Lo que no necesitamos

En medio de esta crisis mundial, con las cifras de personas fallecidas aumentando cada día, lo que menos necesitamos es a idiotas propagando bulos. Aunque sean médicos como Jesús Candel, más conocido como “Spiriman”. Este personaje, reconocido por populista más que por sanitario, propagó el bulo de que equipos médicos iban a ser enviados a Madrid dejando Andalucía desabastecida. Información que el propio consejero de Sanidad desmintió y explicó. Pero el bulo ya está lanzado, la sombra de la duda, extendida, y el virus del “vete tú a saber”, propagado. También necesitamos contener todo esto.

¿Cuánto tiempo libre tiene Albert?

Parece que el ciudadano Albert Rivera tiene mucho tiempo libre en su nuevo trabajo y que pretende emplearlo en hacerse influencer, y si para eso tiene que extender bulos, pues lo hace. Porque todo clic viene bien para el convento. Y si hay que decir que el CSIC alertó en enero al gobierno español de la peligrosidad del coronavirus aunque el propio Centro Superior de Investigaciones Científicas lo hay negado, se dice. Idafe Martín le respondía en Twitter: “Hace casi 24 horas que el CSIC desmintió esto. Pero el señor Rivera tiene un tuit resultón y aquí vinimos a lo que vinimos. A esparcir mierda”.

Unos y otros son iguales

En este caso, resultan igual de negativos en su papel de esparcidores de bulos quienes aseguran que el PP no recortó la inversión pública en Sanidad allá donde pudo, como hace Álvarez de Toledo, como quienes usan esos recortes para atribuírselos a la Sanidad Vasca, como hacen los que quieren ser Álvarez de Toledo (y en Euskadi, por lo que se ve en Twitter, son unos cuantos). Al virus lo derrotarán los médicos y los científicos, y a los parásitos sociales y políticos tenemos que derrotarles entre todos: a quienes no pagan impuestos, a quienes no cuidan lo público y a quienes mienten por interés electoral.

¡Qué habrán escrito!

Si el confinamiento, además de para parar la epidemia, sirve para que periodísticamente nos saquemos de encima a Fernando Sánchez Dragó y a Alfonso Ussía, puede que hasta merezca la pena el esfuerzo. El primero se ha quejado de que le han echado de El Mundo y el segundo de que, por primera vez, no le han publicado una columna en La Razón. Estas decisiones me reconfortan porque, aunque las dos cabeceras nos hayan acostumbrado a leer barbaridades en sus páginas, por lo menos han sabido jubilar (esperemos que lo de Ussía sea inminente) a viejos que dicen bobadas aunque estén escritas bien.

Si solo te llega por WhatsApp es falso

No necesitamos a Spiriman, no necesitamos a los Albert Rivera que mienten, no necesitamos a las Álvarez de Toledo que manipulan, no necesitamos a quienes se empeñan en parecer copias locales de los anteriores, no necesitamos a los carcas cavernarios, y no necesitamos a quienes nos pasan noticias falsas o memes pidiendo imposibles o echando la culpa a quien no toca. También doy por bueno este confinamiento si nos queda claro lo que Jorge Matías también ha movido en Twitter: “Si lo has leído en WhatsApp es mentira”. Mejor dicho: si solo lo has leído en WhatsApp es mentira. Grabémonoslo en los móviles.

El mañana de Pedro Sánchez

20160626_pedro

Hay nervios: el PP no sabe por cuánto va a ganar en España. Podemos adelantar al PSOE y ser primera fuerza en votos y en escaños en Euskadi. El PNV puede verse, de este modo, por detrás. Ciudadanos puede darse un susto. Pero el que peor lo lleva, sin duda, es Pedro Sánchez, que a su mal resultado (volverá a tener el peor de su partido) suma la crisis que surgirá. Tanto en La Información como en El Confidencial Digital ya hablan de congresos, gestoras, y sobre todo de un futuro negro para el líder y el socialismo.

Dragó votará a Vox

Uno de los votos que ya conocemos es el de Fernando Sánchez Dragó que, como leemos en El Plural, ha hecho público que votará a Vox. Pues muy bien, oiga. Lo que me da pena es que solo hayamos podido usar el cuentagotas para explicarles la parte más friki de la campaña, la de los personajes de segunda y tercera que quieren pasar al primer plano hablando de política, normalmente desde posiciones extremas. Por ejemplo, ¿qué ha hecho Savater en “su” campaña?

