki Williams discutiendo con su novia. Primero, a los medios; después, chantajeando al propio jugador. Begoña Beristain en su blog cuenta y matiza muy bien esta historia perversa.

Como detector de tontas sí que valen

Las redes sociales tienen, pese a todo lo escrito, algo bueno: son un perfecto detector de tontos y tontas, como Lucía Etxebarria, que después de hacer el ridículo en Twitter descubriendo en Asturias lo que es un toro y pensando que todos son de lidia, en Facebook ha decidido dejar por escrito lo mal que se lo ha pasado en esta región, con generalizaciones incomprensibles en lo gastronómico y humano para cualquiera que se haya acercado a tierras asturianas, haya comido algo y entablado alguna relación con aquella gente. Etxeberria, definitivamente, es una buena tuitera. Y nada más.

El Rey siempre fue así

“El cuñado de Twitter” es un personaje bastante conocido en esta red social porque suele lanzar reflexiones de este tipo: “A ver si ahora el Rey Juan Carlos no va a poder hacer con SU dinero lo que LE DE LA GANA. Os recuerdo que nos salvó de un golpe de estado el 23-F igual que su hijo el pasado octubre. Y ojo, soy republicano” (sic). Es decir, esos pensamientos que cualquiera influenciado por la prensa cortesana durante años, puede llegar a concluir que son suyos cuando, en realidad, se los ha escuchado a cualquier tertuliano de medio pelo y muchas horas de micro.

Y el PP, también

Después de conocer las grabaciones a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, Juan Carlos I no está defraudando a nadie con el mínimo espíritu crítico. Lo que dice “la amiga especial” del Rey a Villarejo y Villalonga es todo lo que ya sospechaban muchos. Tampoco defrauda el PP cuando se emplea en una recogida de firmas para que un monumento del franquismo a los caídos no sea retirado en un pueblo de Córdoba. No sé si en el PP de Aguilar de la Frontera saben que la ley obliga a ello o no les preocupa incumplirla conocedores de que son muchos los monumentos parecidos a los que no les ha llegado la hora aún.

El retorno de Catalunya

No comparto el tono de Luis Arroyo en su post: “El aburrimiento de ‘Catalunya’ en siete hechos” porque éste no puede ser triunfalista. El retorno de Catalunya a una política posibilista (derecho a decidir, diálogo con el gobierno español) va a conllevar mucha frustración en muchas personas que de verdad creyeron que iban a la independencia. Pero no ha sido así… Ni lo va a ser en un corto plazo pese a las declaraciones en voz alta, más dirigidas a mitigar esa frustración que a articular un relato secesionista. Tiene razón Arroyo en que el hastío de propios y extraños es innegable.

Los bulos de verano

Muchos de ustedes empezarán hoy sus vacaciones y, ya como aitas y amas, se encontrarán repitiendo a la orilla del agua o en la hora de la siesta algunas de esas frases que oyeron como niños y niñas, y entonces creyeron. Yo todavía dudo, como aseguran en Maldito Bulo, de que no sea necesario esperar dos horas de digestión, de que el pis no sirva para calmar una picadura de una medusa, o de que una bebida caliente refresque más que una fría. Ellos desmienten estos y otros bulos veraniegos.

Un plan de verano en la ciudad

Todavía no había escrito nada de las “eight poisons” que presentaron hace unas semanas en el Ayuntamiento de Bilbao sus embajadores porque, sencillamente, he estado probándolas. Más que las pociones, los paseos y las alternativas de ocio que Juan Ignacio Vidarte, Miguel Zugaza, Eneko Atxa, Begoña Beristain o Aitor Ocio, entre otros, plantean a los visitantes… Y a los locales. Cada uno elige una ruta que los usuarios completan. Pero no solo en Bilbao: Barcelona, Lisboa o Madrid también ofrecen este juego que puede estar bien para las vacaciones en ciudad. En la propia o en la de otros.