El Athletic pierde la oportunidad de matar la eliminatoria

Título largo pero creo que muy conciso y apropiado para lo que vimos el sábado a la noche en Vigo. Nuestros chicos se empeñaron desde los primeros minutos en desaprovechar una y otra oportunidad.

Muy bien Toquero, otra vez
Muy bien Toquero, otra vez

Oportunidades varias y de distintas facturas, pero… no hubo manera. El primer tiempo fue clarísimo del Athletic, y daba la sensación que el Celta era un equipo menor por lo fácil que llegaban nuestros jugadores. Eso sí, faltaba la guinda, que no hubo manera de  que la pusieran. Y mira que se empeñó Toquero en ponerles a los compañeros balones buenísimos. En el primer tiempo lo hizo dos veces. La primera por la izquierda, con pase atrás a Muniain, que increíblemente no acertó a rematar. Y la otra por la derecha, de nuevo, medida y al hueco, y sobre todo al pie, que Herrera se encargó de chutar, al muñeco. Bueno para ser justos aquí el portero celtiña se lució sacando una mano bastante difícil. Para los que dicen que si Toquero sólo corre, que no es válido mas que como revulsivo, que no es técnico… en fin, que repasen las dos internadas mencionadas porque merecen la pena. Y si no les convencen esas dos, también pueden añadir la del segundo tiempo, pasando de nuevo hacia atrás, ahora no tan al interior del área sino al borde de la misma, otra vez a donde estaban sus compañeros. Muy bien Toquero. En otras situaciones cualquiera de esas oportunidades debería haber sido gol pero… se ve que ayer no era el día. De todas formas, aprovecho la ocasión para decir que Toquero, otra vez, ¡Chapeau!

En el segundo tiempo el panorama cambió y el Celta vio que el Athletic no estaba por la labor de marcar y que… quizá podían hacer algo más. Se sacudieron el dominio absoluto rojiblanco y empezaron a mandar, pero con apariciones de los nuestros que tampoco querían perder el control. Al final, el partido se convirtió en un correcalles, peligroso. Seguíamos teniendo oportunidades pero… Llegó el fallo clamoroso de Gurpe y gol del Celta que no era el que más lo merecía pero «el fútbol es así» (¡Qué horror de frase!).

Yo veía a algún jugadores fundido, sobre todo a Ander Herrera pero Valverde no lo debió ver igual. Los cambios para mí tarde, sobre todo los dos últimos. A Aduriz reapareció con ganas y otras dos oportunidades. Una sacada excepcionalmente bien por el portero (voy a ponerle nombre) Sergio Álvarez (hay partidos en los que el Athletic se empeña en hacer internacionales a los porteros contrarios…). Y la otra por un defensa cuando también iba a gol.

No hubo manera y no hubo manera. Lo malo de este partido es que me recordó horrores a una eliminatoria de Copa con Caparrós contra el Rayo Vallecano (año 2009), que el Athletic jugó fenomenal, la ida en Vallecas (2-0), pero que como el sábado no se perforó la puerta a pesar de las también muchísimas oportunidades que tuvieron. Y la vuelta en San Mamés, bueno… mejor que no os cuente como fue la vuelta en San Mamés porque seguro que os acordáis… Ni pensarlo quiero.

Para acabar decir que el resultado de 1-0 es muy muy malo y peligroso. Así que… a olvidarse de fracasos pasados (por muy parecidos que sean…) y ¡A remontar toca!

 

¡Partidazo del Athletic contra el Barça!

El rival hace que multipliquemos el valor de la victoria, por cuatro, pero es normal. Primera derrota en Liga del Todo poderoso Barcelona. Y han sido nuestros chicos, los de Txingurri, quien se la han infligido. Bien, no. Genial. Además al Barça, con las ganas que le tenemos, desde siempre, pero mucho más desde las finales. Y no soy rencorosa… jeje.

¡Qué mejor homenaje!
¡Qué mejor homenaje!

Lo que ha hecho hoy el Athletic ha sido la mejor forma de homenajear a un presidente que nos ha dejado. Beti Duñabeitia, de quien mi padre siempre ha hablado fenomenal (era de su quinta y un buen amigo), un trabajador, como lo han sido hoy más que nunca los leones. O quizá más que leones, gladiadores (como me ha dicho otro amigo). Le he respondido que me gustaría saber el número de kilómetros que han hecho todos ellos. ¡Qué derroche de energia! El rival lo exigía, igual que todos me diréis, pero… en realidad no. El Barça lo exige más por la calidad que atesora. Los catalanes en el primer tiempo han tenido un par de jugadas de Play Station, que no han acabado en gol, de milagro. Uno de los milagros ha sido la mano que Iraizoz le ha sacado a Neymar en un balón que ya estaba dentro. Lo curioso del caso es que Iraizoz no ha tenido que parar más, a pesar de que Martino ha dicho que sus jugadores han estado muy bien y que han merecido más. Hombre, no estoy de acuerdo. Si algún portero ha intervenido hoy más ha sido Pinto. Incluyendo una palomita que le ha quedado, desde mi punto de vista, RIDÍCULA. El Athletic ha tenido más oportunidades, ha sido el que más ha tirado a puerta. El que más lo ha buscado no puedo decir, porque el Barcelona no ha bajado los brazos en ningún momento. Aunque el gol les ha caído como un mazazo y a partir de ahí eran incapaces de casi sacar el balón de su campo porque los rojiblancos seguían inmensos en la presión, todos, absolutamente todos. Aunque si tenemos que destacar un nombre en esta faceta, por supuesto destaca el de Toquero. Es como un milagro que haya podido acabar el partido. Ya me gustaría saber los kilómetros que ha hecho, aunque es probable que haya pasado de vueltas el cuenta kilómetros Pena que no haya podido redondear su trabajo con un gol. Pero aún y sin gol, su trabajo hoy ha sido fundamental. ¡Bravo Gaizka!

