Milagro en La Catedral, ¡gracias Rafa!

Tengo que empezar el comentario enviando un enorme abrazo a toda la familia y amigos de Rafa Iriondo.

Rafa Iriondo, Grande entre grandes (Foto: Deia)
Rafa Iriondo, Grande entre grandes (Foto: Deia)
El último guerrero de la mítica delantera que todo athletizale recita de memoria aunque no les viese jugar. Era amigo de mi padre y siempre decía maravillas de él, como jugador y como persona. Así que hoy me ha emocionado más de lo normal el minuto de silencio en su honor. Emotivo, muy emotivo, por el respeto con el que se ha guardado, por el himno al piano que es maravilloso, por el vídeo homenaje… ¡Chapeau! Y da la sensación que Rafa, ayer, tomó parte de alguna manera, porque lo único aprovechable de todo el partido fue el golazo de Sabin Merino, que ha sido el mejor homenaje a un artista del balón.
Lo único destacable, el gol de Sabin (Foto: Athletic Club)
Lo único destacable, el gol de Sabin (Foto: Athletic Club)
Centro impecable de Susaeta (desde la banda de Rafa), y cabezazo en plancha inapelable de Merino, recien incorporado al terreno de juego. Precioso. Casi tanto como la maravilla de la ida de Aduriz. Bueno no. Es imposible, pero buenísimo. Perdonad que me recree en el gol pero es que … no creo que hay nada más que comentar. Y si comento algo la mayoría va a ser negativo. ¡Vaya partido se han cascado otra vez! Horroroso. Pero… lo dicho el otro día. Ya estoy harta de jugar genial, tuteando a los grandes y jugando mejor que ellos pero… perdiendo. Así que estoy encantada con jugar fatal y ganar. Bueno… estoy encantada con ganar. Dejémoslo ahí.
El primer tiempo ha sido un despropósito en el que muchos de nuestros jugadores han quedado retratados. Decir que han estado desafortunados es incluso generoso. El balón nos duraba 15 segundos y no porque nos lo robasen los contrarios sino porque los pases en un tanto por ciento elevadísimo iban directamente al rival. Eso les ha facilitado el trabajo a los franceses sobremanera. Han llegado más y mejor que nosotros al área y a punto han estado de darnos más disgustos que el golito que nos han metido. Por decir algo positivo destacar el paradón de Iago en el minuto 14. Aunque luego ha tenido una salida un poco… atolondrada. Suerte de palo. En el gol le han fusilado.
El segundo tiempo quizá por el cansancio del Olympique el Athletic ha tenido alguna llegada más, pero se seguían perdiendo balones inexplicables. Iturraspe y San José sin crear absolutamente nada y regalando demasiado. Yo sin entender el cambio de Iñigo Lekue, que en el primer tiempo me pareció de lo mejorcito, a pesar de jugar por la izquierda (Txingurri… si con Williams le pasas a Susa a la izquierda ¿por qué no haces lo mismo cuando juegas con Iñigo?). Y sobre el cambio… ¿Quizá estaba cansado Iñigo? Ni idea.
También quiero destacar a Balenziaga. ¡Qué trabajo! Todo el rato subiendo y bajando. Avanzado el segundo tiempo, fue a por un balón hasta la línea de corner y a batirse el cobre con dos franceses. Parecía que iban a ganar ellos pero… Balen es mucho Balen y consiguió, de donde no había nada, sacar un córner. Impresionante.
Y nada más. Y nada más y nada menos que diría el otro. Y nada menos que el pase a octavos de la Europa League. La competición que tanto nos ilusiona pero que casi se nos atraganta. Luego a la una el sorteo. Por favor, que no sea un equipo español. Mientras…
¡Aúpa Athletic y a por el Valencia!

