Pero, ¿qué les pasa?

Si ya es grave que PP y Ciudadanos hayan propuesto (entendemos que por su acuerdo interno) a Vox para presidir la comisión sobre memoria histórica del Parlamento de Andalucía, más grave es que ni PSOE ni Podemos hayan reclamado esa presidencia y hayan dejado hacer excusándose, según leemos en Eldiario.es, en que “fue una imposición”. ¿De quién? ¿A quién? De verdad, ¿qué les pasa a los partidos españoles, que unos son capaces de hacer la mayor barbaridad, y otros son capaces de permitirla cuando saben que PP, Vox y Ciudadanos tienen la pista libre para derogar la ley andaluza de memoria histórica?

Lo de este PP es terrible

El PP de Casado y Alonso, que es el mismo que el de Sémper, es capaz de alcanzar unas cotas de irresponsabilidad nunca vistas. Pero también es capaz de cometer las mayores torpezas: Raquel González afirmó en Radio Euskadi que pactaría con Ciudadanos y Vox en Bilbao para apartar a Juan Mari Aburto cuando no tiene ninguna opción de pactar con Ciudadanos y Vox y alcanzar la mayoría absoluta de concejales. Pero González ya se ha retratado como colaboracionista con la extrema derecha y política dispuesta a repetir la fórmula reaccionaria (y al párrafo anterior me remito) de Andalucía.

Violar sale gratis

Este es el mensaje que la justicia española está lanzando a todas esas personas que consideran que la libertad sexual, especialmente la de las mujeres, está para ser violada. La Audiencia de Navarra considera que los miembros de “La Manada” pueden seguir en libertad porque no van a fugarse de España aunque uno de ellos intentara renovar el pasaporte, aunque otro tenga que enfrentarse a un delito de robo, aunque varios de ellos se enfrenten a otro juicio por violación. Violar sale barato en España porque, sin una paliza a la violada, te aplican la pena mínima y un simple recurso te mantiene en la calle.

Economía “colaborativa”

Coger un Cabify o un Uber es lo moderno, lo que hay que hacer para obligar al sector del taxi a transformarse. ¿En qué sentido? El del abaratamiento, por supuesto. ¿Con qué coste? Eso a muchos no les importa, pero sí importa: una empresa radicada en las Islas Vírgenes, un paraíso fiscal, controla 140 empresas de VTC en España que pueden suponer miles de licencias de conductores que trabajan para estas aplicaciones a las que la arquitectura financiera y los impuestos les importan entre poco y nada. Insisto, a mí, sí, y celebro ver que para algunas instituciones cumplir la legalidad también es importante.

Sí, eso hacemos

Pese al hecho diferencial vasco doy supongo que las cifras para España que publican en Trecebits son aplicables a Euskadi y que si hay una desviación es porque los vascos y las vascas todavía le dedicamos más tiempo a la red que los españoles y españolas: el 92% utilizan Internet a diario, el tiempo que pasan en un navegador es de 5 horas y 18 minutos, de los que 1 hora y 39 es en exclusiva a las redes sociales digitales. Ven casi tres horas al día de vídeos en streaming y dedican 42 minutos a escuchar música on-line. ¿Se identifican en estas cifras? Piénsenlo bien antes de contestar.

Susana Díaz se defiende

No vi el segundo debate entre candidatos a presidir la Junta de Andalucía. Mi afición a la política necesita un descanso a veces y Juego de Cartas, en ETB2, me abre el apetito. Pero sí he leído las crónicas y me quedo con la de Carlos Mármol en La Vanguardia porque pone el acento en la jugada de la segura ganadora (aunque habrá que ver cómo gobierna): la presidenta supo enredar a sus oponentes a la derecha que, la verdad, poco necesitan para que entrar a la pelea con Vox por los votantes. En el PP y en Ciudadanos se ven obligados a mostrar la pata de lobo de la extrema derecha.

E IU se alinea con un dictador

Por la izquierda, Susana Díaz y todo el PSOE tienen el mismo problema: medir bien para ni despreciar ni sobrevalorar a Podemos. Y calcular los tiempos es crucial para ajustar adecuadamente la distancia con Podemos, porque si dejas a los de Iglesias o Teresa Rodríguez solos el tiempo suficiente, acaban pegándose un tiro en el pie. Por ejemplo, la cuenta de IU (subsumida ya por los morados) ha tuiteado un mensaje de recuerdo a Fidel Castro, “el eterno comandante”. Y aseveran estar “siempre con Cuba”, pero no con los cubanos que llevan sufriendo una dictadura desde 1959.

Lo importante va después

Estoy seguro de que en Izquierda Unida esta noticia no ha pasado desapercibida: “Los salarios decrecieron en España un 1,8% en 2017 frente al aumento de media en el resto del mundo” (20 Minutos), tanto como que si no se enredasen en apoyar a dictadores y en defender su apoyo, su labor por los trabajadores españoles sería mejor valorada (y más votada). Serán otros, por lo tanto, los que alcen una voz más nítida ante semejante injusticia… O éxito, porque este era el plan del PP para recuperar la economía de España: lograr una masa de mano de obra barata para el mundo.

