La falta de responsabilidad

Todos cometemos errores, pero me niego a creer que Beatriz Talegón sea tan necia como para perseverar en esa práctica con semejante empeño: después de que le hayan colado unas cuantas noticias falsas (incluso la de que Rajoy es pederasta), vuelve a la carga con un vídeo en el que se ve a un político repartiendo identificaciones en un parlamento para que el voto de los diputados ausentes cuente. Talegón, que lleva toda la vida comentando la política española y catalana tiene que saber que en el Congreso no se vota así. Aun así tuitea el vídeo y la falsa noticia.

La falta de oportunidades

Es fácil detectar en Twitter a quienes viven con un dolor dentro porque no corrieron delante de los grises. Dolor que se agrava cada vez que se les escapa una oportunidad para protagonizar un pequeño hito actual. Dolor que mitigan tuiteando como si con ello colaborasen en alguna resistencia. Los que llevan la cuenta @CervantesFAQs (siempre he creído que la actualizan varias personas) lo demuestran: en Italia cantaron la antifascista “Bella Ciao” a Matteo Salvini, pero no lo protagonizaron ellos, y eso les hiere, les duele, les obliga a tuitear casi como si la idea hubiera sido suya.

Sí, el francés es de ocupadores

Solo había que tener un mínimo de sensibilidad y de cultura para darse cuenta de que, cuando Carles Puigdemont hablaba en francés desde Flandes, estaba expresándose en la lengua de los ocupadores. Pero igual que para algunos todo lo que hace el catalán es obra del demonio, para otros cada acto es el de un ángel, y en ese gigantesco océano que unos y otros dejan entre sí, nadar no te lleva a ningún lado. Hasta ahora: el plan de Puigdemont para convertirse en eurodiputado tiene un “pero”: no conoce la lengua flamenca, propia de la región en la que se quiere presentar, como obliga la normativa belga.

Kepa Arrizabalaga nos ocupa el verano

Mi compañero y amigo Iker Fernández hizo lo que tocaba: repasar las páginas webs de los medios deportivos y generalistas ingleses para comprobar si, en efecto, el nombre y apellido de Kepa Arrizabalaga estaba entre los que mencionaban para el Chelsea, que da por perdido a Courtois. Puede que nos libremos de las garras de los de Londres, que necesitan un recambio para el belga, que acabará en el Real Madrid presumiblemente, pero en el dominó de buenos porteros alguna pieza puede ser la de Arrizabalaga: ¿por qué no iba a quererlo el Atlético si Oblak termina en Chelsea?

El método Bielsa

No soy objetivo con Marcelo Bielsa: todo lo que haga me parece bien hasta que me demuestren con mucho empeño lo contrario. Así que también me parece una lección estupenda la que ha dado a los jugadores del Leeds, que ahora entrena: averiguó que con el salario medio en la ciudad un trabajador necesita tres horas para pagar su entrada al campo cada quince días, así que obligó a los futbolistas a limpiar las instalaciones del equipo durante ese tiempo para que apreciasen el valor de los tickets. Bielsa intenta que los jugadores conecten con la afición, y eso es enorme.

Fachas fuera

El ataque a La Huella de Artxanda tiene que servirnos de recordatorio, por un lado, de que los que ganaron la Guerra Civil, masacraron a sus oponentes y apoyaron una dictadura durante 40 años, siguen ahí, paseándose con impunidad. Tiene que servirnos de recordatorio para que llamemos a las cosas por su nombre sin tanta corrección política: son fachas y les queremos fuera. Y tiene que servirnos para recordar a quienes dieron su vida por defender Bilbao y Euskadi.

¡Bienvenida, gentrficación!

Ahora, me centro en lo que quería contarles: no deja de parecerme contradictorio y hasta cierto punto divertido que quienes mandan a los turistas a su casa y alertan de la gentrificación que vacía los barrios ocupen estos días el casco viejo de Bilbao, fomenten que se llene hasta el colapso, lo ensucien, lo contaminen con la música alta, aplaudan “batucadas” durante todo el día… ¡Ah, que estamos en fiestas! Entonces, ¿cuando, dónde y como ellos dicen, sí se puede “gentrificar”?

¡Bienvenido, capitalismo!

Porque la llamada a que la ciudadanía tome la calle (¿qué importa si es un barrio ajeno y lo que puede afectar a la vida del mismo tu presencia?), la música alta y las pintadas contra lo que esté de moda hacerlas, solo tienen un objetivo: que consumas en su txosna. ¡Abajo el capital! Pero deja en esta barra tus euros por cerveza en vaso de plástico y kalimotxo que nos pone un distribuidor. ¿Y la recaudación, a dónde va? Uno de pueblo siempre acaba haciéndose esta pregunta.