Regalos a pares al Real Madrid

Lo que nos faltaba es hacer semejantes regalos, a pares y encima contra el Real Madrid. Si no son suficientemente buenos… toma. ¡Vaya manera más estupida de perder un partido! Se ha visto desde los primeros minutos que encima no era el día de Aduriz y si no es el día de Aritz ya sabemos todos que todavía lo tenemos más difícil. Casi al comenzar le ha llegado un pase en profundidad y raro en él… se ha dormido. No sé si eso le ha afectado pero a partir de ahí todos los balones que ha tocado en el primer tiempo los ha perdido, todos han sido pases demasiado cortos, imposibles para sus compañeros. En el segundo tiempo ha tenido un par de remates pero no era su noche. Una faena.

¡Vaya cantada! (Foto: Athletic Club)
¡Vaya cantada! (Foto: Athletic Club)
Más grave ha sido lo de Mikel San Jose, con la inestimable colaboración de Gorka. El portero ve a todos los jugadores y jamás le debe hacer ese pase, porque Mikel está de espaldas y no ve dónde están los atacantes. Mikel tenía dos demasiado cerca como para que Gorka le pase. Fatal Gorka. Y fatal San José por devolverle el balón sin mirar. Un desastre… vamos… el ideal para Benzema que se tenía que frotar los ojos para entender el regalo. Gol que evidentemente facilita el juego al Madrid que se dedica a mantener el balón, pases por aquí y por allá, que no van a nada pero que pretenden que adelantemos aún más las filas y matarnos al contrataque, que si algo les sobra es calidad y rapidez. Los nuestros a partir de ahí a correr detrás de sombras porque no olían el esférico. Por momentos los blancos me recordaban al Barcelona más pesado sobando la bola, pero les servía de sobra. Encima San José, quizá por el error desaparece. Encima nosotros no teníamos bandas. Sabin Merino por la izquierda ha estado desaparecido todo el primer tiempo y en el segundo se ha presentado para meter el golazo en plancha. Pero por la izquierda nada más. Ha mejorado muchísimo cuando ha pasado a la derecha. ¡Qué diferencia! y lo poco que ha estado lo ha hecho mucho mejor que Susaeta, que sí, ha hecho el pase del gol pero así mismo ha destrozado tres contrataques con un último pase horroroso. Sabin, también por la derecha ha dado un cabezazo que ha puesto a prueba a Keylor Navas. ¿No se puede poner a Sabin por la derecha?
Una vez que ha empatado el Athletic, repito con un gol precioso, incomprensiblemente tras dos minutos… los dos de la banda izquierda desaparecen y le dejan a Isco una autopista hacia el gol. Pase sencillo y sin oposición para que Benzema fusile. Otro regalo que no tiene explicación. ¿Cómo es posible dejar esa vía de agua? Isco se frota las manos y entra hasta la cocina, pasando, para que Benzema empuje, y si no es él, Cristiano que estaba detrás. Todo el esfuerzo a tomar vientos.
Otra cosa llamativa. Sacas a Kike Sola, mantienes a Aduriz, sacas a Ibai, y se siguen sin enviar balones desde las bandas para que se rematen de cabeza. Una de las jugadas ha sido especialmente llamativa. Íbamos ya perdiendo 1 a 2, llega el balón a la banda izquierda y Balenziaga, en vez de pasarle a Ibai, centra él al área. Él. Cuando sabemos todos cómo centra Mikel. Que me lo explique alguien porque no lo entiendo.
Por supuesto no me voy al olvidar de quien ya avise el lunes que nos podía amargar. El de amarillo… Mateu Lahoz. El mayor bluf que incomprensiblemente tiene fama de ser buen árbitro. Lo que sí es, es protagonista. Se tiene que dejar ver. Le puede. Con mucha diferencia ha sido el que más tiempo ha perdido cuando el Madrid iba por delante. Todo el rato hablando y vuelta a perder el tiempo. Da la ley de la ventaja según le convenga al equipo grande. Faltas clarísimas no las pita y corta el juego cuando nadie ha visto nada. Desquicia. Es horrible. Y encima se ha dedicado a coger la cara de los jugadores con las dos manos hasta dos veces… Es es… es… no sé ni que decir… es… por decir algo suave… es desesperante. Y lo peor de todo… es malvado. Porque su arbitraje siempre favorece a los mismos.
Y para acabar decir, que así, tras los regalos se pierde un partido en el que el Athletic podía o merecía haber obtenido algo más. Pero si a los errores clamorosos le unes que ni Aduriz ni Beñat han estado inspirados como lo suelen estar… es muy complicado. Conclusión: cero puntos y con cara de primos para casa. En Liga seguimos con tres puntos, pero las sensaciones han sido un poco mejores. Con ello nos quedamos y ahora a preparar el siguiente. El domingo nos toca en Donosti contra la Real y … a por los tres puntos. ¡Qué así sea!
¡Aúpa Athletic!

