¿Tan difícil es pasar el balón al compañero?

El título que he elegido creo que resume la sensación que me quedó del partido del lunes. Pero releyendo mi comentario de la semana pasada veo que los despropósitos que ahí comentaba se han repetido incluyendo a más protagonistas en el desastre. En Sevilla el primer tiempo de nuestro centro del campo fue para cortarse las venas. Tanto San José como Ander Herrera siguieron como contra el Granada, pero quizá multiplicado por 10. Balón que tocaban balón que daban al contrario. Y no estoy hablando de pases de 30 ó 40 metros de distancia, sino de incluso sencillos pases a dos metros y sin oposición que acababan indefectiblemente en los pies de los jugadores contrarios. En el segundo tiempo, San José no pudo seguir con su “concierto” pero le tocó el turno a Iturraspe, que tampoco estuvo muy fino en esta faceta. Herrera mejoró un poco en el segundo tiempo pero sus entregas increíbles continuaron.  Siendo de éstos de los que hablé el partido pasado, ahora también voy a añadir a De Marcos y a Muniain, que no sé si contagiados o por mimetismo, participaron del mismo desaguisado. Y voy al título ¿tan difícil es pasar el balón al compañero?, y no sé si escribirlo con interrogaciones o con exclamaciones. El último pasa para acercarse al área era siempre HORROROSO. Tampoco me puedo olvidar de Iraola, que sus últimos pases fueron…

Así nos quedamos todos

En esta situación, con un centro del campo que no crea nada, es muy difícil que surjan ocasiones de gol. Además alguien les podría decir que no es necesario hacer diez paredes para meterse en el área, ni es necesario el pase increíble al hueco y de tacón,  ni la rabona, ni la “espaldiña”. Que quizá las cosas se pueden hacer más sencillas, y sobre todo mejor.

¡Qué pena que Laporte estropeara su partido con esas dos entradas a destiempo, sobre todo la primera, que le mandaron a la caseta! Cosa que seguramente nos costó por lo menos ese puntito que teníamos, y que incluso se podía haber convertido en 3 por las ganas que le pusieron. Porque eso sí que no me lo puede negar nadie (aunque siempre hay alguno que lo niega). Nuestros chicos están haciéndolo mal de verdad, pero ganas ponen y correr, corren un rato. Algo demostrado que no es suficiente, pero por lo menos trabajar trabajan.

Y ahora voy a sacudirle un poquito al “árbitroquedejajugaryespocotarjetero”. En la tele comentaban que despista a los jugadores, que luego se van calentando y hacen más y más entradas hasta que el partido se le va de las manos. A mí el partido de ayer no me pareció ni violento ni tosco ni de entradas duras, Menos mal, porque sacó 13 ó 14 tarjetas y se quedó tan ancho. Eso hace que contra el Real Madrid estemos en cuadro… Donde puso el ojo puso la tarjeta. Jugador apercibido jugador que recibió su quinta tarjeta. Un artista. Las de Laporte no son discutibles pero la de Aduriz y la de Gurpegi ya me crean más dudas, sobre todo porque hubo otras similares en el otro bando y no se sacaron. Por cierto, del penalti que le hicieron a Llorente casi ni hablamos… Yo empiezo a pensar que quizá los árbitros esta Liga tengan una consigna de no pitar penaltis a favor del Athletic, porque hacernos nos hacen un montón.

Conclusión: que no lo estamos haciendo nada bien, que es difícil pasar tan mal el balón, que muchos, muchos jugadores tienen que espabilar, y tampoco estaría nada mal que se fuesen al banquillo y, así, quizá como Iraizoz, le veían las orejas al lobo y empezaban a jugar algo.

 

 

Esta semana toca otra vez sacudir a Llorente

Supongo que como esta semana no hay fútbol y hay que hablar de algo, que cosa puede ser mejor que sacudirle a nuestro delantero centro, Fernando Llorente. Además, no sólo es cuestión de darle, sino que es mucho mejor que se haga poniendo dichas palabras en boca de algún directivo, aunque no se diga el nombre. Es mejor la incógnita, así se duda de todos ellos. Fuentes de la directiva indican que la actitud de Llorente enoja a la Junta. Bien. Como comentario, está muy bien y habrá sido muy leído.

