Para apoyar al PP, Patxi López

20141030_lopez

En ‘Ara’ lo dicen tan claro como el propio Patxi López en ‘Catalunya Radio’: el que fuera lehendakari de la mano de Antonio Basagoiti anuncia el apoyo del PSOE a la impugnación del PP contra la consulta alternativa del 9-N. Para eso está López, para asegurar la unidad de España y sumar con los de la gaviota. Y en mi opinión eso es lo que más penaliza a los socialistas ante partidos como EAJ-PNV, CiU o Podemos. La percepción en la ciudadanía de que, si se ven superados políticamente, se unen, y de que defienden el mismo modelo de España. Y ambas certezas las personifica Patxi López.

El PP vasco se cae del guindo

Ramón Gómez Ugalde se queja amargamente de la corrupción que abate al PP. En su blog se confiesa “asqueado, abochornado y dolido” y en Twitter ha promovido el hashtag: #TantaLuchaParaEsto (que pocos han seguido en su partido). El portavoz del PP en Donostia reflejan un estado de ánimo que compartirán muchos afiliados y representantes públicos del PP. Pero por desgracia me temo que solo es una reacción tardía ante una evidencia que siempre estuvo ahí: el injustificable drama del terrorismo vasco, para algunos en el PP español que nunca pisaron Euskadi, solo fue la excusa, el parapeto, la pantalla, la bandera que agitaban para desviar la atención.

Los negocios de Granados

Pero tampoco hay que mirar tanto por el retrovisor: muchas de las corruptelas son recientes, en plena crisis y con ETA sin actividad armada. Sin ir más lejos y como desvela ‘Vozpópuli’, Francisco Granados seguía con sus negocios: hace menos de dos meses registró con su mujer “dos empresas dedicadas a la consultoría inmobiliaria y la intermediación comercial”. Dos negocios perfectamente legales hasta que se demuestre lo contrario, pero como recuerdan en el mismo medio: “La Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía ha investigado reiteradamente la creación de empresas de consultoría utilizadas para blanquear fondos mediante la facturación de proyectos de tareas de asesoramiento”.

Hablemos de Catalunya

Hagámoslo porque el 9-N está a la vuelta de la esquina y va a pillarnos enredados en anécdotas como las de “el pequeño Nicolás”, la ingente indignación que provoca la cadena de casos de corrupción en los grandes políticos españoles, y la coleta de Pablo Iglesias. El último movimiento para apaciguar a la ciudadanía catalana por parte del gobierno es la disposición de este último de modificar la Constitución Española para reconocer a Catalunya como nación y blindar las competencias de financiación, lengua y cultura, según ‘El Confidencial Digital’, que atribuye este paso a reuniones entre Sáenz de Santamaría y Duran i Lleida.

Los smartphones nos espían

¿De verdad nunca lo han pensado? Llevamos en nuestros bolsillos y bolsos aparatos permanente conectados no sabemos muy bien a qué con toda nuestra información. Sinceramente, me da igual que no sé qué agencia de espías se enteren de a qué hora he quedado con mis amigos por WhatsApp para comer un par de pintxos, pero doy por hecho que sucede para, por lo menos, actuar en consecuencia. Ahora nos hemos encontrado con que en ‘ALT1040’ avisan de que los nuevos móviles de Sony vienen de serie con un software espía, y en ‘NDTV’ que el ejército indio ha prohibido el uso de móviles chinos porque reportarían información al gobierno dictador de Pekín.

¿Y quién lo genera?

20140429_quien

Puede que haya llegado la hora de mirarnos las manos y pensar cuánto de culpa tenemos en la agresión a Pere Navarro que él mismo atribuye “al clima de crispación que hay en Cataluña”, según ‘La Voz Libre’. ¿Quién genera ese clima? ¿Por qué? Dicho de otro modo: ¿a quién le interesa llevar hasta el extremo una reclamación social legítima? Pero la gran pregunta es, precisamente: ¿alguien se atreve a responder? ¿Alguien va a dar la cara ante la crispación que ayuda a generar? Periodistas, columnistas, contertulios y políticos que teledirigen, desde Madrid, el ambiente en Catalunya podrían hacer examen de conciencia, para empezar.

Bajar los impuestos en elecciones

A la ciudadanía le conviene que haya elecciones siempre. Por lo menos, mientras gobierne el PP en España y aunque tengamos que oír el soniquete de su sintonía electoral. Según explican en ‘El Confidencial’, los de Rajoy van a aparcar el desarrollo de la ley del aborto, y hasta van a bajar los impuestos: “Los ministerios de más peso han recibido órdenes de frenar cualquier nuevo proyecto con perfiles de impopularidad o tintes de choque con algún sector social “, y “el mayor crecimiento e ingresos dan más margen para acometer una rebaja de impuestos a ciudadanos y empresas”. Habrá que ver, eso sí, qué hachazos nos esperan en verano.

Abrir un Twitter en elecciones

El PP va a hacer una campaña de manual para no arriesgar: solo buenas noticias, rebaja de impuestos, y un Twitter ad hoc para el candidato. Arias Cañete, que tiene pinta de no ser el más hábil con esto del Facebook, ha entrado hasta la cocina del Twitter. O “le han” entrado. Me refiero a que es bastante probable que la cuenta a su nombre no la gestione él. Esta práctica no es en absoluto reprobable… siempre que no vaya acompañada por la primera persona, como hacen en la cuenta referida. Esa trampa de “hablo yo” hace tiempo que no cuela y, sobre todo, genera desgaste entre el resto de usuarios.

La España cavernícola

Me reconforta ver que, entre los más de 2.100 comentarios al mensaje de Gerard Piqué en Facebook por el que fuera su entrenador, Tito Vilanova, hay muchos de españoles que reprueban, precisamente, las críticas, los insultos y el escarnio solo porque el central del FC Barcelona (o su community manager) había decidido escribir ese mensaje en catalán. Lo hizo, precisamente, porque se trata de la lengua que compartían ambos, porque es oficial y porque, qué demonios, le dio la real gana. Pero esos motivos no son suficientes para quien no quiere entender y demuestra ser un troglodita.

Más realidad aumentada

La tecnología al servicio del entretenimiento… y de algo más. Eso es la realidad aumentada: jugar con nuestra propia realidad sobre la que se proyectan personas e instrumentos que podemos ver a través de un dispositivo móvil o una pantalla conectada a una cámara. En ‘Engadget’ nos enseñan lo último de Sony: jugar con una consola que proyecta objetos sobre nuestras manos, cazar a un dinosaurio en nuestro salón, o que una muñeca japonesa baile para nosotros en ese mismo espacio, con juegos de luces y sombras que asombran por su realismo.