Buen partido contra el Getafe

Bienvenidos sean los tres primeros puntos en esta Liga, así como bienvenido sea Raúl García a este equipo. Si alguien tenía alguna duda supongo que ayer mismo la despejó. Los buenos jugadores no pueden ser despreciados en ningún equipo y quizá menos que en ninguno en el nuestro, por la escasez de oferta que tenemos a la hora de buscar jugadores válidos. Ya nos limita suficiente nuestra filosofía como para poner nosotros mismos más trabas. El mismo Josu Urrutia cuando habla del Athletic parece que quiere que sólo jueguen en el Athletic los que sienten los colores… Gracias a que no es así, de hecho lo ha contratado él, porque sería terrible. Que Raúl García dijese con 18 o 19 años que prefería otras opciones antes que venir al Athletic no es para rasgarse las vestiduras. Yo lo que pido son profesionales. Jugadores como Alkiza que aunque no era del Athletic ni de lejos, sino de la Real y a muerte, se dejó aquí los higadillos por dar lo mejor de sí por unos colores que no eran los suyos. Txapeau. Lo mismo le voy a pedir a Raúl y sé además que lo va a dar. Es un profesional y como tal se ha portado en los lugares en los que ha estado. En Pamplona donde sí que eran sus colores, pero también con el Atlético de Madrid, con el que inicialmente no creo que le uniese nada. Así que bienvenido Raúl y a darlo todo, como ayer que fue uno de los jugadores destacados. Vaya golazo metió. ¡Mejor no se puede debutar en un equipo! Y a punto estuvo de cazar otro. Su colaboración con Aduriz perfecta. Su salto de cabeza potente llevándose muchas de las disputas por alto. Su pelea incansable y ya sabemos todos que a cara de perro. No da un balón por perdido y ese carácter siempre es contagioso. Lo da todo y pide el máximo a sus compañeros. Nos va a dar muchísimo. Además crea más competencia en su posición porque Eraso que parecía que se había hecho con el puesto ya ha pasado al banquillo y va a tener que trabajar muchísimo para recuperarlo. Y Javier ya lo empezó a hacer ayer mismo, porque salió al campo en su sustitución a dejarse el alma. Y en los pocos minutos que estuvo demostró su calidad con una asistencia, que Aduriz (siempre Aritz) se encargó de enviar a la red, volviendo a llevar la tranquilidad a la grada y poniendo en el luminoso el definitivo 3 a 1. Bien Aduriz, bien Raul y bien Eraso.

