Las ricas se ayudan entre ellas

20161118_ricas

Carolina Bescansa, de la clase alta gallega y portavoz de “la gente”, recomendaba ayer en Twitter a la Letizia, la reina de España, que no llevara a sus hijas al Congreso, que no sabe cómo nos ponemos los del populacho cuando vemos un bebé en el hemiciclo. Creerá Bescansa, como todos en su partido, que el mundo empieza con ella y que no nos hemos metido con Letizia, su marido y sus hijas antes de que ella levara a su bebé al Congreso para dar la nota.

Periodismo sumiso

Sigo: el argumento de que Carolina Bescansa llevó a su hijo al Congreso para que se hiciera visible lo difícil que es conciliar la vida familiar y personal es un argumento de parte. Y lo compra Público con tan poco rubor que para excusar nuevamente a la de Podemos ayer, lo recupera. ¡Pero de qué conciliación pueden hablar una diputada que, de saque, se presenta voluntariamente en unas listas, y, menos aún, una reina! “La gente” no es tonta y los medios no podemos tratarla como tal.

Sí, es necesario elegir bien las palabras

Entiendo perfectamente lo que quiere decir Laura Mintegi y, además, lo comparto. Pero hay que tener mucho cuidado en elegir las palabras adecuadas o en elegir publicar o no un tuit. Mintegi escribió ayer: “Unos chavales han pegado a dos guardias civiles a las 5 en un bar y son terroristas. Algo falla en una democracia que juzga así”. Antes, comparaba la injusta situación de los de Altsasu con el asesinato de Ángel Berroeta. Pero lo único que no puede es que parezca que justifica lo que tampoco es justificable.

El PP haciendo de PP

Rajoy resolvió la duda hace ya unos días: Fernández Díaz no repetiría como ministro en su gobierno después de algún escándalo como el de la posible búsqueda de pruebas incriminatorias a políticos nacionalistas. Curiosamente, la lista que encabezaba en Barcelona, obtuvo más apoyo en las últimas elecciones generales. Lo que no esperábamos era el arrojo del PP de colocarlo como presidente de la Comisión de Exteriores, que el resto de partidos impidió el jueves. Pero aún faltaba una última sorpresa: Fernández Díaz presidirá la Comisión de Peticiones del Congreso… que no requiere votación.

Al Congreso, sin mochila de fotógrafo

El fotógrafo Eduardo Parra, bastante conocido por su blog, su actividad en Twitter y en medios on-line, se quejaba esta misma semana de la enésima dificultad que han puesto a su tarea y la del resto de compañeros en el Congreso. Lo último es que no pueden llevar las mochilas a la Cámara para no entorpecer. Quien ha puesto esa norma no tiene ni idea del trabajo que desempeñan los fotógrafos, así que estaría bien que fuese un poco más prudente… o preguntara.

Vuelve el “caso Acuamed”

20160526_acuamed

En Vozpópuli lo llaman “la mafia del agua”, y el juez instructor, desde luego, no se fía ni un pelo de los cabecillas de la trama que, desde la empresa pública Acuamed, manejaban contratos y desviaban dinero igualmente público. El problema actual, que tiene que resolverse “a la mayor brevedad posible”, según el juez Velasco, es que estos cabecillas han sido readmitidos después de pagar sus fianzas y salir de prisión, y podrían destruir pruebas capitales para la investigación, que como agravante incluye acoso laboral a los denunciantes.

¿De verdad nadie sospechaba de Pujalte?

En El Plural no tienen piedad: “De nada esta vez le han servido sus contactos con Fiscales amigos ni tampoco la protección vergonzosa y vergonzante” del Grupo Popular. Por fin “va camino del juzgado”, después de años de “jugosos e incompatibles ingresos a los que añadía a los que percibía como diputado por Murcia” con sus sociedades paralelas, en las que “dos facturas que emite su sociedad a sus colegas de aventuras empresariales, también investigados por los tribunales, la pareja Aristegui y De la Serna” pueden salirle muy caras.

Por fin alguien más lo dice

Uno de los principales fontaneros del PSOE, Luis Arroyo, suele relativizar el valor de las redes sociales digitales en política. Sin embargo, el uso que supuestamente hacían especialmente los candidatos del PSE se nos presentaba poco menos que modélico. Gurús que han acabado de manera poco recomendable, personajes advenedizos pero soberbios y, sobre todo, muchas empresas amigas que han girado muchas facturas… Para acabar leyendo en El Español que “El PSOE no usa bien las nuevas tecnologías”. Pues estoy de acuerdo.

