Un Barça llorón y beneficiado…

El Barcelona no tiene vergüenza, ni los jugadores, ni el entrenador, ni la prensa deportiva que le sigue… da igual quién sea… Llevan ni sé el tiempo quejándose y llorando por los árbitros.

Árbitro chulo sí, valiente no (Foto: LFP)
Árbitro chulo sí, valiente no (Foto: LFP)
Y así, escandaloso en su contra sólo han tenido un gol, que no vieron que traspasó la línea y un fuera de juego mal pitado. Más que de sobra, según ellos, para llorar como plañideras. Y en medio nosotros… unos pringados que tienen que ir a jugar en el Camp Nou, justo el mismo día que tienen preparada para minuto 12 una pañolada de protesta por la enorme afrenta de quitarles dos puntos a ellos, a los intocables, a los que sólo pueden ser favorecidos… En esa situación, empieza el partido y estaba el Athletic jugando muy bien. Dominando por momentos el juego, no dejándoles sacar el balón por una presión muy alta que les impedía estar tan cómodos como normalmente. Los rojiblancos estaban teniendo incluso ocasiones clamorosas debido a sus errores en las entregas y a nuestras recuperaciones. Pena que sólo fueron ocasiones y no goles debido a la falta de pericia de nuestros delanteros. Cosa que no les ocurrió a ellos, que metieron un gol y otro más, dejando el marcador en un incomprensible 2 a 0 para el minuto 40. Antes a Piqué le sacan una tarjeta amarilla por una falta en el borde del área a Raúl García, que acaba dentro, siendo Gerard el último defensor.
Y en el último minuto de la primera mitad, también en el borde del área, el mismo jugador, cómete una falta clarísima sobre Laporte al que deja dolorido en el suelo. Tarjeta amarilla tan clara o más que la anterior… pero… González González, el árbitro de turno, que se hace el orejas como lo hubiese hecho cualquier otro trencilla… ¿por qué? Por cobarde, por ser imposible echar a Piqué o a cualquiera del Barça. Incluso perdiendo dos a cero. Por si acaso… no vaya a ser que se complique el partido.
Y siempre es así, y siempre será así. Tenemos que dejar de ser ingenuos.
El Barcelona es un equipazo. Juegan muchísimo. Tienen al mejor jugador del mundo y a otro montón que le andan cerca. No debería necesitar ayudas pero se las dan. Estoy harta de competir contra ellos siempre en inferioridad de condiciones y no me refiero a la calidad de los jugadores sino, lo que es peor, a los árbitros y a sus arbitrajes. Cuando las faltas de ellos sean consideradas como las nuestras, cuando sus fueras de juego se vean igual que los nuestros, cuando piten a nuestro favor los mismos penaltis que les pitan a ellos… dejaré de quejarme… De momento no puedo. Y sí… estoy siendo tan llorica como ellos… pero con una pequeña gran diferencia… Yo tengo razón. Algo se podía haber conseguido jugando el segundo tiempo completo el Barcelona con un jugador menos. Quizá, nunca lo sabremos. Otra vez será… ¡JA! ¡JA! ¡Qué más quisiera que eso ocurriera alguna vez!
Por supuesto, también me quejo de nuestros propios errores de cara a puerta y del de la portería… pero… Ya mejoraremos eso. Lo que no puedo o no podemos solucionar es lo otro. El competir en igualdad de condiciones arbitrales. Me encantaría, pero es una utopía.
¡Aúpa Athletic!

El Athletic podía haber goleado a la Real

Triunfo más que merecido del Athletic que rompe la racha negativa ganando a la Real en un derbi, algo que no ocurría desde hace mucho.

