Pinchan el balón

Lo insinuaron y lo han hecho: con los precios de la luz por las nubes las empresas productoras han decidido dejar “fuera del mercado eléctrico” energías limpias y baratas como la fotovoltaica y la eólica. Para chulo, su pirulo. Esto no es un órdago y aunque la medida sea “perfectamente legal” también es perfectamente criticable como un chantaje y secuestro de recursos en su propio beneficio: las eléctricas, a las que gobiernos del PSOE y el PP han consentido como a hijos malcriados, no van a renunciar a su pastel y les importan poco o nada las consecuencias sobre las personas. Los entrecomillados son de El Economista.

Carmona se ha dejado manipular

No niego ni por un segundo la valía profesional de Carmona para ser nombrado vicepresidente de Iberdrola. Pero dados los últimos acontecimientos cualquiera podría pensar que quien fuera diputado en la Asamblea de Madrid por el PSOE (y habitual de los micrófonos en representación de la pata rancia del socialismo) se ha dejado utilizar a cambio de un buen puesto. Es como si Iberdrola hubiera decidido colocar justo ahora a un ex del partido del presidente español para enfangar aún más la refriega entre eléctricas y gobierno del Estado, y demostrar, una vez más, su capacidad para hacer lo que les da la gana.

Hablemos de Iván Redondo

No me ha parecido tan criticable la entrevista que Iván Redondo ha concedido a Jordi Évole. El exjefe de gabinete de Pedro Sánchez fue muy esquivo en algunas respuestas y un poco engolado en otras pero, en general, solo hizo lo que siempre ha anunciado: defender y proteger su trabajo y a quien le llamo para hacerlo. No estoy de acuerdo con él en mucho de lo que dijo y, deliberadamente, no fue muy hábil mintiendo u ocultando detalles: prefirió dejar claro que él es un pretoriano de Sánchez (que no del PSOE). Eso es cuestión de estilo, pero dejar claro que los asesores políticos hacen su trabajo es casi una necesidad.

Casado se equivoca de momento

Pablo Casado ha decidido dejar claro que su modelo de hacer política es copiar a José María Aznar. Nunca lo ocultó, realmente, pero ahora lo ha dejado casi por escrito: su intención es convertir al PP en el partido de derechas español, de todas las derechas, desde los liberales hasta los más rancios. Es decir, su intención es hacer lo que hizo Aznar… Pero en un momento diferente, lo que lo cambia todo: ahora la extrema derecha sí tiene quien la represente y lo hace en unos términos que Casado nunca podrá abarcar si quiere mantener cierto contacto con el centro. La ambición le ha empujado a la estrategia. Veremos si se equivoca.

Primer aviso

La caída de Smart Life, una aplicación que permite centralizar diferentes servicios (como Alexa) y la domótica de tu casa, ha sufrido una caída durante el fin de semana, de modo que ejercer ese control desde el móvil resultaba dificultoso. Realmente, no es la primera vez que sucede algo así ni parece especialmente grave, pero sirve para recodarnos el peligro al que nos exponemos si fiamos a una empresa la gestión de los elementos que necesitamos para el día a día y que, a la vez, buscan conocer todos nuestros hábitos para vender esos datos a marcas que quieren mejorar sus productos. El control de nuestra vida tiene que seguir siendo nuestro.

Hasta las gallinejas

Empieza a ser agotador lo que Miguel Aizpuru define en Twitter como “Madridcentrismo en prime-time”. Ya sé que entre todos alimentamos al monstruo centralistas, y que yo mismo he contado cosas de la campaña madrileña, ¡cómo no hacerlo si tenemos la campaña más populista a tan pocos kilómetros! Pero hacernos partícipes a todas y todos, con debates en la televisión nacional, es o un exceso o una paletada. Así de claro. Por si fuera poco, Florentino Pérez insiste en aparecer y explicar su idea exclusivista que, pese al desastre, algunos se la siguen comprando haciéndose un autorretrato de los de guardar.

Fascismo o todo lo demás

Vamos por partes. Vi el debate entre las candidatas y candidatos a presidente de la Comunidad de Madrid en LaSexta unos 10 minutos. En la primera ronda completa que pude observar aprecié que nada iba a sorprenderme y ese formato, en Madrid y en Euskadi, es muy poco atractivo para cualquier espectador. Además, opino como Ícaro Moyano: “Monasterio ha sacado el cartel de los menores no acompañados con orgullo desafiante. Con la altanería ofensiva de los fascistas. Estos son los socios del PP. Con estos va a gobernar Ayuso. Y ya está, todo lo demás es humo”. Sí, a veces la política es así de fácil.

