No entendéis nada, Ramón

Si Ramón Espinar piensa en serio que PP, Ciudadanos y Vox son los partidos de “los ricos” es evidente que no tiene ni idea de su negocio: la política. Si sabe que miente y, aun así, mantiene el tuit, nos toma por tontos. Es Podemos precisamente el partido de las clases altas, de los altos funcionarios y, como el propio Espinar, de los hijos del establishment. Se pongan como se pongan. Y quien crea como dice Espinar que a Abascal, Rivera y Casado solo les votan los señoritos andaluces se está engañando porque quiere. Pero la actualidad no está para ponerse vendas, precisamente.

Al contrario

Javier Domínguez acertaba con el inicio de su desglose de los resultados en Andalucía por municipios: “El Ejido como ejemplo, como síntoma, como indicador y como explicación”. En este pueblo, famoso por su industria agrícola y la difícil integración de la mano de obra inmigrante, ha ganado Vox al PP, el tercer partido ha sido Ciudadanos, después el PSOE y, finalmente, Podemos Andalucía (con su sopa de siglas). Al final, la ultraderecha ha vencido incluso donde saben que es imposible subsistir sin la inmigración. El bulo ha ganado al pensamiento y eso es peligrosísimo.

“Superficialidades tuiteras”

No lo digo yo, lo dice Nacho Carretero, pero me hubiera encantado sintetizarlo tan bien: “La culpa la tiene una izquierda ocupada en invertir sus energías y discursos en superficialidades tuiteras mientras unos fascistas nacionalistas llenaban de miedo y banderas a obreros que no llegan a fin de mes”. Ante la irrupción de la extrema derecha y la pérdida de relevancia de la izquierda, estos días los representantes de esta última opción se pondrán estupendos y mostrarán una indignación monumental en Twitter, pero la realidad les ha pasado por encima y siguen sin darse cuenta.

Un ejemplo

Desde que Podemos e IU anunciaron su unión en la famosa “foto de los botellines” con Pablo Iglesias y Alberto Garzón brindando con dos San Miguel en el centro de Madrid (dos hombres, ningún guiño a la periferia, lo típico de la vieja política), los resultados electorales les han dado la espalda. ¿Es por la unión o es porque Podemos nació tocando techo? Sobre todo es porque, pasada la efervescencia, ni los protagonistas del pacto ni sus equipos han sabido leer el momento político. El cartel de Teresa Rodríguez a lo Juego de Tronos no es una anécdota: es el ejemplo de que a la nada le sigue la nada.

¿Podemos permitirnos una banalidad?

Ante este panorama Tania Sánchez presentaba la nueva cuenta en Instagram de Manuela Carmena con este comentario en Twitter: “Igual esta es hoy la única buena noticia de la noche”. ¿Podemos permitirnos una banalidad así? No sé la respuesta, pero sí el hecho: la alcaldesa de Madrid se suma a la red social de moda con una foto de sí misma haciendo madalenas en su casa. ¿Era lo que tocaba? ¿La campaña en Madrid va por otro carril y por eso no importa esta coincidencia de “noticias”? ¿O la izquierda, definitivamente, ya no sabe lo que es relevante?

Susana Díaz se defiende

No vi el segundo debate entre candidatos a presidir la Junta de Andalucía. Mi afición a la política necesita un descanso a veces y Juego de Cartas, en ETB2, me abre el apetito. Pero sí he leído las crónicas y me quedo con la de Carlos Mármol en La Vanguardia porque pone el acento en la jugada de la segura ganadora (aunque habrá que ver cómo gobierna): la presidenta supo enredar a sus oponentes a la derecha que, la verdad, poco necesitan para que entrar a la pelea con Vox por los votantes. En el PP y en Ciudadanos se ven obligados a mostrar la pata de lobo de la extrema derecha.

E IU se alinea con un dictador

Por la izquierda, Susana Díaz y todo el PSOE tienen el mismo problema: medir bien para ni despreciar ni sobrevalorar a Podemos. Y calcular los tiempos es crucial para ajustar adecuadamente la distancia con Podemos, porque si dejas a los de Iglesias o Teresa Rodríguez solos el tiempo suficiente, acaban pegándose un tiro en el pie. Por ejemplo, la cuenta de IU (subsumida ya por los morados) ha tuiteado un mensaje de recuerdo a Fidel Castro, “el eterno comandante”. Y aseveran estar “siempre con Cuba”, pero no con los cubanos que llevan sufriendo una dictadura desde 1959.

Lo importante va después

Estoy seguro de que en Izquierda Unida esta noticia no ha pasado desapercibida: “Los salarios decrecieron en España un 1,8% en 2017 frente al aumento de media en el resto del mundo” (20 Minutos), tanto como que si no se enredasen en apoyar a dictadores y en defender su apoyo, su labor por los trabajadores españoles sería mejor valorada (y más votada). Serán otros, por lo tanto, los que alcen una voz más nítida ante semejante injusticia… O éxito, porque este era el plan del PP para recuperar la economía de España: lograr una masa de mano de obra barata para el mundo.

