Y así empalma con las vacaciones

Lo siento, no me puedo tomar en serio la baja de un mes que se ha cogido Francisco Serrano por el “linchamiento” que ha sufrido en las redes sociales después de haber opinado sobre la sentencia a los de “La Manada”. El portavoz de Vox en el parlamento andaluz, al parecer, es de piel fina y la opinión de otros le hace daño, en definitiva, se ha dado cuenta de que quien escribe tiene que estar dispuesto a leer. Y la hombría, la machada, la fuerza que exhiben en Vox, a este le toca un poco de perfil, porque unos cuantos insultos en Twitter le obligan a coger un mes de baja justo antes del de vacaciones.

Pero, ¿qué dijo?

Lo que escribió lo borró y hasta ha echado la culpa a un colaborador (el que le lleva las redes) por publicar el texto por el que tanto ha sufrido y por el que se ha visto obligado a cogerse un mes de baja. Pero muchos hicieron capturas de pantalla y movieron el contenido: Francisco Serrano cree que la condena de 15 años de prisión al Prenda y sus amigos es fruto de “la turba feminista supremacista” y que a partir de ahora será más seguro para un hombre pagar por tener sexo porque así queda clara la transacción. Serrano muestra qué tipo de persona (y administrador de justicia) es. Y ahora va de víctima.

Otro al que le pitarán los oídos

Solo espero que la idea no se contagie y empecemos a ver a políticos retirarse temporalmente porque les hemos señalado la estulticia cuando escriben. Mejor sería que dejaran de escribir gilipolleces y fascistadas, aunque eso supusiera más trabajo para ofrecerles esta columna cada día. Sobre la sentencia a los de “La Manada” también rebuznó Juan Carlos Girauta, que respondía a un tuit de Pedro Sánchez preguntando al presidente en funciones si les daría el indulto como tiene intención de hacer (siempre según Girauta) a los presos políticos catalanes. La madera de la que están hechos algunos apesta…

No hay dos sin tres

Da la sensación últimamente de que una sentencia judicial puede ir pasando de mano de ultra en mano de ultra desde el sur hasta el norte de España, incluyendo Euskadi y los fachas de tiro en la nuca y boca pequeña, por supuesto. Entre Andalucía y Euskadi, el facha de guardia se puede encontrar siempre en el Valle de los Caídos, es el prior, se llama Santiago Cantera y ha vuelto a asegurar que quienes construyeron la pirámide a Franco lo hicieron voluntariamente, comían mejor que la media y hasta estaban bien pagados. Leyendo la entrevista dan ganas de llamarle muchas cosas, pero sinvergüenza es una de las que mejor le define.

Ojalá Zaplana tenga Twitter

Ojalá Zaplana, ahora que parece que está bien físicamente y con tiempo libre, se haya abierto una cuenta en Twitter y pueda comprobar la opinión que ha generado su paseo por la playa de Benidorm con buen aspecto pese a haber sido excarcelado por una grave enfermedad aunque la jueza dictase prisión preventiva para él en 2018. ¿Debe esconderse Zaplana? No lo creo. ¿Debe pasar vergüenza? Lo espero. ¿Es injusto que Zaplana, un político preso, esté en la calle y los presos políticos catalanes sigan en prisión preventiva? Profundamente porque se trata de humanidad y de ponderación.

La Catalunya real

Ni la que sale en los medios españoles (papel, digital, radios, teles), ni la que le sirve a Beatriz Talegón y sus homólogos para seguir viviendo de hablar de Catalunya (ella cree que a favor de la ciudadanía catalana, pero no genera ningún beneficio salvo el suyo propio). La Catalunya real es la que describía Iker Moran ayer en Twitter: “Mayoría transporte público funcionando (poca gente en buses, eso sí), menos tráfico, normalidad absoluta en comercios de barrio, guardería al 100% (todo el mundo ha llegado sin problemas)… Esa imagen de caos y guerra que os venden sólo interesa a los más tontos de cada lado”.

Sí sabemos a qué criminales no disuade

Entiendo que el PP haga bandera de la prisión permanente revisable: fue una de sus medidas más importantes cuando tenían el poder y, qué demonios, son un partido español de derechas fundado por un franquista, así que su posición favorable a la cadena perpetua es hasta coherente. Lo que no entiendo es que hablen de esta ley, especialmente Pablo Casado, como si no estuviera en vigor: su derogación sigue paralizada y los crímenes, sucediéndose. Así que el efecto disuasorio que el PP y los que están más a su derecha le atribuyen resulta, cuando menos, dudoso.

