Nazi y cabrón, dáselo a tus hijos

No es ninguna broma aunque parezca que han echado atrás la campaña: Cuétara ha decidido poner de reclamo para unos cereales infantiles una galleta basada en Cabronazi. Es decir, en un personaje que se ha hecho popular en las redes sociales digitales por robar contenido disfrazado de Hitler. El resultado es una galleta con la ropa de Hitler y un mensaje: “Niño, cómete esto para que te llegue mucho azúcar al cerebro y se te ocurran maneras de robar el talento a los demás”. Porque los de Cabronazi también lo habrán facturado, claro. Y un falso Hitler nos ofrece el desayuno simpáticamente.

Una bandera para tapar

Inés Arrimadas ha salido al estrado del Parlament con una bandera de España y me parece bien. Eso, sí, ella misma tendrá que aclararse, y no digamos nada de las explicaciones que tendrá que dar a Albert Rivera, por qué ha decidido convertir “un trapo” en su motivo de lucha. Nadie sacará la española de Catalunya, dice Arrimadas que al final, como todos veíamos desde el principio, no es más que la portavoz de un partido nacionalista español. Un partido y una ideología legítimas pero, por favor, que la asuman sin complejos ni subterfugios para esconder su amor por su patria.

El 155 que no hizo el PP

Pablo Casado exige a Pedro Sánchez que ponga en marcha de nuevo el 155 contra Catalunya, y que lo haga metiendo mano en las cuentas, TV3 y la Educación. Cuando gobernaba Rajoy lo primero ya pasó: Montoro controlaba las cuentas del conseller Junqueras y hasta hizo frente a un Llanera que aseguró que bajo la supervisión de Montoro se desvió dinero para el 1 de octubre. Pero el PP no se atrevió ni con TV3 ni con la educación catalana, e hizo bien. El 155 fue bastante comedido, prueba de ello son la cantidad de sueldos públicos que seguían cobrando los independentistas.

Las ideas de Lomana para Madrid

Carmen Lomana se ha ofrecido a su amigo Pablo Casado para ser alcaldesa de Madrid por el PP con un programa muy sencillo: más terrazas, menos multas, menos impuestos y menos manteros. “Una ciudad moderna y abierta”, en resumen, que es lo mismo que no decir nada. Porque mucho tampoco esperábamos de este personaje, y menos si se mete a política. Su visión de la vida es ligera, para la galería. ¿Un proyecto social? En eso no ha pensado: mano dura, pocos impuestos, mucho camarero y mucho disfrute de los que tienen dinero en el bolsillo y tiempo, como ella.

Machismo de Champions

Cualquier opinión del periodista deportivo Juanma Castaño ha quedado inhabilitada después de que él mismo haya asegurado (e insistido) en los micrófonos de la COPE que los futbolistas no tienen que levantarse por la noche a cuidar de sus propios hijos porque su descanso es importante. No dijo nada de las jugadoras de fútbol, cuya maternidad durante su carrera deportiva es casi un tabú. Tampoco quiso entrar, aunque le tiraron el guante, en cómo afecta al descanso de los futbolistas que se vayan de juerga. Lo importante para Castaño es que estén liberados de sus obligaciones como padres.

La violencia lo rompe todo

Después de un montón de movilizaciones pacíficas, después de ver a un pueblo resistir las provocaciones de un Estado por medio de su policía, después de todas las muestras de civismo ejemplar, la reacción violenta de algunos el lunes por la noche en Catalunya es una parte muy pequeña de este procés, pero suficiente para fastidiarlo todo. Porque los enemigos se aferrarán a esa violencia y los amigos no van a saber gestionarla (¿quién sabe qué hacer cuando alguien dice que es violento en tu nombre?). Lo peor es la cantidad de pruebas que tenemos de que la violencia solo genera más violencia.

Los políticos tienen que hacer su trabajo

En Catalunya han cometido dos errores muy graves: primero, apoyarse en malas amistades; y segundo, trasladar el protagonismo político fuera de la política. Los políticos están para representarnos, para entenderse entre ellos en nuestro nombre y para liderar porque han sido elegidos para ello. Cuando los políticos prefieren que la política la hagan las asociaciones y sindicatos o, peor, comités que se autogestionan entre pocos para defendernos según ellos a todos, cometen un error imperdonable. Lo hizo Puigdemont e insiste Torra. Es tiempo de rectificar, aunque ya sea tarde.

Y los partidos son imprescindibles

Si la violencia se convierte en recurrente será necesario que el gobierno catalán asegure el orden… para que no le entré tentaciones de hacerlo al español. Y para tomar decisiones difíciles hacen falta personas fuertes en estructuras fuertes. Un president que depende de otro exiliado para evitar una injusta prisión preventiva, y un partido que tiene el mandato de disolverse en una “crida” no parecen cumplir con ese requisito, y la situación puede entrar en una espiral compleja y peligrosa, para regocijo de los enemigos de Catalunya que llevan deseándolo años.

