Sí, estamos en campaña

Sí, ya ha empezado el ciclo electoral que completaremos en junio de 2024, cuando elegiremos a la o el próximo lehendakari. Antes de eso habrá elecciones europeas; antes, Generales; y en mayo de 2023, municipales y forales. Pero en Bizkaia este ciclo ya está abierto: elegimos al presidente del Athletic. Y sí, esta semana ha habido “meneo” electoral aunque todavía nos aferremos en lo deportivo a nuestra última oportunidad para volver a Europa. Iker Fernández tuiteaba muy bien lo que quiero decir: “Los mismos que pedíais el adelanto electoral ahora decís que no se hable de elecciones para no desestabilizar al equipo. ¡Idos al peo!”.

EE.UU. es el modelo

En esta carrera por llegar a Ibaigane oiremos a los candidatos hablar más que nunca del equipo femenino. No es una moda: es una realidad. Y para confirmarlo hemos buscado y hemos encontrado un modelo inesperado a seguir en equiparación: el estadounidense. “EEUU aprueba el convenio colectivo para igualar salarios y premios entre mujeres y hombres. Se trata de dos convenios que estarán en vigor hasta 2028 y es la primera federación en aprobar medidas similares. Además, se ha creado una nueva estructura comercial que reparte ingresos por televisión y patrocinio al 50% con ambas selecciones” (2 Playbook).

Rubiales y Piqué no lo son

Hay una pareja de moda en el fútbol español, pero no son dos centrales, un doble pivote, o una conexión letal de mediapunta y delantero centro: Luis Rubiales y Gerard Piqué son el binomio del que más estamos hablando en este final de temporada. Y lo estamos haciendo porque, básicamente, son dos jetas que han manejado las competiciones (y los millones) como les ha dado la gana, por lo que parece en los audios que estamos oyendo todas y todos. Ahora, “Anticorrupción abre investigación a Rubiales y Piqué por el contrato de la Supercopa en Arabia Saudí” (Huffington Post). Esperemos que la fiscalía no dispare al palo.

¡Cómo no iba a entrar el deporte de élite!

Gracias al fútbol y otros deportes de masas, personas con pocos escrúpulos y pocas luces, aparentemente, han ganado mucho dinero. ¿Cómo? Moviéndolo continuamente: el flujo de millones no puede detenerse para que así se les quede entre las uñas la mayor cantidad posible. Por eso a nadie le extrañó la entrada del mundo “cripto” en el deporte profesional estadounidense con millones de inversión para patrocinar estadios y camisetas. Roger Senserrich en Vozpópuli ha escrito una buena reflexión al respecto. ¿De dónde salía todo ese dinero? ¿Y dónde está ahora? Porque las “cripto” pagan en criptomonedas.

Una sociedad fallida

Me importa entre poco y nada el dinero que hayan perdido los creadores de criptomonedas con la caída de este producto. Me importa un poco más que hayan perdido sus ahorros las y los pobres incautos que fueron embaucados por comerciales venidos arriba. Pero lo que más me sorprende, me indigna y me desasosiega es cómo los primeros han amasado fortunas tan enormes. En La República, un periódico colombiano, han publicado una relación de capitales desorbitados y claramente injustos. La contemporánea es una sociedad fallida que permite enriquecimientos injustificables y grietas socioeconómicas cada día más insalvables.

Populismo en mayúsculas

Si no ofrecemos sueldos atractivos a nuestros representantes políticos estos serán personas con mucho dinero y tiempo (volveríamos a la casilla de salida de la democracia representativa) o personas sin otras aspiraciones laborales. Difícilmente podremos atraer a la política municipal a ingenieros, profesores de universidad o funcionarios de carrera con sueldos que no les igualen, por lo menos, lo que perciben para meterse en más líos que no necesitan. Con la bajada de sueldos, Bildu (que también ha votado antes incrementos) tiende la trampa del populismo: algunos han caído y otros le están ayudando a desplegarla.

