No son del Athletic

No descarto que quien amenazó gravemente a Iago Herrerín, efectivamente, no sea del Athletic y se esconda (como todos los cobardes) en Internet para lanzar indiscriminadamente sus mensajes de odio. Tampoco descarto que se crea del Athletic pero no sepa que nadie que sea capaz de escribir lo que tuvo que leer el portero bilbaíno no tiene cabida en nuestra afición, porque hijos de puta hay en todos los lados, también en San Mamés. En cualquier caso es intolerable. Pero es lo que tenemos: unos canales en los que los más crueles se sienten empoderados y donde los profesionales sufren, como denunció Edu Velasco.

¿Ahora?

No sé si lo mantendrán hasta el 10-N o es solo el lema de su precampaña, ya que únicamente en el PSOE contaban con estas elecciones y partieron con ventaja para poner en marcha su maquinaria, pero el lema que han elegido suena a chiste: “¿Y ahora? Avanzar”. Realmente, cualquier eslogan sonaría a tomadura de pelo salvo que hubiesen sido brutalmente honestos con algo parecido a: “Porque nos da la gana”, que no tiene mucha venta. Lo curioso es que al PSOE le parezca que esta situación le permitirá avanzar cuando los bloques y la falta de habilidad para el diálogo seguirán ahí el 11 de noviembre.

¿Tertscht es avanzar, Pedro?

Mientras en el PSOE intentan tomarnos el pelo con la campaña electoral ellos siguen a lo suyo: en Bruselas “los socialistas permiten que Hermann Tertsch ocupe un nuevo puesto en el Parlamento Europeo” (El Plural). En concreto, vicepresidente de la delegación del Parlamento Europeo para Latinoamérica. Aunque la votación es secreta parece que los números cantan y, a cambio, los socialistas europeos también habrían sacado a sus candidatos. A eso está el PSOE, ya ven, a avanzar mandando a un cavernícola a un puestazo de representación de todos los europeos en el que viajara por América Latina a cuerpo de rey.

Un guion vergonzante

Hay más: ¿es acaso avanzar que la ministra española de Justicia, Dolores Delgado, pida a los partidos nacionalistas catalanes “‘un claro rechazo y condena de la violencia” (República.com)? Pues es lo que tenemos: un guion en el que el nacionalismo catalán tiene que parecer violento o connivente con la violencia, por lo menos. Un guion que interpretan veteranos en esta escena como Isabel San Sebastián, Rosa Díez o José Antonio Zarzalejos, y nuevas estrellas como Albert Rivera y, por supuesto, la ministra Delgado. Una vergüenza de película que ya hemos visto y sabemos cómo termina: muy mal.

Sí, votar para pactar es una opción

Los líderes de la nueva política se presentaron a sí mismos como necesarios para lanzar a España a un nuevo escenario, uno en el que corregían los vicios de los principales partidos, desgastados por la corrupción, adictos a la alternancia y dispuestos a negociar siempre con los partidos nacionalistas. Pero tanto Rivera como Iglesias se emborracharon de sorpasso antes de terminar la primera botella. Hoy se han convertido en una rémora para el pacto y por eso surgen alternativas como el partido de Errejón, en el que anuncian que si pueden ayudarán a gobernar al PSOE. Y con eso lograrán muchos votos.

Periodismo en vaqueros

20170114_periodismo

Se puede hacer periodismo en vaqueros. Y política. Se puede hacer un estudio de ingeniería o arquitectura en vaqueros. Y un cirujano puede ir en vaqueros antes de cambiarse y entrar en el quirófano. También se puede ser idiota en vaqueros, del mismo modo que se puede ser dentro de un traje caro. El tuit de Marhuenda sobre la falta de rigor de los periodistas que vestimos con vaqueros no puede ser más impertinente, muestra del tipo de opinión del de La Razón.

Y periodismo digno de verdad

Un periodista de mesa como Paco Marhuenda tiene que mostrar un respeto escrupuloso por los que se pasan el día en la calle. Del mismo modo, un escritor de promoción tendría que mostrar cierto respeto por los periodistas que van a ayudarle a dar a conocer su libro. Rafael Santandreu no lo hizo cuando envió a Andreu Buenafuente, suponemos que como a otros entrevistadores, las preguntas y respuestas que daría en su programa. Buenafuente afeó en directo su intento y pasó de la entrevista elaborada.

Algo de fondo, sí hay

Nunca he negado que la disputa entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón tenga algo de fondo. Al final, son dos profesores universitarios que intentan imponer su razón. Pero sobre todo es cuestión de formas. No solo en cómo ejercer el liderazgo o el reparto de puestos, también en cómo usar las diferentes herramientas políticas: ¿diálogo? ¿Pulso? ¿Fuerza? ¿Choque? Darán la explicación a cada una de las elecciones, sin duda, pero, ¿le importará a alguien?

Líderes en corrupción

El mapa de los casos de corrupción que están juzgándose en el Estado español y que hemos encontrado en Vozpópuli es bastante curioso: las provincias menos industrializadas, como Aragón, Castlla, Extremadura o Murcia, son las que menos albergan. Entre las ricas, Nafarroa con “cero” es una excepción a aplaudir, y en la CAV “solo” hay 28. Muy lejos de los más de 50 en Valencia o Asturias, más de 70 en Baleares, más de 100 en Canarias o Cantabria, 150 en Madrid y en Andalucía, y los más de 300 en Catalunya.

Un mito menos

Me alegré cuando me enteré de que Eduardo Velasco estaría en “El Chiringuito” después del Barça – Athletic. No porque LaSexta sea más que Telebilbao, pero sí porque el objetivo de un periodista es llegar a audiencias más numerosas, y él lo lograba. Durante el programa le echaron en cara el bajo IRPF que pagan los jugadores bilbaínos, pero Jon Rivas en Twitter aportaba el dato correcto: más que los del Madrid y el Barcelona… que lo tributen, claro, visto los juicios, acuerdos y “futboleaks”.