Oportunidad desaprovechada en Cornellà

No sé el motivo pero cuando el Athletic tiene oportunidad de acercarse a los puestos de arriba se le funden los plomos, y esta vez no ha sido menos.

El gol de Eraso no fue suficiente (Foto: La Liga)
El gol de Eraso no fue suficiente (Foto: La Liga)
La ocasión la pintaban calva y la hemos desperdiciado. Nos hubiesemos puesto a 4 puntos del Villarreal y 2 por encima del Sevilla y del Celta. Sin embargo ha sido el Celta, el que nos ha adelantado y arrebatado el sexto puesto. Supongo que tanto jugadores como entrenador se estarán tirando de los pelos pero… es lo que hay. Cornellà-El Prat no es un campo muy propicio para nuestro equipo, y de nuevo en tres minutos se fue todo al traste. Un primer tiempo tampoco bueno pero que puso a los de Valverde por delante, fue tirado a la basura en un segundo tiempo horroroso. El Espanyol durante todo el partido tuvo el control del centro del campo pero ya en el segundo tiempo… en unos primeros minutos horrendos, en los que los pericos entraban en nuestra área como Pedro por su casa, fue donde se hizo evidente que se necesitaba solucionar ese agujero negro en el que se había convertido el centro del campo. ¿Quizá demasiada separación entre Iturraspe, Rico y Eraso y De Marcos? No lo sé, la cuestión es que era evidente la necesidad de algun tapón o varios, para tanta vía de agua abierta. La tirita llegó tarde. San José entró cuando ya Diop nos había hecho el primer gol, y fue salir él y recibir el segundo. Quizá ésta ha sido la vez que le he visto a Valverde más falto de reflejos. Era evidente que había que recomponer el centro del campo y lo hizo muy tarde. En el 63 hizo los dos cambios que quedaban metiendo artillería pesada pero… el Espanyol no dejó jugar de tiempo real ni 10 minutos. ¡Vaya artistas perdiendo el tiempo y cortando cualquier intento de reacción! El equipo estuvo más reconocible y mejor una vez que contó con Mikel, Beñat y Raúl García, pero se necesitaba un milagro más grande que el de Mestalla, y esta vez no sonó la flauta. Derrota y con cara de tontos para Bilbao. En el descargo de los jugadores diré que llevan muchísima carga encima y tiene que ser complicadísimo jugar tantos partidos seguidos y en tan poco tiempo, manteniendo el nivel de juego. De intensidad no digo porque ayer otra vez volvieron a poner toda la carne en el asador. Mal puesta, pero trabajo y sudor no se lo pongo en duda porque lo vi. El Espanyol, que también jugó lo suyo, nos lo impidió. Lo que hay que hacer ahora es descansar, descansar mucho y cargar pilas para lo que viene. En Liga, dos partidos seguidos en casa que nos podrían situar muy bien. Lo digo muy bajito para no gafarlo y que no nos vuelva a dar el miedo escénico a situarnos más alto… Y en Europa League, a pelear con la más fea… el Sevilla. El que no quería nadie, pero se ve que en Europa tampoco quieren tener tanto equipo español en la competición y nos juntaron en el sorteo,… porque no creeréis que no está amañado, ¿verdad?
¡Aúpa Athletic!
P.D.: Fin de semana aciago porque nos han dejado otros dos exjugadores del Athletic. Abrazo enorme a las familias y amigos de Jose Luis Artetxe y Nico Stefano.

¡El derby de Ipurua para el Athletic!