El mensaje, claro: no es no

Mi admirado Edmundo Rodríguez (pocos habrá que sean capaces de explicar cuestiones jurídicas complejas con tanta sencillez como él) está aprovechando Twitter esta Aste Nagusia para enseñarnos cómo la ve él (que siempre es interesante). Uno de sus primeros tuits fue para la campaña “No es no” o “Ez beti da ez”, que siempre está bien recordar. Pese a lo cascarrabias que he sido en mis anteriores párrafos creo que en una Aste Nagusia para disfrutarla todos y todas.

Sí, algunos estamos trabajando

Y un aplauso para mi amigo Iker Fernández, que pedía respeto para sus compañeros de Telebilbao que, como es habitual, se pasarán la Aste Nagusia con la cámara al hombro, el cable de cuatro metros y el micrófono, buscando lo más interesante, divertido o representativo de las fiestas. Como ellos, los profesionales de ETB, de este mismo periódico, otros diarios, radios, fotógrafos y reporteros de fuera de Euskadi… Todos ellos trabajan en Aste Nagusia, recordémoslo.

Usuarios maltratados, el serial

20170412_usuarios

Esta vez nos hemos llevado todos las manos a la cabeza: ¿cómo puede una compañía como United Aerlines maltratar así a uno de sus pasajeros? Uno de sus usuarios, elegido al azar, fue sacado del avión por la fuerza porque nadie quería abandonarlo pese al overbooking que había generado la propia compañía. El caso es extremo y ha llevado a su máximo responsable a dar la cara (vía Twitter) pero, ¿cuántas veces nos maltratan las grandes empresas dejándonos sin servicio?

La nueva política es pagar como dé la gana

Unidos Podemos dice que no debe nada a los bancos… Mientras Izquierda Unida renegocia su deuda. Y ahora también nos enteramos de que los “microcréditos” de los electores tampoco son suficientes porque las cuentas para pagos de campaña se quedaban sin dinero y en Podemos tiraban de otras para abonar facturas, lo que está prohibido. Aún así, tenían pendiente de pago más de medio millón de euros a sus proveedores de campaña después de que pasara el plazo que establece la ley.

Son legionarios, ¿qué te sorprende?

Modesto García es así de expresivo en Twitter: “Flipad, legionarios cantándole ‘Soy el novio de la muerte’ a niños con cáncer en el Materno-infantil de Málaga”. Y deja un vídeo de cincuenta segundos para que comprobemos que lo que cuenta es cierto. La falta de sensibilidad de los legionarios solo es comparable a la de quien les llamó para entretener a los menores. ¿Qué esperaban, afecto y cuidados especiales? Esos niños son material delicado.

Ignacio Arsuaga y la búsqueda de atención

Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír ha tuiteado que estaba siendo acosado y que, para hacerle más daño, le llamaban desde un número con muchos seises (ya saben, el número del diablo), y pedía una oración por su familia. Pero la foto que adjuntaba de la pantalla del teléfono ni siquiera era suya: la había utilizado otro usuario días antes como pudimos comprobar. Más tarde, el líder de extrema derecha borraba el tuit y en Facebook aseguraba que le habíamos entendido mal. Cosas del demonio.

Williams, del Athletic

Lo que necesita el Athletic es más jugadores que sean del Athletic. Que lo sean como lo somos sus aficionados que hemos fantaseado con jugar para nuestro club y solo para él. Como Iñaki Williams que ha señalado que no le interesaba la supuesta oferta de la Juve ni de otros equipos grandes porque él ya está jugando en el más grande. Esa “es la frase”, como tuiteaba mi amigo y compañero, Iker Fernández, y esa es la actitud que tenemos que enseñar a los aficionados más jóvenes.

¿Otra vez?

20170216_vez

Abel García tiene 22.800 seguidores en Twitter y 15.700 en YouTube. A todos ellos les ha enseñado su último vídeo, en el que utiliza gas pimienta contra un repartidor de pizzas. Se supone que es una broma, se supone que el repartidor no estaba enterado, y se supone que esto hace gracia. YouTube ha retirado el vídeo pero él lo ha colgado de nuevo. De lo que no tengo duda es de que Abel García busca fama siguiendo la “moda” de notoriedad por agresión.

Y las que quedan…

Además de la presencia de youtubers que no dejan de sorprendernos… para mal, Internet es una fuente de problemas, y si no que se lo digan a la cocinera Macarena de Castro, que ha tenido que pagar 6.000 € por propasarse en la respuesta a una clienta en una web. La clienta hizo una crítica negativa y De Castro respondió en la misma web dando detalles de la comensal para ponerla en evidencia. Como usuario de estas plataformas… permítanme que me ponga del lado de Macarena de Castro.

