Deja de escribir la historia, Pablo

20161111_pablo

Sí, me meto con Pablo Iglesias, pero porque me da motivos. Él es el que escribió un tuit similar al de Trump incluso antes de que lo hiciera el estadounidense, y él es el que se empeña, texto tras texto, entrevista tras entrevista, tertulia tras tertulia, en exagerar y marcar hitos históricos equivocados. Según Pablo Iglesias, la irrupción de Pablo Iglesias saldrá en los libros de historia. Pero también se equivoca el politólogo y profesor poniendo al mismo nivel la elección de un populista como Trump y la caída de la URSS.

¿Qué es populismo?

En resumen, no me gusta Pablo Iglesias, no me gusta el populismo y no me gusta el PP por el mismo motivo: no me gustan por lo que hacen. Y sí me gustan explicaciones como la que encontramos en El Blog Salmón sobre la reducción de la deuda en Madrid. No tiene nada que ver con que “no roben” (eso es populismo), como aseguraba ufano el concejal del ramo. Si no porque durante la crisis no se han abierto más obras faraónicas (tampoco lo hizo Botella) como la de la M30 que encargó Gallardón, e impuestos como el IBI han subido.

Neymar, ídolo de hijos… y padres

Según afirma Eduardo Inda y recoge su propio diario citándole, el padre de Neymar va a ganar 50 millones de euros en cinco años. Por si acaso, sacan ellos mismos la división: 10 millones al año. Y lo hacían para sumarlo a lo que va a ganar el propio Neymar por temporada: entre el Junior y el Senior, otros 50 milloncejos al año. Ahí es nada. Un jugador cuyo fichaje está siendo investigado y que ha sido, sin duda, una de las mayores operaciones de enriquecimiento hecha con pólvora del rey que hemos conocido.

¿Y Ronaldo es el mejor?

Futbolísticamente, no lo creo. Como deportista, tampoco. Y me baso en sus propias palabras: “Ser el mejor del mundo es una responsabilidad”. No recuerdo una afirmación similar por ejemplo en la boca de Michael Jordan, que sí era el mejor en su deporte y su momento. Ni siquiera lo ha sugerido Leo Messi, al que los años han endiosado (difícil no hacerlo, hay que reconocerlo) pero que sobre el césped y fuera de él, parece mejor que Cristiano. Como futbolista, en amplitud de la palabra, permítanmelo, ninguno como Aduriz hoy.

Otra vez la tecnología china

Parece que no hay un solo teléfono móvil de los que todos conocemos que no se haya construido en China o con componentes chinos, por mucho que las marcas tengan otros orígenes y un marketing americano. Así que lo que leemos en El Confidencial era solo cuestión de tiempo: móviles de marcas chinas, construidos exactamente igual que los de otras, compiten con un precio mejor en un mercado ya apretado. Xiaomi o Huawei llaman a la puerta.

No hay problemas de marca en Podemos

20160523_marca

No me gustó lo de “Unidos Podemos” por la utilización del masculino como genérico en el participio, pero la marca es suficientemente clara. El debate sobre el logo del fin de semana me parece innecesario: Podemos ocupa más mancha pero las otras marcas son legibles. No hay que olvidar que el primer gran éxito de Podemos fue poner en la papeleta electoral la cara de Pablo Iglesias. Puede que el mayor problema lo tengan en Twitter, donde una asociación veracruzana de apoyo a enfermos de SIDA tiene el usuario.

¿Hay problema en el concepto?

Personalmente, no veo nada malo en lo que voy a contarles: en Estrella Digital explicaban que Manuela Carmena confía en encontrar una entrada de la final de Champions para su nieto, y en OK Diario que Julio Rodríguez, el fichaje estrella de Podemos en el ejército, viaja con el billete más caro del AVE. Insisto: ni siquiera me parecerían hechos noticiosos… si no fueran representantes de los que señalan a “la casta”. Y me limito a preguntarme: ¿es compatible con la doctrina de Podemos usar tus influencias y gastar más de lo necesario en viajes?

El periodismo cuesta dinero

El Español publica un texto del fotógrafo Manu Brabo en el que vuelca toda su “mala leche” no por la liberación de los periodistas secuestrados en Siria, sino por el comportamiento que tuvieron los medios durante los días siguientes: “¿Son los mismos medios que les pagaban una mierda por su trabajo mientras ellos asumían los riesgos?”. Medios que “por un lado defienden la libertad de prensa y por el otro atentan contra ella” con pagos ridículos por reportajes en los que el redactor o el fotógrafo se juegan la vida, literalmente.

