Valverde, explícanos por qué jugó Aduriz

Nadie de mi zona de San Mamés entendió ayer el cambio de Raúl García por Aduriz y nos gustaría saber la razón.

¿Por qué no Borja? (Foto: El Mundo)
¿Por qué no Borja? (Foto: El Mundo)
Por supuesto no estoy poniendo en entredicho la calidad de Aduriz, que no sólo es un excelente recambio para cualquier situación, sino que además es un fenómeno. No hace falta ni que lo diga pero por si acaso alguien no sabe cómo pienso, Aritz es el mejor delantero centro que tenemos. Pero… Valverde, nuestro «Zorro» lleva encima una cantidad de partidos importantes. La semana pasada antes de jugar contra el Valencia casi no entrenó con los compañeros porque estaba tocado. Ayer el partido estaba totalmente finiquitado y era imposible que el Betis remontara. A pesar de todo salió Aritz a falta de 30 minutos. Se podía haber lesionado. Ya sé que eso puede ourrir en cualquier momento pero si quieres cuidar a un jugador que quizá esté un poco magullado, por todo lo que recibe en los partidos, seguramente ayer era el mejor momento para hacerlo. Porque fijo que todavía le dolerá el costado del rodillazo que le metió el portero del Sporting. Porque es imprescindible para nosotros y pensar que por jugar 30 minutos, casi de la basura, le podía haber pasado algo, me pone un poco nerviosa. Me pareció absolutamente innecesario. Además a todo a ello hay que añadirle otro elemento. Si no llega a salir él hubiese jugado Viguera. ¿No hubiese sido mejor? Si a parte de la grada no le gustó que saliese Adu por las razones que doy, supongo que a Borja no le tuvo que gustar nada. ¿No habrá sido un palo muy duro de digerir para él? Quizá pensó que si no juega en estas circunstancias no va a jugar jamás. No me parece la mejor forma de tener a alguien ni contento ni en forma. Esos minutos le podían haber venido fenomenal para coger algo de forma y de confianza. Además, algo que ya he comentado más veces, a Borja le ha puesto poquísimo como delantero centro cuando es su puesto natural. ¿No hubiese sido mejor darle a él esos treinta minutos de oportunidad? Llevaba unos cuantos partidos siendo el descartado y el que no entraba en la convocatoria. Ayer al ver como iba el partido seguro que le pasó por la cabeza que iba a jugar. Un jugador no habitual, con el resultado que se tenía ayer sale sin agobios de responsabilidad, lo que le puede facilitar el juego… Vamos, ideal para el riojana. En la rueda de prensa tras el partido los periodistas le hacen esta misma pregunta que estoy planteando yo. Normal. Fijo que el cambio no lo entendió nadie. Valverde dijo que desde el principio tenía pensado que Aduriz jugara porque le viene bien. Buf… ¿Y a Viguera no le hubiese venido mejor? Vuelvo a repetir que las pocas veces que ha jugado Borja, a pesar de no jugar nunca en su puesto, siempre ha demostrado algo. Difícil en tan poco tiempo pero siempre deja alguna gota de calidad. Pena de 30 minutos desaprovechados para que hubiese podido demostrar un poco más, y encima hubiesen sido en su puesto. La próxima quizá sí sea. ¡Ánimo Borja!
Sobre el partido destacar que a pesar de los siete cambios que introdujo Txingurri en el equipo titular se ganó el encuentro con una tranquilidad y una superioridad aplastantes, lo cual habla enormemente bien del equipo y de todos sus jugadores, porque de nuevo, funcionaron todos los cambios. Ayer destacaron sobre manera, de entre los no habituales, Rico y Bóveda. El primero lleva dos partidos en poco tiempo y en ambos estuvo a un altísimo nivel. Recuperando muchos balones en el centro, donde fue un auténtico pulmón y encima con llegada. Vaya golazo y vaya volea que pilla en el tercer gol. Zorionak Mikel! Y Bóveda, en este caso de lateral, lLegando hasta línea de fondo en ataque y poniendo buenos pases, creando peligro. Y también muy solvente en defensa. Gurpe salvó al equipo en un par de ocasiones en las que fue el último encargado de atajar el peligro. Sobre todo en el primer tiempo tuvo un corte providencial. Lekue ya no es una novedad. Cada vez que sale cumple mejor que bien. Ayer también. San José estuvo muy mandón en la sala de máquinas (Zorionak aitatxo!) y Sabin Merino imperial, no ya por los dos goles, sino por el trabajo que aporta. De cabeza va fenomenal y pone en muchos apuros a la defensa, porque empieza a alargar y bajar los balones casi como Aduriz. Consiguió su primer doblete. El primer gol fue de bella ejecución y nada fácil. Zorionak también, Sabin!
Y ahora a por los cuartos de final de la Europa League en Valencia, a donde llegamos en plena crisis valencianista y con la parroquia Che bastante cabreada. A ver si seguimos a lo nuestro y demostramos que estamos mejor que ellos, aprovechándonos de su seguro nerviosismo si las cosas no les empiezan a salir bien desde el minuto uno.
¡Ánimo Athletic y a por el Valencia!

