¡Enorme Athletic contra el Sevilla!

El Athletic ha sido demasiado equipo para este Sevilla que no ha podido ni siquiera inquietar un poquito, a unos jugadores que están en estado de gracia. Ha sido un placer asistir a este partido por todo. La afición zurigorri conocedora de lo que nos jugábamos antes de empezar el partido ya ha ido a acompañar al equipo a su salida del hotel de concentración (como en los momentos importantes, todos juntos). Ya una vez en San Mamés, para empezar a abrir boca, en el marcador que ponen el  vídeo de Zu Zara Nagusia: Lortuko dugu… Denok batera (Lo conseguiremos entre todos), que es precioso y me pone la carne de gallina durante los escasos 1′ 32″, que dura. Emocionante, pero sobre todo cuando le oigo a Jose Iragorri cantar un Bacalao de Julen Guerrero, y cuando otro locutor dice… «el triunfo nuevamente de once aldeanos» ante el gol de De Marcos de hace dos años en Manchester. Chapeau al Club por haber creado el vídeo.

Mosaico en La Catedral (Foto: Marca)
Mosaico en La Catedral (Foto: Marca)

Lo siguiente, el mosaico que a mí en el campo, desde mi perspectiva de la Tribuna Este, me ha parecido perfecto, cosa que se demuestra en la foto. Después el minuto de silencio por Tito Vilanova, respetado, respetadísimo (al no haber música, impresionaba el silencio). Y luego, y más importante, todo el partido en sí. Tengo que reconocer que iba muy nerviosa a La Catedral, sabía, como todos, lo que nos jugábamos y que era «El partido». Como ya mencioné la semana pasada era una auténtica final, pero jugando en casa, con todas las ventajas que ello tiene. San Mamés es mucha Catedral y el Sevilla, casi sin darse cuenta, ya estaba en la lona para el minuto 4. Gol Olímpico de Markel Susaeta, que facilita las cosas de una manera sustancial. El Sevilla, a decir verdad, da la sensación de que ni se inmuta porque sigue jugando igual. Sigue haciendo lo que tenía planeado que era esperar al Athletic en defensa, y salir a la contra para, aprovechándose de algún error nuestro, marcarnos algún gol. Pero, claro, teniendo ya un bacalao los rojiblancos, no se entiende mucho el seguir igual.  Aunque es evidente que para ellos sí. El Athletic ha seguido a lo suyo, es decir, a atacar pero guardando bien las espaldas, y con más tranquilidad. La tranquilidad que te da el que sean ellos los obligados a conseguir algo más. Podíamos haber aumentado el marcador en el primer tiempo pero… no todo va a ser tan sencillo. Pena el taconazo de Aduriz, que ya que no metió la preciosa chilena del otro día, se podía haber resarcido con un gol de espuela.

En el segundo tiempo salimos igual que el primero y para el minuto 8, Iturraspe (imperial de nuevo), cruza con su pase el campo y le pone el balón a Iraola, que centra con rosca perfecto a la llegada de Muniain quien se saca un remate dificilísimo con la derecha de volea, que se pega a la cepa del poste, haciendo imposible la parada de Beto. 2-0 y más tranquilidad. Y en el minuto 73 el éxtasis, con una casi réplica del inicio del gol anterior, pero con dos pequeñas variaciones en la culminación. De nuevo Iturraspe (imperial, lo repito, pero añado que, imperial durante toda la Liga) cruza el campo con un pase a Iraola, que controla otra vez, centra, y en este caso es Ander Herrera que casi tirándose en plancha, mete el tercero de cabeza. BACALAAAOOOOO y casi casi en Champions. Además, como poco antes del gol Diogo se autoexpulsa con una chiquillada que le supone la segunda amarilla e irse para la caseta, más tranquilidad no se puede pedir. El Athletic a lo suyo, que no ha sido otra cosa que hacer parecer inferiores a los equipos contrarios. Durante todo el campeonato nos ha parecido… es que el Celta no ha jugado nada, es que el Almería ha sido muy flojo, es que eran malos,…. Ayer… es que el Sevilla pensaba en la UEFA. Sí, bien pero… de tan repetido que está siendo esto, yo creo que ya no es casualidad. Lo que pasa es que el Athletic está muy bien, y hace pequeños a los rivales. En la tele a un aficionado le han preguntado que si le había parecido el Sevilla tan fiero como lo pintaban, y él con muy buen criterio ha dicho que lo que ocurre es que quizá es al Athletic al que no lo pintan realmente todo lo fiero que es. Estoy de acuerdo con él. Por supuesto, no me olvido que la alineación del Sevilla no era la titular. Sobre todo porque faltaba su mejor hombre Rakitic, pero, tras darle las gracias a Emery, él sabrá quién pone de titular. Ellos sabrán a qué le dan más importancia. Desde luego para nosotros ha sido una suerte que este partido se haya jugado justo en medio de la semifinal de UEFA. Pero, ¿quién sabe?, quizá aunque hubiese jugado con todos sus titulares el resultado hubiese sido el mismo. Nos da igual el equipo contrario, porque los nuestros están tremendos. Eso sí, gracias Emery, por empezar a disputar tan tarde el partido. De hecho han conseguido meter un gol y se veía que eran peligrosos. Pero no lo suficiente para este Athletic.