Muniain de nuevo protagonista (Foto: Deia)
Muniain de nuevo protagonista (Foto: Deia)
El único pero que pongo es el haber tenido que sufrir en los últimos minutos de una manera innecesaria cuando por merecimientos el Athletic debería haber goleado a los txuriurdin. Me gusta que en la rueda de prensa Eusebio reconociese la superioridad de los rojiblancos.
En este partido hay varios nombres a destacar y quiero que el primero de ellos sea el de Raúl García. Es impresionante la importancia que tiene en el equipo. El segundo y el tercer gol se debieron en gran parte a su trabajo. En el segundo estaba lejísimos del Rulli cuando, incluso antes de que el defensa realista le pasase el balón a su portero, se puso a correr como si no hubiese un mañana. Merece la pena verlo repetido por ver desde dónde va a intentar recuperar el balón. En el tercero, otra vez en una presión suya, recuperó el balón, se lo pasó a Aduriz, dejándole solo prácticamente, para que este último le regalase el gol a Williams. El trabajo que realiza es impagable, bueno muchos me diréis que ya cobra más que bien, pero desde luego es merecido.
Y Aritz… Aritz un crack que culmina su trabajo con una genialidad en forma de vaselina y con una asistencia que es casi gol. En esta última jugada mostró su generosidad y encima le hizo un favor enorme a Williams que necesitaba el gol más que el comer. Primer gol de Iñaki en esta temporada, a pesar de las muchas oportunidades que ha tenido, incluso en este partido dos antes de perforar la meta. A partir de ahora, sin esa presión, los bacalaos van a llegar seguidos. Seguro.
Dejo para el final a Muniain otro que también necesitaba un buen partido tanto como el aire que respiramos. Ayer se dejó ver en muchas ocasiones. Tiró 4 veces a puerta, entre ellas el golazo y otra en la que Rulli se lució. Puso dos balones perfectos a sus compañeros que no fueron gol porque de nuevo el meta blanquiazul los detuvo. Presionó y se vació. Le cambiaron porque parece que de momento no está para aguantar un partido completo. Pero si lo que juega lo juega al nivel de ayer, perfecto.
Tema aparte… No puedo olvidarme del distinto criterio con las tarjetas del árbitro González González. Desesperante.
Para acabar decir que tenemos 3 puntos más que nos mantiene en la parte noble de la clasificación de la Liga. Y ahora, la dejamos aparcada, para preparar el partido del jueves contra el Genk en Europa League.
¡A por el Genk y aúpa Athletic!

Orgullosísima de nuestro Athletic

El miércoles a la noche me senté a ver el partido sin grandes esperanzas, sabiendo que los milagros existen pero que son más bien escasos.

