¿Y qué sabrás tú?

El presidente de Ciudadanos en Catalunya, Carlos Carrizosa, respondió a la reclamación de “libertad” que hacían los parlamentarios nacionalistas con un “no pasó ni en las peores épocas del País Vasco”. Carrizosa demuestra saber muy poco. En las peores épocas del terrorismo en Euskadi (supongo que se referirá a eso) había muertos sobre la mesa todas las semanas, tensión en las manifestaciones de repulsa porque algunos defendían a los fascistas de ETA y salían al paso desafiantes, y miedo al pasar cerca de comisarías. Nada es comparable a la Catalunya de hoy, y quien hace la comparación es un ignorante o un manipulador grosero.

Otro que anda despistado

Una pregunta similar me hago ante Pedro Sánchez: ¿es un ignorante o se piensa que todos menos él somos tontos? No ya solo porque nos intente colocar “el relato” del fracaso de las negociaciones y la excusa para unas nuevas elecciones injustificables. También porque se atreve a decir, como explican en Público, que Felipe VI guarda los valores de la II República (sí, yo también he alucinado) y que Podemos es una especie de extrema izquierda con la que no pudo pactar. ¿Intentará pactar con los de Iglesias después del 10-N? ¿De verdad no se da cuenta de que los votantes sí percibimos lo que intenta?

¡Este sí que es listo!

Ángel Carromero es el ejemplo de todo lo que está mal en política. Un tipo que empezó en las juventudes, que no ha tenido empleo conocido en la empresa privada, ni valor reconocido en la cosa pública, pero que siempre está ahí. No solo eso: es que siempre está mejor. Desde esta semana es el nuevo director general de Coordinación de la Alcaldía de Madrid, un puesto con 90.000 € de sueldo al año, según Eldiario.es. ¿Qué ha hecho para merecerlos? En todos los partidos, por cierto, hay un Ángel Carromero o más de uno que siempre está ahí. También en los de la nueva política, aunque les fastidie admitirlo.

No hay donaciones para todos

Íñigo Errejón apostará también por las donaciones y los microcréditos para financiar su proyecto. Me cuesta creer que haya tanta gente dispuesta a dar o prestar su dinero para que dos partidos políticos monten sus campañas, sinceramente. Un modelo de negocio que se basa en la excepcionalidad (solo hay uno que pide esa colaboración ciudadana) no es un modelo de negocio como tal. Pero hay más: en Vozpópuli han buscado los datos de la campaña del pasado mayo (Más Madrid prometía transparencia sobre su financiación) y a las puertas de un nuevo proceso no han publicado ninguna cifra del anterior.

Tampoco hay más público potencial

68 millones de euros al año, lo mismo que el Manchester United, eso es lo que quiere sacar el Liverpool a Nike por su camiseta. Una pretensión que choca con el acuerdo actual que tiene con New Balance, según leemos en Palco 23. Cifras, una vez más, locas, y que las firmas deportivas tendrán que rentabilizar cobrando 100 € por cada réplica (ya ni siquiera es como la camiseta de los futbolistas) al aficionado de a pie. Y los clubs permiten este atraco a mano armada a su base social porque, simplemente, ya no hay más público potencial en el mundo al que impactar y colocar los productos o los partidos. Y lo saben.

Y eso que Obama no ha vuelto…

20170305_obama

Más le vale a Obama mantener su sonrisa y limpios sus palos de golf porque, sin aparecer, ya es el culpable de todos los males de Donald Trump. Así que, si aparece, puede convertirse en el demonio a falta de candidato demócrata contra el que medir sus fuerzas. Ahora, según Trump, Obama habría dejado pinchados los teléfonos. Y después, habrá más, y si en el partido demócrata queda alguien listo dejará que Trump se canse de buscar antagonistas.

Entonces, Podemos tiene la culpa

Si a Podemos se la han metido doblada el problema es de Podemos. No puede aparecer ahora como una víctima como no puede hacerlo el PP cuando habla de Bárcenas. Sé que los casos no son comparables, pero si Elvira García es senadora se debe únicamente a que ellos la han propuesto y su éxito electoral innegable. Si García no paga la parte que adeuda al partido, igual que no pagaba su VPO de alquiler, ellos verán qué medidas toman, pero la primera no puede ser intentar librarse de la culpa.

López es ahora “sanchista”

Y sigue el baile: Patxi López se presentó como el candidato a secretario general más “sanchista” (más que Pedro Sánchez, incluso). Luego, fue la tercera vía. Después, se acercó a Díaz para hacer frente a Sánchez. Y ahora Odón Elorza le pide que sume sus fuerzas con Pedro para lograr una única candidatura “sanchista”. Lo que, para mí, queda claro es que López, aquel que fue lehendakari presidente del Congreso gracias al PP, nunca ha tenido nunca claro qué es.

“Duda resuelta”

Espero que a estas alturas ya hayan visto el tuit de Mikel San José que deja sin argumentos a la extrema derecha más rancia que se presenta como la asociación Hazte Oír. El futbolista del Athletic respondía que, efectivamente, “no siempre” los niños tenían pene y las niñas, vagina. Y esos casos son los que generan más sufrimiento y en los que la comprensión de todos es importantísima. Por otro lado, me encanta que los futbolistas tomen partido y actúen. Y es uno de los nuestros, mejor.

Un fútbol que no volverá

Este fin de semana se han cumplido 26 años del debut de Ryan Giggs con el Manchester United. 26 años de fútbol que contienen una parte de la historia de este deporte que no regresará fácilmente: cuando los equipos eran más estables y los jugadores crecían corriendo una banda porque el entrenador estaba seguro de que ese chaval podía dar mucho más. Giggs representa un tipo de futbolista movido (o fiel a un club) por la pasión más que por el dinero que cuesta mucho ver hoy.