Que los paren

“No soporto a los putos niñatos encapuchados que empozoñan todo lo que tocan. Sois mierda”, tuitaba Serralvo. Y clavaba lo que muchos pensamos: esos grupos de chavales alentados por los que luego siempre esconden la mano, que buscan hasta encontrar motivos para volcar su violencia y su sociopatía, son mierda. No merecen que perdamos un segundo en buscar otro calificativo. Y en Euskadi, por desgracia, les conocemos bien: desde cuando nos pedían dinero a cara tapada hasta cuando lo destrozaban todo, también tras la cobardía del anonimato, con una orden directa de alguien.

Ni “comandos” ni “kale borroka”

Los de la nueva política comparten un rasgo que se menciona poco: saltaron a primera línea con ETA ya derrotada. Algunos de ellos, por edad y conciencia, podían haberlo hecho antes pero, claro, te podían limpiar el forro a balazos. Los menos lo reconocen, la mayoría lo omite (y está en su derecho) y los más sinvergüenzas intentan protagonizar esa época pero a riesgo cero. Arrimadas tuiteaba sobre cómo se enfrenta a los “comandos independentistas”, y hemos oído hablar de “kale borroka” y hasta reivindicaciones catalanas con pistolas sobre la mesa. Qué poco respeto a las verdaderas víctimas.

¿Y si dejamos de decir cómo ir?

Cuando una iniciativa está lanzada por alguien que ni le va ni le viene pero, vaya, le hace ilusión que las cosas se hagan como a esa persona le da la gana, se nota. Por eso parece que no tiene ningún tipo de calado en Iruña la idea de que las mujeres se vistan de negro para protestar por las decisiones judiciales que afectan favorablemente a los miembros de “La Manada”. Cierto es que serán muchas las mujeres que acudirán desde el sur de nuestro País, y puede que a algunas el mensaje de WhatsApp sin firmar le anime a vestirse como otra persona quiere.

Nunca se ha dado tanta ignorancia junta

Según El Independiente, Inés Arrimadas afirma con atrevimiento que “nunca se ha dado que haya presos por un cargo tan grave como el de rebelión y que vayan a estar custodiados por los mismos que han dado el golpe contra la democracia”. Decirlo en un país como España, que ha sufrido el terrorismo, es una barbaridad. No solo eso: aunque la gestión de los centros penitenciarios sí esté transferida a Cataluña, ¿sugiere que los funcionarios no serán profesionales? Y vamos a lo humano: ya no me fío de ningún político, juez o periodista que no vea que esos políticos están en la cárcel injustamente.

Cómo está el PP…

Anda acertado Jesús Barcos con su tuit: “Cómo está el PP para que Soraya Sáenz de Santamaría aparezca como moderada…”. Lo malo es que la exvicepresidenta puede hoy hasta quedarse fuera. Es decir: aunque Cospedal (que representa al ala más rancia del PP) y Casado (que representa a ese nuevo PP más a la derecha que el anterior y apoyado en una balsa de ignorancia infinita) la hagan parecer más progresista y moderada, cualquiera de los dos puede ser elegido para suceder a Rajoy por delante de Saénz de Santamaría, y llevar al PP más al fondo de la caverna en la que siempre ha vivido.

Y Cospedal, provocando

Entre las muchas diferencias que existen en los conflictos vasco e irlandés hay una que me llama especialmente la atención: los ingleses nunca han negado que ocuparon la isla vecina ni que lleven cinco siglos instalados en el norte para garantizar que ese pedazo de tierra seguirá formando parte del Reino Unido. Del mismo modo, España ocupó el reino de Navarra y, aunque lo nieguen, los españoles siguen con su uniformización: Cospedal propone en su campaña para liderar el PP, que “la roja” juegue en Euskadi y Catalunya, donde también trasladará el desfile de la Hispanidad.

Neymar es una vergüenza

Jorge Valdano escribió que el fútbol siempre mejora gracias a la imitación: cuando un gran jugador o una gran jugadora se inventa un remate o marca un golazo de volea, chilena o con un chut con rosca imposible, al día siguiente, en los patios y en los campos, ya hay millones de niños y niñas imitándolo y aprendiendo cómo se hace. Espero que la mayoría de esos jóvenes futbolistas no imiten a Neymar, empeñado en mostrar al mundo que es un tramposo y un sinvergüenza, el único al que goles y regates no compensan sus teatros y exageraciones. El peor futbolista del mundo.

España, culpable

La conclusión de la exconsellera Clara Ponsatí en El Nacional es terrible: “No ha valido la pena hacer política”. Lo afirma con una orden de arresto internacional contra ella por intentar llevar a cabo el mandato democrático de la mayoría de catalanes que votaron a quienes anunciaron que llevarían a cabo un procés de independencia. Ese es el mensaje que traslada España al mundo: hacer política honesta y sin violencia en este estado no sirve de nada. Ya veremos qué hace el gobierno español con tanto cuervo.

