No nos ofendan

La política española, la Casa Real española y la justicia española están ofendiendo nuestra inteligencia, últimamente, muy por encima de sus posibilidades, reutilizando aquella frase sobre la crisis de José Blanco cuando era ministro. Lo último que nos faltaba era que llamaran “terrorismo” a las acciones pacíficas (sí, hay boicots pacíficos) de la ciudadanía catalana. Para los que hemos convivido con el terrorismo y sus defensores este atrevimiento resulta imperdonable.

La batalla del relato exterior

Aleix Sarri trabaja en la oficina del eurodiputado Ramón Tremosa en el Parlamento Europeo, y desde allí denuncia en Twitter que “algunos corresponsales de medios españoles ya han empezado su campaña para desinformar y vender que el independentismo y sus presos políticos sólo reciben el apoyo político de ‘extremistas’”, antes de exponer cuatro ejemplos de políticos europeos (de los de las primeras filas) que saben ver e interpretar la realidad catalana.

El suicidio del PP

Ayer mismo les hablaba de la nueva tradición que habíamos descubierto en los partidos políticos españoles, la de inmolarse. Hoy les traigo un interesante post en la misma línea de Carlos Sánchez en El Confidencial: “Detrás de un error político casi siempre hay un error intelectual, que casi siempre nace de una visión conservadora de la acción política que tiende a ningunear los cambios sociales. Y Rajoy es, ante todo, un conservador, más que un hombre de derechas”.

De nuevo, no vale todo

No defenderé yo a al PP de Rajoy y Alonso ni a la FAES de Aznar, pero sí defenderé el derecho de las fundaciones y asociaciones a organizar jornadas, seminarios, conferencias y cursos, a traer a ellos a los profesionales que consideren más adecuados, y a pagarles por su tiempo. Así, la afirmación de que FAES “pagó al magistrado que juzgará la caja B del PP” es oportunista: “Juan Pablo González cobró 765 euros por dar cursos en la fundación”, según el mismo texto de El Plural.

Bronca de la Casa Real a unos funcionarios

La esencia de esta historia, lo que queda decantado, es lo preocupante: la casa real española habría “abroncado” a TVE por difundir el vídeo de Leitiza Ortiz, las infantas y Sofía de Grecia haciendo el ridículo y dejando ver en público su mala relación. Han buscado su origen y la cadena de su gestión, poniendo incluso de manifiesto la existencia de un periodista concreto que se dedica a tratar las imágenes de la familia real antes de difundirlas, que ese día estaba de libranza.

Deja de escribir la historia, Pablo

20161111_pablo

Sí, me meto con Pablo Iglesias, pero porque me da motivos. Él es el que escribió un tuit similar al de Trump incluso antes de que lo hiciera el estadounidense, y él es el que se empeña, texto tras texto, entrevista tras entrevista, tertulia tras tertulia, en exagerar y marcar hitos históricos equivocados. Según Pablo Iglesias, la irrupción de Pablo Iglesias saldrá en los libros de historia. Pero también se equivoca el politólogo y profesor poniendo al mismo nivel la elección de un populista como Trump y la caída de la URSS.

¿Qué es populismo?

En resumen, no me gusta Pablo Iglesias, no me gusta el populismo y no me gusta el PP por el mismo motivo: no me gustan por lo que hacen. Y sí me gustan explicaciones como la que encontramos en El Blog Salmón sobre la reducción de la deuda en Madrid. No tiene nada que ver con que “no roben” (eso es populismo), como aseguraba ufano el concejal del ramo. Si no porque durante la crisis no se han abierto más obras faraónicas (tampoco lo hizo Botella) como la de la M30 que encargó Gallardón, e impuestos como el IBI han subido.

Neymar, ídolo de hijos… y padres

Según afirma Eduardo Inda y recoge su propio diario citándole, el padre de Neymar va a ganar 50 millones de euros en cinco años. Por si acaso, sacan ellos mismos la división: 10 millones al año. Y lo hacían para sumarlo a lo que va a ganar el propio Neymar por temporada: entre el Junior y el Senior, otros 50 milloncejos al año. Ahí es nada. Un jugador cuyo fichaje está siendo investigado y que ha sido, sin duda, una de las mayores operaciones de enriquecimiento hecha con pólvora del rey que hemos conocido.

¿Y Ronaldo es el mejor?

Futbolísticamente, no lo creo. Como deportista, tampoco. Y me baso en sus propias palabras: “Ser el mejor del mundo es una responsabilidad”. No recuerdo una afirmación similar por ejemplo en la boca de Michael Jordan, que sí era el mejor en su deporte y su momento. Ni siquiera lo ha sugerido Leo Messi, al que los años han endiosado (difícil no hacerlo, hay que reconocerlo) pero que sobre el césped y fuera de él, parece mejor que Cristiano. Como futbolista, en amplitud de la palabra, permítanmelo, ninguno como Aduriz hoy.

Otra vez la tecnología china

Parece que no hay un solo teléfono móvil de los que todos conocemos que no se haya construido en China o con componentes chinos, por mucho que las marcas tengan otros orígenes y un marketing americano. Así que lo que leemos en El Confidencial era solo cuestión de tiempo: móviles de marcas chinas, construidos exactamente igual que los de otras, compiten con un precio mejor en un mercado ya apretado. Xiaomi o Huawei llaman a la puerta.

