La España “viva”

Ha sido un ejercicio interesante observar las diferentes crónicas que los digitales han colgado sobre el acto de Vox en Vistalegre. Sin duda, me quedo con la de Ángeles Caballero en El Confidencial. Caballero “pinta” muy bien el fresco de asistentes al mitin de Santiago Abascal, y concluye que lo previsible se hizo realidad: “Por eso, cuando se habla de tramos del IRPF y exenciones aplauden pocos, por eso cuando se habla de ‘invasión de inmigrantes’ se recogen ovaciones”. Se trata, como afina Caballero, de la España del cabreo, la de la víscera, la que necesita atizar para triunfar.

Los blanqueadores, en la lista

La ola de la extrema derecha llega desde Europa y la hemos detectado hace tiempo. En estos mismos meses muchos han optado por blanquear a los fascistas. ¡Hasta en las teles más progres han hablado de manifestaciones de constitucionalistas en Catalunya para referirse a los cabeza rapadas que ahora se disfrazan de hípsters! Pero para tomar nota, el blanqueamiento de Gonzalo Adán, que defienden que Vox no es ultraderecha en El Español el mismo día que en Pedro J. Ramírez enfoca una noticia tirando claramente de racismo y publica una entrevista a Aznar.

¿Y la derecha tradicional, qué?

Además de interesante, en el caso de Libertad Digital u OK Diario, ha sido divertido observar la posición que han adoptado. Los de Inda han hecho una pieza pulcra que han colocado en medio del marasmo. Sus hermanos mayores, los fachorros tradicionales, han publicado un editorial en el que, cómo no, para hablar de Vox hablan primero de “la izquierda siniestra” y en el que dejan claro que “Vox no es el enemigo” porque, evidentemente, ¿cómo van a señalar a sus propios lectores, compradores y votantes? La derecha se reestructura pero en su conjunto: también los medios.

Las cosas, por su nombre

Pocos han sido tan valientes como los de República.com, que han titulado con esta claridad: “Los ultraderechistas de Vox llenan el Palacio de Vistalegre con más de 10.000 seguidores”. Llevo tiempo diciéndoles que en este digital conservador hacen bien las cosas, pero no logran diferenciarse del resto porque les falta esa personalidad que sí tienen el resto de medios tirando a la derecha que les he mencionado en esta columna. Lo dicho, que bien dicho (permítanme el trabalenguas) porque casi nadie se ha atrevido a llamar por su nombre a los fachas de Vistalegre.

No son pocos. No somos cobardes

Llevo meses escribiéndolo y diciéndolo donde me piden opinión: la amenaza de la extrema derecha es real y seria. No ya solo en Europa (Francia, Italia, Reino Unido, Hungría, Polonia, Holanda…), en Brasil el líder del partido más a la derecha ha barrido en las primarias y, salvo sorpresa, seré el próximo presidente. Ese país gigantesco en el que Lula encabezó una revuelta progresista en el mundo, ha reaccionado apostando solo unos años después por el extremo derecho. Así, Bolsonaro sigue la estela de Trump que, por supuesto, también forma parte de esta liga ultra.

¿Y si dejamos de decir cómo ir?

Cuando una iniciativa está lanzada por alguien que ni le va ni le viene pero, vaya, le hace ilusión que las cosas se hagan como a esa persona le da la gana, se nota. Por eso parece que no tiene ningún tipo de calado en Iruña la idea de que las mujeres se vistan de negro para protestar por las decisiones judiciales que afectan favorablemente a los miembros de “La Manada”. Cierto es que serán muchas las mujeres que acudirán desde el sur de nuestro País, y puede que a algunas el mensaje de WhatsApp sin firmar le anime a vestirse como otra persona quiere.

Nunca se ha dado tanta ignorancia junta

Según El Independiente, Inés Arrimadas afirma con atrevimiento que “nunca se ha dado que haya presos por un cargo tan grave como el de rebelión y que vayan a estar custodiados por los mismos que han dado el golpe contra la democracia”. Decirlo en un país como España, que ha sufrido el terrorismo, es una barbaridad. No solo eso: aunque la gestión de los centros penitenciarios sí esté transferida a Cataluña, ¿sugiere que los funcionarios no serán profesionales? Y vamos a lo humano: ya no me fío de ningún político, juez o periodista que no vea que esos políticos están en la cárcel injustamente.

Cómo está el PP…

Anda acertado Jesús Barcos con su tuit: “Cómo está el PP para que Soraya Sáenz de Santamaría aparezca como moderada…”. Lo malo es que la exvicepresidenta puede hoy hasta quedarse fuera. Es decir: aunque Cospedal (que representa al ala más rancia del PP) y Casado (que representa a ese nuevo PP más a la derecha que el anterior y apoyado en una balsa de ignorancia infinita) la hagan parecer más progresista y moderada, cualquiera de los dos puede ser elegido para suceder a Rajoy por delante de Saénz de Santamaría, y llevar al PP más al fondo de la caverna en la que siempre ha vivido.

