Anna Gabriel se queda (en Suiza)

Se confirma lo que parecía: Anna Gabriel ha elegido Suiza para librarse de un juicio y posible cárcel en España. ¿Por qué alguien que se declara antisistema acaba en Suiza, que huele a ambientador de banco? Porque cree que este país se negará a la extradición. Dice que allí retomará su carrera académica. No se rían: igual las universidades suizas estaban rifándosela ayer mismo y nosotros no lo sabíamos, como no sabemos entender que esto visibilizará el conflicto catalán.

Pero la sinvergüenza está en Madrid

No me cabe duda de que Anna Gabriel le echará morro en las explicaciones por su huida y en su búsqueda de trabajo. Pero la sinvergüenza mayor del reino ayer estaba en Madrid: Esperanza Aguirre aseguraba que ni siquiera vio una cuenta en el tiempo que fue presidenta del PP de Madrid, para librarse de cualquier responsabilidad, y que si no denuncia a Francisco Granados es porque no tiene dinero. Y espera que nos lo creamos. Lo peor es que Aguirre tiene pinta de que se ríe cuando no la vemos.

Debería estar regulado

No está justificado de ningún modo el sueldo de Luis de Guindos en el BCE. De ninguno. Y no soy un desinformado o un desinformador de esos que hacen fortuna en Twitter: sé que el dinero atrae a los profesionales más cualificados y que evita tentaciones que en los puestos en los que se toman decisiones. Pero es evidente que el de De Guindos es un puesto político y, como tal, su sueldo debería regirse por unas proporcionalidades políticas. Los 915 euros al día que va a cobrar caen como un insulto.

Twitter para esto, sí

Por supuesto que creo lo que tuitea Iker Morán. Para empezar, porque no es el único: Pepe Colubi, por decir solo un nombre, también ha dejado claro a su manera (tirando de ironía) que no ha tenido ningún problema en Catalunya por vivir en español. Morán es más directo: “Que no te engañen los de extremo centro buscando votos y más conflicto: en Catalunya no existe ningún problema lingüístico. Ni en la calle ni en los colegios. Si alguien te dice lo contrario, que no te quepa duda: miente. Y te lo dice alguien que lleva 15 años viviendo y trabajando aquí, y jamás ha tenido un puto problema con el idioma”.

Los que nos dan lecciones

Twitter es cada vez menos útil (y sin embargo, aquí me tienen, recurriendo a esta web para escribir la columna): la gente joven no se incorpora a la herramienta que, además, se ha llenado de ruido. Pero sigue dándose un fenómeno curioso: lo que pasa en Twitter adquiere un rango de hito global que, sin embargo, es falso. Por ejemplo, la comunicación on-line de IU (que ayer se pasó el día poniendo vídeos de gatitos) no tiene nada de modélica aunque se empeñen en lo contrario.

El duro trabajo de parecer de izquierdas

20170513_duro

Parecer de izquierdas en estos tiempos de redes sociales implacables es un trabajo realmente duro. Hay que estar muy atento para que no se te pase ninguna causa y hacer tuyos a muerte argumentos que agarras al vuelo, y para asumir una doble moral que siempre arrojarás a otros. Ayer un escrache (el que hicieron opositores venezolanos a oficialistas) era malo, y había que asegurar con determinación que los manifestantes gritaban “Franco, Franco” cuando en realidad acusaban de ser “narcos, narcos” a los de Maduro.

Y lo fácil que se te va de las manos…

Parecer de izquierdas en estos tiempos de redes sociales implacables también te obliga ir por delante de todo y de todos. Eso cansa y, claro, hace que cometas errores de bulto como el último de Podemos que denuncian en @bufetalmeida, una cuenta (32.200 seguidores) que explica cuestiones legales sobre Internet y ha dado un severo repaso a los excesos de los de Iglesias: “La proposición de Podemos es manifiestamente inconstitucional. No se pueden retirar publicaciones de Internet por orden administrativa”.

Los maridos del César

Los políticos, como la mujer del César, tienen que ser honestos y, además, parecerlo. Mal papel se puede hacer desde los palcos de los grandes clubes de fútbol, pero si el anfitrión es Enrique Cerezo, imputado por el asunto del ático de Ignacio González y noticia reciente la conversación con el ex presidente de Madrid para ver si tenían que dar dos tiros al fiscal, peor. Miembros de la judicatura, abogados en casos de corrupción e incluso Cifuentes, De Guindos y Zoido se codearon con el personaje.

España no es país para jóvenes

Con poco más de 250 seguidores, @yaizarami ha conseguido que su tuit de denuncia de una oferta laboral incalificable haya alcanzado casi los 13.000 retuits. La empresa Right Design Agency, de Madrid, busca a una persona con conocimientos avanzados en diseño, herramientas digitales, realización de vídeos, manejo del inglés, que haya cursado un máster y esté dispuesta a trabajar 8 horas al día de lunes a viernes por 350 € al mes en régimen de becaria.