Como siempre voy a dar nombres, aunque deberían ser todos. Los goleadores, el asistente (ya mencionados). San José que creo ha hecho su mejor partido. Balenziaga, totalmente asentado y cada vez más, mejorando sus prestaciones en ataque. Rico, barriendo el centro del campo. Iraizoz, fundamental en un par de balones a los que ha tenido que salir rápido. Laporte (normal que lo quieran un montón de equipos). Y a todos y a cada uno de ellos: Chapeau, leones.

Y ahora a rematar la faena en Vallecas, campo en el que siempre se nos recibe bien y al que siempre van muchísimos aficionados zurigorris. Encima el partido es en viernes, y en medio de un puente para muchos (aunque no sea mi caso), por lo que puede ser un desplazamiento masivo. Además, hemos tenido la inmensa suerte de que el Rayo ha ganado este fin de semana fuera su partido, por lo que con esos tres puntitos matemáticamente están fuera de peligro. Aunque esa salvación quizá les dé más tranquilidad y estén menos nerviosos. Pero… yo, desde luego, prefiero encontrarles a ellos así y que no se jueguen nada.  Tal y como está el equipo, no debería preocuparnos cómo esté el rival. Por tanto, Athletic, vosotros a lo vuestro y ¡a por el Rayo! y ¡a por la Champions!

Casi Athletic pero… ¿ayudita al Barça?

Lo hemos tenido. Lo hemos incluso acariciado pero… el Barça es mucho rival y siempre tienen que tener esa ayudita que les da el empujón final. Es el rollo de siempre. Ellos son buenísimos y tienen oportunidades para ganarte de sobra, pero por hache o por be, no lo estaban consiguiendo. No sólo eso, el Athletic iba por delante en el marcador y ha llegado la ayudita, que si no llega a darse, podía haber sido un triunfo definitivo. Tras el gol de Aduriz y los catalanes nerviosos, Susaeta mete un segundo gol pero…  ahí estaba el línea para hacernos la puñeta. Markel no estaba en fuera de juego, era difícil de ver, pero el reglamento dice que ante la duda no hay que pitarlo. Claro, no hay que pitarlo si es a favor de los grandes pero si es en contra y supone gol, por supuesto que se pita. Era el 0 – 2. Posiblemente definitivo pero… En el Camp Nou siempre nos pasa algo. Recuerdo un penalti de Gorka Iraizoz a Henry, que se lo hizo con el labio. En mi vida había visto cosa igual… patada de Henry a Gorka en la boca y penalty. Hay más pero… Si me limito a este partido la falta sobre Messi que supone el segundo gol, ¿es falta? ¿No saca De Marcos el balón? Era la segunda falta a su favor (más que dudosas) en el borde del área, teniendo a Messi, casi medio gol. Y encima si el portero ayuda… gol completo, porque justo Iraizoz en esa jugada ha ayudado… ¡Qué rabia!

¡Único fallo del partido! (Foto: LFP)
¡Único fallo del partido! (Foto: LFP)

Pero a lo que iba… ¡Qué fácil se les pita a ellos, Martínez Munuera!