Más España

El Brexit ha tapado la noticia en la prensa española y seguramente la haya sepultado en la internacional, pero antes de la tormenta europea perfecta medios como el Financial Times o Bloomberg recogían con asombro el escándalo (porque es un escándalo) de Jorge Fernández Díaz, y también su permanencia en el gobierno después de que se conociera que ha usado instrumentos del Estado para beneficiar a sus propios intereses políticos. Esto es lo que exporta España.

Ni cuidar de sí mismos

La campaña oficial, la de los cuatro, el escándalo de Jorge Fernández Díaz, y el Brexit nos han ocultado noticias que retratan un modo de ser y de hacer: en Almería han taladrado una muralla de casi mil años para colocar un andamio durante el montaje de una pista de tenis para un evento deportivo. La Junta se ha echado las manos a la cabeza pero el daño y, sobre todo, la imagen de que todo da igual mientras la pelotita se mueva y los invitados disfruten del espectáculo, se agranda.

“Te las comes”

Antes de que empecemos con la vorágine del recuento de votos tenemos unas horas de tranquilidad para recuperar temas “importantes” como el que denuncia @mort en Twitter: Facebook ha cambiado el sistema de notificaciones y en 2016 somos presos de todas aquellas páginas que creamos para hacer chistes sobre las cosas más banales y estúpidas. Ahora vuelven como un boomerang para dificultarnos el manejo y para recordarnos cuánto somos capaces de hacer el tonto en las redes sociales.

La foto de la semana

20151004_semana

La que nos muestran en ‘Público’ es, sin duda, la foto de la semana, y puede que de la legislatura. Andrea Comas ha sabido captar la esencia de Mariano Rajoy, rodeado de medios y con cara de: “¿Por qué me preguntan estas cosas?”. Y eso es justo lo que diferencia una buena fotografía de las demás, esa capacidad para contar en la captura de un segundo lo que tardamos palabras en expresar y años en suceder. Rajoy se siente acosado y que no se entera.

El gobierno del PP es como Sánchez Dragó en televisión

Viejo, casposo, absolutamente pasado de moda y haciendo peor las cosas que los que ya estaban. Así es Sánchez Dragó en RTVE, y así es el PP (en España y también en Euskadi, que ya los sufrimos soportando el gobierno de Patxi López). El controvertido periodista presentará desde hoy un programa sobre libros en la tele pública, donde ya existía el magnífico ‘Página2’, y se llevará un buen bocado de las arcas públicas a cambio de hacerse pasar por sesudo revisor de la actualidad.

¿Y si en Catalunya se paran a gobernar?

No creo que haya nada más nacionalista que pagar todos los impuestos y gestionarlos de la mejor manera para hacer, entre todos, una nación propia próspera. Por lo que no considero una traición a la causa independentista catalana (nada más lejos de mi intención) sugerir que se detengan a gobernar. Pasar la crisis (Mas lleva tres elecciones autonómicas en cinco años) en pleno proceso puede haber afectado al desarrollo económico, y en ‘Economía Digital’ leemos que el empresariado catalán también pide un gobierno fuerte de la opción mayoritaria.

Neymar sigue haciendo méritos

La justicia de Brasil ha embargado bienes valorados en 42 millones de euros a Neymar, entre ellos, un Porsche Panamera que puede costar unos 80.000. Para pasar el mal trago, el futbolista ha decidido reemplazar el motor alemán por uno italiano, y ha subido a Instagram una foto de él sobre un Ferrari cuyo precio ronda los 300.000 €. Estos son los millonarios hoy: jóvenes sin estudios que no conocen el valor de los objetos ni de hacer bien las cosas (como las declaraciones de hacienda).

Queremos un “modo coche”

Los móviles son una fuente de peligro mientras conducimos: el chat que no puede esperar (siempre puede esperar), la llamada que tienes que coger, ese e-mail que por fin llega… Así que los fabricantes y los desarrolladores de Apps están planteándose incorporar un “modo coche” en los similar al de los aviones para que los conductores desactiven automáticamente una serie de funciones de sus móviles y puedan llevar su vehículo con cierta tranquilidad.