Ya tienen la semifinal que querían… Atlético Madrid – Real Madrid

Y … Ojalá se les atragante

Siga, siga jugando... (Foto Athletic-Club)
Siga, siga jugando… (Foto Athletic-Club)

Por supuesto empezaré dando la enhorabuena al Atlético de Madrid, porque en goles ha superado de sobra al único Athletic como cantaba el público de La Catedral, al Athletic de Bilbao. Les sobra calidad a los colchoneros, llevan dos temporadas increíbles y la gesta en San Mamés era muy difícil para nuestros chicos, pero… el que sea muy difícil en lo deportivo, no implica que sea imposible. El problema surge cuando hacen que sea imposible el ganar por motivos no sé muy bien de qué tipo. El partido de anoche ya viene mediatizado de cabo a rabo por el partido del pasado jueves y no lo puedo separar. Es imposible. De ahí viene mi título de hoy. Querían una semifinal madrileña y aunque el Atlético de Madrid podía haber conseguido el pase de la eliminatoria sin ayuda… me hubiese gustado verlo. Por supuesto y por si las dudas… ya se encargan de que Borbalán se convierta en el arbitro de “dejen, dejen jugar”. O más bien, dejen, dejen que Diego Costa, Godin se comporten como lo que son, repartiendo mandobles sin ningún pudor, que el árbitro no les va a expulsar. Sigan, sigan jugando. Que si eso, las tarjetas, ya las saco en otro partido. ¿Qué hubiese ocurrido en el Calderón si Costa no juega el segundo tiempo, que no debió jugar? Pues no lo sabremos nunca, porque no interesaba que se supiese. Ayer mismo en Estudio Estadio recordaron que a Diego se le perdonó la expulsión.

Para San Mamés designan un árbitro, que como el otro día escuché en la radio a un periodista es el mayor farsante de los señores de negro. “El que deja jugar”, y precisamente lo argumentó diciendo que sólo actúa así, dependiendo de quién sea el rival, y de quién seas tú. Salta al campo y declaración de intenciones. En el minuto 3 Laporte tirándose al suelo corta un balón, y… “el que deja seguir” pita falta y le saca tarjeta. En el minuto 10 un jugador del Atlético que da el balón con la mano y ahora sí, el que deja jugar no pita nada… Bien. Bien. Sólo en el minuto 10 ya dos jugadas, más que discutibles, que indican lo que va a ser el partido. Poco antes de acabar el primer tiempo falta de Balenziaga a Costa, y éste que sin ton ni son le suelta la mano. Como Valverde está al lado protesta y… Mateu va a … ¿sacar tarjeta a Costa? ¡NO!!!! A amenazar a Txingurri por sus protestas. Bien, Mateu, Bien. En el segundo tiempo, minuto 7, entrada sin sentido de Costa a Iturraspe por la espalda (como los valientes). El árbitro no lo ve. ¿No?. Poco más tarde. Raúl García le da un manotazo en la cara a Muniain, sabiendo que está detrás y … a pillar cacho como hacen siempre. Tarjeta clara, pero…. el que deja jugar, colocado frente a la jugada y sin obstáculos, ni siquiera la ve ¿No?. El gol de ellos, como muy bien se queja al final del partido Valverde, viene precedido de una falta clara de Miranda sobre San José. El colegiado no la ve. ¿No? Ya está. Si no era suficiente con lo que hizo Borbalán, ya tenemos a Mateu para rematar la faena. ¡Qué les aproveche el triunfo, la semifinal, y lo que quieran! El día que el fútbol no dependa de este tipo de cosas sería mucho más honesto, más deportivo,… pero… no interesa.

Y vuelvo a repetir que tal como está el Atlético te puede ganar perfectamente sin ayudas (como hizo en Bucarest que nos dio para el pelo) pero… estaría bien que en las competiciones estatales les dejaran demostrarlo. Y ahora… me preparo a recibir las críticas de los lectores hinchas de los madrileños como en el artículo anterior, pero eso sí…. me gustaría que alguno, si es que escribe, me contestase claramente a la sencilla pregunta de si Diego Costa tuvo que ser expulsado en el primer tiempo en el Calderón o no.  O si Raúl García no ha agredido a Muniain…

Ah… y por último, de cara a la semana que viene, suerte en la semifinal a los colchoneros, que ojalá ganéis, pero… ahí ya será otra cosa… porque ¿a quién van a ayudar los arbitros? Lo tenéis claro.