Casi se consigue (Foto: EFE)
Casi se consigue (Foto: EFE)
Igual que todos, deseaba que el equipo luchase e hiciese lo más posible para intentar el pase a semis, pero perdiendo los menos jugadores en el intento. Así las cosas en mi cabeza, al empezar a rodar el balón vi a un Athletic, que efectivamente iba a luchar a tope, pero no sólo eso. Vi a nuestros jugadores ahogando a los del Barcelona. Presionándoles, quitándoles el balón y llegando continuamente al área azulgrana y encima con muchísimo peligro. Miraba el reloj y pensaba que el partido seguía siendo de los rojiblancos a pesar del paso de los minutos. En el 12 llegó el saque rápido de puerta de Herrerín que le pasó a Aritz para que este casi desde el medio campo se diese la vuelta y pusiese un centro extraordinario al desmarque de Williams, que con suspense bordó la finalización y… teníamos el primer gol. Seguía siendo “cuasi” imposible aunque los nuestros seguían a lo suyo. Creando oportunidades y agobiando al Barça según dicen como no lo ha estado en toda la temporada (salvo la Supercopa). Yo seguía mirando el reloj pensando en cuándo iba a resurgir el Barcelona. Pero no. Todo el primer tiempo fue de nuestros jugadores. Una exhibición como pocas he visto frente a las mega estrellas (insisto, sólo en la Supercopa). Por supuesto faltaron los goles, pero el dominio fue casi absoluto. Con nuestras armas, presión, ganas, esfuerzo… Todo lo que hace que estemos enormemente orgullosos de lo conseguido.
En el segundo tiempo mantener el ritmo iba a ser otro milagro más. Además el Barcelona ya tuvo más que de sobra con que le quitásemos el título en verano. Pero el susto ya lo tenía en el cuerpo. El Athletic tuvo que bajar la intensidad de la presión pero por imposibilidad real. El Barça adelantó líneas, y se siguió aguantando. Todos los jugadores a un nivel altísimo. Por cierto, un gusto ver por fin en su sitio a Lekue, que confirmó lo que ya esperábamos. A pesar de bailar con una de las más feas (y sobre todo con el más desagradable) lo hizo muy bien, no olvidándose de las incorporaciones al ataque. Ojalá siga así, pero si es en su puesto mejor que mejor. Hasta el 53 Suarez no marcó el empate, pero tuvimos casi otros 30 minutos más para poder haber conseguido el llegar a la prórroga. Oportunidades sí que seguimos teniendo, porque no dejaron de intentarlo ni un momento. Herrerín estuvo impresionante, liberándose supongo un poco del peso de los últimos fallos. Muy bien. Destacando a Iago quiero decir que los culés ya estaban pisando área muchas veces y lo lógico era que pasase lo que ocurrió al final. Otro gol de ellos, pero en el 82. Gol precedido de falta clara a Muniain pero… eso es otra cosa. Así como que también es otra cosa la expulsión perdonada a Luis Suarez por la mano voluntaria teniendo ya una tarjeta inicial. Pero repito, eso son otras historias. Se podía haber conseguido algo más sin estos errores del árbitro. Esta vez Hernández Hernández. Da igual. González González, Mateu Lahoz, Undiano,… da igual. Se seguirán confundiendo. También a nuestro favor, sí. Pero menos. Hernández al cuadrado podía haber expulsado a Balenciaga, y desde Barcelona piden que a Rico por la patada a Neymar para pararle. Puede ser. Pero tampoco hubiese estado mal sacarle tarjeta a Neymar cuando le da con la rodilla, pierna, apropósito a Iago cuando ya tenía el balón controlado (¿minuto3, 6, 8?). Patada que no es para frenar a un contrario, ni para recuperar el balón (era imposible), sino que era para hacer daño. Sin más. Patada que vuelve a retratar al brasileño. Es impresentable. Y si con esa patada no se le sacaba tarjeta roja, pero sí una amarilla, con alguno de sus dos piscinazos en el área se le podía haber expulsado con doble amarilla por fingir. Arbitraje muy desafortunado. Pero… eso tampoco empaña el regusto positivo que me quedó por el estupendo partido de esta cuadrilla de amigos. Cuadrilla de la que formamos todos parte. Y si estuve orgullosa yo, estoy segura que vosotros también. Y ya para halagarme los oídos estuve viendo los programas deportivos de la noche, en el que más de tres y cuatro tertulianos, exjugadores, periodistas hablaron del partidazo del Athletic y del enorme mérito de que algo así lo haga precisamente nuestro equipo con sus limitaciones procedentes de nuestra filosofía, propiamente impuesta (limitaciones que son poderío a la vez). Uno incluso habló de envidiar al Athletic. Yo no lo envidio. Yo lo disfruto y el miércoles lo hice a tope a pesar del resultado. Por cierto, grande Valverde por todo lo que está consiguiendo.
Eso sí, aunque me parece complicado, espero que no lleguen fundidos al sábado porque ahora toca centrarse en Liga y en Europa League, y el siguiente rival es el Getafe. De lo que hablaba al principio es de la importancia de que el equipo saliese del enfrentamiento contra los catalanes con los menores secuelas posibles. Hablan de Muniain tocado… la gasolina del resto no sé cómo estará. Agotada me quedé viéndoles e imaginando su desgaste. Pero el partido a pesar del cansancio les tiene que dar alas, energía pensando que son capaces de poner contra la cuerdas al mejor equipo del mundo, entonces… hay que ir a por todas con el resto.
Para acabar, además de dar la gracias… ¡Gracias Athletic por hacerme disfrutar sintiéndome tan orgullosa, a pesar de perder!, también decir como siempre…
¡A por el Getafe y aúpa Athletic!

¡¡Gracias otra vez Mateu Lahoz!!

Los árbitros se empeñan un día y otro también en ser los protagonistas del fútbol y así no hay manera.