Dos de los protagonistas principales de la victoria (Foto: Athletic Club)
Dos de los protagonistas principales de la victoria (Foto: Athletic Club)
Para hablar algo del Getafe decir que en el primer tiempo tampoco opuso mucha resistencia. Daba la sensación de que el Athletic estaba ante un trámite fácil de solventar. Un acercamiento con parada complicada para Gorka pero muy bien solucionada y poco más. En el segundo tiempo ya fue otra cosa. Quizá les cayó bronca en el vestuario, no sé, pero salieron más puestos y más a intentar solucionar lo del primer tiempo. Empezaron a atacar con más intensidad y asiduidad y tuvieron alguna oportunidad, hasta que… Velázquez pilló ese balón en el borde del área, y con la colaboración de Gorka, esta vez no muy afortunado, consiguió el gol que nos puso nerviosos a todos. Eso seguido a unos minutos de agobio en los que no se conseguía salir del propio campo, hizo que la llegada del tercer gol, segundo de Aritz, nos hiciera respirar tranquilos.
Antes de acabar quiero seguir dando nombres propios, empezando por Iñigo Lekue que a pesar de jugar en banda cambiada hizo un muy buen partido. Dos despistes iniciales pero a partir de ahí todo perfecto. Balenziaga va a tener que trabajar mucho para recuperar el puesto. Y… puestos a pensar, si lo hace bien por la izquierda… ¿cómo lo hará en la derecha? . Ya tengo ganas de verlo ahí.
Otro nombre el de Laporte. Perfecta me parece su suplencia. Ya dije en el comentario pasado que sus sobradas con el balón le cuestan caro al Athletic y está bien que vea que el puesto no lo tiene en propiedad, y que sus compañeros lo pueden hacer mejor que él y que hay que currárselo. Ayer en su puesto estuvo Etxeita perfecto. Y Gurpegi por la derecha cumpliendo su partido 300 en Liga, ¡enhorabuena Carlos!
Susaeta ha mejorado con respecto a lo que ha venido ofreciendo en esta Liga y en la anterior. No en trabajo, porque siempre se ha matado a trabajar, sino en acierto en el pase. Tiene mucho margen todavía pero algo es algo. Buen partido.
Beñat, sigue muy muy bien, y que siga porque su dirección se nota.
Y ahora con la moral que dan los tres puntos a sumergirse en esta voragine de partidos todos seguidos que nos llegan. Empezando por el Augsburgo este jueves en La Catedral, inauguración de la Europa League, que seguro que exige un buen partido.
¡A por ellos Athletic!

La siguiente Copa… para el Athletic

Y si no dará igual, estaremos como ayer un poco o un muy tristes pero… iremos a buscar otra, a por la siguiente. Digo esto como si fuese fácil llegar a las finales pero… teniendo en cuenta que en los 6 últimos años nuestro Club ha llegado a 4 finales hasta parece sencillo. ¡Qué va! Por supuesto que sé que no es cosa baladí. Tal la filosofía que tenemos y que hemos elegido, es precisamente todo lo contrario. El que el Athletic se haya colado en 4, es de un mérito descomunal. Quizá ella es una de las razones por la que a pesar de perder en el fondo tenemos un sentimiento de orgullo enorme. Por mucho que en los días previos en los periódicos plasmaran el deseo de los entrevistados de que el Athletic ganese, por lo que daban un pronóstico de victoria… ¿quién se creía lo que estaba leyendo? Ni siquiera el que lo decía. La diferencia de calidad entre los dos equipos es de tal tamaño que ni todos los santos, ángeles, milagreros y demás hubiesen posibilitado una derrota del Barcelona. Imposible. Impensable. Línea por línea y jugador por jugador son diez o mil veces (Messi) mejores que nosotros. Así lo hemos elegido y así será. Ahora con el Barcelona y el Madrid. En breve, con la nueva ley, hasta es probable que el Almería y todos los demás nos superen en calidad. Es elección nuestra y yo la doy por buena. La quiero y la apoyo. Por eso tendremos que trabajar más que el resto, mucho más y mejor, y además tener otras cosas.
El sábado Messi casi se bastó él sólo para dinamitar todas nuestras ilusiones, con una jugada de ensueño, de dibujos animados, dejando a toda nuestra defensa sentada, buscándole, intentando pararle. Imposible. Aplaudirle, no queda otra. Aplaudirle y maldecir la suerte de que las finales hayan sido 3 de ellas contra Messi, seguramente el mejor jugador de la historia, y contra un Barcelona sideral, cargado de internacionales. Imposible. Nosotros les ponemos en frente a Balenziaga, que me parece que hizo un buen partido, a Bustinza (tres partidos en Primera), a Williams, a Etxeita, a Rico, a Iraola,… los nuestros y los mejores para nosotros pero de una calidad muy inferior a la de ellos… es lo que hay. Eso sí, quiero destacar el partido de Herrerín y el de Williams. El presente futuro del Athletic, lo que hay que cuidar e intentar que haya más o que salgan más.
Sobre el planteamiento del partido me da igual que Valverde ponga tres centrales, dos, o cinco,… el resultado hubiese sido el mismo. Los jugadores lo intentaron y parar el mar ya se sabe que es imposible. Como sobre el tema deportivo poco más creo que se puede decir, voy a hablar de lo de siempre, la gran afición que tiene este equipo.