Hace muy poco...

Pero el objetivo ¿cuál era? Pueden ser variados.

Uno, crear opinión entre los que lo leen. Seguro que ha conseguido que algún otro, se una al grupo que odia a Llorente, si es que eso era posible.

Dos, ocupar espacio porque a falta de noticias por no haber partido mejor poner eso que nada.

Tres, desviar la atención e impedir que la afición busque culpables en otros lugares a la situación del Athletic, siendo mucho más sencillo que toda la culpa la tenga Fernando. Y el próximo partido San Mamés le vuelve a silbar. Así, quizá las miradas no se dirijan a otros sitios, como directiva, presidente, entrenador…

Cuatro, que al periodista le ha apetecido hablar sobre ello, sin tener un motivo determinado, ya que él es muy libre de decir lo que crea. Faltaría más.

Y seguramente habrá otras razones que desconozco y que igual vosotros me ayudáis a descubrir.

Pero ahora vienen mis preguntas, que son también preguntas a toda esa muchísima gente que está enfadadísima con el delantero o mis dudas a esos periodistas o directivos que piensan lo escrito. ¿Pretenden que un jugador como Llorente al que siempre le ha costado coger la forma, jugando lo que está jugando, esté sobresaliente y acertadísimo?  Lo que llaman apatía ¿no será que le falta el punto de forma necesario para sus condiciones? ¿Por qué consideran que es inaceptable la situación, porque juega mal, porque no tiene oportunidades, porque no mete goles? Pero claro… ¿él sólo se tiene que crear las oportunidades? Que no está bien es evidente pero dudar de su profesionalidad no lo comparto. Los compañeros que están igual o peor que él, que hay bastantes, y jugando todos los minutos, ¿también es porque tiene una actitud inadmisible?

¿En el vestuario caerá bien esta nueva filtración?

Y mi última pregunta, y que por ello no es la menos importante, quizá al revés, sea la fundamental: ¿La culpa de esta situación no la tiene el Club por permitir que este jugador siga aquí cuando se podía haber vendido? Así que a ese directivo o directivos que están ofendidísimos les diría, que “gracias” por no haber vendido al jugador y por mantener este problema en el club, y,  comentarles que como cortina de humo no está mal, nada mal mantener un muñeco que se utiliza de pim pam pum a la mínima.

El Athletic necesita algo

LLevo desde el viernes rumiando la derrota contra el Rayo, la digestión es pesada y difícil, pero en mi línea de optimismo habitual, de nuevo quiero sacar cosas positivas (aunque seguro que algún ramalazo negativo se me escapa)

Para empezar éste es el típico partido en el que te acuerdas del árbitro, a lo que añades también al juez de línea, ya que los dos fueron un auténtico despropósito. Como hace tiempo que no podía disculpar la derrota en ellos, esta vez sí que lo voy a hacer. Influyeron en el resultado de manera evidente. Primero dejando que fuese posible el juego sucio e incluso violento del Rayo (en el primer tiempo debió expulsar a Amat), y en segundo lugar introduciendo la falta de Gurpe en el área convirtiéndola en penalti, es decir, en gol.

¿Cómo es posible?

En segundo lugar quiero ver que el Athletic jugó mejor este partido, y desde luego no lo mereció perder desde ningún punto de vista. Lo cual ya me alegra un poco dentro de esta tristeza que nos rodea. Hubo oportunidades de sobra para meter más goles que ellos. El juego no fue plano como contra el Levante.

En tercer lugar la salida de Llorente al campo sí que supuso un revulsivo claro y el Rayo las pasó canutas para mantener el resultado. Llorente está gafado con los palos. Ni sé los que lleva ya en esta Liga y el del otro día fue en un cabezazo complicado de ejecutar y casi… ¡Qué mala suerte! El próximo partido seguro que llegan sus goles porque cada vez está más cerca. Eso sí, que quede claro que sigo pensando que lo tienen que vender. Pero si no lo venden, a utilizar el plan B, como el otro día con los dos delanteros, que pone los pelos de punta a los defensas.