Si me olvido del árbitro, y me limitó al juego, sí que el Barcelona ha jugado mucho y ha tenido muchísimas oportunidades. De hecho, Gorka Iraizoz estaba siendo el mejor de nuestro equipo, con varias paradas importantes (muchas, pena el fallo en el segundo gol). Pero nosotros también estábamos teniendo alguna oportunidad, no tantas pero sí algunas. Nada más empezar, el tiro raso de Aritz que saca el meta. Y sobre todo, pena que la maravilla plástica, de nuevo de Aduriz, esa soberbia chilena, no entre, sólo porque la suerte se alía con Pinto, que había hecho la estatua, pero… ahí estaba el poste para fastidiar el momento. Eso sí, la belleza, a pesar de no ser gol es impresionante. Seguido, tras repeler el palo, el balón le llega a Susaeta, pero está claro que Markel tiene que tener muchas oportunidades para meter un gol. En el segundo tiempo sí lo ha conseguido pero… era anulado (con lo que te cuesta marcar…). También más tarde ha tenido otra Markel pero el tiro ha sido peor, de hecho Pinto no se ha ni inquietado. No tiene que estar muy contento con su partido Markel, no sólo por las oportunidades perdidas sino también porque ha estado poco afortunado con los pases.

Pena también por todos los balones que podían haber sido contraataques y que Muniain ha desperdiciado uno tras otro. Su cantidad de imprecisiones ha sido desesperante. Los laterales también se han visto un poco desbordados, tanto Balenciaga por Alexis, como De Marcos por Pedrito (¡qué dos jugadorazos!), aunque tampoco han tenido mucha ayuda de sus compañeros en labores defensivas. Sobre Pedrito, decirle que agradezca que juega en el Barça porque tu segunda patada en cualquier otro equipo (salvo el Madrid) hubiese sido segunda amarilla, y a la caseta. ¡Martínez Munuera, cobarde!

Y para acabar, otra pena, que Mikel Rico no haya hecho justicia empatando en ese último tiro que saca Mascherano, cuando parecía que entraba.

Pena porque no merecía perder y pena porque el Sevilla está ahí pisándonos los talones y se podía haber visto un partido el próximo domingo en San Mamés muy tranquilo teniendo a los del Guadalquivir a seis puntos de distancia, o incluso a cuatro. Pero… no ha podido ser. Así que nos toca jugar una final pero esta vez en San Mamés, en nuestro campo. Y hay que hacer que el factor campo sea determinante, que La Catedral, sea más Catedral que nunca. Hay que ganarles, imponernos para decir claramente que nos merecemos la Champions, porque ganamos también al rival que nos persigue. Hay que ir a por ellos Athletic, pero sabiendo que ellos son los que nos tienen que ganar, vamos, que sin locuras. El empate también vale. Aunque, claro, sin salir a por el empate, ya me entendéis.

Athletic, el premio merece muchísimo la pena… así que  ¡A por el Sevilla!

¡Tres puntos contra el Geta que van por usted, Sr. Azkuna!

Lo primero que quiso decir Valverde al llegar a la sala de prensa después de obtener los tres puntos, fue que aunque seguramente era poco para lo que se merecía, los puntos eran para Iñaki Azkuna. Por supuesto me uno a esa dedicatoria de parte del Club. Hubiese sido una pena que no se hubiese podido hacer. Azkuna, bilbaino de pro (a pesar de no ser de Bilbao, ya se sabe que el de Bilbao nace donde quiere…), se merecía eso y mucho más.

¡Va por ti, Iñaki! (Foto: El Correo)
¡Va por ti, Iñaki! (Foto: El Correo)

