“Nazi”, dijo Guerra

Quim Torra no me gusta porque es justo aquello que critica: un virrey, en este caso de Puigdemont, que no quiere avanzar sino destruir (hasta que empiece a demostrar lo contrario). Pero no es un nazi. Cada día parece más probado que la campaña para denunciar su fascismo es un montaje, y que fuentes como Alfonso Guerra, con el pasado con el que carga, le llamen “nazi” solo confirman que en España van todos contra Catalunya, donde nadie hace lo que ya toca.

Lo que pasó con Evaristo

El tuit de Joaquín Urias es suficiente para conocer qué le sucedió a Evaristo Páramos, sin manipulaciones: “Lo que le pasó a Evaristo hay que entenderlo en sus justos términos, más allá de rumores y de la indignación genérica: la ley mordaza da a la policía un poder excesivo para sancionar que usa de manera arbitraria e ideológica, con poco control judicial. Es ‘solo’ eso”. Le añado yo las comillas al “solo” que luego aclara el exmagistrado en otro tuit. Ya es grave, no hay que mentir.

Eduardo Maura también lo explica bien

Eduardo Maura lanzó un tuit clarificador hace un par de días: “Lo de que la moción es para convocar elecciones se está yendo un poco de las manos. Las mociones de censura son para sustituir al gobierno en base al voto libre y legítimo de la gente. Gane Sánchez o Rajoy, tendrá derecho a gobernar. Convocar elecciones es una decisión política”. Lástima que ayer mismo su partido le contradijera, ofreciendo tres diputados a Ciudadanos para su “moción instrumental”.

Lo que la moción esconde

Más allá de la enésima contradicción de los morados, bajo toda su acción en este baile de mociones (ya se apunta a la tercera, lo que da a entender el fracaso de la segunda) se esconde lo que denuncia Luis Arroyo: que Iglesias busca el fracaso de Sánchez para seguir minando al PSOE, su verdadero objetivo. Por eso ya deja que hablemos de la tercera; por eso, con el rostro muy duro, sugería que Sánchez tiene que irse si pierde la moción cuando no lo hizo él hace solo unos meses.

Ramos, menudo capitán

Después de ver desde varios ángulos la caída de Salah mientras Ramos le agarraba el brazo, tengo bastante claro que la lesión no fue un accidente. Después, hemos visto actuaciones del capitán del Real Madrid agrediendo al portero del Liverpool o simulando con enorme teatralidad una caída. Lo último ha sido el recopilatorio de entradas duras y feas a Messi durante años que corre por Twitter para que nos convenzamos de que el blanco es un jugador algo más que agresivo.

Siempre hay que leer a Luis Arroyo

En días como estos, en los que la puesta en escena es tan importante lo que escriba Luis Arroyo, que sabe mucho de lo que importan las palabras y las imágenes, importa: cree que el acto de Kanbo (en una mansión, con señal realizada y lleno de hombres con traje y corbata), “tratará de dar algo más de lustre a la humillante espantada”. Y añade: “Resultan tan extemporáneos y tan inverosímiles sus eufemismos y tan ridículas sus justificaciones, que lo mejor que podríamos hacer los demás es sencillamente ignorarlos”.

Y escuchar a Javi Vizcaíno

Estos días también vamos a asistir a una sobreexposición de personas que viven muy alejadas de la realidad: esas personas que mataron en nombre de ETA, y esas personas que les justificaron entonces y hoy intentan poner en valor que ETA desaparezca. Así que, aunque solo sea para compensar, les recomiendo escuchar a personas que ponen voz a los pensamientos de la mayoría: “Me mola más bien poco convertir en épico lo patético”, tuiteaba Javi Vizcaíno leyéndonos el pensamiento a muchos.

ETA ya no vale nada

Disfruto comprobando que ETA es carne de chiste y de “meme” en Internet. Por ejemplo, la cuenta de los Especialistas Secundarios (58.000 seguidores) usaba una imagen recurrente en Twitter para hacer chanzas, la de un señor mayor pesado siendo apartado por un insolente ejecutivo, con el relato habitual de ETA, sugiriendo que es ya cansino. Otro usuario, Serthand (23.000 seguidores) concluía: “Oye, ETA, una cosa te digo: eso de no acabar de despedirse nunca es algo muy español”.