Sobre el cambio de Amorebieta lo entiendo como un calentón de Bielsa, pero que no me parece mal, porque como ya he dicho con anterioridad, no pasa nada por pasar por el banquillo si no se está haciendo bien, y la bajada a defender en plan paseo matutino no es lo que procede en un defensa. Así que Fernando, espabila. Por otro lado,  yo si fuese el entrenador también habría cambiado a Iraizoz por, justo en esa jugada, sacar rápido (con su defensa descolocada) y sacar directamente al único sitio del campo donde había 5  jugadores del Rayo bien solos y bien colocados como para iniciar el contraataque… En fin… otro error nuestro más. Error colectivo porque tampoco De Marcos estaba bien situado, Aduriz no presionó en el centro a quien recibe el balón, etc… Error que otra vez, facilita a los contrarios llevarse los puntos.

El cambio de Muniain, por mucho que éste eche pestes cuando le sustituyen, era cantado, y antes lo hubiese hecho yo porque de nuevo estaba pidiendo que lo expulsaran con algún detalle feo, producto de su impotencia y de haber perdido la cabeza, otra vez.

Para acabar decir, que si contabilizamos las ocasiones de gol salen 7 claras, lo que tomo como dato positivo desde el punto de vista de que somos capaces de crear juego. Eso sí, habrá que afinar la puntería para salir de ahí. Se puede y jugando así se va a conseguir. El lunes nos toca contra el Betis que está muy bien colocado en la tabla pero que tiene problemas en los partidos de casa (ha perdido 5). A ver si podemos aprovecharnos de eso porque el Athletic necesita algo muy claro, que no es otra cosa que victorias.

 

Más de lo mismo con el Athletic

He releído el último comentario que escribí sobre el Athletic el 25 de Diciembre, y me ha sorprendido que se podría introducir de nuevo tal cual, o sustituyendo algún nombre sólo. El Levante nos ha vuelto a ganar el partido no por aciertos propios sino por despropósitos nuestros. Los contrarios no tienen mas que esperar el regalo de nuestros jugadores para llevarse los partidos con una facilidad pasmosa. Es desesperante.

Pérdidas de balón continuas

En Levante, a pesar del gol en los primeros minutos, ya se vio que nuestros chicos no estaban para nada. Incluso antes del gol  perdieron muchísimos balones (lo que tiene mérito teniendo en cuenta que el gol fue en el minuto 5). Luego llegó el gol, un oasis en forma de bonita jugada entre Herrera e Iraola culminada de nuevo por Aduriz, que es como una isla afortunada, dentro de tanto despropósito. A partir de ahí, la nada más absoluta. El pegarse contra un muro porque todos nuestros jugadores pasaban el balón al rival. Eso sí, lo recuperaban en seguida para de nuevo volver a fallar un pase a dos metros, o a uno, o a medio metro. Todo era un fallo continuado. Tanto regalo, tanto regalo no se puede desaprovechar y en una de ellas, Lell cogió el balón por banda, rebasó a De Marcos, que estaba ¿dormido, quieto, parado? (le sacó 3 metros en un suspiro), y tiró fuerte a puerta, una puerta que de nuevo tenía un portero arrodillado en ella.

Luego viene la expulsión de Laporte, error de cálculo y de juventud. Expulsado, a pesar de lo cual no se le puede crucificar porque es su primer error. Es más, le seguiría dando minutos, porque Amorebieta está desafortunadísimo (salvo el otro día en Levante que lo hizo bien,… porque quizá le ha visto las orejas al lobo… y ha pensado que le pueden quitar la titularidad. Pues Fernando, a currartelo un poco más, que vaya temporadita que llevas).

El segundo gol, el del suicidio definitivo, prefiero no comentarlo, sólo decir, o gritar … ¡RAÚL FERNÁNDEZ CAVADA,  TITULAR YA!