El Valencia sale vivo de San Mamés

Hemos desperdiciado la ocasión de sentenciar la eliminatoria en La Catedral.

Golazo de Raul García (Foto: Athletic Club)
Golazo de Raul García (Foto: Athletic Club)
Una pena que no se metiera alguna otra de las oportunidades tan claras de las que dispusieron. Aduriz, raro en él, falló dos muy claras. Sobre todo la primera, porque el control fue extraordinario y parecía que era de las que no falla. Pena. La segunda era ya más complicada, por el minuto en el que estábamos y lo que implicaba el tute físico importante que llevaba en semejante campo… Aduriz nos tiene mal acostumbrados. Cuando se mete todo o casi todo, te extraña que falle algo. Lo dicho una pena. Sobre el campo decir que en el nuevo San Mamés es la primera vez que vemos tanto barro en el césped. Normal, porque es imposible absorver la cantidad de agua que ha caído en las últimas semanas. De hecho, para lo que llovió estuvo muy bien. También comentar que es curioso que ahora el juego del Athletic se vea perjudicado por ese campo tan embarrado. Curioso, porque antes era justo lo contrario. Pero este equipo juega bien. Combina, se gusta y el barro… no les ayuda nada. El resultado de 1 a 0 (extraordinario gol de Raúl así como soberbio el pase de Beñat), es muy engañoso. Siempre se quiere que no te metan gol en tu campo y los rojiblancos lo consiguieron. Pero hay que jugar la vuelta allí y el Valencia, al cual ganamos el otro día 0 a 3 en su campo, tiene calidad y te la puede liar en cualquier momento. Ayer tampoco es que dispusiese de muchas oportunidades pero alguna sí tuvo. Bien Herrerín en el trabajo que le dieron en defensa y sobresaliente en su participación ofensiva. Gracias a sus saques rápidos y bien dirigidos con el pie se dieron dos oportunidades que bien podían haber acabado en gol. Sobre todo la primera de Susaeta, pero ya sabemos que lo suyo no es la finalización. Otra pena, porque hubiese culminado el perfecto y rapidísimo saque de Iago de la mejor manera posible. Con gol. En el segundo tiempo también tuvo otro saque similar, pero enviándole el balón a Balenziaga, una máquina físicamente, que cedió a Beñat, cuyo pase lo detuvo el barro. A pesar de no obtener resultado de dichas jugadas, Herrerín demostró lo listo que es y lo bien que ve esas contrataques. Muy bien, Iago. Le tiene que venir fenomenal este tipo de partidos, sobre todo cuando ya se habla de que el siguiente portero del Athletic es Kepa Arrizabalaga, olvidándose muchos de él.
La vuelta el próximo jueves en Mestalla, donde hay que ir a por todas. Salir a mantener el resultado es una locura, e imagino que saldrán a lo que salen últimamente. A ganar, aunque inicialmente se den unos tanteos, dejándole la iniciativa quizá al Valencia, para aprovechar alguna contra. Pero eso será otra historia y por medio tenemos también en San Mamés al Betis. Equipo que va a venir a intentar aprovecharse del desgaste físico que llevan nuestros chicos. Supongo que Valverde volverá a tirar de rotaciones, porque sino, y tal como volverá a estar el campo, no llegan vivos a Mestalla.
¡Aúpa Athletic y a por el Betis!

Ejercicio de impotencia del Athletic frente al Villarreal

La definición del partido del sábado con unas pocas palabras sería: Un quiero y no puedo, por parte del Athletic.