El bipartidismo se retroalimenta

20151202_bipartidismo

El enemigo para el PP tiene que ser el PSOE. Así lo dice Moragas (como los dijeron otros antes) y lo recoge ‘El Confidencial Digital’. Y de este modo el bipartidismo se retroalimenta. En Euskadi conocíamos tan bien esa “misión” de los dos grandes partidos españoles como en España, pero aquí éramos conscientes de ella. La diferencia es que ahora en España se han dado cuenta de que PSOE y PP primero se aseguran la alternancia y después de pelean por ella.

La base del negocio familiar es la continuidad

Me parece imprescindible el planteamiento (no le da tiempo a profundizar) de Carlos Sánchez en ‘El Confidencial’ sobre el trazado de Abengoa, desde su nacimiento hasta su final. Proceso que compara, por cierto, con España: una familia que viene del franquismo monta una empresa basada en sus buenas relaciones, la mantiene durante años y generaciones después, crece agigantada, se endeuda y acaba repartiendo una millonada a los jefes antes de plantar un ERE a los trabajadores.

Las tonterías que nos quedan

Hace un par de días me sorprendió un titular de Echenique, que aseguraba que a quienes se manifestaron aquel 15-M les habría gustado tener un general como José Julio Rodríguez, candidato de Podemos y ex jefe del estado mayor con Zapatero. En un blog de corriente militar han recogido esta semana que el propio Rodríguez diferencia, agárrense, entre bombas de izquierdas (las que son “de auxilio”) y las demás. Y todavía no ha empezado la campaña.

Zuckerberg se sensibiliza

No me cuesta elogiar el talento de Mark Zuckerberg y su equipo más afín no tanto porque creasen Facebook como por encontrar y hacer enormemente rentable un modelo de negocio asociado a su red social. Pero el personaje siempre acaba haciendo algo, cada cierto tiempo, que me resulta irritante. En esta ocasión, anunciar que sus trabajadores tendrán derecho a una baja paternal de cuatro meses. Gran noticia, sí, pero viene provocada porque él mismo va a ser padre y se ha dado cuenta de que necesita un tiempo.

El libro electrónico y la novela erótica

Cualquier resurgimiento de cualquier género de novela me parece una gran noticia. Pero no me esperaba, sinceramente, el dato que hemos encontrado en ‘Magnet’ y que entiendo que viene distorsionado por el gran éxito de ‘Cincuenta sombras de Grey’. Resulta que el libro electrónico ha facilitado un repunte del género erótico gracias a la suerte de “anonimato” que supone la ausencia de tapas y que cualquiera pueda saber qué libro estás leyendo. Por cierto, el post es estupendo para conocer incluso los subgéneros de la tipología.

Las explicaciones de Guillermo Zapata

20150616_zapata

Guillermo Zapata, ex concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid, se ha visto envuelto en una difícil polémica por unos tuits que escribió en 2011, según él en su propio blog, para ilustrar los límites del humor: contar chistes antisemitas y de las víctimas del terrorismo en Twitter, aunque solo sea para mostrarlos, no parece muy inteligente, pero es evidente que le han tendido una trampa para presionar a Manuela Carmena desde el primer día, obligándola a tomar decisiones.

Y sus consecuencias

El falso “todo vale” del humor en Twitter, donde no todo vale, como bien recuerdan en el blog ‘Internet Política’, y la soberbia de personajes que, porque manejan un poco mejor que la media la sintaxis, como el propio Zapata, son los primeros responsables de una polémica que ha llegado al ‘New York Times’. El objetivo de la nueva oposición en Madrid era lograr titulares como el de ‘Republica.com’: “Primera crisis de Carmena: toda la oposición le exige el cese del concejal Guillermo Zapata”, y lo han conseguido. Zapata, además, ha cerrado su cuenta en Twitter.

La nueva oposición en Gasteiz

Ha sido ‘El Citador’, con casi 30.000 seguidores en Twitter y libre de toda sospecha de ser un peligroso nacionalista vasco, el que ha afeado contundentemente la falacia del PP en Gasteiz: que la primera decisión de Gorka Urtaran había sido retirar la bandera española. El propio “citador” recogía la respuesta de EAJ-PNV: que había sido una decisión de Maroto para facilitar un espectáculo en la fachada. Por su parte, Javier de Andrés hacía oposición “constructiva” con chistes sobre los apellidos de dos alcaldes alaveses jeltzales.

Ganarse lo que cobran

Desde que se ha puesto de moda anunciar rebajas de sueldo (dando lo que queda de la asignación a los respectivos partidos), me repito: no me importa lo que gane un político si se lo gana. En ‘El Confidencial’, Carlos Sánchez ha escrito un post estupendo al respecto, alertando de la baja calidad del talento que se podrá atraer para la gestión pública con sueldos demasiado bajos. Juan Ignacio Pérez Iglesias, referenciando este mismo post en Twitter, reflexiona con acierto: “¿Es acaso más ético ganar 45.000 € que ganar 90.000 €? Cuánto sinsentido…”.

¿Denunciarán a Jorge Lorenzo?

En el circuito de Montmeló también pitaron el himno español, en concreto, cuando sonó, después de la carrera, en honor a Jorge Lorenzo, que la ganó. ¿Y ahora? ¿Van a denunciar a Jorge Lorenzo como quieren hacer con Athletic Club y FC Barcelona? ¿O denunciarán a todos los motociclistas y sus equipos por no evitarlo? ¡Ah, ya lo sé! La culpa la tiene Movistar, que es el equipo de Lorenzo, culpable, como en el caso de la final de Copa, de los pitidos. Y eso que Pedrosa no ganó, que es del equipo Repsol y ya sabemos que esa marca está presidida por un abertzale peligroso…