Buenísimo y merecido resultado el cosechado en Ipurua. El Athletic ha sido superior al Eibar y así lo ha reconocido incluso el mismo entrenador de los armeros, Gaizka Garitano, al finalizar el partido. El Athletic con un primer tiempo muy bueno ha tenido suficiente. Incluso en esos 45 minutos podía haber hecho algún otro gol pero la mala suerte o más bien el portero debutante hoy en Primera división Jaime Jiménez lo han impedido. En Ipurua, como era normal por la carga de partidos, ha habido novedades en la alineación. Aduriz se ha quedado en el banquillo, lógico teniendo en cuenta que el próximo miércoles nos jugamos una final y que el zorro está un poco escaso de gasolina. Había que reservarle y así ha sido. Muy bien. Ha podido reaparecer Guilermo que llevaba dos meses en el dique seco, tras la cerdada, tras la criminal entrada de Giménez, el … del Atlético de Madrid, que le piso el tobillo, cuando lo tenía apoyado en el suelo, consiguiendo lo que hemos comprobado. Tener a un jugador fuera de juego 2 meses. También han sido titulares Williams e Ibai Gómez.

Ibai Gómez, uno de los destacados (Foto: Oskar Martínez)
Ibai Gómez, uno de los destacados (Foto: Oskar Martínez)
Seguro que la alineación a más de uno le ha puesto a echar pestes por considerarla floja, pero imagino que el mismo partido les habrá llevado a reconocer su error. Estos tres jugadores, han destacado, sobre todo en el primer tiempo donde el Athletic ha estado mejor. Su movilidad y presión, junto a la de sus compañeros ha hecho que el Eibar no estuviera cómodo en ningún momento y no fuese capaz de quitarse de encima el dominio rojiblanco. Los primeros 15 minutos han sido movidísimos. Ibai ha puesto cuatro balones preciosos. Dos entre líneas a Williams, al primero no ha llegado y el segundo lo ha tocado sin poder controlarlo, además de otros dos balones bombeados, ambos rematados. El Athletic incidía continuamente. Mientras el Eibar también ha tenido un par de ataques peligrosos, sobre todo uno en el que Manu Del Moral ha dejado de nuevo claro que De Marcos no es defensa. Un Iraizoz inspirado ha evitado lo que hubiese sido totalmente injusto porque los nuestros ya llevaban unas cuantas ocasiones, varias por balones parados sacados muy bien por Ibai. El Athletic ha seguido a lo suyo y tras dos muy buenos pases de Oscar De Marcos (no sólo voy al destacar lo suyo malo), uno ha acabado entrando en la red, el rematado por Gurpegi, que se resarce un poco así de su error del jueves contra el Torino. Ha habido más oportunidades pero el marcador no se ha movido.
El segundo tiempo, como me ha dicho un amigo, lo hemos jugado en modo ahorro. Ahorro de energía claro, que no andamos muy sobrados y encima el miércoles hay que darlo otra vez todo, o más que todo, contra el Espanyol. El modo ahorro no nos va mucho y se han multiplicado los errores en las entregas, pero el Eibar tampoco está para muchos trotes y el equipo no ha necesitado más. Así nos traemos para Bilbao 3 puntos, otra vez importantísimos, y dejamos el descenso a 8 puntos, y con un montón de equipos entre medio. Lo cual se traduce en tranquilidad.
Tranquilidad y a pensar únicamente en el Espanyol, equipo que va a estar más descansado que nosotros, en el definitivo partido para saber quién va a la final de Copa. Los impresentables encargados de repartir horarios de partidos han querido otra vez que el Espanyol tenga dos días de descanso más que el Athletic. Gracias otra vez. Ellos jugaron el viernes y nosotros el domingo. Muy “justo”. Lo digo siempre pero por repetir que no quede. Supongo que el Athletic, como institución (es decir, la Junta Directiva) cada vez que nos han hecho una de estas cerdadas, que afectan a la competición, y para mí la mediatizan, habrá ido a poner el grito en el cielo. ¿Verdad? Porque ya es demasiado aguantar. Nos están machacando con los horarios una semana sí y otra también. Espero y deseo que así sea o así haya sido, porque es una vergüenza el trato que se le está dando a nuestro Club. Pero bueno a lo que iba. El Athletic esta semana se juega el éxito o el fracaso de esta temporada. Así de sencillo y así de cruel. Hay que ir a por todas a Cornella-El Prat, y aunque soy consciente de que es muy difícil, traerse para casa otra final de Copa.
¡Áupa Athletic y a por el Espanyol!