Igual se han equivocado de país

Me cuesta creer que nadie se haya dado cuenta de que quienes están bloquendo Catalunya tal vez se hayan equivocado de país: el que debería de sufrir la mala prensa internacional, el corte de calles y las barricadas es España, que es el país desde el que dictan sentencias injustas y amenazan con la suspensión de la autonomía. Los de los piquetes, los de los enfrentamientos con la policía y con viandantes, los del tsunami democrátic que se desbordó en 24 horas no construyen país, precisamente. Para empezar, porque atan las manos del Govern, para seguir, porque dan munición argumental a sus enemigos.

¿Otras elecciones?

Sí, la democracia es la solución al conflicto catalán: un referéndum a la escocesa, valiente y vinculante. No tengo duda. Pero encadenar votaciones y elecciones no soluciona nada, necesariamente. Y lo estamos viendo en España. Así que convocar unas nuevas elecciones catalanas no puede presentarse como un arreglo: es este Govern el que tiene que agarrar la situación y lidera el país. Si ERC (donde, evidentemente, hablan mirando a las encuestas) es el primero en deslegitimar a Torra (por mucho que compita con Puigdemont por ser el catalán que peor me cae), ¿qué no hará la oposición?

No, Adriana, es justo al revés

Las elecciones que ya están convocadas, no nos olvidemos, son las españolas: Sánchez nos ha llevado a una segunda vuelta artificial porque le ha dado la gana y porque no ha sabido interpretar las encuestas y se ha limitado únicamente a leerlas. Además de lo que han hecho en el PSOE, tienen el morro de decir esto: “Estamos aquí porque nos han robado las elecciones”. Lo de Adriana Lastra es cara dura de la buena: los que nos han robado nuestro voto son los socialistas, que despreciaron el ejercicio que hicimos todos el 28 de abril solo porque creyeron que podía ser mejor para ellos.

Los guardias civiles, absueltos

“No hay prueba de cargo suficiente” para condenar a los dos agentes de la Guardia Civil que, según la versión de la denunciante, obligaron a ella, a su pareja y a varios clientes de un bar, a meterse balas en la boca y cantar el “Cara al Sol”, según leemos en Eldiario.es. No tengo ni idea de si, efectivamente, fue un invento de esa mujer (no lograron localizar al resto de clientes y, según la sentencia, hay contradicciones con la versión de su pareja) o sucedió en realidad, pero sí sé que con poco más los de Altsasu han sido condenados, igual que los presos políticos catalanes por un delito que se cuidaron mucho en no cometer.

¿Nos lo creemos o no?

Las futbolistas de Primera están a punto de declarase en huelga (si no lo han hecho entre que escribo estas líneas y usted las lee) porque no han llegado a un acuerdo con los dueños de los equipos (salvo Athletic, Barcelona y Tacón) para profesionalizarse. La clave está en los contratos a tiempo parcial: si dejan que el sueldo mínimo de estos sea de 8.000 (la mitad del mínimo de los completos) abren la puerta a la precariedad, nuevamente. Por eso piden el 75% de esos 16.000 como mínimo del parcial. No solo parece justo, es que es escaso. Pero también es responsabilidad de todos que el suyo sea un espectáculo rentable.

Pocas bromas

La crónica en Twitter de Eduardo Bravo sobre el acto de Vox en Vistalegre de este fin de semana es estupenda, no solo por los entrecomillados que saca, también por la acidez con los que los comenta. Pero su corolario no puede ser más amargo y, a la vez, cierto: “Pocas bromas con el Vistalegre de los fachas. Es fascismo de libro. Y está calando”. No solo por lo del sábado: lo poco que les hemos visto hacer desde los parlamentos, las campañas de este año y su trayectoria hablan claro: Vox ocupa la extrema derecha con mensajes contrarios a la igualdad entre personas, con su apelación a lo bélico y con sus colaboradores.

Un ejemplo diáfano

No voy a escribir mejor que Javier Vizcaíno el repudio público que merece Javier Ortega Smith por acusar a las 13 chicas y niñas que asesinó Franco en un fusilamiento de “violar y torturar en las checas de la República”. El de Vox se inventó el argumento y se quedó tan tranquilo, pero la cosa no debería de quedar aquí. Hace bien Carlos Fonseca en Onda Vasca y Eldiario.es en aclarar que las acusaciones más graves contra estas chicas fueron ideológicas y que eso les costó la vida porque hubo un golpe de estado. La memoria, como reclama Fonseca, no solo es necesaria: es obligatoria. Y quien falta a esa memoria se retrata e invalida.