Y Cospedal, provocando

Entre las muchas diferencias que existen en los conflictos vasco e irlandés hay una que me llama especialmente la atención: los ingleses nunca han negado que ocuparon la isla vecina ni que lleven cinco siglos instalados en el norte para garantizar que ese pedazo de tierra seguirá formando parte del Reino Unido. Del mismo modo, España ocupó el reino de Navarra y, aunque lo nieguen, los españoles siguen con su uniformización: Cospedal propone en su campaña para liderar el PP, que “la roja” juegue en Euskadi y Catalunya, donde también trasladará el desfile de la Hispanidad.

Neymar es una vergüenza

Jorge Valdano escribió que el fútbol siempre mejora gracias a la imitación: cuando un gran jugador o una gran jugadora se inventa un remate o marca un golazo de volea, chilena o con un chut con rosca imposible, al día siguiente, en los patios y en los campos, ya hay millones de niños y niñas imitándolo y aprendiendo cómo se hace. Espero que la mayoría de esos jóvenes futbolistas no imiten a Neymar, empeñado en mostrar al mundo que es un tramposo y un sinvergüenza, el único al que goles y regates no compensan sus teatros y exageraciones. El peor futbolista del mundo.

Lo que más se parece a un español de derechas…

Dice el chiste que lo que más se parece a un español de derechas es un español de izquierdas. La nueva política lo amplía: lo que más se parece a un español de derechas y otro de izquierdas es un español que dice que es de centro pero se le nota diestro extremo. Y me temo que van a empeñarse en demostrarlo: en los pocos municipios que gobierna Ciudadanos ya han adquirido experiencia, pero no de gestión pública, precisamente. Si acaso, de la privada y poco recomendable. Pero que no saquen pecho los demás: veremos qué sucede con Podemos cuando toquen poder con su marca y aparato.

Consejos (de administración) vendo…

Seguimos con el refranero español: Podemos y PSOE se están repartiendo el consejo de administración de RTVE con la excusa de despolitizarlo. Voy por partes: me parece bien un control político de un ente público siempre que los partidos elijan a profesionales cualificados. Me parece mal la excusa, por supuesto: no puedes tirarte meses criticando la politización de los entes públicos y, en cuanto tienes la oportunidad, ocuparlos con los tuyos. También sería deseable que el discurso de Podemos se vuelva coherente en la CAV (centralista ya lo es) después de los hechos.

Solo de la herencia

Dicen los herederos de Francisco Franco que ellos no se harán cargo de los restos del dictador. Y añado yo: como no lo han hecho nunca. Bastante han tenido los Franco con gestionar su herencia, amasada durante el régimen, como para ver qué hacían con el cuerpo que ha descansado durante todos estos años en el Valle de los Caídos, para vergüenza de la democracia española. Sinceramente, me da igual lo que hagan con los restos mientras no sirva para ensalzar la dictadura. Ni la española ni ninguna. Pero como detector de fachas este debate es impagable.

Las mujeres libres van del color que quieren

No, el feminismo no convierte en buena cualquier idea. Y una mala idea sigue siéndolo: como la de que las mujeres vistan de negro durante San Fermín para mostrar su rechazo a las agresiones sexuales y a las condenas vergonzosas. No creo yo que esa idea tenga su origen precisamente en Iruña, y dudo de que ese gesto haya sido lanzado de WhastApp en WhastApp con el mínimo consenso ni, me temo, la necesaria consulta a quien sí lleva años peleando desde gobiernos, asociaciones, poder judicial o informativo contra las agresiones machistas en Iruña, Nafarroa y toda Euskadi.

Qué foto, qué fútbol

Hacía años que no disfrutaba tanto (por el momento) de un Mundial. Las estrellas, estrelladas. Y los invitados a las goleadas presentando batalla futbolística. Hemos disfrutado más de un Croacia-Dinamarca o un Japón-Bélgica que de Alemania, España, Brasil, Portugal o Argentina (que nos ha hecho vibrar pero no pasarlo bien). Hemos disfrutado más de Schmeichel (hijo) que de Messi en el campo, de Schmeichel (padre) que de Maradona en la grada. Y nos hemos emocionado con magníficos jugadores que parecen clase media solo porque Neymar se lleva todos los contratos publicitarios.

El futuro eran los esclavos

Me sorprende el silencio de tanta la gente ante la evidencia de que, para que algunos vivan cómodamente, otros tienen que ser sus esclavos: será que a la mayoría no le importa que, hasta que nos lo traigan todo unos drones, los mensajeros de Deliveroo o Amazon sean falsos autónomos que tienen que pagarse hasta el seguro por si se caen con su propia bici. Eso no importa, por lo que parece, mientras podamos pedir lo que queramos por medio de una App. ¿O sí?

