La conferencia de la “X”

20150712_conferencia

Para algunos esa “X” puede conllevar algún contenido erótico, para otros solo es la señal del empate en la quiniela, no serán pocos los que no puedan evitar acordarse de Felipe González, y los más jóvenes, tal vez, lean un “por”. A esa carta se la juega el PP, cuya conferencia política arranca con esa “X”: “X el futuro de España” (‘República.com’), así, como si de un WhatsApp se tratara, con ese olor a decorado de cartón recién puesto, fingiendo que parecer nuevo es una cuestión de voluntad.

¿El problema es el consejo o el gasto?

El ex presidente de la Comunidad de Madrid por el PSOE, Joaquín Leguina, se queja de que Cristina Cifuentes haya eliminado el consejo consultivo del que forma parte junto a Ruiz Gallardón, y en el que cobraban 8.500 € al mes (5.000 después de impuestos, según se apresura a aclarar el propio Leguina) por una reunión semanal e informes no vinculantes. Ni en ‘El Confidencial’ ni en otros medios les hemos visto ofrecerse a mantener ese consejo sin el coste que supone.

El problema es “el cambio”

Eduardo Muriel pega un buen repaso a Pablo Iglesias en ‘La Marea’ (un medio al que nadie podrá acusar de tendencioso hacia la derecha, precisamente) porque estaría alejando a Podemos del espíritu con el que nació, heredero del 15-M o del Partido X. Muriel apunta directamente a Iglesias, a su constante presencia mediática y a sus maniobras como elementos distorsionadores que hacen de Podemos un partido sin diferencias respecto a los de la “casta”.

“CiU.cat” o el reflejo de una ruptura

Del mismo modo que Internet supone una oportunidad para generar cohesión y adhesión a una marca incluso para los propios trabajadores, y que la necesidad de contenidos para las redes sociales generan sinergias inexistente hasta el momento dentro de una empresa, la identidad digital puede ser el reflejo de una ruptura radical: la web de CiU.cat es el mejor ejemplo. Un sucinto mensaje informa de que Convergència y Unió han decidido emprender caminos diferentes y dos botones que dirigen a cada una de sus webs con un fondo gris.

El enemigo que no debería serlo

Las historias de los “emprendedores” que montan “start-ups” suelen darme bastante pereza porque, por lo general, hay mucha distancia entre la realidad y su mundo. Pero esta entrevista a José Idelfonso, que ha montado una empresa de camisetas con cámara, me ha gustado por su realismo: “Uno de los mayores enemigos que tiene cualquier emprendedor se llama ‘Gobierno de España’. Así de claro. Yo todavía no he recibido nada de apoyo por parte del las instituciones públicas (salvo unos cursos de orientación báscios en Barcelona activa) y cada mes veo como nos afixian con impuestos. Pagamos los mismos impuestos que cualquier empresa consolidada desde el primer día. Es una absoluta vergüenza. Y el respaldo que recibimos es nulo. Además, está toda la burocracia paleolítica como las malditas facturas o declaraciones que te roban aún más tiempo y dinero” (‘News To Startup’).

Lo que hay que ver

20150706_ver

Gerardo Díaz Ferrán ha aceptado chuparse cinco años de cárcel (‘Estrella Digital’). Ya saben que con un buen comportamiento y un mejor abogado, volverá a su casa aunque sea con el tercer grado, rápidamente. Eso, si no media un indulto. Díaz Ferrán fue el presidente de la CEOE que tuvo el cuajo de afirmar que “se sale de la crisis trabajando más y ganando menos” mientras saqueaba 117 empresas que formaban el grupo Marsans. Hoy reconoce su delito pero, ¿dónde está el dinero?

Solo podrán algunos

Parece que el sistema que ha diseñado la cúpula de Podemos para elegir a quienes conformarán la candidatura para el Congreso en las próximas elecciones generales no ha gustado demasiado en la periferia. Madrid lo tiene claro: una país (España), una lista (la de la capital centralizadora), pero en varios medios como ‘República.com’ o ‘El Semanal Digital’ recogen la incomodidad que ha generado: críticas desde Aragón, Andalucía o Asturias, tres autonomías con peso específico. Y silencio, eso sí, desde las nacionalidades históricas.

La división de CiU en la práctica

En ‘El Confidencial Digital’ explican cuál es la situación que se vive en el grupo de CiU en el congreso de los diputados, donde precisamente Durán i Lleida, promotor de la división de la coalición es la cabeza más visible. En este medio hablan de “carreras por los pasillos” para cerrar por separado los temas que abrieron cuando estaban juntos, y rentabilizar ese trabajo. Ambos partidos han acordado una división dentro del grupo y cuentan con su propio personal, jefes de prensa diferentes, incluidos.

Floriano se traga el último sapo

En el propio ‘El Plural’ dicen de Carlos Floriano que “quizás llegó a donde nunca tendría que haberlo hecho”. Se refieren, claro, a su paso como portavoz y jefe de campaña del PP. Los resultados electorales de mayo le han colocado en una posición incómoda, y se ha convertido en la cabeza de turco, ya que ni Rajoy ni Cospedal, que le auparon, asumen los errores. Desaparecido de los puestos de responsabilidad en el PP, pasa a ser ahora diputado “raso” en el Congreso que, por otro lado, en un grupo tan grande no está nada mal.

La tecnología que nos sustituirá

Parece que no hay sector que se salve: las aplicaciones que no pagan licencias ni impuestos sustituyen a los taxistas o los servicios de alojamiento. Las máquinas, por supuesto, sustituyen a operarios en las fábricas desde hace mucho tiempo. Las canceladoras, a los “picas”. Y ahora, “un robot capaz de colocar mil ladrillos a la hora” pone en cuestión la necesidad de que existan los albañiles. “El robot presume de trabajar con una tasa de error inferior a los 0,5 milímetros gracias a la tecnología láser empleada, y al mismo tiempo que coloca ladrillos, también es capaz de imprimir el adhesivo o mezcla necesaria para que los elementos queden unidos” (‘Xataka’).