Para viejos con batallitas…

Podríamos usar el mismo “meme” para el “raca-raca” de Jaime Mayor Oreja, que en El Español (Pedro J. Ramírez es de los pocos que aún le da cancha) asegura que: “El proyecto de ruptura de ETA está más desarrollado que nunca en Cataluña”. Y así, de un plumazo y porque sí, une a todos los enemigos de su España. ¿Seguirá echando de menos la buena vida que dio Franco al que fuera ministro de Interior y gran paladín para librar a Euskadi del yugo abertzale (y pacífico)?

Rajoy podría hacerlo peor

Luis Arroyo, al que cito al principio de la columna, recomendaba a Rajoy hacer lo que mejor se le da: nada, respecto al fin de ETA, para no dar alas a quienes intentan poner en valor a los terroristas. Y creo que el presidente español le hace caso: sus declaraciones son bastante templadas, para regocijo de la derecha más rancia, que desea crucificarle por blando y alzar a Albert Rivera como líder supremo, aunque nunca se haya enfrentado a ETA. Rajoy dice lo que le toca. Y punto.

Los porqués

Luis Arroyo explica bastante bien el éxito actual de Ciudadanos, que sigue creciendo en las encuestas mientras Podemos, que en la corta historia de estos partidos en el Congreso siempre le miró por encima del hombro, cae. Apunta a dos motivos: la lucha contra la corrupción, que Podemos desgastó más deprisa en la calle, y la cohesión territorial, donde los morados se pierden y los naranjas se manejan bien, de cara al electorado, incluso criticando el Cupo y Concierto vascos.

Y el dónde

Tan bien les va a los de Ciudadanos que Albert Rivera, su líder, ha decidido mudarse a una de las urbanizaciones más pijas de Pozuelo de Alarcón. Tanto que compartirá vecindario con Cristiano Ronaldo y Borja Thyssen, según Vanitatis. Rivera ya forma parte (y por derecho propio, no lo discuto) de la clase alta política y económica española, lo que lleva años persiguiendo. Y todo apunta a que su carrera, aunque la política se desinfle en unos años, solo acaba de arrancar.

Un poco sobre Uber

Me sorprende que José Antonio del Moral sea tan crítico con una empresa como Uber en su blog, Gananzia. Pero por lo que parece, los excesos de esta marca le han agotado hasta a él, que se declara capitalista en el mismo post, pero precisamente por eso exige como consumidor que las empresas sean honestas. Lo que no es Uber. Sí es machista, retrógrada (su creador apoyaría a Trump), se aprovecha de los momentos de la peor manera y hasta capciosa.

Facebook obliga a hacerse selfies

Parece que Facebook empieza a utilizar lo que hasta hace unos meses solo era un rumor: el reconocimiento facial. La empresa dice que así se evitará la proliferación de cuentas falsas y reducirá el riesgo de fenómenos muy dañinos como usar imágenes pornográficas como venganza cuando se terminan las relaciones. Pero déjenme pensar, basándome en la trayectoria de Facebook, que habrá una línea comercial a medio plazo de estos “selfies” por obligación.

Debutante a los 14 años

Parece que, por lo menos en la liga de Irlanda del Norte, Conner Byrne sí ha establecido un récord debutando en un partido de Copa con el Glenavon a los 14 años y 245 días. Un niño bajo los palos enfrentándose a jugadores que le doblarían la edad. Al final del partido, Byrne solo encajó un gol y los suyos marcaron dos, así que, además, debutó con victoria. Lo siguiente es seguir sus pasos y comprobar si tanta precocidad ha sido solo una anécdota o una señal prometedora.

Gobernar con críticas es inevitable

20170306_gobernar

Espero que Ada Colau, por lo menos, se haya sorprendido cuando haya recibido el tuit de @Txell, una catalana que le ha enviado una imagen de su factura del agua en Barcelona: 0,91 € de consumo que suponen un pago de 59,54 €. ¿Por qué? Por el abono de diferentes tasas e impuestos. Ese abono de impuestos es necesario, por supuesto, pero sirve para recrudecer una realidad. ¿Qué puede hacer Colau? Exactamente lo mismo que todos sus predecesores y el resto de alcaldes: administrar y olvidar cierta demagogia.

¡Que me borren el rastro!

Algo parecido habrá exclamado la Infanta Cristina en este plazo que se está dando para pensar qué va a hacer, una vez absuelta del “Caso Nóos”. Primero, estaría pensando en cómo lograr que le reconozcan la injusticia de haber sido encausada. Y después, querría ejercer su “derecho al olvido” haciendo que Google borre su rastro relacionado con esta causa. ¿Puede hacerlo? Con tiempo y dinero, seguramente sí. Así que la memoria y todo lo que podamos escribir al respecto, son importantes.