Bien por nosotros

Igual que les he recomendado la crónica de La Vanguardia sobre el debate de la campaña andaluza, les recomiendo ahora el post en Microsiervos (un viejo conocido) sobre la llegada del InSight a Marte. Disfruto con estas noticias, lo reconozco, y también las aprovecho para recordar, desde esta columna, los beneficios de la investigación espacial: todos los desarrollos e innovaciones acaban llegando a la sociedad, y todo el conocimiento adquirido es valioso en sí mismo. Dicho de otro modo: es cavernícola despreciarlo. En esa sonda de la NASA estamos todos y todas.

¿Qué pide el aficionado?

No sé si los aficionados del Athletic estamos anestesiados o confiados. Tampoco sé si la solución es echar a Berizzo o mantenerlo (aunque, puestos a pensar en mantener a gente que nos mete en problemas, ¿por qué no mantuvimos a Ziganda, que lo hizo mejor?). Pero sí sé hacer un ejercicio sencillo: seguir el hashtag en Twitter #BerizzoKanpora. Lo cierto es que desde que terminó el partido hasta el momento de escribir estas líneas solo cuatro tuiteros lo han usado una vez cada uno. Vamos, que no hay una aclamación popular, por lo menos en Internet.

Anna Gabriel se queda (en Suiza)

Se confirma lo que parecía: Anna Gabriel ha elegido Suiza para librarse de un juicio y posible cárcel en España. ¿Por qué alguien que se declara antisistema acaba en Suiza, que huele a ambientador de banco? Porque cree que este país se negará a la extradición. Dice que allí retomará su carrera académica. No se rían: igual las universidades suizas estaban rifándosela ayer mismo y nosotros no lo sabíamos, como no sabemos entender que esto visibilizará el conflicto catalán.

Pero la sinvergüenza está en Madrid

No me cabe duda de que Anna Gabriel le echará morro en las explicaciones por su huida y en su búsqueda de trabajo. Pero la sinvergüenza mayor del reino ayer estaba en Madrid: Esperanza Aguirre aseguraba que ni siquiera vio una cuenta en el tiempo que fue presidenta del PP de Madrid, para librarse de cualquier responsabilidad, y que si no denuncia a Francisco Granados es porque no tiene dinero. Y espera que nos lo creamos. Lo peor es que Aguirre tiene pinta de que se ríe cuando no la vemos.

Debería estar regulado

No está justificado de ningún modo el sueldo de Luis de Guindos en el BCE. De ninguno. Y no soy un desinformado o un desinformador de esos que hacen fortuna en Twitter: sé que el dinero atrae a los profesionales más cualificados y que evita tentaciones que en los puestos en los que se toman decisiones. Pero es evidente que el de De Guindos es un puesto político y, como tal, su sueldo debería regirse por unas proporcionalidades políticas. Los 915 euros al día que va a cobrar caen como un insulto.

Twitter para esto, sí

Por supuesto que creo lo que tuitea Iker Morán. Para empezar, porque no es el único: Pepe Colubi, por decir solo un nombre, también ha dejado claro a su manera (tirando de ironía) que no ha tenido ningún problema en Catalunya por vivir en español. Morán es más directo: “Que no te engañen los de extremo centro buscando votos y más conflicto: en Catalunya no existe ningún problema lingüístico. Ni en la calle ni en los colegios. Si alguien te dice lo contrario, que no te quepa duda: miente. Y te lo dice alguien que lleva 15 años viviendo y trabajando aquí, y jamás ha tenido un puto problema con el idioma”.

Los que nos dan lecciones

Twitter es cada vez menos útil (y sin embargo, aquí me tienen, recurriendo a esta web para escribir la columna): la gente joven no se incorpora a la herramienta que, además, se ha llenado de ruido. Pero sigue dándose un fenómeno curioso: lo que pasa en Twitter adquiere un rango de hito global que, sin embargo, es falso. Por ejemplo, la comunicación on-line de IU (que ayer se pasó el día poniendo vídeos de gatitos) no tiene nada de modélica aunque se empeñen en lo contrario.

Rufián, aprendiz de canallita

La primera vez que vi a Gabriel Rufián en el estrado del Congreso me sorprendió. A partir de la segunda empezó a aburrirme. Y en Twitter, donde tiene más de medio millón de seguidores, siempre me ha parecido un aprendiz de canallita que no da para más. Esta Navidad, además, se ha vestido de aprendiz de fascista al señalar al periodista que escribió una pieza (bastante insustancial) que no le gustó sobre qué cenarían los presos de Estremera, entre los que está Junqueras.

