Otra injusticia española

Todos lo sabíamos, y todos los líderes políticos abertzales ya se habían manifestado en contra de la condena que recibieron Arnaldo Otegi, Rafa Díaz y el resto de los que entraron en la cárcel por el caso conocido como Bateragune. El hijo de Otegi expresaba en Twitter solo parte de la indignación (mezclada con lógica alegría) que uno tiene que sentir cuando sabe que le han tratado con tanta injusticia: “¿Cómo se compensan los 6 años y medio de sufrimiento, dispersión, la muerte de la amama…? Hoy hemos vuelto a ganar y por ello es un día para celebrar”.

Una gran lección

Los humoristas Toni Soler y Jair Domínguez han dado una grandísima lección de solidaridad, de humor inteligente y, sobre todo, de valores, cuando han decidido usar una senyera para sonarse la nariz y, así, mostrar que el linchamiento al que está siendo sometido Dani Mateo por hacer lo propio con una española es injusto y, además, cavernícola. ¿Y si lo hace con una ikurriña? No lo duden: un humorista tiene que poder hacerlo sin consecuencias aunque no me guste el gesto como no me gusta ese tipo de humor. Pero sí me ha gustado la extraordinaria respuesta de Soler.

El periódico de Podemos

Cuando digo que Pablo Echenique es el político más sobrevalorado hoy, lo digo por tuits como este: “Entre tanta intoxicación de OKcloacas, Inda y Villarejo, os presentamos POR FIN un periódico que dice la verdad y no huele a caca” (sic). Y ofrece los links de descarga de un periódico que edita… ¡Podemos! Porque la verdad, amigos, está en la prensa de partido, según los de la nueva política (aunque a mí esa idea me parece muy viejuna, sinceramente). Nunca me ha gustado eso del periodismo objetivo y prefiero uno honesto. Justo lo que no está siendo Echenique cuando presenta su nuevo medio.

Bien pensado…

El periodista Pablo Rodríguez traducía en Twitter las palabras que había publicado su compañero Martin Kaul: “¿Está Alemania preparada para tener a un hombre como canciller?”. En los comentarios, la corresponsal en Alemania de RTVE, Aurora Mínguez, matizaba: “Traducción real: ‘¿Está preparada Alemania para tener un hombre como Cancillera?’. Y es que Merkel ha creado un estilo propio en el puesto de primer/a ministro/a”. Por cierto, todo este juego de ideas lo plantean varios periodistas ajenos (en principio) a medios de partido, ¿qué le parecerá a Echenique?

Bielsa solo hay uno (y nos flipa)

Nacho González ha llevado a su Twitter el vídeo de una persecución futbolística: media docena de jugadores del Leeds, el equipo que entrena ahora Marcelo Bielsa, en la segunda inglesa, se lanzan desde el campo contrario a frenar un contraataque de un solo delantero rival. Media docena de jugadores que saben que tienen que correr, que cada jugada cuenta, y que el equipo está por encima de su esfuerzo o agotamiento. Todo eso solo lo logra Bielsa, que sigue siendo único. Y no, no todos los entrenadores argentinos que le mencionan son capaces ni siquiera de imitarle.

La falta de responsabilidad

Todos cometemos errores, pero me niego a creer que Beatriz Talegón sea tan necia como para perseverar en esa práctica con semejante empeño: después de que le hayan colado unas cuantas noticias falsas (incluso la de que Rajoy es pederasta), vuelve a la carga con un vídeo en el que se ve a un político repartiendo identificaciones en un parlamento para que el voto de los diputados ausentes cuente. Talegón, que lleva toda la vida comentando la política española y catalana tiene que saber que en el Congreso no se vota así. Aun así tuitea el vídeo y la falsa noticia.

La falta de oportunidades

Es fácil detectar en Twitter a quienes viven con un dolor dentro porque no corrieron delante de los grises. Dolor que se agrava cada vez que se les escapa una oportunidad para protagonizar un pequeño hito actual. Dolor que mitigan tuiteando como si con ello colaborasen en alguna resistencia. Los que llevan la cuenta @CervantesFAQs (siempre he creído que la actualizan varias personas) lo demuestran: en Italia cantaron la antifascista “Bella Ciao” a Matteo Salvini, pero no lo protagonizaron ellos, y eso les hiere, les duele, les obliga a tuitear casi como si la idea hubiera sido suya.

Sí, el francés es de ocupadores

Solo había que tener un mínimo de sensibilidad y de cultura para darse cuenta de que, cuando Carles Puigdemont hablaba en francés desde Flandes, estaba expresándose en la lengua de los ocupadores. Pero igual que para algunos todo lo que hace el catalán es obra del demonio, para otros cada acto es el de un ángel, y en ese gigantesco océano que unos y otros dejan entre sí, nadar no te lleva a ningún lado. Hasta ahora: el plan de Puigdemont para convertirse en eurodiputado tiene un “pero”: no conoce la lengua flamenca, propia de la región en la que se quiere presentar, como obliga la normativa belga.