Iglesias, diga la verdad

Otro que tira de manual populista es Pablo Iglesias, que sigue empeñado en tocar poder (él personalmente, no su partido) de la mano de Sánchez y, si no, pincha el balón. Pero esta vez parece que no va a poder: los sondeos marcan otro descenso para Podemos en caso de repetición electoral, así que no va a atreverse, como hace cuatro años, a mandarnos de nuevo a otra campaña. Sánchez lo sabe y sigue dejando hacer, al más puro estilo de Rajoy, por cierto: si Iglesias quiere vender que será el Congreso el que decida si entra en el gobierno, que lo venda. Sánchez se ve ya presidente en segunda votación.

Buenas noticias

La puesta en libertad de Carola Rackete es una buena noticia para todos y todas: la humanidad queda por encima de la interpretación estricta de la ley que puede hacer un ministro de la extrema derecha italiana. Así que hoy me he reconciliado un poco con el Mundo gracias a la jueza que no ve delito en la actividad de la capitana que rescata a personas que arriesgan su vida huyendo de la peor cara del ser humano. ¿Debemos entrar en el problema de fondo y evitar que haya países controlados por mafias, expoliadores y extorsionadores? Sí, pero de momento el trabajo de quienes rescatan a los refugiados solo merece elogio.

Una gran entrevista

Bittor Arginzoniz es un personaje que despierta una gran curiosidad: un perfeccionista que obtiene uno de los mayores reconocimientos en su profesión pero él solo quiere seguir trabajando. Y Cristina Jolonch le ha hecho una entrevista extraordinaria en La Vanguardia, de esas que dibujan al personaje en pinceladas y que cumplen el sobado halago: “Para enseñarla en las facultades de periodismo”. Esta entrevista sí merece ser mostrada como un gran trabajo periodístico: da con el personaje y el momento, y deja a Arginzoniz que se haga un autorretrato ayudado por las preguntas.

Las trampas al solitario

Habría preferido que el Athletic no hubiese incorporado a Bibiane Schulze, igual que habría preferido que no lo hubiera hecho en los casos de Diarra o Laporte, por mucho que nos haya reportado en lo deportivo y lo económico el francés. En definitiva, me gustaría que mi Athletic no se hiciese más trampas al solitario, como bien apunta Iker Fernández en El Desmarque. Al mismo tiempo, me preocupa porque me pone frente al espejo el acertadísimo tuit de Albert: “Los argumentos anti-Bibiane me recuerdan demasiado al ‘eres español porque lo pone en tu DNI’”. Y sobre todo, me asombra la actual maquinaria de dar o quitar la razón.

Cuando Twitter molaba…

Hacía años que no leía un tuit de Ricardo Royo-Villanova, uno de esos tuiteros que tenían su personaje, a veces divertido, otras no tanto. Y ayer volvió a mi timeline para despedirse: dice que está cansado de este Twitter y de las jaurías que se lo han apropiado. Y no le falta razón: hubo un tiempo muy lejano (hace diez años) en el que en Twitter nos conocíamos casi todos y, cada uno con su careta, iba de frente… Más o menos. No quiero ponerme nostálgico, abuelete ni clasista, solo dejar claro que otro Twitter, mucho más interesante y mucho más disfrutable, es posible porque lo hicimos.

A esto me refiero

En Twitter, en YouTube, en Internet y en la calle cabe todo el mundo. Nadie sobra salvo los fascistas… Y quien humilla a otro por divertimento. Ayer Javi (un usuario poco conocido pero muy interesante) comentaba en Twitter la noticia sobre Reset, el youtuber que dio galletas con pasta de dientes a un indigente y, luego, unos euros de limosna. Estos días, el joven declara ante el juez cosas como esta: que dejó el instituto por YouTube y los periodistas le hemos chafado el negocio o que el juez se toma muy en serio la ley y él solo quería gastar una broma. No suelo ser alarmista, pero en esto nos estamos convirtiendo.

Empezar mal la campaña

Ya sé que estamos en campaña y que me tocaría hablar de lo que hacen los candidatos, pero no he podido ni he querido poner por delante lo que es hoy Twitter e Internet: el reflejo de nuestra sociedad. Y cuando sigo estirando el chicle y pensando que los políticos responden a lo que es la sociedad a veces me asusto: después de una torta como un piano en el PP, Díaz Ayuso, la candidata a la presidencia de Madrid arranca su campaña discutiendo la idea de Vox de llevar a El Retiro el desfile del Orgullo Gay. ¿Qué más quiere la extrema derecha que eso, que el PP le compre el “frame”, como dicen los expertos?