Los que no se merecen ni eso, ni nada, salvo el mayor de mis desprecios son los … que silbaron durante el minuto de silencio que se guardó antes del partido. Hay que decir que fueron pocos, muy pocos, ¿cinco, seis, siete… o diez? De todas formas los suficientes para agarrarme un cabreo de los sordos. Bueno sordo no, y mudo menos, porque cuando acabó el minuto y tras los respetuosos aplausos ofrecidos a nuestro alcalde, me levanté a chillar a los 4 ó 10 impresentables. Y me alegré infinito cuando comprobé que no me quedé sola, ya que el concierto de viento hacia ellos era generalizado. Hoy al leer la prensa, de todas formas, he sabido algo que ayer desconocía al estar en San Mamés, y era que uno de los grupos de la grada de animación había recomendado respetar el minuto de silencio. También que otros (no sé si los mismos, no lo especificaba el periódico) habían decidido no estar presentes y entrar en la grada una vez acabado el mismo. En ese periódico decían también que cuando entraron, el público les dedicó una sonora pitada. Como tengo posibilidad de explicarlo aquí, yo que quede claro que a ellos no les silbaba. Silbaba o chillaba contra los irrespetuosos que no son capaces de mantener el silencio, durante dicho minuto. Ni idea de sus motivos, de hecho me dan igual (a pesar de la curiosidad), pero me demuestran que son de lo peor. Por otro lado, los que no quieren escucharlo y entran después, me parece que son muy libres de hacerlo, esa es una opción, pero no es irrespetuosa. No quieren verlo y no lo hacen. Perfecto. Aunque no lo comparta, ellos sabrán. Yo a ellos no les chillo. Yo critico a los que en contra del sentimiento de 35.000 personas no son capaces de entender su dolor o simplemente su respeto hacia un hombre importante para la ciudad, y al que tras irse se le quiere hacer un pequeño homenaje. De hecho, pequeño para lo que se hubiese merecido. Se les debería caer la cara de vergüenza, aunque supongo que eso, la vergüenza, no saben ni lo que es. Ni vergüenza, ni educación. Vuelvo a decir, ellos sabrán, pero que se enteren que La Catedral les demostró el mayor de sus desagrados. No son ni queridos, ni bienvenidos si su comportamiento es el demostrado el sábado.

Sobre el partido en sí decir que el Athletic va firme y brillante (coincido con Txingurri) hacia su objetivo. El resultado es engañoso. Los rojiblancos tuvieron oportunidades a mansalva, incluso en ese primer tiempo que fue muy trabado y farragoso porque así lo planteó el Getafe. Muralla, autobús ante la puerta y si suena la flauta de la contra (que precisamente eso era lo que quería Contra, su entrenador), mejor que mejor. También en esa situación se podía haber metido algún gol más además de la maravilla que obtuvo Markel Susaeta. En el segundo tiempo, otras y mejores oportunidades, pero… o el último pase o la definición, eran defectuosas, lo que hizo que el Getafe estuviese vivo todo el partido a pesar de su propia inoperancia. Incapacidad sobre todo motivada por el trabajo de nuestros jugadores que presionan muchísimo y siguen yendo a por el gol con insistencia y trabajo espartanos. Eso sí, si llega a meter el gol en el minuto 87 Ciprián, en su oportunidad desde el borde del área, se nos hubiese quedado cara de tontos. Se puede, pero… no se debe fallar tanto. Y si tengo que elegir el mejor o los mejores de ayer, decir que me pareció un muy buen partido de Rico, desde el minuto uno al último. Así como de Iturraspe. Ambos más terrenales en los últimos partidos, en los que se les vio menos (bajaron prestaciones), volvieron ayer a un nivel sobresaliente. Laporte también muy bien, y Herrera y Susaeta, a los que critico bastante (porque espero mucho de ellos), también estuvieron bien.

Sobre los equipos tras nuestra estela, el Sevilla, a falta de lo que haga la Real en Almería, es el más cercano, está a 8 puntos. El Villarreal ha vuelto a perder, por lo que se retrasa a 10 puntos. Ya veremos la Real.

Y ya, mañana mismo, a jugárnosla con el Elche allí. ¡A por ellos, Athletic! Y así el buen resultado se lo volvemos a dedicar a Azkuna, que como ya dijo Valverde, se merece eso y mucho más. ¡Va por ti, Iñaki!

Contra el Español, oportunidad perdida

El Athletic pierde la imbatibilidad en Liga en San Mamés. Una pena, pero visto el partido tampoco es que nuestro equipo haya merecido mucho más.

