Debatamos

Sigo la recomendación de María José Canel de mantener vivo el debate sobre la posverdad preguntándome: ¿no es hora ya de que dejen de meternos goles a los periodistas con este término y volvamos a hablar, de una vez, de “mentira”? Porque no conozco a nadie que le haya venido mejor la creación de este nuevo concepto que a Donald Trump o Nigel Farage, que mintieron en sus respectivas campañas para ganar asumiendo las consecuencias de la “posverdad”, que nadie ha definido. Si les señalásemos como mentirosos y tramposos, ¿no cambiaría algo a mejor?

Y hablemos claro

Lo más fácil para mí sería que en esta columna les trajese constantemente la opinión de los tuitstars como Gerardo Tecé, pero reconozco que me gusta complicarme la vida y rebuscar. No obstante, a veces los más seguidos, los más retuiteados, llevan toda la razón y la exponen muy bien. Lo ha hecho el mencionado periodista en Ctxt, donde alerta de que los grandes medios españoles no avisan de que Vox es un partido fascista ni de que PP y Ciudadanos no están muy lejos de los de Abascal. Al contrario, según Tecé, esos mismos grandes medios seguirán haciéndoles el peligrosos juego.

Seamos también precisos

Vox no solo es un partido que basa su política en las mentiras que vierten sobre la inmigración, Catalunya o la alarma social. Vox es un partido que ha presentado un programa económico que no aguanta ni media lectura crítica. En El Blog Salmón lo han expuesto en su crudeza: se trata de una serie de soflamas sin base firme, tales como mantener el estado de bienestar bajando los impuestos o ser liberales recentralizando las transferencias de las Autonomías. Por supuesto, también contemplan la supresión del Concierto vasco y el Convenio navarro, como en Ciudadanos.

Si mezclas ganan ellos

Me ha sorprendido para mal la relación de ideas que tuiteó hace unos días un tuitero tan interesante como Don Mitxel Erreaga. Sugería que, como Santiago Abascal y Ortega Lara habían sido víctimas de ETA, hoy eran los buenos de la película en los medios (supongo). Por medio de algún retuit vi que le respondían con acierto: su condición de víctimas es indiscutible. Lo discutible son sus posiciones políticas actuales. Y lleva razón. De hecho, nadie más contento que ellos, que necesitan la notoriedad, de que sea un tercero el que relacione su ideología con la tragedia de ETA.

Zabalgarbi, desde dentro

Tengo a Josean del Moral por un buen amigo y por un tío crítico con su entorno. Así que tengo dos buenos motivos para leer su blog en el que, por su condición de crítico y porque le conozco, me he encontrado un post especialmente destacado: el de su visita a Zabalgarbi. Un relato meramente descriptivo en el que expone el funcionamiento de la planta de valorización: “Gracias a este sistema, Zabalgarbi produce actualmente un tercio del consumo eléctrico doméstico de Bizkaia”, y pone en valor su existencia, recomendando, a la vez, más sencillez en el acceso de los datos vía web.

Los porqués

Luis Arroyo explica bastante bien el éxito actual de Ciudadanos, que sigue creciendo en las encuestas mientras Podemos, que en la corta historia de estos partidos en el Congreso siempre le miró por encima del hombro, cae. Apunta a dos motivos: la lucha contra la corrupción, que Podemos desgastó más deprisa en la calle, y la cohesión territorial, donde los morados se pierden y los naranjas se manejan bien, de cara al electorado, incluso criticando el Cupo y Concierto vascos.

Y el dónde

Tan bien les va a los de Ciudadanos que Albert Rivera, su líder, ha decidido mudarse a una de las urbanizaciones más pijas de Pozuelo de Alarcón. Tanto que compartirá vecindario con Cristiano Ronaldo y Borja Thyssen, según Vanitatis. Rivera ya forma parte (y por derecho propio, no lo discuto) de la clase alta política y económica española, lo que lleva años persiguiendo. Y todo apunta a que su carrera, aunque la política se desinfle en unos años, solo acaba de arrancar.

Un poco sobre Uber

Me sorprende que José Antonio del Moral sea tan crítico con una empresa como Uber en su blog, Gananzia. Pero por lo que parece, los excesos de esta marca le han agotado hasta a él, que se declara capitalista en el mismo post, pero precisamente por eso exige como consumidor que las empresas sean honestas. Lo que no es Uber. Sí es machista, retrógrada (su creador apoyaría a Trump), se aprovecha de los momentos de la peor manera y hasta capciosa.

Facebook obliga a hacerse selfies

Parece que Facebook empieza a utilizar lo que hasta hace unos meses solo era un rumor: el reconocimiento facial. La empresa dice que así se evitará la proliferación de cuentas falsas y reducirá el riesgo de fenómenos muy dañinos como usar imágenes pornográficas como venganza cuando se terminan las relaciones. Pero déjenme pensar, basándome en la trayectoria de Facebook, que habrá una línea comercial a medio plazo de estos “selfies” por obligación.