Lo que supone un gobierno

Espero, por el bien de todos, que Pedro Sánchez agote la legislatura. Empezando por el bien de sus propios equipos, en plural. Porque son muchos los socialistas que tendrán que decir “sí” a un cambio de vida drástico. Nos fijamos en los ministros, pero a partir de ahí hay un montón de cargos políticos o de designación que habrá que reemplazar, como señalan en El Confidencial. Embajadas o empresas públicas cambiarán de manos, ¿de un modo efímero? ¿Quién acepta?

Ya empieza a merecer la pena

Si el presidente de la Fundación Francisco Franco se ve amenazado, parece que empieza a merecer la pena la moción de censura. Si el exgeneral Juan Chicharro, además, se queda sin Fundación que presidir, todavía mejor. Pero vamos paso a paso. Por eso es importante dejar al gobierno español que cuaje, para que pueda tomar con seguridad decisiones que van a remover a sectores muy extremos. Y para cuajar hacer falta tiempo y templanza. La receta la sabemos todos.

Podemos hace bueno a OK Diario

En Podemos cometen el pecado de hacer bueno a medios como OK Diario, que después de sacar lo del casoplón de Iglesias y Montero, ahora hace público un cambio de las normas internas del partido por el que ese famoso “tres veces el SMI” puede ser vulnerado si el cargo político lo necesita. Eso les asegura la viabilidad del proyecto vital (que en su caso requiere de chalet y piscina), pero ellos ya contaban con tener muy buenos sueldos en los próximos treinta años.

Humo, muchísimo humo

Son bastante críticos en El Blog Salmón (y me parece bien), con la exhibición que hacen algunas estrellas del “nomadismo digital” en las redes sociales. ¿Que qué es eso? Pues una “tendencia” (es tendencia usar “tendencia”) que consiste en hacer de tu ordenador y tu móvil y cualquier rincón en el que se esté bien, tu empresa. Solo cuentan los casos de éxito, claro, pero de los piñazos de soñadores e imitadores no creo que hablen en el festival que, para colmo de su propio ego, se han montado.

Carmena tampoco lo hará

Arranca una nueva semana, y en el PP es un nuevo comienzo. Tienen que luchar para no caer en la irrelevancia entre la derecha extrema de Ciudadanos y la izquierda del PSOE que le quiere ocupar el centro. Irrelevancia que ya tiene en la CAV o en Catalunya, por ejemplo. Pese a ser poco más que un grupo residual, el PP quiere dar guerra en Bilbao y Bizkaia con temas como las pantallas gigantes para ver a “La Roja”. Pues bien, Carmena tampoco va a colocarlas en Madrid, que se ocupen de aquello.

No defiendo a ninguno

Mariano Rajoy se fue por la corrupción en el PP. Un motivo más que suficiente. Pero una cosa es señalar el motivo y asumir las consecuencias, y otra atacar el sistema democrático porque cuanto peor, mejor (para Podemos y para Ciudadanos): webs como Casos Aislados son absolutamente capciosas porque cuentan como delito casos que se están juzgando, no tienen en cuenta las sentencias absolutorias y suman como “robado” el total de la obra pública y no el quebranto.

Esto es importante

Voy a hablarles de un videojuego, pero voy a hablarles de algo importante, sobre todo si saben que un hijo o una hija suya juegan al famosísimo simulador de fútbol “FIFA” de EA. Yo también lo hice, pero cuando era joven no tenía instalada esta funcionalidad tan peligrosa: hoy en “el FIFA” se pueden comprar sobres virtuales con tarjetas de jugadores, en una especie de “tragaperras”, como explican en Xataka, que va con dinero real y crea bastante adicción, según denuncian exjugadores.

La “modernidad”

Me acuerdo de aquel profesor de Literatura que tuve al que le gustaba bromear con que, si nos considerábamos modernos, pertenecíamos a un movimiento con más de cien años. Pero para antiguos y antiguas quienes consideran “moderno” o “actual” vivir como nuestros antepasados: sin vacunas, con partos en casa o renunciando a condiciones de salubridad que nos han traído hasta aquí. En Internet hay muchas webs que invitan a ese retroceso y, por suerte, muchos que lo denuncian.

No es para tanto… O sí

En satírico El Mundo Today titulaban recientemente: “Una directora de marketing se pregunta por qué el hashtag #lechepascualtulecheladetodos no es viral si costó un millón de euros pensarlo”. Y la broma me hizo reflexionar. Ningún hashtag cuesta un millón de euros, aunque algunos pasan unas facturas tremendas por hacer marketing on-line. Facturas que no lo valen porque crear un hashtag o, simplemente, saltar a Twitter, está pasado de moda. Y eso, se lo aseguro, es una suerte.