¡Que no nos falte el buen humor!

Entre tanta doble moral de izquierdas, tanto intento de tomarnos el pelo en sede parlamentario (por parte de unos y otros), tanto privilegio de VIP e imputado, y tanta falta de escrúpulos, uno agradece que en páginas de Facebook grandes pero humildes como Santurzti Berriak, hayan bromeado con el cartel de fiestas del Carmen y anunciasen al concejal de Cultura como “divertido play boy”. El propio Danel Bringas respondía: “Me troncho”, y reconozco que me alegró el día.

¿Esto es bueno o es malo?

20161211_bueno

La City londinenses, ese espacio particular en el que aterrizaban grandes bancos y empresas, tiembla desde el “sí” al Brexit. Al mismo tiempo, otros estados o regiones pugnan por convertirse en esos nuevos espacios atractivos, y De Guindos habría ofrecido privilegios impositivos a los bancos que cambien Londres por Madrid. ¿Está bien eso, atraer capitales a cambio de bajos impuestos? ¿Es mejor mantener tus niveles fiscales aunque sean otros los que se lleven el gato al agua? ¿Qué nos parecería si nuestros territorios lo hicieran?

Trump, ¿enviado del Diablo?

Nadav Kander ha sacado una foto estupenda de Donald Trump: el nuevo presidente de EE.UU. es el hombre del año para la revista Time que ha publicado en su portada, como es normal, ese retrato. Peeerooo… en el diseño final de la primera plana la “M” forma unos curiosos cuernos sobre la cabeza de Trump, algo en lo que han reparado, entre otros, en Photolari. ¿Hay intencionalidad? Me cuesta creer que en una revista como Time se les haya pasado ese “detalle”, sinceramente.

Estar allí para contarlo

Sigo con historias de fotógrafos: “Battaglia cuenta que para su trabajo siempre utilizaba lentes grandes angulares, ‘lo que significa que para tomar una buena foto tenías que estar muy, muy cerca’. A veces, demasiado cerca”. Estas líneas de Julian Miglierini sobre Letizia Battaglia, “la autora de algunas de las fotografías más conocidas del aumento de la violencia mafiosa en Sicilia entre la década de 1970 y la de 1990”, creo que son las que mejor definen un trabajo tan valiente como extraordinario.

¡Necesito reconciliarme!

Tengo muy claro cuándo empezó la deriva del fútbol moderno: cuando Florentino Pérez fichó a Luis Figo después de ganar unas elecciones. Hay un antes y un después de aquella traición urdida por un hombre de negocios que arribaba a un mundo dispuesto a ser vaciado, empezando por un agente que, entre el honor y el dinero, lo segundo fue primero. Hoy, las historias de abusos sexuales, partidos amañados por apuestas y despachos que hacen ingeniería fiscal, vuelven a asquearnos. Relatos como el de Esto es Premier, sobre el fútbol en Londres, nos ayudan a reconciliarnos con el deporte.

¿Mi nombre o un nombre comercial?

Yo mismo me enfrenté a esta duda y abusé de mi amistad con uno de los mejores publicistas de Euskadi para resolverla: cuando me di de alta como autónomo, ¿tenía que potenciar mi marca personal o crear una comercial? Y sé que muchos trabajadores por su propia cuenta se han enfrentado al dilema. Laura López, en su muy recomendable blog para freelances ha puesto en una balanza las dos opciones. Imprescindible para quien esté en esta eterna duda.

En España descubren a Patxi López

20160117_patxi

Cuando hace unos años algunos explicábamos exactamente lo mismo que ahora leemos en algunos medios españoles sobre Patxi López, nos decían que éramos unos aldeanos resentidos. “Mintió en su curriculum cuando dijo que era ingeniero industrial (…) Ni rastro de alguna referencia a la experiencia profesional en la empresa privada o a unas oposiciones. Se afilió a las Juventudes Socialistas con 16 años. Dos años después, al PSOE. Y a escalar (…) Nos ha llamado la atención una frase en su web: ‘Me encantan los espacios abiertos, como el mar y las nubes’”, leemos en Sueldos Públicos.

El homenaje a Rodrigo Rato

No es ninguna broma de mal gusto: “Cuando Rodrigo Rato salió de Bankia, esa misma semana, un montón de compañeros míos de Gobierno le hicieron una comida-homenaje. A mí no me invitaron, claro”. Quien se quedó fuera es Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones, que es también el que lo contó durante una charla en Madrid. Y fue más allá: “Rato era un icono para el PP”, asegura, y saca pecho ante los reproches que algunos compañeros del propio PP le hicieron cuando sacó a la luz el vergonzoso asunto de las “tarjetas black” (OK Diario).