¿Qué es “la transformación digital”?

Comparto la guasa con la que José Antonio del Moral escribe en Twitter: “Todo dios poniendo en sus perfiles de Linkedin que ahora se dedica a la ‘transformación digital. ¡Unos cracks!”. Precisamente Manu Bravo en su reflexión a cara de perro hablaba del coste que tiene para su profesión “el digital”. Un coste y una curva de rentabilidad que desconocemos realmente. Y aunque sería apasionante acompañar a las empresas hacia modelos de negocio de éxito basados en lo on-line, una vez más hay más humo que leña ardiendo.

La tecnología china siempre vuelve

No nos engañemos: la única transformación digital exitosa es la de las empresas que han acertado con sus modelos (y sus campañas publicitarias) de smartphones. Pagamos sobrecostes brutales por teléfonos de Apple, defendemos los modelos de Samsung como si nos fuera algo en ello… Y disfrutamos más discretamente la tecnología barata: primero Xiaomi y ahora Vivo, según El Confidencial, nos ponen teléfonos en la mano con los que hacemos exactamente lo mismo que con un iPhone por mucho menos. ¿Y los derechos laborales?

Para apoyar al PP, Patxi López

20141030_lopez

En ‘Ara’ lo dicen tan claro como el propio Patxi López en ‘Catalunya Radio’: el que fuera lehendakari de la mano de Antonio Basagoiti anuncia el apoyo del PSOE a la impugnación del PP contra la consulta alternativa del 9-N. Para eso está López, para asegurar la unidad de España y sumar con los de la gaviota. Y en mi opinión eso es lo que más penaliza a los socialistas ante partidos como EAJ-PNV, CiU o Podemos. La percepción en la ciudadanía de que, si se ven superados políticamente, se unen, y de que defienden el mismo modelo de España. Y ambas certezas las personifica Patxi López.

El PP vasco se cae del guindo

Ramón Gómez Ugalde se queja amargamente de la corrupción que abate al PP. En su blog se confiesa “asqueado, abochornado y dolido” y en Twitter ha promovido el hashtag: #TantaLuchaParaEsto (que pocos han seguido en su partido). El portavoz del PP en Donostia reflejan un estado de ánimo que compartirán muchos afiliados y representantes públicos del PP. Pero por desgracia me temo que solo es una reacción tardía ante una evidencia que siempre estuvo ahí: el injustificable drama del terrorismo vasco, para algunos en el PP español que nunca pisaron Euskadi, solo fue la excusa, el parapeto, la pantalla, la bandera que agitaban para desviar la atención.

Los negocios de Granados

Pero tampoco hay que mirar tanto por el retrovisor: muchas de las corruptelas son recientes, en plena crisis y con ETA sin actividad armada. Sin ir más lejos y como desvela ‘Vozpópuli’, Francisco Granados seguía con sus negocios: hace menos de dos meses registró con su mujer “dos empresas dedicadas a la consultoría inmobiliaria y la intermediación comercial”. Dos negocios perfectamente legales hasta que se demuestre lo contrario, pero como recuerdan en el mismo medio: “La Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía ha investigado reiteradamente la creación de empresas de consultoría utilizadas para blanquear fondos mediante la facturación de proyectos de tareas de asesoramiento”.

Hablemos de Catalunya

Hagámoslo porque el 9-N está a la vuelta de la esquina y va a pillarnos enredados en anécdotas como las de “el pequeño Nicolás”, la ingente indignación que provoca la cadena de casos de corrupción en los grandes políticos españoles, y la coleta de Pablo Iglesias. El último movimiento para apaciguar a la ciudadanía catalana por parte del gobierno es la disposición de este último de modificar la Constitución Española para reconocer a Catalunya como nación y blindar las competencias de financiación, lengua y cultura, según ‘El Confidencial Digital’, que atribuye este paso a reuniones entre Sáenz de Santamaría y Duran i Lleida.

Los smartphones nos espían

¿De verdad nunca lo han pensado? Llevamos en nuestros bolsillos y bolsos aparatos permanente conectados no sabemos muy bien a qué con toda nuestra información. Sinceramente, me da igual que no sé qué agencia de espías se enteren de a qué hora he quedado con mis amigos por WhatsApp para comer un par de pintxos, pero doy por hecho que sucede para, por lo menos, actuar en consecuencia. Ahora nos hemos encontrado con que en ‘ALT1040’ avisan de que los nuevos móviles de Sony vienen de serie con un software espía, y en ‘NDTV’ que el ejército indio ha prohibido el uso de móviles chinos porque reportarían información al gobierno dictador de Pekín.