Kepa Arrizabalaga nos ocupa el verano

Mi compañero y amigo Iker Fernández hizo lo que tocaba: repasar las páginas webs de los medios deportivos y generalistas ingleses para comprobar si, en efecto, el nombre y apellido de Kepa Arrizabalaga estaba entre los que mencionaban para el Chelsea, que da por perdido a Courtois. Puede que nos libremos de las garras de los de Londres, que necesitan un recambio para el belga, que acabará en el Real Madrid presumiblemente, pero en el dominó de buenos porteros alguna pieza puede ser la de Arrizabalaga: ¿por qué no iba a quererlo el Atlético si Oblak termina en Chelsea?

El método Bielsa

No soy objetivo con Marcelo Bielsa: todo lo que haga me parece bien hasta que me demuestren con mucho empeño lo contrario. Así que también me parece una lección estupenda la que ha dado a los jugadores del Leeds, que ahora entrena: averiguó que con el salario medio en la ciudad un trabajador necesita tres horas para pagar su entrada al campo cada quince días, así que obligó a los futbolistas a limpiar las instalaciones del equipo durante ese tiempo para que apreciasen el valor de los tickets. Bielsa intenta que los jugadores conecten con la afición, y eso es enorme.

La importancia del fotoperiodismo

A estas alturas hace falta recordarlo porque, como cualquier persona que se dedica a esto de la comunicación, la mayoría de estos profesionales está mal pagado y/o con unas condiciones nada deseables para realizar un trabajo tan importante. Y aun así lo hacen. Y aun así es importante que no dejen de hacerlo: en Photolari muestran el trabajo y las reflexiones de John Moore, el fotógrafo que nos ha dejado ver cómo la policía de Trump trata a los inmigrantes en la frontera, cómo les separan de sus hijos, cómo obligan a las madres a quitar los cordones antes de hacerlo.

No todo es liberador

Puedo entender que una artista, en una fase de su proceso creativo, experimente con una coacción ajena y, en un contexto de libertad, esta le resulte catártica. Pero no puedo entender que un medio feminista sugiera siquiera que el uso del yihab es progresista porque una artista se haya sentido liberada usándolo en una ciudad que no obliga a su utilización, como es Madrid. El yihab es una prenda que unos hombres imponen a todas las mujeres y las anula. Y para cambiar esta norma muchas mujeres se juegan la libertad quitándose simplemente un velo. Esa es la verdad.

Denme más normalidad

Mucho más liberador, mucho más progresista y mucho más feminista es el mensaje de Bárbara Sánchez y otras mujeres en Twitter contra las críticas que ha recibido Blanca Suárez por ir a la playa y ponerse en biquini. Al parecer, la actriz durante sus vacaciones estaba con más kilos de los que quienes imponen cánones consideran los adecuados para una mujer con cierto éxito. Ya pueden irse a la mierda todos los que subliman y obligan a la delgadez extrema, los que lo publican, y los que lo aplauden y recomiendan. Ojalá más mujeres “normales” como Blanca Suárez en biquini.

2018 y tenemos que explicar esto

Si la importancia de los fotoperiodistas siempre hay que recordarla, que en 2018 tengamos que explicar que la educación sexual no tiene nada que ver con la pedofilia ni siquiera con la incitación a la sexualidad de los menores, es que algo falla. Y algo falla: la semana pasada en Twitter vi varias conversaciones preocupantes sobre lo desaconsejable que resultaba una publicación que simplemente decía a los niños y las niñas que no pasa nada si les da placer tocarse la cosita porque es lo normal. Por suerte, en Vozpópuli han intentado zanjar la chorrada explicando el libro.

Bielsa es un profesional

Seguramente ya habrán visto el vídeo de la presentación de Marcelo Bielsa en Leeds, en el que asegura que el Athletic Club es el equipo más importante para él. Pues bien, en esa rueda de prensa dejó otras perlas que han pasado desapercibidas. Una de ellas la tuitea muy bien Kiko Medarde: “Bendita locura y verdadera sensatez” la del entrenador argentino que, antes de su presentación, ya se ha había visto los 51 partidos que jugó la temporada pasada el equipo al que va a entrenar. Personalmente me parece un síntoma de profesionalidad extraordinaria. Quiero más Bielsas en mi mundo.

De la posverdad a la preverdad

Las mentiras de Albert Rivera sobre el Cupo y el Concierto vascos no forman parte de la “posverdad” que ahora está tan de moda. Más bien son “preverdad”: son mentiras que se anticipan a la realidad, un relato lleno de trampas y malas intenciones que intenta colocarnos el de Ciudadanos antes de la realidad, para afectarla negativamente. Para que en España piensen que Euskadi les roba en vez de que, simplemente, gestiona mejor y negocia. Así de sencillo.

