40 personas fallecidas

20150725_personas

Para la mayoría de medios, como ‘Diario Crítico’, no son personas, son “inmigrantes”, una categoría humana cargada de etiquetas que deshumanizan, que hacen que pensemos en nuestros vecinos como grupos humanos lejanos, resignados a las injusticias y el sufrimiento. Pero son como nosotros, solo más desafortunados porque no les ha tocado vivir en un país medianamente civilizado y tienen que huir hasta él perdiendo la vida, como las 40 personas que han fallecido en un naufragio frente a las costas de Libia.

Aumenta la sensibilidad hacia la renta básica

En España, Podemos y PSOE la han anunciado llamándola de diferentes maneras. En Europa, como leemos en ‘El Salmón Contracorriente’, son varios los estados o las regiones que empiezan a implementarla. En Euskadi, conocemos la RGI desde hace tiempo, es una de nuestras garantías sociales, y en la última campaña fue elemento de contienda para algunos que creían que el rechazo quien no tiene recursos otorgaba legitimidad, ¿para qué? La renta básica avanza.

La cara dura de algunos se refuerza

El sueldo de los políticos no debería de ser el tema de debate. Que se lo ganen o no, sí. Pero algunos partidos agitan la bandera de las bajadas de salarios de nuestros representantes hasta el ridículo cuando son desenmascarados: Ramón Espinar, diputado y senador regional de Podemos en Madrid presume de haber renunciado al sueldo de lo segundo… cuando es su obligación, asegura igualmente haber renunciado a privilegios… inexistentes, y pide ser puesto de ejemplo por todo ello.

El “rastro” sí importa

Esta semana un par de jóvenes jugadores de fútbol se han visto envueltos en sendas polémicas por tuits que publicaron hace años. Julio Rey no ha podido fichar por el filial del Depor después de que se filtraran antiguos mensajes suyos en Twitter en contra del club y de la afición. Y Dani Ceballos, una de las estrellas del Betis y de la selección española sub-19, ha sido acusado de machista y racista con razón. De todo esto hay que sacar una enseñanza para los usuarios más jóvenes: el “rastro”, lo que dejamos escrito en Internet, sí importa.

Nota: la columna de hoy solo tiene cuatro párrafos por necesidades de la maqueta del periódico en papel.

La «broma» de De Guindos

20150302_broma

En cada uno de los cuatro párrafos que ocupa la reflexión en ‘El Blog Salmón’ sobre la afirmación de De Guindos sobre que España tendrá un 8% de paro en 2018, hay una colleja para el ministro. La más sonora, seguramente, esta: “Nada fundamental ha cambiado en la economía española y tenemos una tasa de paro estructural del 15%. La década pasada tuvimos una burbuja inmobiliaria brutal, de las más grandes del mundo, y la tasa de paro llegó al 7%. Si de Guindos cree que el paro va a llegar al 8% es porque prevé otra burbuja insostenible o porque miente”.

Podemos propone… y pincha

En ‘La Información’ recogen las medidas económicas ya matizadas que ha propuesto Pablo Iglesias. La primera, una renta de garantía de ingresos para España exactamente igual que la que ya tenemos en la CAV. Por otro lado, en ‘El Confidencial Digital’ recogen el pinchazo de la acción con empresarios que intentaron implementar los de Podemos: bajo nivel de los asistentes y rechazo a la utilización mediática del encuentro que hicieron en el partido político.

El mundo al revés

Políticos, periodistas y contertulios hemos hecho un uso tan perverso del término “imputado” que hemos logrado que parezca un sinónimo de culpable. En ese error inducido por el interés (y todos tenemos parte de culpa) de mover el árbol pudo caer Karlos Arguiñano cuando se refirió a Rubén Castro como “maltratador” antes de que el juez emita su sentencia. Pero lo que no tiene sentido es que el Betis anuncie que está estudiando querellarse contra el cocinero (’Fórmula TV’) y haga como que no ha escuchado los cánticos de parte de su afición que intenta humillar a la víctima para defender al supuesto verdugo.

Tenía que pasar

Antes o después iba a suceder, todos los que trabajamos en el sector lo intuíamos: las prácticas mafiosas iban a trasladarse a las redes sociales digitales. Ya convivíamos con alguna, como los trolls de pago para intentar cercenar la libertad de expresión de políticos o periodistas. Y también con la compra de seguidores. Pero en ‘Público’ describe un paso más: entramados de cuentas que manejan contenido ajeno para conseguir seguidores y colocar, entre tantos retuits, los contratados. De este modo se trampea el alcance de los mensajes y parece que llega más lejos, simplemente, el que puede (y quiere) pagárselo.

¿Crisis en el arte?

Por supuesto que la crisis también ha afectado al arte. Del mismo modo, seguro que este sector (porque, sí, también es un sector económico, al final) hay quien ha hecho mucho dinero en plena crisis. ¿Y eso está mal? La verdad es que no lo tengo claro, como no tengo claro, tampoco, qué pensar del fortunón que ha ganado Peter Lik, el autor de la foto más cara de la historia (6,5 millones de dólares) que ya ha ganado más de 400 millones en total, según ‘Qué Sabes De’.