Es tan ridículo como parece

No me gusta que nadie se ría de quien tiene fe y se alivia rogando a Dios por lo que le preocupa. También creo que es una falta de respeto precisamente a quienes profesan esa fe jugar con las vírgenes y los cristos, pedirles lo que no toca y usarlos para la foto conservadora. En resumen, me parece muy acertado esta vez el tuit de Mongolia después de que una representante del PP pidiera a la virgen de la Esperanza el fin de maltratos y violaciones: “Pedirle a un muñeco de madera que acabe con la violencia de género y, si no puede, prisión permanente revisable. Las medidas estrella del PP”.

Medidas humanitarias para todos

En lo que sí estoy de acuerdo con el PP es en que si Eduardo Zaplana está gravemente enfermo y los médicos consideran que estaría mejor en un hospital que en la prisión, deberían imponerse las medidas humanitarias que, precisamente, distinguen a la ciudadanía de los delincuentes. Oier Azkarraga también lo tiene claro: “No es humano mantener en prisión a una persona enferma y además es ilegal. Eduardo Zaplana debe ser excarcelado y junto con él, todos aquellos presos que estén enfermos”. Celebro ver que algunos no hacen distinciones y espero que nadie esté arrimándose el ascua.

La polémica más inútil

El Mundo publicó un estudio de Lorenzo Bernaldo de Quirós que partía de una base absolutamente falaz que consistía en meter en considerar que parados, pensionistas y todos los funcionarios públicos forman la España subsidiada, mientras que los trabajadores del sector privado en activo forman la España que les sostiene. El economista, autoproclamado liberal, ha insistido en Twitter generando una oleada de justa indignación: “Si un médico te salva la vida en un hospital público es ‘España improductiva’. Pero si un homeópata te engaña en su consulta privada es ‘España productiva’. Un genio”.

No engañan a nadie

“Unida”, “libre” e “imparable” es lo más parecido al “una, libre y grande” que he leído en mucho tiempo. Esas palabras están así dispuestas en el tuit de cabecera que exhibe la cuenta “España Ciudadana”, de la precampaña de Ciudadanos. Bien espolvoreado de emoticonos, el mensaje es claro: “La España del futuro” tiene los valores del peor pasado. Me sorprende que algunos no lo reconozcan todavía. Me aterra que quienes ya lo reconocen lo pongan en valor y lo sigan.

Zaplana, sí. Fernández de Moya, también

Dicho lo más importante, que es, como siempre, la lucha contra la extrema derecha, vamos con la noticia del día: la detención de Zaplana, Vicente Cotino… Y también que el actual secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, está siendo investigado. Blanqueo, prevaricación, falsedad, malversación y cohecho son los delitos que se reparten los grandes nombres del PP que ayer salieron en los digitales. Una sangría incesante de “históricos” pero también de presentes.

La España vengativa

Creo que Torra se está equivocando, como se equivoca desde hace mucho tiempo Puigdemont. Pero los errores de los políticos catalanes no son merecedores de cárcel, de persecución internacional, del machaque al que están sometiendo al actual president, ni siquiera de gestos de desprecio que no son una anécdota, sino un modo de actuar y pensar: Torra no ha podido usar la sala de autoridades del aeropuerto del Prat por orden de la delegación del gobierno español.

Sí lo hacemos

Pablo Echenique miente, y lo sabe, cuando afirma que: “Hay periódicos que han dedicado ocho páginas a la casa de Pablo Iglesias. Ya me gustaría ver lo mismo sobre la Gürtel o sobre el dinero ‘B’ que cobró el presidente del Gobierno”. Los medios hemos dedicado mucho espacio a esas tramas, y al máster falso de Cifuentes. Los medios publicamos, sobre todo, que los políticos se equivocan, y la colección de errores de Iglesias, Montero, Monedero o Echenique va para antología.

Fuera del Athletic y del Mundial

La última temporada del Athletic ha sido una castaña. En eso estamos todos de acuerdo. En eso y en que la presencia de Laporte, Herrera, Martínez o Llorente hubieran amortiguado la caída porque los buenos jugadores mejoran los equipos. Ninguno de los mencionados, que están por cierto en los mejores clubes del mundo, irá al próximo Mundial de fútbol, y sí lo hará, pese a todo, Kepa Arrizabalaga. Es mejor (para nosotros) uno que se ha quedado que cuatro que se han ido.

El PP, en el banquillo

La audiencia de Madrid ha mandado al PP al banquillo, a todo el PP, además de a su actual tesorera (que como todos sus predecesores también ha sido imputada por la justicia) y algunos asesores por destrucción de pruebas. En concreto, por asegurarse de que quedaban inservibles los ordenadores en los que Luis Bárcenas habría apuntado la contabilidad alternativa del PP y que podría servir como prueba de los cobros, justo lo que, según Rajoy, salva a M. Rajoy. Y seguimos sin dimisiones.

