Machistas de mierda, también en política

20160403_machistas

Félix de Azua, académico de la RAE y uno de los fundadores de Ciudadanos, ha dicho de Ada Colau que “debería estar sirviendo en un puesto de pescado”. Ser pescatera, sin duda, es mucho más digno que ser un machista de mierda con el halo de académico de la lengua. No está mucho mejor Federico Jiménez Losantos, desnortado por completo, y que recibirá la demanda que ha presentado Carolina Bescansa contra él porque sugirió que la diputada llevó dopado a su bebé al Congreso.

Se ríen de nosotros

Cuando me enteré por medio de OK Diario de que Ana Botella había sido contratada por la Organización Mundial del Turismo como “asesora sobre turismo urbano del secretario general de la Organización, Taleb Rifai” no pude evitar pensar en Paquirrín, el hijo de Isabel Pantoja y Francisco Rivera. Ambos me parecen ejemplos perfectos de que en España no es necesaria formación alguna para ganar dinero a manos llenas, y que unos buenos contactos y un apellido adecuado, aunque sea como consorte, son la mejor carrera.

¿Quién queda en UPyD?

Después de la baja de una eurodiputada, cuatro concejales (ninguno de los cinco aclaran, como bien recuerdan en Vozpópuli, si además del partido abandonarán sus cargos y sus sueldos) y otros 24 afiliados, parece que en UPyD solo quedan quienes sin UPyD no van a ser nada. No obstante, no me extrañaría ver que entre los últimos que se abrazan a este árbol yermo estarán los próximos conversos que nos explicarán, bajo otras siglas y, a poder ser, mismo sueldo, cómo ellos se cayeron del caballo porque su capacidad regeneradora no podía perderse.

La herencia que recibirán, también en RTVE

Lo que era fácil intuir ya se ha confirmado: Mariano Rajoy, el que se tiró tres años quejándose de “la herencia recibida” de Zapatero, será el responsable de una herencia económica y política absolutamente desastrosa. Herencia que se extiende a una RTVE que pasa olímpicamente de su propio rigor presupuestario y que se ha lanzado a gastar para recuperar audiencia. Otros 38 millones de euros en pérdidas que se taparán con el enésimo parche de dinero público.

Cuidado con las bromas

En el mundo anglosajón el 28 de diciembre se celebra el 1 de abril, y como la mayoría de herramientas digitales que usamos tienen este origen, nos enteramos de algunas de las bromas que han gastado. Algunas, especialmente desacertadas, como el chiste de Gmail que ha acompañado a e-mails muy serios en contra de la voluntad del usuario. Y otras, más acertados, como la de la web de contenido pornográfico, PornHub, que por un día mutó a “CornHub”, y llenó la home de vídeos falsos sobre mazorcas de maíz.

Los amaños se organizaban en la sede del PP

20160209_amanos

Copio y pego las líneas que hemos encontrado en El Español y que nos han dejado los pelos de punta: “El ex presidente balear Jaume Matas sostiene que recibió en mano en la sede de Génova un sobre con las instrucciones para amañar el concurso del gran hospital de Baleares a favor del constructor Juan Miguel Villar Mir (…) Este mismo sobre fue el que, poco después, Matas entregó en un gimnasio de Palma a su consejera de Sanidad, Aina Castillo, que ya ha declarado ante el juez esta entrega y ha reconocido que la licitación fue diseñada para beneficiar a esta constructora”.

Celia Mayer, en contra de sus propias decisiones

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid está cediendo a la presión, y comienza a dar volantazos para intentar corregir de una vez el rumbo que ella misma escoró. Celia Mayer pide ahora retirar la demanda contra los titiriteros que ella mismo mandó poner, pero parece que no restituirá a la persona cesada por la elección del espectáculo. Es decir: Iglesias, Colau o la propia Carmena se quejaban de que la caverna actúe como siempre ha hecho ante el “todo es ETA”, mientras una Mayer desasistida cesaba y denunciaba para salvar a Ahora Madrid.

Iglesias por fin ante su espejo

Pablo Iglesias no pierde la oportunidad de decir que la falta de un gobierno español supone perder un tiempo precioso contra los desahucios, la situación de emergencia de los parados sin ingresos, y una solución habitacional para las mujeres maltratadas. Pero él es el primero y casi el único dispuesto a perder aún más tiempo y dinero forzando la repetición de las elecciones generales. Esta certeza, la de estar ante una mentira solo un poco más gorda que las demás, empieza a ser compartida.