Si hay jugadores en baja forma que no jueguen, por favor. No pasa nada. Los que salgan seguro que mejoran lo que están dando éstos, porque es realmente imposible hacerlo peor que alguno de los titulares. Además, igual el descanso les viene bien, y si no les viene bien, seguro que por lo menos se intentarán poner las pilas para intentar recuperar la titularidad.

Y la explicación a todo esto ni idea de dónde está, ni cómo se puede solucionar, aunque para empezar a hacer algo, sí que tengo claro que la Junta Directiva, el Club, el Presidente, tienen que vender a LLorente, por todo lo dicho las semanas anteriores, a lo que añado lo que ya es el colmo, el choteo de las aficiones contrarias que no hay quien lo aguante, y supongo que los jugadores mucho menos

Y, mientras el viernes a por el Rayo, que está por encima de nosotros y al que hay que ganar sí o sí. ¡Aupa Athletic!

¿El final del tunel para el Athletic?

LLevo diez días sin escribir sobre el Athletic, y no sé muy bien si ha sido por hacer como las avestruces, ante el problema escondo la cabeza, o miedo a escribir lo que pensaba, después leerlo y que me sonara muy fuerte. Hoy me decido a hacerlo sabiendo que tenemos 3 puntos más en Liga, que han venido después de otro triunfo anterior en Liga, es decir, que llevamos 6 puntos de 6. Bien. Me gusta decir cosas positivas de mi equipo. De la eliminación de la Copa, sólo voy a decir que ha sido una pena, y que no voy a profundizar en ella porque no me apetece seguir hurgando en la herida. Ya nos podemos centrar sólo en la Liga, y quizá a partir de ahora podamos ir hacia arriba. Quizá éste es el final del túnel y ahí mismo está la luz. Para empezar la luz nos puede llegar con el Zaragoza el sábado. ¡Qué así sea!  

Estamos saliendo a la luz

Sobre la comparecencia de Josu Urrutia ayer ante los medios tengo que hablar también, aunque igual mejor si adoptaba otra vez la táctica de la avestruz y omitía el tema pero… No. Hablaré sobre ello aunque no me apetezca. Voy a empezar (y por no aburrir, seguramente acabar) con el tema estrella, que no es otro que el de Fernando LLorente. Insiste Josu que no lo van a vender por 3 razones: por la filosofía, por cuestiones deportivas y por económicas. . A esto lo llamo yo insistir en el error. Puedo entender las razones deportivas porque yo soy de las personas que piensan que LLorente puede aportar mucho, que no se ha borrado, y que podría meter goles, en cuanto los compañeros estén también en las condiciones que deberían estar (no sólo él está bajo). Pero no entiendo sus razones económicas, de hecho el presidente ayer no las explicó, claro, porque creo que son inexistentes, y de existir las razones económicas son precisamente las que dan argumentos para que se venda al jugador. Señores de la Junta Directiva, si ya tirasteis a la papelera un montón de millones que hubiese dado la Juventus en verano, por favor, no insistáis en el error. De sabios es rectificar y si se puede conseguir ahora algún millón, para ¡¡¡¡¡QUE NO SE VAYA GRATIS!!!!!, aceptarlo. Que nos da algo la Juventus… , pues lo cogemos y así, además, nos ahorramos la parte de la ficha de lo que queda de año, que tampoco es moco de pavo. A mí despreciar el dinero como se ha hecho, para tener al jugador como se le tiene, me parece incomprensible, un error enorme. Por otro lado, ni siquiera entro a valorar las razones filosóficas que se supone que dan porque esa filosofía debe ser exclusiva de la Junta.¿Que LLorente sirva como ejemplo yéndose gratis? ¿Qué filosofía es esa? Le queda medio año de contrato y ya sabemos que no va a seguir aquí, pues, por favor, vamos a intentar conseguir algo. Despreciar el dinero en este caso, repito, en este caso (en el que no le quedan 4 años de contrato), es absurdo y de entrar en alguna filosofía, no entra en la filosofía del Athletic, entra en la filosofía del absurdo. Por favor, un poco de cordura.