¡¡Arbitrad bien de una vez!! (Foto: La Liga)
¡¡Arbitrad bien de una vez!! (Foto: La Liga)
Mateu Lahoz tardó exactamente tres minutos en tirar a la basura el partido del Camp Nou. Tres minutos. Y lo peor de todo es que ni se le cae la cara de la vergüenza ni nada. Da igual. La próxima vez que nos pille será igual o incluso peor que ésta. Todo es posible con él, hasta las estadísticas imposibles, que son las que tenemos, gracias a que cada vez que nos árbitra nos deja o mete en algún lío. El minuto tres fue cuando Etxeita tenía un balón franco que defender, pero que decidió ir de blando y permitió que Luis Suárez, haciéndole una falta clara le quitase del medio. Luis, como estaba por detrás utiliza los brazos, uno para ponérselo por encima del cuerpo al de Amorebieta y el otro para agarrarle y forcejear. Falta se mire por donde se mire. Falta de cien veces, cien veces, arbitre quien arbitre, excepto… ¡¡¡¡Tachán!!!! Mateu Lahoz. Bueno, una salvedad. Excepto Mateu Lahoz, si los protagonistas de la jugada son los citados. Al revés le quiero yo ver a Mateu dejando seguir a Aduriz, en una disputa con Piqué. ¡JA! En el minuto tres, en el treinta y tres y en el ochenta y tres Mateu hubiese pitado falta de Aritz, porque es falta y porque aunque él sí que deja seguir más que los otros árbitros inventándose un reglamento propio y exclusivo que no es el que existe, sino el que él se inventa, en esta ocasión hubiese pitado falta de Aduriz porque no le iba a hacer eso al Barcelona. Pero a lo que iba, la jugada es falta y se acaba. Un forcejeo o un choque entre dos personas, se puede considerar disputa y que no sea falta, pero lo que hace con los brazos Luis Suárez no tiene discusión. Ahí se acabó el partido, porque lo siguiente ya no es necesario ni comentarlo. La sanción de penalti, clara, y la expulsión es excesiva pero es la que es y no hay otra. Que podía haber considerado que no era ocasión manifiesta de gol y es sólo amarilla, pues… quizá si hubiese sido otro árbitro y viendo que era el minuto tres igual te hace el favor, ¿pero Mateu al Athletic? ¿De qué guindo os habéis caído? Imposible. Ya no hubo partido y ya no hay nada más que comentar.
Tras el partido estuve viendo las televisiones nacionales por curiosidad para saber qué decían de la jugadita y sí, una mayoría decían que era falta, los madridistas, y una minoría que no lo era, los culés. Patético que en función de tu equipo digas una cosa u otra. Tercermundista la falta de criterio ante una jugada que no ofrece duda con el reglamento en la mano. Bueno y ya… no sé ni como calificar el intento de los madridistas de defender la patada que Cristiano Ronaldo le da sin balón a un jugador del Sporting. Decían algunos periodistas que muy bien Undiano por no sacarle tarjeta, que era una patada instintiva (¿las instintivas no merecen tarjeta?). Que se le había escapado y que no era para tanto. Es que NO TIENEN VERGÜENZA. Si fuese al revés estarían pidiendo la carcel para el sportinguista, pero si es Cristiano… es que la abuela fuma, es que le pegan mucho… es que sólo llevaba dos goles y estaba un poco fastidiado… Cristiano es impresentable y saca a pasear su barriobajerismo con una frecuencia inusual para un jugador normal. Este año ya son cuatro las veces que ha perdido los papeles y ha hecho algo similar. ¿Le han sancionado alguna vez? NNNOOO. Es más casi se le aplaude e ¡intentaron elegirlo el mejor jugador de la jornada! Toma ya. ¿El mejor? ¿Un jugador que pega a otro sin balón y por detrás una patada? Asqueroso. Si pretenden hacer creer a alguien que esta Liga es la mejor del mundo, desde luego no será a nosotros. Todo está mediatizado, comprado indirectamente te diría incluso. Los arbitrajes son a favor de los grandes y no hay vuelta de hoja. Ejemplos tenemos todas las jornadas. Y en nuestro caso, últimamente es que nos masacrán. Es la tercera semana consecutiva que coincido con Urizar Azpitarte, destacando el daño que nos han hecho las últimas decisiones arbitrales. LLueve sobre mojado. Otra vez y otra vez. Athletic, Junta Directiva, ¿a qué esperáis para hacer algo y que lo sepamos? YA ESTÁ BIEN. YA ESTÁ BIEN.
Y desde Barcelona… por si acaso… ya están poniendo el grito en el cielo porque el árbitro del miércoles en Copa, es González González, el que hizo hace pocas semanas ese arbitraje demencial, horroroso y rocambolesco contra la Real Sociedad, a favor del Real Madrid. ¿Nos pasará de nuevo por encima para allanar el camino en la Copa al Barça, así como Mateu lo ha hecho en Liga? la solución el miércoles en La Catedral donde habrá que salir a dejarse el alma para intentar hacer una proeza similar a la conseguida en verano en la Supercopa.
Por último, no merece la pena ni comentar lo que opino de un público, el del Barcelona, que se permite hacer la ola porque su equipo está metiendo muchos goles a otro que lleva todo el partido jugando en inferioridad numérica. En fin… efectivamente son más que un club…
El miércoles a otra cosa. El miércoles sí es el día, porque es la Copa y es el torneo que más nos gusta. ¿Que es dificilísimo? Por supuesto. ¿Que son buenísimos? También, pero… si ya lo hemos hecho una vez porque no vamos a soñar con otra similar. Por favor, árbitro, no nos robes otra vez la posibilidad de soñar.
¡A por ellos y Aúpa Athletic!