Pero Rivera no está solo

A Albert Rivera le acompaña Bildu (que prefiere estar al lado de Ciudadanos que del PNV), le acompaña Compromís (desacertados), y le acompañan un puñado de disidentes en todos los partidos que prefieren pobreza para todos en España. Por ejemplo, el economista José Carlos Díez, que hizo campaña con Susana Díaz, habla de “desigualdad” negando una realidad: si Euskadi y Nafarroa gastan más en Sanidad es porque se autogestionan y generan más recursos.

España es así

En España prefieren construir castillos de mentiras antes que aceptar la verdad llana: Euskadi ejerce su derecho a negociar el Cupo y el Concierto y gestiona mejor. Otro ejemplo: la España rancia prefiere enredarse en el derecho a la privacidad de los policías municipales de Madrid que loaban a Hitler, deseaban la muerte de Manuela Carmena y amenazaban a la periodista Ana Pastor, antes que enfrentarse a la realidad de que este tipo de gente se les cuela en las policías.

Bielsa, cada día más enorme

Adoro al Bielsa entrenador porque creo que salvó a una generación de aficionados al fútbol en Bizkaia que volvieron a pedirse Llorente, Herrera o Iraizoz en los campos de fútbol de los patios de los colegios, en vez de Messi, Ronaldo o Casillas. Pero el Bielsa humano es extraordinario. Como bien dice Raúl Díaz, guionista portugalujo afincado en Madrid, uno no sabe si “el loco” es el técnico o lo somos los demás: Bielsa afronta una suspensión en el Lille por ir a ver a un amigo enfermo.

Este sábado, Getxoblog

Lamentablemente no podré acudir a la novena (¡novena ya!) edición del Getxoblog, ese encuentro de usuarios de Internet que mantienen conversaciones en blogs, Twitter o Facebook y que, en citas como la que lidera Mikel Agirregabiria, aprovecha para verse, charlar con un café, aprender y sacarse una foto de familia divertida, al ya tradicional estilo “phooning”. Será el sábado, a partir de las 10:00, en BiscayTIK, con un programa intenso y muy completo.

Si parece que hay un plan…

Si parece que detrás de todo hay un plan lo más probable es que haya un plan. Parece un axioma sencillo pero de vez en cuando hay que recordarlo. Anoten estas líneas de El Confidencial Digital: “Altos cargos de la Generalitat serán acusados de sedición y prevaricación días antes del 1-O. La Guardia Civil está reuniendo pruebas contra representantes del Govern, funcionarios y alcaldes que serán entregadas al juez justo antes del referéndum independentista”.

Y el enemigo, en casa

Mientras el gobierno catalán intenta poner en marcha un proceso de independencia con todas las trabas posibles desde un estado que ve que pierde una parte muy importante de su potencia económica, quienes abanderan el apoyo a este “procés” no dejan de poner palos en las ruedas: la campaña cavernícola contra el turismo de Arran y Ernai que permite a quien quiera hacerlo asociar independentismo con xenofobia no ayuda a ningún nacionalista. Al contrario.

Los apoyos tienen que sumar

Hay formas de hacer política que no entiendo. No entiendo, por ejemplo, que la lista unitaria de Junts pel Sí haya acabado echándose en manos de la CUP. Y mucho menos entiendo la manera de hacer política de esta formación. Su última “aportación” al “procés” es un cartel que imita a uno leninista (y otro franquista) en el que una mujer barre (una mujer barre, sí) a quienes sobran en su modelo de Catalunya. ¿De verdad creen que así van a sumar a una causa que lo necesita?

En resumen…

“Me dicen en los 90 que íbamos a estar discutiendo en 2017 sobre las vacunas o si las vacaciones deben ser voluntarias y me río en sus caras”. Este tuit guarda una gran verdad y, al mismo tiempo, ignora una realidad todavía mayor: esas discusiones ocupan mucho tiempo y mucho espacio en Twitter pero fuera de esta red social no son tan comunes. ¿Tienen más sentido común los no-tuiteros? Por lo visto yo creo que es al revés: hay demasiados tontos con Twitter.

El gran Bielsa

A Bielsa no le gusta que los periodistas le alabemos y a mí no me gusta lo que opina de nosotros. Pero hasta ahí lo que me separa de este genio. Lo que me une al “loco” es mucho más, es una pasión por el fútbol que, en la versión en castellano del New York Times, Ezequiel Fernández ha descrito deliciosamente. Su visión de este deporte y de la vida me parecen fascinantes: “Ética, ataque y belleza” y “no me quieras porque gané, necesito que me quieras para ganar”.