Debutante a los 14 años

Parece que, por lo menos en la liga de Irlanda del Norte, Conner Byrne sí ha establecido un récord debutando en un partido de Copa con el Glenavon a los 14 años y 245 días. Un niño bajo los palos enfrentándose a jugadores que le doblarían la edad. Al final del partido, Byrne solo encajó un gol y los suyos marcaron dos, así que, además, debutó con victoria. Lo siguiente es seguir sus pasos y comprobar si tanta precocidad ha sido solo una anécdota o una señal prometedora.

Ramón, decídete (y no me hagas quedar mal)

20161124_ramon

Ya he expresado en esta columna mi sorpresa ante la presión que algunos medios metían a Ramón Espinar para que dejara su puesto de senador o de parlamentario en Madrid, después de convertirse en secretario general de Podemos en Madrid, como le exigen sus propios estatutos. Estaba convencido de que Espinar los cumpliría aunque solo fuese por el que dirán. Pero resulta que no: está preparando una defensa para acumular sus cargos. De la casta se nace, está claro.

La clave está en el “maricón”

Llevamos ya varios días viendo el cruce de palabras entre Koke y Cristiano Ronaldo. El primero le llama: “Maricón”. Y el segundo le responde: “Sí, pero con pasta, cabrón”. A partir de la foto del encontronazo y del diálogo, que quedó grabado, hemos visto chistes y comentarios sobre la prepotencia de Ronaldo. Pero por fin he leído la noticia que esperaba (y me sorprende haberlo hecho en OK Diario): una asociación que defiende los intereses del colectivo LGTB ha denunciado la homofobia (evidente) del insulto del jugador del Atlético de Madrid.

¿Todos llevamos un dictador en nuestro interior?

La cita completa es: “Todos llevamos en nuestro interior a un revolucionario y a un dictador”, y creo que tengo que rendirme a la verdad que encierra porque, repasando mi timeline de Twitter a diario, tardo poco en ver esas contradicciones. Uno de los últimos casos: en Weloversize, una publicación supuestamente revolucionaria, dictan que la moda de llevar camisetas de grupos no está bien, y que solo los fans de Metallica, por ejemplo, pueden lucir esa camiseta. Otro debate tonto bien abierto.

Sobre la autocensura de Facebook

Estoy bastante de acuerdo con Josean del Moral: en su blog de Alianzo recela de la autocensura que se vaya a imponer Facebook, que pretende controlar la difusión de noticias falsas en su red. La decisión la toman después de que les acusen de haber favorecido la victoria de Trump dejando que se difundieran mensajes directos pero no verdaderos que le interesaban. Del Moral se queja con razón de que muchos se piensan que la gente es tonta. Yo añado: ¿de verdad alguien cree que Trump ha ganado por Facebook?

Hemos hablado poco de Barron Trump

Sigo con el presidente de EE.UU., más concretamente, con el menor de sus cinco hijos, el que ha tenido con su tercera esposa, Melania Knavs. Creo que en Euskadi hemos hablado poco de Barron Trump (estoy seguro de que en EE.UU. lo han hecho mucho), un niño de diez años que en las fotos llama la atención. En Libertad Digital han dado algunas pinceladas: viste por decisión propia con corbatas, se enorgullece de haber despedido a trabajadoras, juega al golf con su padre, y se unta una loción de caviar antes de acostarse como su madre.

Alberto Garzón siempre mira al futuro

20161108_alberto

Ahí le tienen: joven, algunas y algunos dicen que guapo, con Twitter e Instagram, y celebrando cada página del pasado como si pudieran ser modelo del futuro. No lo es la mal llamada “revolución” cubana, ni tampoco lo es por fuera de tiempo y lugar la rusa, que ayer cumplía 99 años y que Alberto Garzón (a él me refiero, claro) celebraba. ¡La que nos espera el año que viene, que se cumple el centenario, de la mano de estos “jóvenes” y “modernos” políticos del “cambio”!

Los que iban a enseñarnos qué es Twitter

A veces parece que Twitter lo inventó Podemos. Aunque es evidente que no es cierto, cómo han presumido del manejo de esta herramienta es para recordarlo de vez en cuando. Por ejemplo, el pasado domingo, cuando Iñaki Oyarzabal enseñaba precisamente en Twitter el mensaje privado que había recibido de Ramón Espinar para que votara por él en las primarias de Podemos. El uso “por inundación” de una herramienta no es, precisamente, un uso ejemplar.

¿Capitalismo de postal?