Las hordas

Fuimos muchos los que criticamos en Twitter la acción de Gabriel Rufián, de corte fascista, de señalar en esta red social al periodista que escribía algo que le incomodaba. El diputado de ERC fue retuiteándonos para lanzarnos a su más de medio millón de seguidores. Muchos de ellos nos respondieron duramente y todos los que lo hicieron tenían un perfil similar: un alto concepto de sí mismos y una gran necesidad de que otros (Rufián, en este caso) les digan qué tienen que pensar.

Es tan básico que necesita plantillas

A Gabriel Rufián se le ha relacionado con Bernat Castro, el asesor de políticos, de ERC, que tuvo que dar un paso atrás cuando un repaso periodístico a su propio Twitter le presentó como machista y racista. Incluso hay una foto de Castro y Rufián mostrándose admiración, pero no sabemos si le asesoró en el manejo de su Twitter. En cualquier caso, Pablo Haro demuestra en 4UPress que elmismo Rufián admirado por medio millón de tuiteros usa plantillas para sus mensajes.

El delito de las cenas de Navidad

Vaya, el tema de las cenas con dinero público tiene interés: Alfredo Perdiguero, de la Policía Nacional, se quejaba en Twitter de la que habían tomado el 24 los agentes que siguen en los cruceros del puerto de Barcelona. Pasta con un mejillón, unos fritos con muy mala pinta y un botellín de agua. Pero, ¿qué esperaban unos y otros? ¿Por qué no preguntan a médicos y enfermeras de la Sanidad Pública cómo se organizan para cenar lejos de sus familias esa noche?

El final de IU se lo han buscado ellos

IU se disuelve sin remedio en Podemos, cuyo descenso hasta convertirse en la nueva IU va a ser tan largo como imparable, me temo. Pero de momento no se cortan en darnos lecciones, también en Nochebuena, con la foto de un árbol de Navidad en llamas en medio de la calle porque la Navidad es cosa de señoritos, los rojos esa noche cenan como un Policía Nacional de retén en Barcelona. Dos días después de esa “felicitación” nos han querido colar que era una foto-denuncia. Y yo me lo creo.

«La UE es una mierda»

Creo que uno de los problemas del independentismo catalán es la lista de compañeros de viaje que ha elegido o que, sin haberlos llamado, se han sumado. Pilar Rahola es una de esas que, seguramente con mejor intención que acierto, intenta acompañar el proyecto. Pero después del error garrafal de Puigdemont poniendo en duda el proyecto europeo, Rahola no puede afirmar en TV3 que “la UE es una mierda” aunque solo sea porque pone la réplica en bandeja a los unionistas.

“Basta de mentiras”

Este tuit del PP en plena precampaña catalana, como la frase de Rahola, es para enmarcarlo: “Basta de mentiras, Cataluña quiere gobiernos que sepan gobernar y el único es el PP”. Si el PP está gobernando Catalunya es “en diferido”, como el sueldo de Bárcenas que ella misma, la que clama por el fin de las falsedades, explicó a la prensa. Y si el único que sabe gobernar en el estado (incluyendo Catalunya y Euskadi) es el PP, ¡vaya problema que tiene España! Cospedal sigue siendo fiel a sí misma.

Un poco de periodismo basta

Un poco de periodismo, una lectura mínima y una visión crítica imprescindible es suficiente para llegar a la conclusión que tuitea Leire Iñurrategi: “Hay que recordar que Ciudadanos no se juega nada en Euskadi. No tiene ni un parlamentario. Sabe que es terreno yermo. Pero ir contra el Cupo y el Concierto le da votos fáciles”. Así de fácil se explica el discurso de Rivera que, para mi sorpresa, han comprado muchos medios españoles sin explicar que el de Ciudadanos estaba de campaña.

“Siempre Fidel”

España, 2017, IU tuitea: “Fidel Castro, comandante y compañero, siempre presente, siempre Fidel”, y añade el emoticono del puño arriba, la bandera de Cuba y el hashtag #UnAñoSinFidel porque, oigan, esto es lo moderno, lo nuevo, lo que “pega” en las redes y con el relato con el que se llevan a los usuarios de Twitte de calle hasta los colegios electorales. Con total honestidad, quien no vea que ese “fenómeno fan” con el Castrismo pertenece al “mundo viejuno” tiene un problema.

Eskerrik asko

Cada día les pongo una parte de mí en esta columna: mis opiniones, mis gustos, mis errores… Hoy les pongo un sentimiento: el de gratitud, a Kike Hermosilla de DEIA por confiar en mí para ayudar a organizar los quintos reconocimientos de este periódico a les mejores iniciativas digitales en Euskadi, y a todos los que colaboran: los premiados, los participantes en charlas y mesas redondas, los asistentes y, cómo no, los patrocinadores de uno de mis eventos favoritos del año.