Lo mismo le da

Mientras en el PP no se quitan ni queriendo el pringue de Vox, en Ciudadanos tienen cada vez más difícil ocultar que si no hubiera surgido la formación de extrema derecha ellos hubieran capitalizado el voto ultra: “Miguel Carmona Priego se coló en las listas de las dos formaciones en Berga y Manresa y tras la denuncia del PSC a la Junta Electoral se ha quedado fuera de ambas”. Desde luego, a Miguel Carmona le da lo mismo uno que otro aunque en Vox era el 12 en Manresa y en Ciudadanos, el 16 en Berga. A los de Abascal, desde luego, les caía mejor. Lo que está claro es que algunos arrastran un suspenso en democracia.

No, no somos los mejores

Si ayer les hablaba de lo acertado que estaba José Manuel Monje cuando reclamaba tanto apoyo para Susaeta sobre el césped como lo estaba teniendo ahora, tras anunciar su adiós, hoy les traslado otra verdad incómoda sobre nuestro Athletic, la que tuiteaba el periodista Iker Fernández: “Tengo 37 años y creo que al único jugador que no he visto salir por la puerta de atrás es a Iraola. Históricamente, la capacidad de este club de librarse de sus leyendas ha sido increíble. Ocurrió con Larrazabal, con Julen… Y no aprendemos. Y esto no lo arregla ningún homenaje”. Se olvida de Etxeberria, pero acierta en lo esencial.

También entendemos mal

Pablo Casado no solo piensa que no sabemos y, sobre todo, no saben las mujeres qué les pasa cuando están embarazadas. Pablo Casado también piensa que no sabemos leer las entrevistas… Aunque estas sean en vídeo y todos y todas hayamos visto que, efectivamente, es un soberbio, un ignorante y, si le dan pie Rivera y Abascal, un tipo que no tendrá ningún pudor en legislar sobre los cuerpos ajenos. Se lo traduzco: Casado dijo en La1 que él no dijo en El Español (aunque hay un vídeo para comprobarlo, insisto) que las mujeres no saben qué les pasa cuando están embarazadas y quieren abortar.

Bien atado

Con lo de “todo atado y bien atado” Franco y los que lo hemos repetido no solo nos referíamos a la política española: Jaime Martínez-Bordiú Aznar, sobrino-nieto de Carmen Franco, logró el contrato de limpieza para la Guardia Real española (244.000 €) antes de transferir la contrata a un empresario con más experiencia en el sector, que, según Eldiario.es, “comparte nombre y apellidos”, Samuel Manjón Taboada, con un integrante de las listas de un partido menor madrileño que lideraba el exgeneral franquista Manuel Fernández-Montón Altolaguirre. Todo queda en casa. En la suya.

Orgullosos, nosotros

Los Franco, los Martínez-Bordiú, los Aznar, los Fernández-Montón y tantos otros están muy orgullosos de lo que son: descendientes de franquistas y con una significativa habilidad para los negocios. Así que, lo mejor que podemos hacer contra ellos es estar nosotros orgullosos también de lo que somos. No lo digo yo, lo dice Bixintxo Bilbao, víctima del más absoluto de los absurdos: un año de sanción por mostrar una Ikurriña como vencedor en el mundial de “pelota vasca” (que así se llama y prohíbe). “Tenemos que estar orgullosos de nuestras raíces y enseñar nuestros colores es bonito. Lo volvería a hacer”, declaraba Bilbao a ETB2.

Menos compromiso, más dinero

Aunque la realidad se empeñe en agarrarme por las solapas y zarandearme, me niego a pensar que el compromiso con los valores deportivos primero, e inmediatamente después con unos colores, esté reñido con el dinero. Aunque los Arrizabalaga y los Llorente se empeñen en ello también tenemos a los Muniain, Williams, Erika Vázquez o Ainhoa Tirapu. Pero es que hablamos de mucho dinero: Iker Fernández recordaba en Twitter que los 225.000 € de multa a Kepa por su desprecio a Sarri y Caballero le suponen solo una semana de sueldo. Gana al día más de 1.300 €. ¿Cómo no va a sentirse empoderado?