Bien por nosotros

Igual que les he recomendado la crónica de La Vanguardia sobre el debate de la campaña andaluza, les recomiendo ahora el post en Microsiervos (un viejo conocido) sobre la llegada del InSight a Marte. Disfruto con estas noticias, lo reconozco, y también las aprovecho para recordar, desde esta columna, los beneficios de la investigación espacial: todos los desarrollos e innovaciones acaban llegando a la sociedad, y todo el conocimiento adquirido es valioso en sí mismo. Dicho de otro modo: es cavernícola despreciarlo. En esa sonda de la NASA estamos todos y todas.

¿Qué pide el aficionado?

No sé si los aficionados del Athletic estamos anestesiados o confiados. Tampoco sé si la solución es echar a Berizzo o mantenerlo (aunque, puestos a pensar en mantener a gente que nos mete en problemas, ¿por qué no mantuvimos a Ziganda, que lo hizo mejor?). Pero sí sé hacer un ejercicio sencillo: seguir el hashtag en Twitter #BerizzoKanpora. Lo cierto es que desde que terminó el partido hasta el momento de escribir estas líneas solo cuatro tuiteros lo han usado una vez cada uno. Vamos, que no hay una aclamación popular, por lo menos en Internet.

Y en Andalucía ganará el PSOE

Pase lo que pase, en Andalucía ganará el PSOE. Y parece que, salvo sorpresa mayúscula, Susana Díaz será la presidenta, aunque solo sea por la incapacidad de la oposición para ponerse de acuerdo y articular una alternativa. ¿Cómo puede ser, con una crisis casi sistémica y un sistema clientelar salpimentado con corrupción en los juzgados? Porque los andaluces y las andaluzas así lo quieren, que esa es la base de la democracia: cada voto cuenta, vale y es la expresión de una voluntad. Y sobre todo porque en Andalucía lo saben y son más prácticos de lo que parece.

A Sánchez le va en el sueldo

El sueldo de Pedro Sánchez incluye aguantar a Pablo Iglesias y sus iluminaciones. Porque Pablo sí que sabe hacer la política. Y el periodismo. Y la ciencia en la universidad. Y las negociaciones para que los presupuestos españoles salgan adelante. Y la tortilla de patata seguro que también la borda. Y Sánchez aguanta. Aguanta su sapiencia y su falta de compromiso. Porque la política no va de anunciar que en esto sí te apoyo y en esto ya veré. Solo quien se la toma desde esta ignorancia manifiesta es capaz de atreverse a sustituir al presidente en la facultad de disolver las cortes.

La “faena” del sistema

O en Glovo no entienden nada o nos mienten: si ellos están convencidos de que sus repartidores pueden ser todos falsos autónomos es que desconocen por completo el mercado laboral y desoyen absolutamente a todos sus asesores (damos por supuesto que se han encontrado con alguno profesional y honesto). Si saben que con esta estratagema abaratan costes que asume el trabajador y se colocan en una posición de ventaja respecto a la competencia legal, y se hacen los tontos, malo: Óscar Pierre podría ser considerado un sinvergüenza antológico merecedor de un severo castigo comercial.

Harto de poner notas

Además de ciertas reinvenciones (la comunicación, el marketing, la política o el mercado laboral), la tecnología nos ha traído la posibilidad de poner nota a casi todos los servicios y profesionales. Obsesión que raya ya lo enfermizo. Desconozco si tendríamos que haber empezado por puntuar a los profesores y dejarlo ahí, pero el hecho de que todo y todos estemos constantemente valorados por usuarios que, seamos sinceros, a veces no tenemos ni idea ni de ser consumidores de ciertos productos o servicios, es una grave perversión contemporánea.

Para esto están las públicas

Charles Chaplin logró un estimable 6,4% de audiencia la noche el miércoles con El Gran Dictador, que emitió La2. Otro ejemplo de que cuando programas algo interesante, aunque esté en blanco y negro, despierta cierto interés. Qué revelación, ¿verdad? Según Vertele, una película de 1940 ha dado el mejor dato en Prime Time a la segunda cadena pública española en lo que va de año y ha triplicado la media de su audiencia. Además, ha quedado por delante de Los Cuatro Fantásticos, que emitió Cuatro, y solo el tercer Batman de Nolan pudo superar al Hitler de Chaplin.

Rechaza el cupo porque no lo entiende

Agárrense: Susana Díaz rechaza el cupo como modelo de aportaciones de las autonomías al Estado español porque, según ella, se rompería la caja única de la seguridad social y eso supone romper un país. O la líder socialista no ha entendido nada… O sabe muy bien que con lo que pagamos los vascos (más de lo que nos corresponde por población y PIB) se genera el excedente que tan bien le viene a su comunidad, Andalucía. Que recauden, gestionen y aporten, o que callen.