Ridículo hasta el final

El de UPyD es un sainete tan inverosímil que todos sabíamos que el final iba a ser de traca, pero nadie se atrevía a adelantar qué tipo de suicidio ridículo iban a elegir Díez, Herzog y Gorriarán. Pues bien: los tres se han dado de baja de la formación esperando que su ejemplo sea seguido y la gestora disuelva el partido dignamente. Pero no hay dignidad en abandonar primero el barco, en huir y dejar que sean otros los que liquiden como puedan el desaguisado de un partido que muere a hierro.

Negocios en los tiempos de Internet

El fin de semana pasado disfrute un montón de una lectura en formato digital. Y sinceramente, cada vez me pasa más: algunos medios on-line se están poniendo las pilas y ofrecen reportajes extensos que da gusto leer, en vez de tirar de titular y ligereza. El relato en El Confidencial sobre la venta de La Nevera Roja, y cómo la empresa que pagó 80 millones por ella pierde ahora dinero revendiéndola a la competencia directa (que la hará desaparecer) es un ejemplo estupendo de cómo son algunos negocios de base tecnológica. Realmente recomendable.

Una buena noticia del 20-D

20151223_buena

Normalmente no me alegro de las derrotas electorales porque puedo imaginar las sensaciones negativas de los equipos de campaña y de los simpatizantes, y no es agradable. Pero cuando un partido ha basado su acción en acusar y señalar, y sus propios candidatos no tienen más mérito que hacer la pelota mejor que los otros a la fundadora del partido, sí, me alegro de que la formación desaparezca de los parlamentos: hasta el Partido Animalista ha doblado en votos a UPyD. Y esa es, sin duda, una buena noticia.

Y las malas noticias (para algunos)

La considerable bajada en escaños de los partidos españoles mayoritarios ha supuesto que se hayan quedado fuera del Congreso algunos nombres de esos que siempre están en la pomada política. Nombres como los de Durán i Lleida (que ha desintegrado su propio partido); en el PSOE, Eduardo Madina, Ciprià Císcar; Borja Sémper en el PP; o el fichaje estrella militar de Podemos, Julio Rodríguez. También echaremos de menos algunas siglas como las de GeroaBai o BNG.

Tampoco Lomana

Desde el primer momento me gustó la idea de que Carmen Lomana fuera senadora. La llegada de alguien como ella, ajena por completo al mundo de la política pero muy presente en el del papel couché, la tele barata y las fiestas caras, iba a significar un recordatorio permanente de que cualquier persona puede ser elegida. Hasta Carmen Lomana, que pasa de todo, que quiere cerrar el Senado (yo también), y para la que la democracia es solo otro divertimento.

Somos una sociedad enferma

Ya lo dijo Aznar, y ahora lo dice el obispo de Donostia (seguro que a él le gusta más “San Sebastián”), José Ignacio Munilla: somos una sociedad enferma. En concreto, lo dijo así (‘InfoLibre’): “Estos resultados reflejan una profunda crisis. Son el retrato de una sociedad enferma pero siempre existe una oportunidad para regenerarse y esa oportunidad se llama bien común, una palabra que ha ido desapareciendo del vocabulario político. Si el término bien común volviese a ser rescatado, bienvenida sea esta crisis”.

El silencio de quien más ruido ha hecho

Maurizio Carlotti es, sin duda, el gran triunfador de estas elecciones. Su papel en ‘Atresmedia’ ha podido ser definitivo para definir el escenario político actual, con su apuesta por políticos mediáticos y una confrontación incluso entre sus dos cadenas. Confrontación que se diluía en televisión cuando convenía, con programación compartida, y que el propio Carlotti instigaba en Twitter, donde tiene casi 7.000 seguidores y responde con soltura.

La muy llevadera levedad de Twitter

2015-12-21_161740

Rescato el título de una columna que ya escribí hace unos días porque la noche electoral nos ha dejado unos resultados que coinciden, casi por completo, con la lectura que realizamos una semana atrás: el PP resiste, el PSOE no pierde tanto, Podemos se sitúa como el tercer espacio y Ciudadanos se desinfla. En la CAV, EAJ-PNV saca uno más y Podemos gana a costa de un Bildu que pierde más, incluso, que el PSE. Está claro que el PP, a los vascos y las vascas, nos importa muy poquito.

Esto, en Twitter, tiene su reflejo: Arraiz, que es un tipo valiente, reconoció: “Nos hemos caído”, cuando lo han hecho con casi todo el equipo. En la misma red social varios usuarios se acordaron honestamente de un Larreina cuyo pecado pudo ser no levantar la voz cuando, entre otros, pedían el voto para él quienes se refugian en Cuba huidos de la justicia española. Y Ortuzar, que es un tipo práctico, dio la bienvenida en Twitter a Podemos al tiempo que recordaba que su partido había ganado un escaño en un escenario en el que todos menos EAJ-PNV han perdido representantes por la entrada, precisamente, de Podemos y, en menor medida (sobre todo en Euskadi), de Ciudadanos.

