Javi Etxebarria: “En Twitter notas cómo llegas a la gente y eso te anima a seguir”

Reconocimiento al tuitero vasco más relevante | Ni es científico ni cobra por hablar en sus tuits de lo que le piden, pero es una de las cuentas más importantes de divulgación científica en Twitter.

Javi Etxebarria (Balmaseda, 1986), un aficionado a la ciencia y la historia ha logrado 70.000 seguidores en su cuenta de Twitter sobre divulgación científica, basándose, simplemente, en escribir lo que le gustaría leer.

P.: La primera, directa: ¿cómo se consiguen 70.000 seguidores en Twitter?

R.: Son ya casi nueve años tuiteando y la comunidad se va creando poco a poco pero siempre hay tuits que pegan la campanada. La ventaja de Twitter es que si un tuit gusta y se retuitea a veces es imparable. Creo que el secreto es la constancia. La gente que te sigue también te anima mucho: te responden a un tuit felicitándote por la cuenta y, la verdad, te sorprende. Notas cómo llegas a la gente y eso te anima a seguir. Tienen muchísimo más alcance los vídeos o fotos que un enlace sobre una noticia que pueda ser muy interesante. Y eso no hay más que verlo en el número de retuits que tienen uno y otros.

P.: Quienes le seguimos desde hace tiempo sabemos que no siempre estuvo Javi solo con esa cuenta: háblenos del becario en Hoth, por favor.

R.: Efectivamente. No es posible la supervivencia de mi cuenta sin todo el trabajo que el becario realizó en su día. Eneko es un gran amigo mío, también de Balmaseda, que se independizó de mi “tiranía” en 2017 pero fue pieza clave durante años. Siempre solía firmar como “El becario”, ahora vuela libre y da gusto verle tuitear: tiene un espíritu similar al de la Puerta de Tannhäuser pero afina más la puntería hacia la ciencia y el espacio, aunque puedes ver contenidos sobre historia tranquilamente. En resumen, este premio es tan suyo como mío.

P.: Uno se espera que detrás de una cuenta de divulgación científica tan importante esté un profesor de física, por ejemplo. Pero nada más lejos de la realidad…

R.: No, yo vengo de las Humanidades y del Derecho Laboral. Tengo licenciatura y máster en Relaciones Laborales y Recursos Humanos. La verdad que llama la atención porque son ámbitos totalmente diferentes. Son temas que me han interesado siempre. Y como eran disciplinas ajenas, las he consultado siempre desde la curiosidad, como un pasatiempo. Y al final te acaban enganchando.

P.: No solo hay ciencia en Puerta de Tannhäuser, también hay historia y otras curiosidades ¿Cómo definiría su cuenta en Twitter?

R.: La cuenta es una pequeña ensalada de temáticas. En la biografía pone que la cuenta trata los siguientes temas: ciencia, tecnología, espacio, historia, arqueología, arte, naturaleza, folklore y civilizaciones. Intento poner cada día al menos cinco o seis tuits sobre diferentes temas, pero no siempre lo logro. Por ejemplo, hace una buena temporada que no pongo contenidos sobre el espacio aunque intento buscar un equilibrio entre temáticas.

P.: ¿Y qué temas le gustan más a usted?

R.: Me gusta mucho publicar contenido sobre descubrimientos arqueológicos que nos hacen viajar a las antiguas civilizaciones. A pesar de lo que se pueda pensar, hoy se siguen haciendo muchos descubrimientos: en octubre estuve en Pompeya y, cinco días antes de la visita, se acababan de encontrar unas inscripciones que atrasaban dos meses la fecha de erupción del Vesubio, algo que ya se sospechaba. Por supuesto, los contenidos de ciencia también están entre mis favoritos.

P.: Sin embargo, Balmaseda siempre invita a pensar en sus tradicionales putxeras o su bucólico puente

R.: ¡Y no soy el único! Además de Eneko, “El becario”, está Anchiano, al que le han llegado a decir: “Voy a estudiar tal carrera de ciencias porque me encanta el contenido que pones”. Fíjate, sin quererlo, las vocaciones que puedes llegar a despertar en una persona que está a punto de entrar en la universidad, con una humilde cuenta de Twitter. Balmaseda será en 2019 la primera localidad de Euskadi en formar parte del proyecto “Ciudad Ciencia”, una red de ciudades de tamaño medio que tiene como fin que la ciudadanía conozca la importancia de la Ciencia, con unos objetivos muy interesantes. Se trata de introducir la Ciencia en la agenda política de las administraciones. Creo que es una buena noticia para la juventud del pueblo.

P.: Con casi 70.000 seguidores y una temática especializada, ¿se ha convertido ya en un influencer?

R.: Sí que me han pedido ayudar a difundir un determinado evento sobre ciencia o alguna temática que trata la cuenta. La semana pasado, por ejemplo, me pidieron que “meta ruido” para inundar las redes sociales de arte barroco (artes escénicas, música, literatura…). El Museo del Prado, el Museo Thyssen y la Biblioteca Nacional van a colaborar con la iniciativa, nada menos. Twitter es maravilloso por cosas como esta.

P.: ¿Móvil o portátil?

R.: Portátil.

P.: ¿Cuál es la App que más usa?

R.: La cosa está entre Twitter y YouTube.

P.: ¿Cuál es la primera página web que abre en el navegador por la mañana?

R.: Twitter, claro.

P.: ¿Recuerda su primer tuit?

R.: La verdad es que no.

P.: ¿Cuántas veces carga el móvil al día?

R.: Una vez.