Protagonistas claves
Protagonistas claves

De nuevo hemos vuelto a regalar el primer tiempo donde los periquitos nos han dado un pequeño repaso. Para el minuto 6 ya tenían su primer gol gracias a Sergio Garcia que se ha ido con una facilidad pasmosa de Laporte. Además no había sido su primera oportunidad ya que poco antes casi está a punto de sorprender a Gorka yéndose en este caso de Gurpegi. Casi podemos decir que él solito nos ha vuelto locos en el primer tiempo. Peligrosísimo. Además en este primer tiempo Stuani ha gozado de otras dos oportunidades, una de ellas ha ido al palo y la otra ha sido parada por Gorka. Stuani también se ha ido excesivamente fácil de Balenziaga a lo largo de todo el partido. Defensivamente el lateral quizá ha sido uno de los partidos que más ha sufrido. Con su juego el Español ha dominado a los rojiblancos de cabo a rabo en este primer tiempo, de hecho, podían haberse ido a los vestuarios ganando 0-2, y no hubiésemos podido poner pegas. Nosotros por nuestra parte sólo el remate de Aduriz al palo y el de Mikel Rico, perfectamente despejado por Casilla.

El segundo tiempo ha sido otra cosa, e incluso hemos tenido la ilusión de que podíamos volver a remontar. Una falta perfectamente sacada por Ibai la remata Gurpegi, volviendo a ser protagonista, gran protagonista, ya que en el minuto 18 del primer tiempo todo San Mamés le quiso apoyar tras esa horrorosa semana que le han hecho pasar los impresentables medios de «descomunicación» de la capital. Esa Caverna mediática cuya único objetivo es cubrir las miserias tanto del Real Madrid como del Barcelona, aunque sea tirando mierda contra cualquier cosa, jugador o institución que se cruce en su camino. Para intentar compensar algo, esto comentado, Gurpegi ha vuelto a saber que la afición está con él. Se lo merece y él ha tenido la suerte de devolver el cariño recibido con un gol. Gol que nos ha metido en el partido y ha despertado esperanzas. Cortas en el tiempo porque en seguida Coloto «sin querer» marca un gol con la rodilla. Jarro de agua fría que no detiene al Athletic que sigue en su asalto. Más con corazón que con juego pero… a base de faltas y corners, mete al Español en su área para poder remontar. Al final ha resultado imposible, perdiendo una oportunidad buenísima de seguir alejando al Villarreal, que esta semana también ha perdido.

Por otro lado, hay que hablar de Undiano Mallenco, que ha engordado su «magnífica» estadística con el Athletic. Undiano el sibilino. Casilla le ha estado tomando el pelo todo el partido y se ha ido sin la tarjeta por perder el tiempo. Pero Aduriz ha vuelto a caer en su trampa. Le ha pitado una falta en contra que no era (era la segunda o tercera que le pitaba), y el delantero ha ido de manera exagerada a protestar. Creo que le he visto al árbitro hasta salivar de lo contento que se ha puesto. Toma, tarjeta por protestar y alegrón que me llevo. Y encima, en el segundo tiempo Aritz se lo pone todavía más fácil, llega tarde, falta clara y por supuesto, segunda amarilla. Doble alegrón. Echa al delantero. Fenomenal. ¿La culpa? Por supuesto de Aduriz porque ya es mayorcito para saber que este arbitro con el Athletic funciona así. Eso sí, repito que él de negro es un artista por lo ladino. Te asa a faltas que no son y te desespera, o desespera a Aritz muy fácil de enredarse sólo. Y ya tienes montada la fiesta. La jugada en la que Ibai se quedaba sólo con el balón en el área, pero que ha pitado falta de San José, debería verla otra vez repetida para certificar mis sospechas, pero no la han dado en la tele. Le concedo el beneficio de la duda, lo que con semejante personaje ya es demasiada generosidad. Eso sí, en el campo me ha parecido que pitaba peligro, que no era falta de Mikel ni de lejos pero… Ibai estaba solo e igual el Athletic empataba y… mire usted que faena. Pito falta y se acabó. Buen trabajo. Si veo las imágenes y es otra cosa ya lo escribiré. La tarjeta a Gurpe, que un año comentó que la traía preparada desde Pamplona para sacársela, me ha parecido clara. No me quejo. Pero sí me quejo de algún contraataque que han parado los del Español en falta sin ver la tarjeta… Si es que es lo de siempre. ¡Qué gozada sería el fútbol sin árbitros! O por lo menos ¡Sin Undianos! ¡Sin Teixeiras! ¡Sin Muñices! ¡Sin Borbalanes!……..

¡Cristiano Ronaldo a la nevera!