Querer y no poder (Foto: Athletic Club)
Querer y no poder (Foto: Athletic Club)
Hay veces que nos olvidamos del equipo que está delante a la hora de hacer el análisis de lo ocurrido. En este caso es imposible porque la solidez del Villarreal fue evidente desde el primer minuto. ¡Madre mía qué peligrosos! No era el mismo equipo que jugó en la Copa contra nosotros. Y no dejaron ni un sólo resquicio por el que colarse nuestros jugadores. De hecho, entre los tres palos no hizo nuestro equipo ni un solo tiro en todo el partido. Y tiros sin ir a puerta, muy poquitos, creo recordar dos de Williams. Y no fue porque no lo intentásemos, porque de nuevo lo dieron todo. Correr, corren más que nadie. También creo que tuvimos más posesión que los de Marcelino, pero sin generar peligro. Mientras, el Villarreal tuvo un par de oportunidades muy claras, que gracias a que Iraizoz estuvo muy inspirado porque sino ahora estaríamos hablando de otra cosa. Una de las ocasiones fue nada más empezar y hubiese sido una losa demasiado pesada y difícil de levantar. Las otras fueron en el segundo tiempo. Pero a lo que voy es que Iraizoz nos mantuvo en la pelea. Bien por él.
Otro nombre propio positivo es el de Lekue. Segundo partido que juega de lateral derecho y el equipo lo agradece. De Marcos no jugó por sanción, pero me gustaría que contra el Real Madrid Iñigo siguiese en el lateral y mientras la banda se la dejaría a De Marcos, ya que Markel Susaeta está el hombre bastante desafortunado. No pasa nada por pasar por el banquillo. Y a ver si así con un poco de descanso vuelve a aportar algo. El sábado perdió la mayor parte de los balones que intentó jugar. Y lo intenta y lo intenta hasta la extenuación pero… no le sale. Una buena opción es la que he dicho. Lekue abajo y De Marcos arriba. A ver.
Sobre Eraso he escuchado críticas y a mí me parece que hizo muy buen papel en la faceta defensiva, pero en la creativa le costó más pero por lo que estoy comentando de la calidad del Villarreal. Javier si tiene minutos va a volver a dar lo que dio al principio de temporada, seguro. Muniain le sustituyó, pero repito, igual que la semana pasada, que necesita tiempo y además mucho. No hay que olvidar que ha estado ocho meses de baja y que la temporada anterior tampoco estaba para echar cohetes. Es decir, necesita tiempo para ser el que fue.
Para acabar decir que el punto conseguido me parece un punto de mérito, por la calidad del rival.
Y el fin de semana que viene al Bernabeu. Buf… ¡Qué pereza! El Madrid según le dé te puede hacer un lío o las puede pasar canutas como contra el Granada o contra el Betis, pero con la pegada que tiene… con que tengas algún despiste hasta cuatro o cinco jugadores te la pueden clavar. Encima, nos van a faltar San José y Williams. Dos piezas importantes cada uno en su labor. Conclusión: los que salgan van a tener que estar con los cinco sentidos y todos los reflejos del mundo para no dejar ni media opción. Además de eso nos tenemos que encomendar a no sé que santo, para que no nos masacre el árbitro de turno, en este caso Alvárez Izquierdo. Ay madre mía, ¡qué miedo!
Sea lo que sea… ¡A por ellos y Aúpa Athletic!

La importancia de Raúl García

En el poco tiempo que lleva en Bilbao, Raúl García, se ha convertido en insustituible y es por varios motivos. No es que haya metido muchos goles, no es lo fundamental. Es por su participación en el juego. Por los apoyos que da. Por lo bien que se entiende, no ya con Aduriz, sino con cualquiera que se le pone al lado.