Sí, es Europa

La frase de Santi Palacios, convertida en tuit, es de las que te deja helado: “Ninguna persona de mi generación podía imaginar que en 2017 íbamos a estar tomando imágenes así en Europa”. Pero más frío pasan las miles de personas que se amontonan en campos de refugiados de Europa a las que Palacios ha fotografiado. En la revista 5W nos enseñan imágenes de esta Europa (Europa, sí, Europa) que no acoge y sí encoge corazones, hombros y modelos solidarios.

Lo importante no va en un “meme”

Leyendo a Luis Arroyo (siempre imprescindible) uno se entera de que los “memes” no nacieron con Internet: el término lo inventó Richard Dawkins en 1977 para referirse a la mínima expresión de la cultura. Y ha sido subvertido, claro, en este tiempo de Internet en el que todo es banalizado. Y eso es precisamente lo que denuncia Arroyo, que tenemos la herramienta más increíble para transmitir información valiosa y la llenamos de tonterías… Y mentiras, añado yo.

Euskadi, en tecnología 3D de hace 80 años

La historia que hemos encontrado en El Confidencial no tiene desperdicio: el investigador Josu Martínez había oído hablar de una película, “Euskadi”, estrenada en 1937 (año de los bombardeos sobre nuestro país) pero en 3D, que llegó a considerar un rumor porque no lograba dar con ella… Hasta que encontró una carta de 1983 de su director, René Le Hénaff, en la que confirmaba la existencia de la cinta en la que grabó tradiciones folclóricas y culturales de Iparralde con una tecnología excepcional. La veremos en Loraldia, en Bilbao.

Siempre hay que leer a Luis Arroyo

20170115_arroyo

Luis Arroyo retrata muy bien lo que aporta hoy Internet a la política. Empieza por una reflexión de Obama: un comentario de un premio Nobel sobre un asunto que conoce tiene el mismo peso que una crítica al mismo comentario que un ignorante. Por otro lado, los mensajes falsos a favor de Trump y en contra de Clinton que inundaron Internet no fueron una maniobra orquestada, sino el modo que encontraron un grupo de centroeuropeos de sacarse unos 3.000 euros publicando y difundiendo contenido con cierto interés (aunque fuera falso).

La velocidad con la carne mala

El presidente del PP de Terrasa (sí, me he ido lejos) ha empezado el año con una hamburguesa del McDonald’s. Los gustos culinarios de cada uno me importan un bledo, pero que acompañe la foto que ha subido a Twitter con este mensaje: “Foto dedicada a comunistas rancios-radicales y a anti-sistema!No podréis con progreso y con economía d mercado” (sic) es mezclar la velocidad con la carne mala y mal cocinada. Que disfrute Gabriel Turmo de su carne y su ideología picadas.

Al final, Twitter es así

¿Les sorprende lo que acaban de leer? En el fondo, solo es el producto del Twitter que hemos construido entre todos y que he encontrado, esta misma semana, muy bien resumido: “Parte de la magia de Twitter es gente que no han salido de su casa más que para hacer infraturismo explicándote el mundo interseccionalmente”. El juego de pedantería de @Xabibenputa es intencionado y forma parte del ese retrato de lo que algunos consideran que es Twitter.

También hay buenas preguntas

Pero no todo lo que hay en Twitter es malintencionado, como denunciaba Arroyo, pretencioso o, directamente, idiota. Es cierto que también hay preguntas buenas, independiente de quién las formule. Por ejemplo, Manuela Carmena ha reducido la deuda del Ayuntamiento de Madrid, y en Podemos lo han celebrado… hasta que @MargaretCastor ha preguntado en voz alta: “Entonces priorizar el pago de la deuda, cuando todavía hay gente necesitada, ¿era bueno?”.

Y buenos chistes con denuncia

Esta semana hemos asistido al cruce de tuits entre los community managers del Athletic y del Leganés, sobre la “patxanga” que, con ánimo divertido, se jugó ayer. Pero también al que han generado desde el entorno del Espanyol, club molesto (y con razón) con la campaña que identificaba Catalunya con el FC Barcelona (ese que capitanea un “señor” llamado Piqué). Los rivales barceloneses han hecho bromas con que, entonces, ellos eran samoanos, y la denuncia con buen humor ha tenido un justo recorrido.