Tres partidos de sanción me parecen pocos para este jugador y considero una gran pena que no le hayan caído más. Y por si alguien tiene alguna duda de qué tipo de jugador es éste, ahí van estas imágenes terroríficas del santo Cristiano. Perfecto pisotón a un jugador que está en el suelo. Perfecta coordinación para dejar bajo sus tacos el tobillo de Mikel Rico, a espadas del árbitro, como los valientes, no le vayan a expulsar.

Cristiano tal cual
Cristiano tal cual

Disfrutadlas. Sobre todo disfrutadlas todos los periodistas del Real Madrid, que lleváis desde el domingo echando bilis contra el Athletic y sus jugadores, por el único delito de quitar dos puntos a los merengues. El escuchar los programas de televisión, el leer los periódicos de la capital desde el domingo ha sido un ejercicio de masoquismo o sadomasoquismo. El problema no es aguantar todo lo que dicen, es lo que ello supone. La denominada Caverna Mediática ya ha hecho los deberes, y los seguirá haciendo de manera puntual y efectiva. A Ayza Gámez (el árbitro del domingo) le ha caído la del pulpo. Todo por cometer la «tropelía» de expulsar a un jugador (CR7) que agrede a dos jugadores de manera consecutiva, y que tras ser expulsado sale tan campante haciendo gestos ostensibles de tocarse la cara repetidas veces, llamando carota al cuarto árbitro. Amen de tocarse otras partes menos nobles, supongo dirigiéndose a los aficionados de La Catedral. Pero no. Nada de esto ha ocurrido. La prensa del Real Madrid no sólo lo niega, sino que habla de agresiones y provocaciones de los jugadores rojiblancos, agresión de Gurpegi,… Piden nevera para el árbitro e incluso uno dice que ya sabe que el año que viene a ese árbitro lo van a descender a Segunda. Trabajo perfecto. Si antes los árbitros se pensaban más de una y dos veces pitar algo contra el Real Madrid, ahora lo tendrán que pensar 24, por muy evidente que sea lo punible. La labor arbitral se complica todavía más. Hasta los amenazan con descenderlos. Uy, uy, uyyy. Buen trabajo chicos. Y encima, otro tema muy perjudicial es que el que no ha visto el partido y sólo bebe de las fuentes que he comentado piensa que el Athletic es violento. Si esto lo traslado a los árbitros, más influencia para ellos. Y yo me pregunto ¿cortina de humo para no hablar de sus propias carencias y de no ser capaces de poder contra los rojiblancos? Supongo, pero es mezquino. Sobre todo, porque muchos de los que estoy comentando son periodistas. Gente formada y que cobra por hacer esa labor. No son simples aficionados o comentaristas, tertulianos a los que no se les pide ser imparciales, porque hablan o comentan como aficionados. No, los que yo comento, son periodistas. Y eso es lo grave. una pena.

Por otro lado, y volviendo al partido, tenemos al tolosarra, Xabi Alonso, haciendo declaraciones post partido, pero olvidándose de comentar que a él lo debían haber expulsado por tres entradas duras de las cuales sólo una fue amarilla (la del minuto 30, las otras fueron en el minuto 24 y la última en el segundo tiempo). Un amigo le llama el segalari de Tolosa, que si jugase en otro equipo no acabaría tampoco ni los entrenamientos. En la última entrada no le parte el tobillo a Iturraspe de milagro.

Volviendo al tema inicial, ante tanto despropósito informativo, el Athletic, al que aplaudo desde aquí con todas mis fuerza, pone una denuncia ante la «Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte» contra los autores de determinadas afirmaciones y la publicación de determinados contenidos referidos a Carlos Gurpegi. Lo que están haciendo contra Carlos desde la prensa es que no tiene nombre, y el puñetazo encima de la mesa debe ser contundente. Espero que éste lo haya sido y sirva de algo.

Para acabar, un saludo a los aficionados del Atlético de Madrid que el otro día entraron a comentar mis opiniones sobre los dos partidos de cuartos contra ellos, a los que les decía lo que iba a ocurrir en su partido de semifinales, con respecto al arbitraje… (ir al último párrafo de mi texto)  Y es que yo ese partido lo he visto muchas veces. ¿Qué tal sienta cuando te lo hacen a ti? (dos penaltis de Arbeloa sin pitar, [Enlace roto.], [Enlace roto.],… en fin) ¿A que fastidia?