“Nos robaron el resultado electoral”

Con la nueva e innecesaria convocatoria electoral, el PSOE ha dado una segunda oportunidad a los fascistas, al PP, a Errejón, por supuesto, y a quienes quieren dejar claro a los socialistas que tomar por tonta a la ciudadanía es el pecado político más grave. Esto de Adriana Lastra es bastante elocuente: “El 28-A ganamos las elecciones y nos han negado y robaron el resultado electoral, y el 10-N vamos a votar para decirles a las tres derechas y a esa supuesta izquierda que el 11-N va a haber un Gobierno del PSOE en España”. Aquí, el PSOE es el único que ha robado los votos a quienes ejercimos nuestro derecho.

El autorregate de Ciudadanos

Cuando Ciudadanos decidió poner en marcha una moción de censura en el Parlament catalán y proponer una candidatura cuando no lo hizo después de ganar las elecciones, claramente, decidió utilizar las instituciones catalanas para realizar un acto de precampaña. De hecho, el principal mensaje de Carlos Carrizosa (el tipo menos recomendable del panorama político español, después de todos los de Vox) va más contra los partidos que se presentan en toda España (que son con los que compiten) que contra los nacionalistas catalanes. En resumen: otros que nos toman por tontos y contra los que debemos actuar.

Total, para acabar como UPYD

Ya saben que me gusta mucho el fútbol, entre otros motivos, porque sirve para explicar fenómenos sociológicos más complejos o poner ejemplos fácilmente entendibles (por lo menos, para mí) cuando hablamos de cosas mucho más serias. Por ejemplo: cuando un club de Primera intenta evitar el descenso fichando en diciembre a algún central treintañero de un equipo argentino, de mitad de tabla para abajo, acaba descendiendo. Si montas un equipo de Segunda terminas en Segunda. Y eso es lo que está haciendo Ciudadanos incorporando a UPYD: convertirse en el próximo UPYD.

El chiste de la ultraderecha

Lo primero es la lucha contra el fascismo. Luego viene todo lo demás, todas las discusiones y opiniones políticas que queramos. Pero sacar al fascismo de nuestros escaños es lo primero. Lejos de eso, en Italia lo suben al poder de la mano del movimiento Cinco Estrellas, ese que encabezaba un humorista, Beppe Grillo, que mira qué chiste nos ha dejado: una derecha ultra, xenófoba y homófoba, es decir, todo lo que es la derecha fascista. A ver quién le ríe ahora las gracias.

La guardia de Sánchez

Si hay algo fascinante de la política es todo lo que no vemos, esas historias que no leemos en las crónicas parlamentarias porque las protagonizan los “fontaneros”, los que ayudan a los líderes a tomar las decisiones más difíciles. En el caso de Sánchez, según La Información, son José Luis Ábalos, Margarita Robles, Adriana Lastra, Alfonso Rodríguez Goméz de Celis, Juanma Serrano y Maritcha Ruiz Mateos quienes se reúnen en la casa del propio Sánchez para dar forma al nuevo gobierno.

Montoro, el que nos ha machacado

Espero que no se cumpla eso de que “más vale malo conocido” al frente del ministerio de Hacienda, pero estoy de acuerdo con Marc Fortuño que en El Blog Salmón escribe que “no echaremos de menos” a Cristóbal Montoro. Soy totalmente favorable a pagar impuestos, pero lo del ya exministro ha sido muy duro: subidas constantes del IRPF, del IVA, eliminación de deducciones y anuncio de nuevos impuestos que ya veremos. Y todo para acabar disparando la deuda pública.

“Unidas”

Me hace mucha gracia que en Podemos vayan de feministas cuando mandan machotes: Iglesias, Garzón, López de Uralde, Errejón, Urbán, Mayoral, Espinar, Mondero… Algo parecido pasa en Euskadi: desde Bildu nos dan lecciones de feminismo los Otegi, Rodríguez, Urizar, Matute o Zabaleta hasta hace poco. Los vascos, de momento, no alcanzan la desvergüenza de los españoles, que han acordado llamar a su agrupación “Unidas Podemos”. Para algunos, la política es postureo.

El fin de una era

Canon (posiblemente la marca más importante) ha anunciado que ha dejado de producir su última réflex de película. Dieciocho años ha estado en el mercado la EOS-1V, ya pieza de coleccionista. Al mismo tiempo, como informan en Photolari, Leica ha anunciado la retirada de la M7. A diferencia que con Canon, Leica sigue produciendo otras dos cámaras de película, y la M7, como todas las de la marca, no ha perdido valor. De hecho, no sería extraño que aumentara su precio tras el anuncio.