Hace falta ser idiota…

Una de las últimas modas efímeras de Twitter consiste en lanzar una loncha de queso a tu hijo pequeño, a poder ser, en la trona, y grabar su reacción. Como lo leen. No me estoy inventando nada. En Twitter, en YouTube, en Google y en cientos de digitales hay referencias a este nuevo “reto” o como quieran llamar a esta gilipollez. Hace falta ser idiota para que se te ocurra hacerlo y para grabarlo, pero para repetirlo y subirlo a Twitter hay que ser idiota al cuadrado. Así que, que nadie intente convencerme de lo contrario: Internet no sirve para difundir conocimiento, sino chorradas.

Seamos sinceros

Asier Barainca ha hecho una de las mejores preguntas que recuerdo desde que empezamos a hablar de las Google Glass: “¿Que fue de las Google Glass?”. La respuesta tendrá que esperar porque, de momento, no hemos tenido más información de un invento llamado a cambiar el mundo y que se ha quedado en otro puñado de referencias entusiastas en Google, precisamente. Insisto: la versión comercial de Internet no ha mejorado ninguno de los grandes problemas de la humanidad, pero sí ha servido para ocupar nuestro tiempo con historias y ventas efímeras e infructuosas.

Volvamos a empezar

“Éramos más felices cuando desayunábamos galletas con mantequilla”. Este tuit de la semana pasada me parece uno de los más acertados que he leído últimamente. No solo porque pone de manifiesto los vaivenes continuos en las recomendaciones alimenticias (ahora las galletas, ¿son buenas o malas? ¿Y la mantequilla?), sino por todo lo que lleva implícito. Antes de Google, de Twitter y de Facebook o Instagram, teníamos claro que había expertos que sabían más que nosotros y no dedicábamos nuestra atención a estrellas del social media que hablan de dietas (y lo que sea) con soltura y conocimientos por probar.

Apple se autoencumbra

Hoy todos estamos empoderados: los del primer mundo tenemos teléfonos con más tecnología que la que hizo posible que el hombre pisara la Luna. Y con ellos podemos difundir contenidos aunque sean falsos y sacar fotos aunque no seamos fotógrafos. ¡Y qué fotos! Apple acaba de publicar las mejores imágenes sacadas con un iPhone como si el mérito fuera del aparato y no de los autores. Porque hasta cuando habla de los fotógrafos desliza que es que los buenos eligen iPhone. Démosle la vuelta: usemos la tecnología para hacer grandes fotos y compartir noticias, y no solo para encumbrar a quienes buscan ser encumbrados.

La mejor chuleta tiene nueva web

El blogger vasco del año para Deia, Markos Ramas, ha actualizado su web, “La Mejor Chuleta de Bilbao”. Los contenidos vienen a ser los mismos pero ahora queda más claro que el blog no es solo de chuletas sino de restaurantes y experiencias. La navegación es sencilla y la disposición invita a pasar tiempo en la bitácora. Cuando este periódico decidió reconocer la actividad de Markos Ramas fue, precisamente, porque es genuina: un blogger que no es cocinero, que no juega a serlo, que no quiere hacer críticas sino contar su experiencia, que disfruta y solo quiere hacer disfrutar. Así de sencillo. Y de difícil.

La otra derrota del PP

20150527_pp

Siempre habrá alguien que quiera hacer sangre en el oponente tenga o no heridas. Cuando el partido político ha ganado, y ha ganado bien, este intento de dañar es ridículo. Cuando el partido político ha perdido es cuando quien hurga encuentra. La ex novia de Monago, esa por la que el todavía presidente extremeño se vio envuelto en un escándalo de billetes de avión pagados con dinero público, no ha perdido la oportunidad para vengarse: “A todo cerdo le llega su San Martín”, escribió con total intención en Twitter, y leemos en ‘Público’.