Por el morro

Llama poderosamente la atención, de saque, que en el blog de Museumeam, que es de los gratuitos de WordPress, copien y peguen el artículo de Quim Monzó titulado: “El morro es para quien se lo trabaja”. Llama la atención porque el texto está disponible en la versión de pago de La Vanguardia y en esta bitácora lo han fusilado por el morro. En cualquier caso, el texto es muy recomendable y va, precisamente, del morro que le echan algunos artistas contemporáneos.

Todos somos Eduardo Parra

Todos los que publicamos nuestro trabajo nos podemos poner en la piel de Eduardo Parra mientras leemos su columna en Quesabesde. El fotógrafo cuenta cómo cubrió un salón del cómic para una agencia, sacó fotos a chavales disfrazados, y muchos de ellos se enfadaron cuando descubrieron que ganaba dinero (en concreto, se gana la vida) con las imágenes. Parra ironiza con las amenazas en Twitter de algunos de estos jóvenes ignorantes. Pero la “foto” es terrible: la desinformación echa una carrera en Internet al todo gratis, y los damnificados son los profesionales.

Más cifras para Montoro

20150806_montoro

El ministro español de Hacienda está siendo noticia estos días por los presupuestos generales del estado, esos que parecen de un país que no es España. Pero lo ha sido antes por su guerra declarada a todos los que, según él, no cumplen con sus obligaciones fiscales, empezando por los trabajadores autónomos. Sin entrar en el tema de los sobresueldos sin declarar en el PP o las obras de reforma de la sede central pagadas en “B”, nos ha llamado la atención esta noticia de ‘Sabemos’: “PP y PSOE llegaron a acumular una deuda con el fisco de 4 millones de euros”.

Los que buscan la siguiente liana

En el PP saben que sus formas y sus fondos han generado tanta animadversión que es posible que, aunque gane las próximas elecciones generales, no gobierne. Así que algunos de los miembros del gobierno español (y no pocos, precisamente) están empezando ya sus maniobras para posicionarse bien de cara a la próxima legislatura, y muchos directores de ministerio buscan acomodo en el Congreso, donde se cobra, gobiernes o no gobiernes (‘El Confidencial Digital’). Yo extraigo una lectura negativa: se supone que pare el gobierno hay que reclutar a los mejores en sus puestos de trabajo, no a “cuneros” que pretenden vivir de lo público.

Un buen melón

Me ha gustado mucho el melón que han abierto en ‘Pijama Surf’ sobre las editoriales que controlan las publicaciones científicas. En la infografía aparecen las grandes a nivel mundial, revistas científicas de las áreas de ciencias naturales, médicas, sociales y humanidades que son controladas por pocas manos. Pero lo importante es lo que supone: es necesario poner el foco en las mecánicas de publicación del conocimiento científico, porque hay mucha tela que cortar en revistas y libros que manosean “el saber” y hacen negocio con él.

¿Y tú qué hubieras hecho?

Parece una película pero no lo es: en EE.UU. un padre de familia ha derribado a tiros un dron que, según él, merodeaba por encima de su propiedad con una cámara mientras su hija, de 16 años, estaba en la piscina del jardín (‘TICbeat’). El dueño del artefacto volador, por supuesto, lo ha denunciado. A simple vista, la imagen resulta hasta un poco cavernícola, pero bien pensado, ambas partes tienen sus razones: el manejo de un dron no es delictivo hasta que se demuestre lo contrario… y no saber qué están grabando sobre tu cabeza puede generar cierta inseguridad.

¿No deben ser perfectas?

Ya sé que el tema es tan intrascendente como recurrente y que no se soluciona en un párrafo, pero creo que cada paso que demos ayudaremos a deshacer este nudo gordiano: ¿son demasiado perfectas las fotos que sacamos con grandes equipos cada vez más accesibles en precio? Para Eduardo Parra en ‘Qué Sabes De’, sí: “Al final estos amantes de la perfección están consiguiendo que las fotos de vacaciones más naturales no sean las de los fotógrafos, sino las hechas con un palo para selfies. Y les odio por ello”.