¿Saben quién no está en prisión preventiva?

Sigo con El Nacional: mientras en Catalunya hay 25 dramas familiares, de momento, Luis Bárcenas disfrutará esta Semana Santa de su casa de un millón de euros en el Valle de Arán con permiso del juez, que hasta le ha levantado la obligación de acudir todos los lunes al juzgado para que el tesorero del PP pueda alargar su descanso. Lo más sangrante es que “en el sumario consta que pagó 120 mil € para reformarla y las facturas las habría sufragado el PP”. Y no pasa nada.

¿Por qué lo han hecho?

El exletrado del Tribunal Constitucional, Joaquín Urias, ha explicado en Twitter por qué el juez Llanera ha puesto en marcha la más terrible maquinaria judicial contra demócratas: “Para suspender de sus derechos políticos a una persona no condenada la ley exige dos condiciones: que se le impute un delito de rebelión y que esté en prisión provisional”. Es decir, lo que busca Llaneras es que estos representantes de la ciudadanía no puedan ejercer. Sí, son presos políticos.

Ciudadanos, a lo suyo

Decenas de miles de personas se movilizan en Catalunya porque consideran absolutamente injusto que los representantes que ellos mismos eligieron sean encarcelados por intentar cumplir su palabra, e Inés Arrimadas sale a decir que fueron muchos más los catalanes que se quedaron en casa. Josep Maria Mainat ironiza en Twitter: “Inesperada conclusión”, seguramente, para no decir lo que realmente opina, que la insensibilidad de Ciudadanos es ya algo más que indignante.

Todo vale para el convento

Jesús Barcos tuiteaba con acierto: “La euforia que muestra Vox es el retrato de la España que está quedando”. Al mismo tiempo, Rosa Díez, sublimaba la contradicción de los nacionalistas españoles y enlazaba las banderas española y alemana para dar las gracias a quienes habían detenido a Puigdemont. En su cabecera de Twitter podemos leer: “A veces basta con alzar una bandera para descubrir un ejército dispuesto a luchar”. Ojo, hoy el pensamiento de Vox y UPyD en España no es minoritario.

¿Y con quién pactará Ciudadanos?

Ciudadanos es un partido sin responsabilidades de gobierno, así que todavía puede decir lo que quiera. Por ejemplo, asegura ahora Arrimadas que el PP quiere seguir pactando con los nacionalistas. Lo que no aclara es con quién pactará Ciudadanos: en Catalunya la propia Arrimadas ha ganado y nadie quiere auparla al govern. Y en el Congreso, ¿no tendrán que buscarse también socios? De momento, solo ha hecho presidente a Rajoy y ha acordado con Podemos una ley electoral que beneficia a ambos.

¿Y por qué tiene vivienda oficial?

El actual JEMAD, el general Fernando Alejandre, se ha gastado 30.000 € en poner a su gusto la vivienda oficial que le corresponde. Lo ha hecho, además, partiendo el contrato en tres menores de 18.000 para no tener que sacarlo a concurso público y asignarlo, así, a la misma empresa, según Público. Lo que yo no entiendo es que a un puesto de este tipo le corresponda una vivienda oficial. Otra VPO de lujo que pagamos entre todos mientras mes a mes abonamos la hipoteca.

El fin de semana en Murcia

Todo esto que voy a contarles suena tan chusco que no sé dónde poner el acento. Primero, un grupo de hosteleros de Murcia decide ofrecer al ministerio de Interior una compensación para una parte de esos agentes que se jugaron la vida en Catalunya antes y después del 1 de octubre, ofreciendo plazas hoteleras gratis a los agentes que quieran. Ahora, según El Confidencial Digital, un grupo de abogados independentistas avisan: esta compensación podría constituir delito de cohecho.

Cuando comprar era de bobos…

No quiero plantear esto como una batalla entre los que alquilaban y los que compraban piso, pero es evidente que unos han estado más engañados que otros. Será que estoy muy influido por esa cultura de la compra de una vivienda tan arraigada en Euskadi, pero el tema del alquiler se está poniendo difícil: subida de precios, pisos turísticos y barrios cada vez más lejanos del centro como referencia. Igual que en esta crisis, entonces quienes decían: “No compres” ganaban.

La recentralización que no termina

Conozco a Lordo en Twitter desde hace bastante tiempo y por eso me ha sorprendido la defensa que ha hecho en esta red social del bable y sus hablantes. Este periodista ha tenido la suficiente sensibilidad para darse cuenta del modo en que desde la caverna (la española pero también la asturiana) están intentando cercenar antes de que se asienten los intentos por impulsar esta lengua del único modo efectivo que existe: con su reconocimiento y homologación.