Errejón se equivoca

Mantengo mi intención de que sean los hechos los que retraten a Pablo Iglesias como líder, y no los vaticinios que hagamos columnistas y contertulios. Pero el que se equivoca es Íñigo Errejón que, según El Confidencial, habría puesto sobre la mesa sus exigencias: un 40% de asientos de la ejecutiva y su portavocía, por supuesto. La dureza de su derrota y su comportamiento evidencian que hasta el que parecía el más listo en Podemos tampoco era para tanto.

Más madera

Si está haciendo esfuerzos por pensar que la sociedad española no es tan corrupta, que se trata de hechos aislados que coinciden en el tiempo y hacen mucho ruido… Deje de hacer ese esfuerzo: José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto de 2004 a 2016 habría llevado una vida de lujo (caviar, champán, camisas a medida, chaquetas de 300 €, manicuras, etc.) a cargo de la FEB, y está siendo investigado por malversación, administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental.

Piscinazo del Barcelona

Mi buen amigo Iker Fernández ha sabido escoger los cuatro segundos que resumen perfectamente el partido entre el PSG y el FC Barcelona: Neymar exagerando una caída de un modo ridículo. Porque el “Barça” sí se cayó estrepitosamente, y ese golpe contra el suelo ha generado una corriente de ánimo positivo en muchos usuarios de redes sociales. Eso significa que este equipo, en el que ya no están Puyol ni Xavi, está haciendo las cosas mal también fuera del campo.

El juego de Pedro Sánchez

20161101_pedro

¿Hay poderes fácticos? ¿Los medios de comunicación están controlados por empresas y estas a veces tienen accionariados “variopintos”? ¿Los medios se posicionan y hacen sus propias campañas? ¿PP, PSOE y las grandes empresas están de acuerdo demasiadas veces? La respuesta a todas estas preguntas es: “Sí”. ¿Pedro Sánchez reveló algo escandaloso? ¿Realmente hay algo nuevo en todo esto? La respuesta es: “No”. Por supuesto, lo amarillo vende hoy más que nunca, gracias a Twitter especialmente, pero creo que Julia Otero puso bien la medida, precisamente, en esta red social, pidiendo menos caras de sorpresa.

¡Claro que Pablo Iglesias está de acuerdo!

Pero no niego las evidencias, lo que intento poner de manifiesto, como Julia Otero, es que estas evidencias no pueden ser consideradas revelaciones de grado mayor. Por mucho que Pablo Iglesias se levante ahora a aplaudir a Pedro Sánchez. Un Iglesias que, realmente, es el principal culpable de que Rajoy siga siendo presidente del gobierno español, reventando cualquier posibilidad de acuerdo alternativo con aquella rueda de prensa en la que se presentó como vicepresidente rodeado de los ministros de Podemos, y empujándonos a segundas elecciones que solo reforzaron al PP.

No hay ningún pueblo macarra

Y se lo digo yo, que nací y crecí en Ezkerraldea, donde se supone que de macarras y macarritas íbamos sobrados: no hay ningún pueblo macarra por definición. Así que el tuit de “El Nega”, de “Los Chikos del Maíz”, diciendo que la mirada de matón de colegio de Iglesias a José Manuel Villegas, mientras Irene Montero y Ramón Espinar desafiaban al de Ciudadanos, no es ni “pueblo” ni “Vallekas”, ni dice: “Como la toques te rajo”. No pasa de chuleta de turno. Como el propio Nega.

Nada justifica una agresión por motivos políticos

La agresión a Nacho Toca porque este reconoce en un bar de Bilbao que forma parte de las Nuevas Generaciones del PP, según su propio relato, no tiene justificación alguna. Todas las agresiones por motivos políticos sobran en Euskadi. Todas. Aquí ya hemos tenido suficiente ración de cobardes con capuchas que mataban al que pensaba diferente solo por hacerlo. Joder, se lee fácil, pero es muy duro escribirlo. Y si la versión de Toca es cierta, el hecho me parece profundamente despreciable.

Así, sí

Mi compañero y amigo Iker Fernández lo tuiteó muy bien: “¡Qué afición, chico, qué afición!”. Su exclamación la motivaba el aplauso que San Mamés dio a los jugadores del Osasuna lesionados durante el derby. Incluso el propio club navarro, por medio de Twitter, daba las gracias a los y las athleticzales que habían tenido un comportamiento tan deportivo. Poco a poco, igual logramos recuperar el ambiente en las gradas del viejo San Mamés.