Precisamente, Ciudadanos cambió la soberbia por silencio rabioso anoche en Internet, y Podemos hizo en Twitter dos menciones relevantes: la cuenta del Partido aseguraba que no debían nada a los bancos (a alguien se lo deberán, en el presente y en el futuro, como todos), y Pablo Iglesias se acordó de Pedro Sánchez mientras hablaba de un bipartidismo que, evidentemente, quieren perpetuar cambiando, simplemente, al actor que se enfrentará al PP.

Y en el PP, poca euforia. Estuvieron comedidos después de un cierre de campaña estrambótico en redes sociales (con un sentido del humor inusual e incoherente). Y más a la derecha, en UPyD, era más interesante lo que decían sobre ellos que lo que decían ellos mismos. Por ejemplo, que sacaron menos votos que el Partido Animalista. No fueron pocos los que se alegraron de la salida de este partido, oportunista y cínico hasta el hastío, del Congreso. Una cámara a la que tampoco entra Maroto, muy mencionado y con mucha retranca por la “twittesferra” alavesa.

IU, que había hecho una campaña muy “tergetizada” en redes sociales, como si en ellas solo existieran usuarios expertos y ajenos a la sociedad, también decidió guardar silencio. Lo han intentado todo y nada ha salido bien.

En resumen, Twitter ayer y, especialmente, anoche, no estuvo interesante. Todos se guardan para el futuro, cuando la levedad de una herramienta de puro entretenimiento deje paso a la gravedad del parlamento de turno y, sobre todo, a la de las televisiones. Porque esta campaña no ha sido ni la de los debates parlamentarios ni la de Twitter: LaSexta ha sido la cadena de televisión que más ha crecido en la CAV en los últimos años y, estas elecciones, Podemos ha obtenido un resultado tan meritorio como extraordinario. Ambos datos no son una causalidad. Twitter y Facebook son solo el reflejo. Y aunque lo sepamos, muchos miramos al reflejo antes que a la realidad.

Columna publicada [Enlace roto.] del 20 de diciembre de 2015.

El escaño 75

20150803_escano

De un estudio como el Euskobarometro se pueden extraer muchas conclusiones, aunque quienes lo realizan muestran cada semestre su afición a dejar marcados enfoques, interpretaciones y hasta titulares. Aún así, algunos se “rebelan” y hacen sus lecturas. Por ejemplo, en ‘Libertad Digital’ lo que les preocupa es que ni UPyD ni Ciudadanos podrán sacar un escaño en Gasteiz si se presentan por separado: pescan en el mismo caladero que se divide.

O todos o ninguno

Soy bastante beligerante contra la moda de confundir transparencia con cotilleo. Realmente, no aporta nada que sepamos cuánto dinero tiene ahorrado un representante político, si ha recibido herencias, o está hipotecado hasta las cejas. Entiendo que esa información tendría que quedar recogida para evitar enriquecimientos “extraños”, y puesta, al mismo tiempo, bajo discreta custodia. Pero aún entiendo menos que precisamente los diputados de Podemos en Extremadura sean quienes menos información hayan aportado, como denuncian con cierta retranca en ‘El Confidencial’.

Derry seguirá jugando al fútbol con la República

El club de fútbol de Derry, en Irlanda del Norte, va a cumplir esta temporada 30 años jugando en la liga de la República de Irlanda. Es decir, en otro estado. Y no tiene intención de regresar a la del norte, como informan en el ‘Belfast Telegraph’. Su paso al sur vino dado por el riesgo que corrían sus jugadores y aficionados, católicos, en el resto de campos, mayoritariamente protestantes. Y la situación actual sociopolítica y la futbolística nos invita a reflexionar sobre la presencia de clubes en ligas de diferentes estados.

Desde Changchun hasta Irun

Ese es el viaje más largo que puede hacerse en tren en la actualidad salvo los 340 kilómetros que hay que hacer en autobús. En total, 14.000 kilómetros de vía unen el municipio vasco con el chino atravesando hasta siete países. Pero no crean que la experiencia se resume en cientos de horas pegado a un asiento mirando por la ventana: en el blog ‘Historias de China’ nos muestran lo que atraviesa este trazado con paradas y visitas que merecen mucho la pena.

Otras obras ruinosas

Entiendo perfectamente la necesidad de los españoles de no sentirse el vagón de cola del planeta, por lo que me parece muy conveniente el post que hemos leído con atención e intención en ‘Magnet’, en el que recogen las obras faraónicas y fracasadas en otros estados: empezamos por el puente de Calatrava (otro español) en Venezia, y seguimos por aeropuertos sin uso en Berlín o Kuala-Lumpur, grandes estadios en zonas rurales de Brasil, o el exceso por el exceso en Dubai y China.