¡La hinchada otra vez espectacular! (Foto: Reuters)
¡Hinchada, otra vez espectacular! (Foto: Reuters)
Un amigo dice que está harto del tema de la maravillosa afición y cuánto nos queremos todos. Igual tiene razón y es un rollo, pero es una verdad como un templo y lo único que nos faltaba es no poder decirlo, gritarlo a los cuatro vientos y estar súper orgulloso de formar parte de ella. No sé vosotros pero a mí me parece un orgullo. Os conté que llevé a mis hijos a Barcelona con la idea de que conociesen el ambiente de una final y de que así fueran un poco más del Athletic (aunque era difícil). Estoy segura de que ambos objetivos están conseguidos y más que de sobra. Alucinaron por todo lo que vieron, en las calles, en el campo, en el pre partido y en el post partido. La forma incombustible de animar, en la que ellos tomaron parte. El ver el Camp Nou con muchos más athleticzales que aficionados del Barça y ¡en su propio campo! El escuchar un grito unánime en todas las calles, Athletic, Athletic. Han sido protagonistas de lo que han llamado en algunos medios de comunicación: la conquista pacífica de Barcelona por parte de los hinchas del Athletic. ¡CHAPEAU! Y ellos han tenido la suerte de vivirla en vivo y en directo, siendo partícipes de esa invasión. No creo que se vuelva a repetir algo así, el que una afición juegue en el campo del rival y le supere en número de una forma tan exagerada. ¡Que vaya tanta gente sin entrada! (dicen que el Celtic hizo algo similar en Sevilla). Si nos viese Obelix diría: «Están locos estos athleticzales» No le faltaría razón, sobre todo, porque muchísimos fuimos sabiendo que perdíamos seguro, no. Segurísimo. Da igual. Yo fui a acompañar al equipo, a animar, a arropar,… a vivirlo, a compartirlo con mi familia y con el resto de aficionados zurigorris. Y como dice Forges: «Anda que si llegamos a ganar…»
Forges, un crack como siempre
Forges, un crack como siempre

Si llegamos a ganar… no sé… no me lo puedo ni imaginar. Al final del partido se me pusieron los pelos como escarpias cuando los jugadores, dando la triste vuelta de honor, nos estaban aplaudiendo y todos, mientras, gritábamos como locos: «Athletic, Athletic», con las bufandas hacia adelante y hacia atrás. Eso perdiendo… Ganando, ni idea. Impensable.
Y no me olvido del ambiente en otras localidades. En Bilbao debió ser de locura, San Mamés, Pozas, García Rivero, la Plaza Nueva, en Recalde, en el frontón de Gorliz (creo que me han dicho),… en definitiva, en cualquiera de los lugares en los que pusieron pantallas gigantes, o una televisión pequeñita. El Athletic es pasión y es unión, unidos todos en una misma locura, pero como he dicho otras veces, bendita locura.
La próxima será nuestra, y si no… dará igual, ahí estaremos, de la misma forma, acompañando a nuestros jugadores, que lo han sentido tanto o más que nosotros porque ellos son parte de esta misma pasión. Pasión rojiblanca.
¡Aúpa Athletic!

Un Athletic de récord gana al Almería

Con una nueva exhibición en el primer tiempo el Athletic se lleva los tres puntos en juego ante un Almería muy flojo. Se puede decir que este partido y el de Vigo han sido casi un calco, aunque los protagonistas no eran los mismos. Sin Aduriz también hay vida y sobre todo goles.