Para que quede claro

El cartel al que hace referencia Ícaro Moyano, que evita difundirlo acertadamente, busca señalar a los menores que llegan a Madrid (o a Euskadi) solos, huyendo de la ruina, y quieren integrarse en esta sociedad. Jordi Nieva-Fenoll recuperó en Twitter el mismo miércoles, en medio de la refriega, un cartel de la propaganda nazi que “explicaba que con los 5,50 marcos que costaba diariamente al Estado una persona con una enfermedad hereditaria, podía vivir una familia sana durante un día”. Por si le quedaba alguna duda a alguien de contra quién batallamos políticamente o, peor, está dispuesta a pactar.

Superliga. Escena 5. Toma 2

Hemos asistido al anuncio de la Superliga, a su justificación, a su tambaleo, a su destrucción y, ahora, estamos asistiendo a la quinta escena: su defensa pese a las evidencias. En directo estuvo de nuevo Florentino Pérez, esta vez en un programa de radio que no se llama “El Chiringuito”, para no dar tantas pistas, justificando otra vez lo injustificable: el acceso al olimpo deportivo vía gasto y no vía esfuerzo. “No puede ser lo de la Liga española, que los de equipos arriba perdamos dinero y los demás ganen dinero”, dijo el empresario a Manu Carreño. Lo que no puede ser es que quienes despilfarran señalen a quien ahorra.

El Atlético, como la Infanta Cristina

El Atlético de Madrid ha tenido que elegir y ha optado por la vía que inauguró la infanta Cristina: entre ser responsable y no enterarse de nada, optan por lo segundo. Rubén Uría ha desgranado en Twitter la carta que ha enviado a su afición el club “colchonero” y es una de las mejores colecciones de excusas que he visto esta semana. Solo ha faltado la de que el perro se comió el contrato: les engañaron con los clubes implicados, les engañaron con que se iba a negociar con la UEFA, y ahora los gestores piden perdón y aseguran que no volverá a suceder. Solo les falta posar con unas muletas.

Las ocurrencias socialistas

El tema de las apuestas deportivas preocupa: primero porque como ya mostramos en esta columna se trata del segundo negocio con más facturación en España después de las telecomunicaciones. Después, y lo que es más grave: por el modo en el que esta actividad está captando a los usuarios más jóvenes por medio de Internet e, incluso, los videojuegos. Así que los partidos lo empiezan a tenerlo en cuenta con más acierto que otro: la idea de los socialistas de Navarra de revertir un 1% de lo recaudado por apuestas deportivas en el patrocinio de deportistas es una bomberada (con perdón) que no ayuda a atajar el problema.

Y las del PP…

Si la precampaña y la campaña incluyesen un torneo a la mayor barbaridad, Pablo Casado sería el único con capacidad para disputárselo a Santiago Abascal. Esta competición podría ser hasta divertida si no fuese porque Pablo Casado puede gobernar o condicionar a Pedro Sánchez si este no cuenta con alternativas de colaboración fuertes (lo que nos toca construir especialmente desde Euskadi y Catalunya), porque las ideas bárbaras de Casado no son anécdotas, precisamente: rebajar el SMI pasa directamente a la categoría de cabronada mayúscula y motivo por el que no votarle jamás.

Lo que decía

En Vox no solo Santiago Abascal es capaz de abrumarnos con verdaderas sandeces: Rocío Monasterio, que representó a este partido en un debate entre mujeres organizado por El Confidencial, aseguró que “en España un mileurista es un dosmileurista atracado por el Estado”. ¿Nunca ha necesitado Monasterio una receta aunque sea de paracetamol? ¿Sus padres perciben pensiones únicamente privadas? ¿El puesto de diputada al que podría acceder con qué dinero cree que se paga? El discurso ultra también en lo neoliberal destapa el mismo modo peligroso de entender la vida.

¿También para esto?

No obstante, la del malgasto de los recursos públicos en España es una vieja historia con algunos episodios muy graves como la guerra sucia o las mordidas organizadas y repartidas por Bárcenas, supuestamente, pero también trufada de notas al pie chuscas: “El personal del Ministerio de Defensa vota miles de veces en una encuesta del diario británico The Telegraph sobre la soberanía de Gibraltar. El análisis de los resultados revela que más de cinco mil votos a favor de España provinieron de IP del ministerio”, cuenta en Twitter un tal “Atónito” que hace honor a su nombre con el link a la noticia del medio británico.

El enfrentamiento, como modo de campaña

Lo siento, pero no me parece en absoluto casual el enfrentamiento televisivo entre Pablo Iglesias y Antonio García Ferreras. Y aunque el enfrentamiento fuese genuino por la cobertura a las noticias y opiniones de Eduardo Inda, señalado como colaborador en la intoxicación contra Podemos que mezcla a aparatos del Estado, Iglesias no puede alzar la voz. Cuanto más mayor me hago menos me gustan los conversos: los de Podemos siempre tuvieron en LaSexta un espacio de privilegio incluso en la época en la que Inda desplegaba sus censurables artes. Todos formaron parte del show porque a todos les convenía. Justo como ahora.