La otra derrota del PSOE

El PSOE sigue perdiendo… pero menos. ¿Eso es una victoria? No. Pero gracias al curso de “nueva economía” que estamos haciendo todos, podemos hablar de una “derrota decreciente” que seguro que a Pedro Sánchez e Idoia Mendia les alegra. Pero a Susana Díaz, no mucho. Su investidura se vende bien baratita por culpa de su propio empeño. Y ella será la que regale la alcaldía de Cádiz (‘El Confidencial’) a Podemos o las de otras ciudades andaluzas al PP. Ella decide… y pierde.

La gran derrota de IU

Perder es una cuestión de volumen, como estamos viendo. Se puede perder mucho y ser el partido más votado (como el PP), perder más que nunca y parecer que se pierde menos que antes (como el PSOE), y perder sin duda ni margen, perder hasta casi desaparecer… como le pasa a IU. Una IU que, además, decide regalar sus restos: propone incluirse en una candidatura en la que Podemos acabará fagocitándoles (‘La Voz Libre’), como les ha pasado, sin ir más lejos, en Bilbao.

La gran derrota de UPyD

En una situación muy similar a la de IU está UPyD. Los de Rosa Díez han perdido con ganas, con las propias y con las ajenas, y su líder anuncia el abandono de un barco hundido… pero solo un poco. Según ‘El Semanal Digital’, Díez dejará marcado el camino: “Promoverá a su actual número dos, Andrés Herzog, como el nuevo líder”, frente a Irene Lozano, a la que amenazaron hace tiempo con la expulsión. Ya solo nos queda comprobar el seguidismo de Maneiro y poner la marcha fúnebre.

La gran tontería

No discuto que los servicios de Google son estupendos (soy usuario de varios, gratuitos y de pago), pero tampoco pongo en duda que venden como pocos son capaces de hacerlo. Al mismo tiempo que retiran el proyecto de sus gafas, han logrado colocar una partida de éstas su tecnología a la policía de Dubai. Un cuerpo policial muy dado a los dispendios (sus vehículos son Lamborghini) y que ejemplifica lo mal repartida que está la riqueza y que, muchas veces, está en manos de quienes hacen tonterías.

“El pequeño Nicolás” en el chalé de Kyril de Bulgaria

20141027_nicolas

El pasado viernes, José María Olmo y Ana Gracia, los dos periodistas que han seguido para ‘El Confidencial’ el asunto de “el pequeño Nicolás” contestaban a los lectores de este medio y hacían que, durante toda la conversación vía chat, sobrevolara como una cometa la sospecha de que “hay algo más”. ¿Qué? Posiblemente, el interés de ambos por la continuidad del tema. Lo cierto es que cuanto más hablamos, más datos salen, como que el chalé en el que recibía a los clientes era propiedad de Kyril de Bulgaria pero pagaba el alquiler una empresa constructora que lo dejaba a disposición de Nicolás Gómez.

Otra tarjeta “black”, y valenciana

La acción de los medios sobre las tarjetas opacas de Caja Madrid ha generado una mayor atención por este tipo de instrumentos institucionales que permiten gastos que no se declaran. En ‘El Plural’ leemos: “Casi 600.000 euros diarios entre 2006 y 2013. Es el gasto que hizo el Consell valenciano con cargo a su peculiar ‘caja black’, la caja fija de gastos, que no requiere el control previo. En ese periodo de tiempo se abonaron facturas por un valor total de 1.150 millones (…) Esta ‘opacidad absoluta’ de la Generalitat ha chocado con el Tribunal Superior de Justicia, que ha dictaminado en una sentencia que la Conselleria de Hacienda y Administración Pública debe facilitar a las facturas y justificantes de gastos hechos”.

Pagar por trabajar

Algunos pagamos por trabajar, sí: somos autónomos que, tengamos ingresos o no, en invierno y en agosto, cuando las oficinas y administraciones se paran casi por completo, abonamos todos los meses nuestra cuota, pagamos compensaciones de IVA y, por supuesto, también el teléfono, Internet, gasolina, comidas… Por lo que aplaudimos los textos al respecto como el que hemos encontrado en ‘Pymes y Autónomos’, donde alertan de cómo la crisis ha dificultado nuestra situación, lo mal que estamos en España y Euskadi respecto a otros países europeos, y que una rebaja en el alta de autónomos también facilitaría la desaparición del trabajo “en negro”.