Los goleadores de la noche, Etxeita y Rico (Foto: Deia)
Los goleadores de la noche, Etxeita y Rico (Foto: Deia)
Los rojiblancos lo bordaron en el primer tiempo, para en el segundo bajar en su nivel y limitarse a mantener el resultado sin grandes agobios. Igual, igual que en Galicia. Tanto allí como en San Mamés, se jugaron primeros tiempos buenísimos, en los que si el resultado no fue de escándalo fue por falta de fortuna y de acierto de cara a puerta. Las llegadas se multiplicaron contra los celestes y contra el Almería quiza incluso se aumentaron. Williams en banda derecha volvió locos a los defensas andaluces, convirtiendo en peligro prácticamente todos los balones que tocó. Demostró que su convocatoria para la sub 21 es más que merecida. Su movilidad le da al equipo un arma que ningún otro jugador ofrece. Su velocidad y su capacidad de desborde dan muchísimas posibilidades. El famoso balón arriba a seguir, estando él, adquiere otra dimensión porque lo más probable es que llegue y consiga algo. Ayer lo volvió a demostrar. Puso balones a casi todos sus compañeros y cerca estuvieron los goles. Consiguió un montón de corners y ya sabemos lo que eso supone para nuestro equipo. Sin San José pero con Etxeita, que para el caso es lo mismo. Perfecto remate de cabeza tras saque de corner de Beñat y la lata se abrió para el minuto nueve, lo que siempre facilita el juego. El Almería estuvo desaparecido por incapacidad propia y porque el Athletic se estaba multiplicando a la hora de atacar. El segundo gol, en este caso de Rico fue otra delicatessen. Despeje de puños del portero que dejó el balón al borde del área, donde Mikel con una tranquilidad pasmosa lo paró y, sabiendo que el portero estaba desplazado, tiró una vaselina que casi entró por la escuadra. Perfecto. A partir de ahí, los nuestros siguieron a lo suyo, atacando y atacando. Larguero de Ibai, otro tiro de Rico que sacó abajo muy bien Julián, un nuevo pase de Inaki Williams que cabeceó Ibai picado para que otra vez se luciera el portero. ¡Qué faena porque creo que Ibai necesita el gol! Así como lo necesita Guillermo, que en un par de ellas estuvo cerca, pero otra vez será. Otra de Muniain que quizá más que intentar buscar su gol debió haber pasado atrás, ya que tenía dos compañeros mejor situados. Pero… Iker también necesita el gol y como ya estaban con dos a cero, supongo que prefirió intentarlo él. Lo dicho, otra vez será.
El segundo tiempo empezó con la jugada tonta del partido. Ataque y pase del Almería que dio en Balenziaga y se metió a gol. Faena porque metió al Almería de golpe en el partido. Lo siguió intentando el resto de los 45 minutos pero no es que estén muy sobrados. De hecho no hubo una jugada de peligro en todo ese tiempo. Acercamientos que te tienen intranquilo pero nada más. El Athletic tuvo alguna otra oportunidad, como un buen pase de Ibai desde la izquierda, al que llegó Iñaki muy forzado. pero no hubo más goles.
Quiero destacar a la pareja de medios centros. Al no estar San José se podía pensar que lo íbamos a echar en falta, pero ya comenté la semana pasada que Beñat está inmenso en su posición y ayer lo volvió a demostrar. Rico también jugó un partidazo. Si todavía vamos a tener un problema porque nos sobran medios centros… ¡Bendito problema!. Lo que tengo claro es que a Beñat lo seguía manteniendo de titular. Está muy bien. Un amigo me comenta que la diferencia es que ahora Beñat está bien físicamente. Yo no estoy de acuerdo. Lo único que ocurre es que ahora juega en su sitio, no como antes. Él debe ver el futbol desde atrás, con perspectiva, no de media punta como se empeñaba en ponerle Valverde. Sigue así Beñat.
Para acabar, partido jugado sin San José y sin Aduriz, los goleadores de este año, pero que se solventó sin grandes agobios, consiguiendo esos tres nuevos puntos que nos permiten acercarnos más al Málaga, al que tenemos ahora a cinco puntos. Es muy difícil lograr esa séptima plaza pero… tal y como está el equipo… ¿por qué no? Ahora toca parón, descanso y después … aunque es muy difícil …
¡A por el Sevilla! Y ¡Aúpa Athletic!