Destaco a todos, pero por mencionar más nombres, Rico e Iturraspe han sido providenciales tapando o haciendo casi desaparecer el centro del campo catalán. De hecho hemos tenido pocas noticias de Xabi e Iniesta (sustituidos los dos uno entre aplausos y el otro entre silbidos de San Mamés, como todo el partido) y el que hayan pasado desapercibidos ha sido gracias a Mikel y Ander, aunque por supuesto, no a ellos solos. También Ander Herrera se ha vaciado y a pesar de estar con la reserva en el segundo tiempo ha sido capaz de recuperar ese balón en el minuto 70 y servírselo perfecto a Susaeta para que la pusiese en el lugar preciso. Y gracias a la ambición de nuestros jugadores no teníamos sólo un jugador en el centro del área, sino dos. No llega Toquero, pero sí Iker, para llevar el éxtasis a la afición rojiblanca. El defensor del Barça estaba con los dos. El Barça dormido, pero los nuestros no, porque querían la victoria. Y a partir de ahí, más cerca el 2-0 que el empate. Repito, que ha sido una pena que ese cabezazo a bocajarro de Gaizka haya ido justo al cuerpo de Pinto. Hubiese sido el no va más.

Hablando de penas también lo ha sido la lesión de Balenciaga, que hasta ese momento, lo estaba haciendo muy bien. A ver si se queda en nada porque se estaba asentando en el equipo y sería una faena volver a salir de él, con lo que cuesta asentarse en el «maldito» lateral izquierdo.

Por último, a disfrutar dos semanitas de la situación en la que nos encontramos en Liga. ¡En Champion y con 29 puntazos!. Y entre medio, a luchar por la Copa en Vigo. ¡A por el Celta!

Ninguneo al Athletic

El pasado fin de semana tuve la suerte de no ver el partido del Athletic. Suerte por el truño que fue, suerte por lo mal que lo pasó todo el mundo hasta que acabó el partido y suerte porque estoy segura que ver algo así no es bueno para la salud. Como dice una amiga fijo que todos estos finales de partido (sufrientes) los vamos a pagar de alguna forma en el futuro, si es que no los estamos pagando ya. Así que como no lo vi, esta semana os he ahorrado comentarios sobre él. Eso sí…  dejadme que diga sólo que estoy encantada con los 3 puntos. ¡Viva el juego horroroso! … y los 3 puntos al zurrón. Yo no quiero jugar bien y luego palmar. Quiero puntos. Y sobre todo quiero… ¡QUÉ ACABE LA TEMPORADA DE UNA SANTA VEZ!

¡Qué malo eres, chiquitín!

Pero antes del partido de mañana os quiero a hablar de otra cosa, que me parece sangrante: los Comités varios que rodean al fútbol y que no tengo muy claro en base a qué toman las decisiones cuando algún equipo pone recurso contra alguna tarjeta o alguna sanción. No responden a ninguna lógica que se pueda entender fácilmente. Por lo menos yo. Sólo voy a poner 3 ejemplos. A Iago Aspas del Celta Apelación le quitó la tarjeta que el árbitro le sacó supuestamente por tirarse en el área no siendo penalti. Casualmente, Iago Aspas no debería haber jugado contra nosotros por ser esa su quinta tarjeta pero… se la quitaron, jugó y encima nos metió el gol del empate. A pesar de esto último considero que está bien quitada, porque a mí la tarjeta me pareció absurda. A Iturraspe le sacaron una por una falta que no existió y que las imágenes así comprobaron clarísimamente. A pesar de la solicitud del Club, Iturraspe siguió con su tarjeta porque en el comité les debió parecer tarjeta, eso sí, a pesar de no ser falta ¿?. Iturraspe no pudo jugar el siguiente partido por haber cumplido ciclo. Último ejemplo, en el partido Valencia-Osasuna expulsan a Arribas por cometer una falta clarísima que era ocasión manifiesta de gol. Bien, Osasuna reclama ¡Y le quitan la tarjeta! ¡Un agarrón clarísimo por la espalda!

No pongo más ejemplos porque no creo que merece la pena. Además los ejemplos que he puesto han sido con equipos del montón, como el Athletic, (no me crujáis…), quiero decir que no eran ni el Madrid ni el Barça. A pesar de eso se ve que aceptan la queja del Celta y del Osasuna, y se las retiran, para mí increíble e inexplicable en el caso navarro. Pero la del Athletic, que ni siquiera era falta, la ignoran completamente.

Triste conclusión a la que llego… (y a la que había llegado hace mucho, pero pareciéndome dramático que así sea): El Athletic no pinta absolutamente nada en los despachos de la Liga, de la Federación, de los árbitros, del Comité de Apelación… Nos toman por el pito de un sereno y cada vez es más sangrante.  ¿No hay nadie en nuestro club que pueda poner el grito en el cielo? ¿Hasta cuando nos van a seguir mangoneando? Señor Urrutia, Junta Directiva ¿el trabajo de despachos se está haciendo? Si se hace… teniendo en cuenta el poco resultado que está dando ¿no se puede cambiar de táctica? ¿O es que nuestros abogados son los más torpes del mundo mundial? Y si es así… ¿no podrían copiar las reclamaciones de otros clubs a los que sí se las aceptan? Y vuelvo a recordar que no he puesto ejemplos de Barcelona ni Madrid, sino de otros «mindundis» como nosotros, pero a los que, curiosamente, sí hacen caso.

Somos los educados más gilipollas de la Liga. Y lo peor de todo es que alguno encima estará orgulloso.