Lewinsky sigue rentabilizando

Y en medio de esta crisis de dinero y valores, entre tarjetas “black” y timadores de 20 años, llega Monica Lewinsky y nos recuerda que el sexo esporádico con un presidente estadounidense puede ser muy rentable. Con cuatro tuits en cinco días ha logrado 75.000 seguidores en Twitter que siguen esperando contenido. Contenido que puede ser comercial sin que nadie se escandalice. ¿Para qué? ¿Por qué? Un poco de notoriedad y un poco de Twitter, y ya tienes un “business”.

Agur, Google Glass

¿Se acuerdan de las ‘Google Glass’, esas gafas de las que tanto nos ha hablado Google y con las que íbamos a poder hacer de todo solo con la voz y mirando a una micropantalla? En ‘PC Mag’ se han dado cuenta de que este artilugio ha desaparecido súbitamente y concluyen que ha podido con él la falta de aceptación social. Estas gafas gustaban a los “muy” tecnófilos y nos horrorizaban al resto, entre otras cosas, por sus posibles desarrollos de reconocimiento de personas por la calle. De momento, Google parece haber parado el proyecto.

Cierres necesarios

20140404_cierres

Mientras Patxi López fue lehendakari no publicamos ni la mitad de lo que sabíamos sobre el uso y abuso de la excusa del “open government” que hacía su gobierno. Y lo que sabíamos, seguramente, no era ni la mitad de lo que estaban haciendo. Me consta que ahora todo el operativo se ha reducido a más de la quinta parte, ajustándolo al máximo a las necesidades reales, y que eso, a quienes entonces mandaron no les gusta porque les deja en mal lugar. Pero siguen los ajustes, y cuentas absolutamente innecesarias como @Irekia_News e @Irekia_Agenda serán cerradas, por fin, la semana que viene.

Primavera cubana patrocinada

“El gobierno de Estados Unidos planeó la creación de un ‘Twitter cubano’, una red de comunicaciones diseñada para socavar el gobierno comunista de la isla, creada usando empresas de fachada constituidas en secreto y financiada a través de transacciones con bancos extranjeros, según descubrió The Associated Press”. Claro, contundente y preciso, así es el relato de la agencia sobre las maniobras de EE.UU. para dinamitar, desde dentro, la dictadura castrista. Por otro lado, los datos de acceso de los usuarios eran recogidos por el vecino del norte, y la legalidad de la maniobra es más que dudosa. Así no se acaba con un régimen.

Secretos de Estado

Si Segundo Sanz lo cuenta tan bien en ‘Vozpópuli’, ¿para qué voy yo a añadir nada? “La alternancia en el poder de PSOE y PP incluye como acuerdo tácito no despertar viejos fantasmas sobre el episodio menos conocido de la historia reciente de España: la intentona golpista del 23-F. Entre los dos grandes partidos existe un pacto soterrado para evitar cualquier desclasificación de documentos secretos (…) Esta postura consensuada en la trastienda de Moncloa y respetada desde entonces por cada gobierno, de distinto signo, sigue vigente y cobra estos días más fuerza que nunca, justo cuando se vuelve a poner al Rey Juan Carlos en el punto de mira sobre la autoría intelectual de la sublevación militar”.

Lo que de verdad importa

Gracias a Juan Ignacio Pérez en Twitter hemos encontrado el enlace a un vídeo de UPSOCL (plataforma de la que también hablamos ayer) en el que se ve el uso que hace una mujer de sus Google Glass en un día normal… que acaba en una paliza de su marido. El clip, que empieza idílico y mostrando las bondades de la herramienta, acaba siendo un duro documento con un mensaje claro: “A pesar de todo el progreso hay mujeres que todavía ven esto todos los días. Piénsalo”. Y es cierto que el cambio tecnológico que estamos viviendo no ha conllevado, de momento, ningún cambio social. Y mucho menos en cuestiones tan sensibles como la que denuncia este vídeo.