Trabajó a destajo como siempre (Foto: EFE)
Trabajó a destajo como siempre (Foto: EFE)
El pasado domingo marcó un gol pero, repito, fue lo de menos. Su trabajo es continuo y da la sensación que él es inagotable. Es todo un carácter y ha imprimido ese carácter al equipo. Hubo un detalle en Sevilla que igual para muchos pasó inadvertido (porque en pantalla se vio de refilón) que da muestras de cómo es. La jugada del primer gol vino de un córner que el Betis no consiguió sacar. En uno de los rechaces el balón le llegó a Etxeita que de manera precisa se lo puso atrás a Williams que le dio con toda el alma subiendo al marcador el gol. Todos corrieron a felicitar al goleador, pero Raúl García se dio la vuelta, señaló con el dedo a Xabi Etxeita y corrió a abrazarle, sabiendo que medio gol era del defensa. Quizá no lo sea, pero me parece un detalle importante. Está en todo.
Así mismo, ya lo he comentado alguna otra vez, libera de muchísimo trabajo a Aritz porque va por alto casi tan bien como nuestro delantero centro, prolongando balones a éste o a alguno de los jugadores de banda. De hecho, con sus apoyos, repito, ha mejorado el juego del equipo. Aumenta el enlace entre la media y la delantera, dando ayudas en materia defensiva. Ayudas que se inician con su presión a los defensas cuando intentan sacar el esférico controlado. El tener un jugador como él cerca, es fundamental.
La vaselina que intentó desde la esquina del área fue todo un lujo. Pena que dio en el travesaño porque merecía el gol. Éste es un recurso que ya había utiizado anteriormente. Le sale natural y la calidad del toque es de muchos kilates. Además pisa área con mucha insistencia y con intuición. Parece que sabe adónde va a llegar el balón. Por eso lleva bastantes remates de todo tipo. El otro día al acabar el partido, cuando un periodista le dio la enhorabuena por su gol le contestó que estaba enfadado consigo mismo por no haberlo metido antes, en alguna de sus opotunidades, y así haber podido liberar un poco antes a los compañeros ¡Chapeau! No te preocupes Raúl, vendrán más goles y más asistencias, seguro.
Sobre las tarjetas, ya dijo también él mismo, que metió la pata, como le suele pasar. Es consciente de ello, primer paso para intentar evitarlo. A ver si lo consigue, porque eso es una losa que te puede costar otros partidos. Pero por otro lado, contagia a los compañeros en la competitividad y en la presión al árbitro, que a veces es necesaria.
Vamos… un lujo en todos los sentidos. Un profesional implicado con el equipo desde el minuto cero.
Enhorabuena Raúl. Parte de la mejoría del equipo es gracias a ti.