El diseñador Carlos Malpartida comentaba en Twitter la última emisión del programa Salvados: “Criticar el capitalismo en prime time con varios minutos de anuncios entre bloques no deja de tener su aquel”. No fue la única crítica ante la evidente contradicción de pretender atacar al capitalismo entre pausas publicitarias y desde un grupo empresarial voraz (lo que tiene que ser). Personalmente, eso del “capitalismo” y el “anticapitalismo” me suena a viejo.

El gran Athletic del siglo XXI 

El fútbol ha cambiado, no invento la rueda con esto. Y aunque el Athletic mantenga su filosofía y su afición, el amor a la misma, no podemos negar que el Club también ha “evolucionado”. Y por supuesto, lo ha hecho el modo en el que tenemos que valorar a nuestros jugadores: el gran Athletic del que estamos disfrutando en el siglo XXI lo es, entre otras cosas, porque Iraola “escolta” hoy a Pirlo, Lampard y Villa en Nueva York, porque Herrera se mantiene en Manchester y porque Martínez brilla en Munich. Y la mejor versión de todos la vimos en San Mamés.

Por qué Radio María se escucha tan bien siempre

Josean del Moral resuelve en Gananzia una de las preguntas que muchos nos hemos hecho alguna vez: ¿por qué Radio María se escucha bien vayas donde vayas? El chiste recurrente sobre un supuesto favor divino deja paso a la realidad: compran (vía donativos) todo tipo de licencias locales o las ocupan, y como no son una radio comercial, no les desalojan. Además, se preocupan tanto de la cobertura en ciudades como la del campo, lo que no hacen las grandes empresas que buscan nichos con mayor concentración.

El arte de hacer el ridículo en Internet (I)

2016-09-13_173125

Al principio, esta columna iba a ser sarcástica, pero el avance de las horas me obligó a enfocarla de un modo más serio. Sin embargo, el colofón de las historias que voy a relatarles, por suerte, me empuja a que me lo tome a cachondeo. Al final, estamos hablando de Twitter.

Las de Podemos empezaron apareciendo con trajes regionales (nosotros los conocemos como “de aldeanas”) acompañados de sandalias y zapatillas de deporte. Una foto pensada para la prensa que dispara de cintura para arriba, y que tuvo su repercusión en Twitter por ridícula. No podía ser de otra manera. La cosa se puso seria con el casoplón de Pili Zabala, que tuvo el valor de decir en Barakaldo que ella “sabe lo que es vivir con lo justo”. Si la Zabala considera que tener una casa de más de un millón de euros es “vivir con lo justo”, empiezo a entender algunas cosas. Después, y ante la evidencia de que lo que dice no casa con lo que ha hecho, ha intentado justificarse con un vídeo en su cuenta de Twitter: por dos falanges le dieron una indemnización y ella la invirtió en un casoplón. Que rima. Josean del Moral matizaba muy bien: si Pili Zabala no aclara de cuánto es esa indemnización estamos en las mismas.

Por cierto, el mismo Del Moral hacía en voz alta una buena pregunta: “Si Pili Zabala es candidata a lehendakari por ser amiga de Nagua Alba, ¿eso no se llama ‘enchufazo’?”. Un enchufazo, además, de la élite. ¿O acaso creen que Alba tiene un origen humilde? Esto es lo que pone en su página de Wikipedia: “Es sobrina del filósofo Santiago Alba Rico, nieta de la cineasta Lolo Rico y tataranieta del presidente de las Cortes republicanas Santiago Alba Bonifaz”. Si esto no es “casta”, que vengan a explicarme otra vez el concepto, que se ve que no lo entiendo.

La del casoplón y la de la buena familia dieron, no obstante, mucho que tuitear con su programa político “para la gente”, especialmente, con la parte en la que garantizan una “renta básica incondicional (…) incluso si no quieres trabajar”. Entre los más de cien comentarios a la noticia en el Facebook de Orain, uno hacía la pregunta clave: ¿y quién va a trabajar para pagarla?

En estas estábamos cuando viene Pablo Iglesias a Barakaldo, en todo terreno y esperando en despachos cerrados, que estar con “la gente” es muy cansado. El de Podemos soltó (agárrense): “Patria es que los niños y las niñas puedan tener la opción de ir a la escuela”. Venir a Euskadi a decir eso es no saber a dónde vienes o no saber lo que dices. Elijan. Y también clamó que “la política no son los parlamentos” (en concreto, ese vídeo lo han tuiteado). Primero, debería de perder la condición de “profesor honorífico de la UCM” después de decir eso como politólogo que es. Segundo, lo espetó solo dos días antes de mandar a Alberto Garzón a las galeras, quitándole de las portavocías, como denuncia IU, y dándole después una a dedazo. Tuit pasteloso de reconciliación, incluido. ¿Qué es la política, Pablo?