Entre pobres tenemos que ayudarnos…

Estoy seguro, además, de que entre los ricos sí que se ayudan. Me refiero a las cuatro familias españolas que suman 80.000 millones de euros de patrimonio, es decir, un 8% del PIB español. En cualquier caso, la diferencia entre la primera (los Ortega, dueños de Inditex) y la segunda (los Roig, que lo son de Mercadona) la diferencia es enorme. Después de estos encontramos a los primos Alberto Cortina y Alberto Alcocer, y a los Del Pino (Ferrovial). Seguro que si uno de ellos necesita un favor los otros se lo hacen.

La siguiente ronda la pagamos entre todos

En Catalunya han hecho falta dos sumas para desatascar la situación política: la suma de que el número de escaños independentistas no se repetiría después de unas nuevas elecciones, y la suma de que los partidos políticos catalanes están económicamente tocados después de tanto esfuerzo electoral. En España, sin embargo, el gasto no importa porque la ronda la pagamos, al parecer, entre más (incluidos los propios catalanes): Sánchez, Iglesias y Rivera apuestan por nuevas elecciones, según Vozpópuli.

Juan Carlos I intercedía por Urdangarín

Esta es una historia para leer, tranquilamente, un domingo lluvioso como el presente. La historia de un hijo político de un Rey, el yerno perfecto: deportista de élite de un deporte minoritario, apuesto y que dio aportó a la corona tres hijos rubios. Incluso amasó una fortuna con sus propios negocios. Todo iba bien hasta que se torció y supimos que los negocios eran capciosos y que la fortuna se la proporcionaba Juan Carlos I intercediendo, como reconoce Jaume Matas, que pagó a Urdangarín 2,3 millones de euros públicos.

Con el dinero de todos

20150912_todos

Yo les dejo las líneas de ‘El Confidencial’. Pongan ustedes la opinión: “Cuando el PP llegó a la Moncloa, los ministros de Economía y de Hacienda, Luis de Guindos y Cristobal Montoro, anunciaron medidas para castigar las millonarias indemnizaciones que perciben los directivos de las empresas. Cuatro años después, Indra, la empresa que tiene al Estado como principal accionista, acaba de abonar unos 12 millones de euros a tres directores generales a los que despidió hace una semana. Según han confirmado fuentes próximas a la compañía tutelada por el Ministerio de Defensa, Santiago Roura, Emilio Díaz y Emma Fernández, los miembros del comité de dirección que dejaron el grupo el pasado jueves, recibirán una media de cuatro millones de euros por cabeza”.

¿Quién es Tebas?

Nos hemos quedado con la boca abierta después de descubrir, en ‘Extraconfidencial’, quién es, empresarialmente hablando (en lo político le conocemos bien), Javier Tebas: “El presidente de la Liga de Fútbol Profesional tiene montado todo un emporio de sociedades muy diversas bajo su dominio, en las que aparece como administrador, consejero, socio o apoderado (…) Tebas figura en más de 20 empresas en el Registro Mercantil español, desde fábricas de armas hasta empresas audiovisuales, pasando por asesorías y sociedades de exportación. Su emporio en el mundo del fútbol español está basado en cuatro puntos fundamentales: su presidencia en la Liga de Futbol Profesional; su relación con las televisiones; su presencia en Sudamérica y en el mercado asiático (Spanish Soccer International Marketing AIE); y, por último, su relación con las empresas del negocio de intermediación de deportistas (Bahía Internacional)”.

En las antípodas, Innenarity

Todo lo contrario a lo que representa Tebas lo podemos encontrar en Daniel Innenarity. El filósofo presenta su ensayo ‘La política en tiempos de indignación’, y en ‘Vozpópuli’ le han hecho una entrevista con respuestas tan interesantes como: “En España la gente se agita y discute y las cenas acaban siempre mal, en peleas de cuñados, pero eso no significa que seamos una sociedad politizada. El debate público es un debate de tertulianos y nosotros somos un público pasivo” (…) “El ejemplo de Grecia es bueno para mostrar cómo la intervención de la gente en determinados momentos puede empeorar las cosas”.

El modelo de ‘Telecinco’, ¿se agota?

Que algunos espectadores estemos agotados y no recordemos la última vez que vimos un programa de ‘Telecinco’ no significa que el modelo televisivo de esta cadena esté agotado, como bien apunta Borja Terán en ‘La Información’, contradiciendo a quienes afirman que los de Mediaset son casi parte del pasado: “Cuando parece que empieza el desgaste, la cadena principal de Mediaset siempre da un giro de tuerca en el momento adecuado y vuelve a consolidar su sello televisivo. Como si tal cosa”.

Y Apple llegó al ordenador

Parece un chiste pero no lo es: Apple ha estirado tanto el iPad que ha acabado haciendo de esta herramienta algo muy parecido a un ordenador portátil (‘Xataka’). La nueva “tableta” de los de la manzana se abre, tiene teclado y sirve para trabajar. Aún no ha salido al mercado pero yo ya tengo uno que hace lo mismo encima de mi mesa desde hace años. ¿Pierde Apple con esto su seña de identidad? No porque lo que sigue haciendo es caro y “mola” (como dice un buen amigo mío) a partes iguales.