¿Quién reparte para Amazon?

Si esta fuera una sección de titulares desafortunados encontrados en Internet, este de El Confidencial sería el destacado del día: “El barrio en el que no se atreven a entrar ni los repartidores de Amazon”. Se refieren a uno de Salamanca en el que, según el digital, se “vende la heroína más barata del país”. La pieza va sobre la marginalidad de un distrito que “va ya por su tercera generación de gente que no ha vivido más que en la violencia”, pero el titular no puede ser más ridículo: los repartidores de Amazon son personas, muchas veces, que ponen su alta de autónomo y su coche.

Alfonso Guerra, fuera de su tiempo

Iu Forn da muy duro a Alfonso Guerra en su columna en El Nacional. Y lo hace con motivo, porque lo de Alfonso Guerra no se sostiene. Si Felipe González es un personaje que no suma al PSOE actual, Guerra resta claramente. Lo último en el “debe” del socialista es su atrevimiento de señalar dictaduras buenas porque son eficaces en lo económico como la de Pinochet en Chile para defenestrar a Maduro. ¿Qué le pueden responder los descendientes de los represaliados? ¿Qué le puede responder cualquier persona con dos dedos de frente? Como sugiere Forn: que se retire, que su tiempo ha pasado.

Villacís, por delante

Aunque Manuela Carmena ganaría las elecciones en la capital de España (bajando cinco concejales), Begoña Villacís tiene más papeletas para ser la alcaldesa si los madrileños votan como ha adelantado una encuesta de Telemadrid: Ciudadanos sería la primera fuerza del “trifachito” (PP, Ciudadanos y Vox), por lo que las otras dos formaciones deberían de facilitar su ascenso (puede que Vox simplemente tuviera que abstenerse). En Madrid, la nueva política sí se come a PSOE y PP, y la entrada de la ultraderecha es la que lo trastoca todo. Mientras tanto, las izquierdas siguen a lo suyo.

Y Podemos, empeñado en hundirse

Pablo Iglesias quiere a Iñigo Errejón fuera de Podemos: le ofrece negociar una integración de listas siempre que el que fuera su número dos abandone la formación morada y se convierta en un actor político más. El lío no es pequeño. Además de las intrigas palaciegas que nos pueden entretener, está en juego algo mucho más serio: la irrupción de una derecha liberada por las peticiones de Vox. Ya ha pasado en Andalucía, donde Podemos, con la ensalada de nombres que le acompañaba, prefirió atacar al PSOE y su propio victimismo antes que impedir el ascenso de PP, Ciudadanos y Vox.

¡Todos a San Mamés!

Me uno a la petición de mi amigo y compañero, Iker Fernández: “Que no se quede ninguna en el cajón”. Se refiere a las entradas que el Athletic Club ha distribuido hasta agotar por completo las existencias más de 24 horas antes del partido, en una serie de acciones que han premiado por igual a socios y a aficionados, y que es justo reconocer y poner en el haber de esta nueva junta directiva. Igual que los chicos nos han necesitado en la Liga las últimas semanas, las chicas nos necesitan hoy para superar los cuartos de final de la Copa frente al Atlético de Madrid. Aupa, Athletic!

Las reinas del fútbol

El avance del fútbol femenino es imparable en Bizkaia y más allá. Una gran noticia. El siguiente paso será pagar por las entradas, pero no voy a aguarnos la fiesta, que para eso ya están los de siempre: demostrar tanto interés es un avance firme y tenemos que celebrarlo. Ya estamos más cerca de lo que sucede en Brasil, según leemos en la web de la revista Panenka: Marta Vieira es una estrella en uno de los países con más pasión por este deporte. No es para menos: 16 años como profesional en los que ha ganado 6 veces el título de mejor jugadora del mundo. Una referencia para todos los aficionados.