La Copa de todos

Hace seis años escribí una contraportada en el Mundo Deportivo con este mismo título. Por supuesto fue la semana anterior a jugar la Final de Copa del 2009, en la época de Caparrós. Mucha gente me dijo que les había gustado el comentario. Estoy segura que era similar a muchas de mis otras opiniones, que lo que llamó la atención fue el tema o más que el tema, los sentimientos que este tema provoca. No sé vosotros pero yo mentiría si dijese que no estoy nerviosa. Y no porque piense que vamos a ganar. De hecho si alguien pretende leer en estas líneas un comentario optimista, positivo, en el que vaya a asegurar que vamos a traernos la Copa, que deje de leer ya porque no lo voy a hacer. Ya me gustaría que así fuese pero… el Barcelona me parece diría que casi casi inalcanzable, de ciencia ficción. Así que voy a hablar de otras cosas. Seguramente de sentimientos.
Las redes nos están invadiendo con vídeos motivadores, yo los veo y rara es la vez que no se me caen las lágrimas. La gente tiene mucha imaginación y a cada cual es más bonito. Aquí podría poner 20 ó 30 ejemplos pero sólo voy a elegir el siguiente. Los protagonistas son los residentes de la residencia Rodríguez Andoin V de Portugalete. Para mí verlo es ver a mis abuelos o a mis padres animando al Athletic. Nuestros mayores son, en la mayoría de los casos, los que nos han ido inculcando el amor a los colores, así que me parecen unas imágenes perfectas para ver de dónde parte el sentimiento y lo qué supone.
Por otro lado conozco otro vídeo que hace años corrió como la pólvora por las rees sociales, whatshapp. etc… en el que se ve a una cría muy muy pequeña dando unos besos enormes y con muchísimo sentimiento a un escudo del Athletic de un pantalón. Supongo que se reprodujo tanto porque era una pocholada de cría y por lo que representaba. Escuché que los padres pedían que por favor no se difundiera más, por lo que no lo voy a colgar, pero reconozco que lo veo de vez en cuando. Esa niña en su inocencia representa un poco la inconsciencia del sentimiento Athletic. Igual somos todos un poco niños en ese amor ciego a algo que no podemos ni describir. Es así, sin más. Y es así en muchos casos desde la cuna. En otros casos no. Por ejemplo… el camarero al que compro de vez en cuando algún kebaph, ayer me dijo (como pudo porque no habla bien español) que quería que ganara el Athletic y me señaló un banderón enorme que había colgado dentro del local. Me aclaró que la bandera era suya, que no era de su jefe. Que la había comprado él con su dinero, ¡20 euros!, me dijo (por la forma de decirlo, sé que era muchísimo para él), pero ahí estaba él más contento que unas castañuelas, con su bandera y suspirando por un triunfo de su equipo… ¿Desde cuándo es del Athletic? Ni idea, pero… ¡Qué más da! Y así hay doscientos mil casos, por arre o por so, cada uno quiere al Athletic a su manera. Ese sentimiento nos une, y en muchos casos ese sentimiento nos lleva hasta Barcelona (vaya tomadura de pelo que tengamos que ir allí, pero ese es otro tema). En mi caso a Barcelona con mi familia. Con mis hijos para los que va a ser su primera final, con más o menos los mismos años (13 y 12 años), con los que viví yo la mía (la del Betis). Aquel año también perdimos, fue una pena, pero eso fue lo único malo… los recuerdos que tengo de aquellos días son excepcionales. Mi familia, Madrid rojiblanco, los béticos, el buen ambiente entre las aficiones, y todo, todo el mundo contento, con ganas de fiesta y pasándoselo bien. Esto mismo es lo que pido a la final de este año (salvo el resultado, jeje): que el ambiente sea una fiesta en Bilbao, en Cádiz, en Barcelona, en Donostia, en Jaén… una fiesta en cualquier sitio en el que haya un aficionado del Athletic, que no haya ni medio problema, que lo pasemos bien, que mis hijos vuelvan de allí siendo más del Athletic de lo que ya son (difícil pero…). Y saber, que esto sí que lo sé, que por mucho que nos ninguneen, no nos tomen en cuenta, seamos una rara avis para todos los que vean la final,… y hagan lo que hagan en ella nuestros leones, repito saber positivamente que seguiremos siendo fieles a estos colores, a este sentimiento. Igual que lo es Mikel Rico al que ayer le oí decir en una entrevista que él vivió la final mencionada de Mestalla, en las gradas, allí mismo, campo al que fue con un amigo, y del que tuvo que salir al acabar el partido, casi corriendo y de madrugada, hacia creo que dijo El Ejido (no estoy segura), porque allí tenía entrenamiento al día siguiente. Él sabe lo que es sentir eso, y sabe cómo lo vivimos todos los demás, porque él lo vive igual. Así que él, como todos sus compañeros se van a dejar la piel en el campo, porque todos tienen a sus familiares detrás, a sus vecinos, a sus amigos, a los que han nacido en el mismo lugar que ellos, a sus compañeros que no pueden estar en el campo, por lesión o porque otros lo han hecho mejor según el entrenador y no han encontrado sitio, a todos detrás… para animarlos a tope para que intenten traerse la Copa.

¡Ojala fuese para nosotros!
¡Ojala fuese para nosotros!
Una Copa que es de todos los que he dicho aquí arriba y de los que no he dicho. De los que no están, de mi padre, que como dice una amiga, con lo salsero que era, seguro que, con la ayuda de San Mamés, ha liado a San Pedro y a San Juan, para que le dejen organizar un campeonato de viejas glorias. Campeonato que habrá interrumpido, porque con permiso de Dios, se va a llevar a todo el cielo a ver la Final (primera fila de palco para su padre Valentín , mi abuelo, para Telmo, para Lezama, para Angel, para Txomín, para Piru, para Arieta,…). Y desde allí, seguro que ha convencido hasta el mismísimo Kubala, para que anime al Athletic, ¡pues bueno es él!
Conclusión: Muchos ánimos van a ser. Bueno, muchos no, muchísimos tampoco, muchisísimos (que dicen algunos niños).
Y ya continuando con el sueño, sólo pensar lo que podría ser si se ganase, lo que supondría, hace que…. Buf… ¡Impensable!
Os deseo… ¡Feliz Final!
Y…
¡Aúpa Athletic!