Nos toman por tontos

Podría abrir una serie con los párrafos que llevo titulados de la misma manera: “Nos toman por tontos”. He recurrido a esta fórmula cada vez que he visto a un político decir una mentira tan flagrante que, o nos toma por tontos, o el tonto es él. Por ejemplo, el portavoz del gobierno de Madrid y secretario general del PP de esa comunidad: “Nuestro código ético es el más duro de los que existen. Creemos que en este momento tenemos que dar ejemplo y estar en la cabeza de la lucha contra la corrupción”.

Crisis de liderazgo

Ni Puigdemont, ni Rovira, ni Arrimadas, ni Iceta, ni Domènech, ni mucho menos Albiol. Los líderes de la política catalana, permítanme la opinión, son bastante flojos. Así que la pieza en Vozpopuli sobre la fragilidad de la de ERC, que hace que la fortaleza con la que salía el partido en las encuestas se resquebraje, es extrapolable al resto. Sí, también a Puigdemont, el líder al que le temblaron las piernas cuando tuvo que convocar las irremediables elecciones. ¡Ay, los rescoldos del procés!

Podemos vuelve a pinchar

Ayer les contaba que Bescansa se desmarcaba de Pablo Iglesias y que había iniciado su propia gira para dar a conocer un proyecto político (suponemos que dentro de Podemos) alternativo al del líder morado. Parece que lo hace con un éxito muy escaso. Pero no es menos cierto que el propio proceso iniciado por Podemos, oficial, para dar a conocer su visión de una España plurinacional (justo lo que enfrentó a Bescansa con Iglesias) pincha también. En La Rioja solo asistió una docena de simpatizantes.

No, no es por Angelina

Igual esta semana han leído que una caprichosa chica iraní ha deformado su aspecto para parecerse a la actriz Angelina Jolie y ha acabado convirtiéndose en la viva imagen de la muerte. Pues bien, no es cierto. En Magnet lo explican, como siempre, muy bien: se trata de una artista, Sahar Tabar, que ha querido reflejar con operaciones, maquillaje y Photoshop, la degradación del aspecto por las modas. The Sun cazó una foto, amarilleó la historia y el resto hicimos el eco.

Sin argumentos

El tuit de Nacho Toca sobre lo sucedido esta semana en Barcelona es muy significativo: el texto (“Imágenes propias de otros tiempos. No hay nada más penoso que no dejar a unos profesionales trabajar. ¡Todo mi apoyo a la Guardia Civil!) no casa con las imágenes que muestra, y eso que están muy rebuscadas: un coche de la “benemérita” acabó bloqueado, cubierto de propaganda independentista y con una rueda pinchada. Ya ven qué terrible es todo.

No olvidemos esto

La primera crónica de Fernando Garea en El Confidencial después de ser durante años el cronista de El País en el Congreso no ha perdido vigencia a lo largo de la semana, aunque el ambiente es totalmente diferente al que vivíamos cuando la publicó: el procés independentista sigue careciendo de garantías suficientes, y eso, lejos de perder relevancia, es ahora más importante, con las emociones lanzadas y el melón abierto como nunca ha estado.

Lo demás sigue pasando

Insisto: la crisis catalana está viniendo muy bien a Rajoy y los suyos. Como presidente del PP está tapando conclusiones de investigaciones que deberían acarrear dimisiones al más alto nivel porque las pruebas apuntan a desvíos y enriquecimientos ilícitos. Como presidente del Gobierno está metiéndonos de tapado 10.000 millones más de deuda para pagar las pensiones. La hucha famosa parece que sigue vacía y, según El Confidencial Digital, solo aguanta hasta Navidad.

Sigue el lío en el PSOE

Este titular me vale para prácticamente cualquier momento entre el relevo de Rubalcaba a Zapatero hasta hoy. En España y en Euskadi. Pero es la verdad: Susana Díaz, lejos ya de Madrid, por lo que leemos en Público, no ha dudado en ejercer su mando severo en su territorio y, así, ha barrido (o lo intenta) el “sanchismo” en Andalucía. Por lo menos, en sus dominios ella será la única reina y señora, y me da que Sánchez va a ceder a cambio de la paz.

Una industria que va bien

Por supuesto, me refiero a la industria del porno en Internet. Eso no quiere decir que la producción de este tipo de “entretenimiento” vaya viento en popa: al contrario, son muchos los artículos que leemos de que actores, realizadores y empresas pasan por su peor momento. ¿Por qué? Porque Fabian Thylmann revolucionó la oferta gracias a Internet y al contenido gratis subido por los usuarios, según Magnet. En 2012 el 80% del tráfico pasaba por una de sus webs.