¿Cuántos “ultimátum” quedan?

20150709_ultimatum

La sucesión de hechos empieza a ser grotesca, y desde hace tiempo hay que hacer un esfuerzo por acordarnos de que esto va de ciudadanía griega, de ciudadanía europea, de nosotros, no de “ellos”. El domingo, durante unas horas, volvimos a ver a personas, sí, pero celebrando, ¿qué? Estamos a jueves y parece que el referéndum no sirvió de mucho salvo para Tsipras y Varoufalis. ¿Cuántos “ultimátum” (‘República.com’) vamos ya, qué supone el último y qué han supuesto los anteriores? La lucha de egos políticos es precisamente la que tiene que pasar a un segundo plano.

¿Han caducado algunos argumentos?

Javier Benegas ha reflexionado en ‘Vozpópuli’ sobre la validez de algunos discursos: “La coartada del capitalismo depredador no ha dejado de prosperar. Gracias a ella engrosan su cartera de clientes los Tsipras, Varufakis, Mijaloliakos, Le Pen, Iglesias y Maduros de este mundo. Marxistas, ultra nacionalistas y neonazis juntos defendiendo la Democracia (…) Lo que hoy se entiende por solidaridad no es más que un fraude colosal del que todos pretenden beneficiarse. Ya advirtió Bastiat que el Estado es esa gran ficción en la que todo el mundo se esfuerza en vivir a expensas de todo el mundo (…) Los mercados financieros, los especuladores, los ricos… son representados como portentosas inteligencias artificiales al servicio del mal, y se les atribuye capacidades conspirativas increíbles. Incluso, se criminaliza a toda una nación por negarse a sufragar indefinidamente los desafueros crónicos de sociedades como la griega”.

Colocar a tu “ex” ya no es casta

Está muy bien que Pablo Iglesias vaya marcándonos en su catálogo qué es y qué no es casta. Los partidos como el de Ada Colau o el de Manuela Carmena, cuyas victorias ha celebrado Podemos como suyas, nos han enseñado que no es casta colocar a las parejas a sueldo de las agrupaciones políticas pero como bisagras con el ayuntamiento. También que el marido de una sobrina no es casta si va como jefe de gabinete. Y gracias a la lista de Pablo Iglesias para el Congreso, libramos de ser casta a todos los “ex” que se colocan bien. ¡Gracias, Pablo!

¿Y quién ha dicho “no” a Iglesias?

Tania Sánchez, la ex de Pablo Iglesias (acuérdense de que lo dejaron por medio de Facebook) sí que acompañará al líder de Podemos en su conquista del Congreso de los Diputados. No lo hará Alberto Garzón finalmente porque no se trata de una lista de concentración, sino de la de Podemos. Ni tampoco lo hará Beatriz Talegón, que sigue cargando contra el partido del que se ha dado de baja: “El PSOE no ha tenido valor para hablar claro (…) Nos están tratando como imbéciles (…) Me queda claro que están al lado de la derecha. El PSOE ni es socialista, ni obrero y europeísta. No puede levantar la cabeza por algo que no puede defender (…) Es puro marketing”.

Inglaterra pierde el norte

No es broma: el gobierno británico no sabe dónde está su norte o, siendo más exactos, qué área abarcará la central eléctrica que abastecerá de energía al norte de Inglaterra. Hemos visto la noticia referenciada en el Twitter de ‘Magnet’, que recoge un enlace a ‘The Guardian’ donde, con el típico humor inglés, recogen la pregunta y la respuesta parlamentaria que da lugar a este pequeño entremés. Una comedia que se pone seria porque, ojo, en la pieza también valoran cuál sería el norte sin contar a Escocia.