El horrible año del FC Barcelona

El primero que cae en el error soy yo: después de tratar un tema tan serio como la violencia machista, muy bien denunciada por el vídeo que hemos comentado, paso a un tema banal, sin importancia real, pero del que no podemos sustraernos quienes miramos a Internet todos los días: la sanción al FC Barcelona, que no podrá fichar en un año. Nuestro compañero del ‘Noticias de Gipuzkoa’, Jurdan Arretxe, se fijó, además, en un matiz relevante: “Punto 1 del comunicado del Barcelona: ‘La RFEF también ha sido sancionada’”. Es decir: en el club blaugrana están tan hasta arriba de guano que han puesto el ventilador.

Jordi Évole se pasó de listo

20140225_evole

El conocido como “follonero” intento colocarnos una visión ficticia del 23-F, sin avisar y sin informar (que es más grave). Évole se pasó de listo, porque si bien es cierto que se trata de un formato novedoso y que ya ha sido visto en la estadounidense, eso no significa que, por definición, sea bueno. Igual que por definición no es bueno todo lo que firma el propio Évole que, la noche del domingo, descubrió que no es infalible, y que ese rollo de “soy más listo que nadie” también tiene que tener sus límites. Bienvenido. La ejecución tampoco fue gran cosa, mezclando lo histriónico con lo pausado, y despistando por completo a una audiencia que, hooligans aparte, rechazó el experimento.

Y Talegón se pasó de…

Lo único bueno de la cagarruta de Évole fue que sirvió como detector de tontos. Por ejemplo, Beatriz Talegón que, como recogen en ‘La Voz Libre’, “se come doblada la ‘Operación Palace’”. Talegón, la gran esperanza socialista, puso por escrito en Twitter durante la emisión que la historia del montaje ella ya la conocía, y que incluso había documentos que la acreditaban. Una historia completamente falsa (y no por ello necesariamente buena) que hizo que la secretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas fuera “el hazmerreír”. Twitter nos confirma que la ignorancia es muy osada.

Quien insulta se retrata

No me cansaré de decirlo: quien insulta se retrata, y con la eclosión de las redes sociales digitales, esta afirmación se ratifica a cada paso. Por ejemplo, el Teniente de Alcalde y concejal de Economía y Hacienda en el ayuntamiento de Badajoz, Alberto Astorga: “No se quien es más tonto, @iurkullu o los verificadores!!! Vaya pandilla de imbéciles!!!!”, exclamaba en Twitter, como un quinceañero más. Así se las gastan los representantes del PP que elige la ciudadanía en España, insultando y despreciando todo aquello que no son capaces de comprender.

No me fío de los políticos ricos

No, no lo hago. No me fío de los políticos que han ganado mucho dinero antes de presentarse a unas elecciones, y mucho menos me fío de los que se enriquecen durante el ejercicio de su función pública. Aunque soy de los que defiende que un representante público tenga un sueldo holgado para que solo tenga que preocuparse de servir a la ciudadanía. Pero eso no impide que me chirríe que Soraya Sáenz de Santamaría fuera de compras a la milla de oro de Madrid (que ya comentamos en esta columna), y me suena aún peor lo que encontramos en ‘El Plural’: “Entre 2004 y 2011 ganó casi 1.200.000 euros con la política, la mitad en sobresueldos”.

Las Google Glass no te hacen parecer listo

Que tomen nota también en entornos próximos: las Google Glass no te hacen parecer listo. Más bien, todo lo contrario. Piensen, si no, en la cantidad de políticos, periodistas y empresarios que aparecen esta semana en los informativos usando las famosas “glasses” durante la feria de Barcelona. Un buen amigo me ha pasado un link a ‘AV Club’, un web con cierta retranca, en la que recogen las recomendaciones de Google para no usar inadecuadamente este artilugio porque, al final, la empresa está viendo cómo su tecnología se devalúa por usos que se escapan al sentido común.