Y en los papeles

El pozo de lodo del PP parece inagotable. No solo se trata de investigaciones graves como la destrucción de pruebas, el entramado de cobros y pagos en “B” de empresas que recibían obra pública o la alteración de los gastos de campaña para contar con más recursos. Se trata también de la imagen de un partido en el que todos son víboras: Ignacio González le contaba a Eduardo Zaplana que Esperanza Aguirre era una “histérica” y una “hija de puta”. Y ahora alguien les ha vendido.

Sí, los bulos le vienen bien al PP

Los bulos, los escándalos sumados, las exageraciones, las comparaciones, el teatrillo, “la trama”, los autobuses que denuncian la corrupción… que el pozo de lodo se convierta en aspersor de mierda le beneficia al PP, no lo duden. Que todos los partidos parezcan iguales, que todos los casos parezcan el mismo reduce el coste político que debe asumir Rajoy. Por eso es necesario que periodistas que desmontan bulos respondan a estrellas del tuit como Ramón Cotarelo.

Y Tremosa haciendo favores de blanqueo

Se equivoca Ramón Tremosa como se equivocan todos los que se empeñan en hacer paralelismos entre el procés y el conflicto vasco. Bueno, algunos se equivocan y otros aprovechan lo que sucede en Catalunya para intentar blanquear, con toda la intención, su pasado: si se ilegalizan partidos en Catalunya porque son independentistas no tendrá nada que ver con lo que sucedió en Euskadi, donde se ilegalizaron por lo su relación con ETA, como ratificó Estrasburgo.

Las quejas del “titán”

Cada vez que Gabriel Rufián hace uso de la palabra tengo más claro que hace política espectáculo porque no sabe hacerla de otra manera. Y además es tan torpe que luego va a Twitter y se queja de que comentemos su último show con unas esposas en vez de la realidad de los políticos presos en Catalunya. Ícaro Moyano le responde en la misma red social con la contundencia que Rufián merece, un diputado de perfil bajo que algunos intentan vendernos como un héroe político.

¡Bastante tiene Zaplana!

20170428_zaplana

No seré yo el abogado de Eduardo Zaplana ni su defensor en los medios. Bastantes tendrá y bastante poco aprecio le tengo yo como icono del político soberbio y de buen vivir, características que aborrezco en un representante público. Pero, no, no fue el que dijo: “Estoy en política para forrarme”. Ese fue Vicente Sanz, también del PP y también valenciano. Tenemos que ser rigurosos, pese a Twitter, para no perder la perspectiva de los desmanes y que todos parezcan lo mismo.

La soberbia insoportable

Acabo de confesarles que desprecio a los políticos soberbios y que hacen alarde de su buena vida… E insisto en ello, esta vez, con los defensores de los partidos que ejercen con soberbia su activismo político. Hace bien Juan Ignacio Pérez en ridiculizar a algunos: “Para superioridad moral la de la extrema izquierda y el ecologismo político afín. Los demás estamos a sueldo de alguien”. Y lo hace en medio de los mensajes que mandan desde esa supuesta izquierda a favor de Le Pen.

Que no vuelva a ser tarde

Continuo. Como bien señala Pérez Iglesias, entre otros, hay quien desde posiciones de izquierda, supuestamente, asegura que Le Pen y Macron son lo mismo (entre una fascista y cualquiera, la opción correcta siempre es cualquiera), o anima a los franceses a no votar. Mensajes parecidos se lanzaron en EE.UU., y precisamente en la Casa Blanca el retrato de Hillary Clinton como primera dama se ha convertido en una de las principales atracciones de la presidencia Trump.

Otra sobre “lo colaborativo”

Insistiré también en el engaño de marcas como Uber o Airbnb que, en nombre de “lo colaborativo”, se han enriquecido dándonos lecciones. Hoy Airbnb no es una plataforma para alquilar a un viajero esa habitación que te sobra, como recuerda Javi Sánchez, sino una empresa de pisos por noches para turistas, que no paga impuestos. Hay incluso agencias que localizan y preparan pisos como si fueran viviendas habituales, generando un negocio que encarece el metro cuadrado y vacía centros de ciudades.

Pepsi redescubre “the kalimotxo”

No, Pepsi no me ha pagado para que les hable de su anuncio en Twitter, ese en el que promocionan una bebida que ellos llaman “1893” y que, al parecer, es estupenda para mezclar con vino. Lo que desconozco es si la empresa estadounidense ha pagado a los autores del primer kalimotxo (algunas “leyendas” sitúan su origen en el Puerto Viejo de Algorta, otras en la Aste Nagusia de Bilbao) sus correspondientes derechos. En cualquier caso, divierte ver una de nuestras bebidas más internacionales como reclamo a nivel mundial.