Qué gran error

Entiendo que el PSE quiera marcar perfil propio pese a compartir gobiernos con el PNV, y entiendo que a sindicatos o asociaciones de su órbita la confirmación de que, sí, se ha torturado, no les viene bien. Puedo entender muchas cosas, pero no alcanzo a comprender la negación de un conflicto que, a todas luces, existió. Si no, no habría leyes ad hoc para los miembros de ETA. Si no, hablemos claro, no habría habido un GAL que nació durante un gobierno socialista en España.

Uno menos

Sin duda es una buena noticia que a solo unos días de las elecciones catalanas parezca resuelto el caso de las tarjetas censales falsas. Las denuncias que aparecieron en Twitter y que no pocos se apresuraron a compartir, al final, han tenido explicación e incluso los tuits han sido retirados, según Maldito Bulo. La campaña catalana ha nacido, que nadie lo olvide, con los líderes nacionalistas presos o en el extranjero (para no ser detenidos), pero el recuento lo sigue haciendo la ciudadanía.

“Talegòn”

Beatriz Talegón fue una de las que amplificaron esa denuncia de fraude electoral, y aseguró que estaba realizando una investigación que sonrojaría a más de uno. Parece que los de Maldito Bulo se le han adelantado… O le han reventado el tema. Pero a la Talegón ya le da igual todo porque ha sido elevada a los altares políticos: ha catalanizado su apellido (se lo juro) y ha recabado apoyos internacionales por las presiones que recibe de una banda de chalados (algunos peligrosos) en Twitter.

Otro bulo que nos coloca Girauta

En el otro rincón, el de las estrellas consagradas del anticatalanismo, Juan Carlos Girauta insiste con las obsesiones de su partido en la recta final de la campaña: las escuelas catalanas, según Rivera, Arrimadas y el propio Girauta, han sido fábricas de adoctrinamiento, hasta el punto de que esta semana unos niños han dibujado un lazo amarillo con sus cuerpos. Y adjunta foto. Pero le han pillado: la imagen es vieja, es de Zaragoza, y la reclamación era una mayor cobertura oncopediátrica.

Wyoming, ser valiente es otra cosa

El autor del poema que ha salido publicado en una revista de jueces y del que hablaron en El Intermedio debería cumplir condena, sí, pero por pésimo gusto. Sin embargo en el programa de La Sexta decidieron comprar la versión de Irene Montero: que era machista y ella, claro, la víctima. Lo que es machista sin ninguna duda es que el mismo jefe que aseguraba que eres la mejor cuando era tu pareja te relegue a la última fila cuando tiene novia nueva. Esa también es la denuncia valiente.

¡Hay que ser sinvergüenza!

20141029_sinverguenza

Gracias a la bloguera sobre televisión de DEIA, Estefanía Jiménez, llegamos a esta noticia en ‘Vertele’ que, les advierto, puede resultarles indignante: “Granados detenido hoy, decía hace muy poco en ‘LaSexta Noche’: ‘Cuatro sinvergüenzas se llevan dinero público a su casa’”. Así es, amigos, quien fue la mano derecha de Esperanza Aguirre y vicepresidente de la Comunidad de Madrid, el mismo que está implicado ahora en la trama que se llevó comisiones sobre obra pública valorada en 250 millones de euros, daba lecciones de ética en televisión. ¿Cuántos del PP nos han dado esas mismas lecciones durante años?

Nicolás era del PP, está claro

En eso parece que no mintió, después de leer el relato de ‘Vozpópuli’ sobre cómo “el pequeño Nicolás” y su acompañante atosigó a un taxista catalán al que amenazaron: “Aquí implantamos al Ejército y se os acaba la tontería en dos días”, mientras enseñaba una carpeta del CNI. Pero eso, es lo de menos: dieron la matrícula del vehículo por teléfono a un tercero, e incluso Nicolás Gómez le amenazó: “Me cago en la puta, ¿tú a mí me estás llamando facha? Yo a ti te pego dos tiros ahora mismo y a mí no me pasa absolutamente nada, es que me quedo tan ancho”.

Mientras tanto, en Euskadi…

“Pero, ¿no eran las cajas de ahorros el cáncer del sistema financiero español? Pues miren Kutxabank”. Este habría sido el contenido de la llamada que este fin de semana han recibido en el Banco de España desde Frankfurt después de los resultados de los test de estrés del BCE, según ‘El Confidencial Digital’. Al parecer, en Europa están sorprendidos de la solvencia del banco vasco, lo que debería de servir de mensaje para quienes retrasaron la fusión de las cajas por motivos electorales y para quienes en los medios defenestran a Kutxabank y en las instituciones hacen negocios con Bankia.

Softonic se hunde, ¿merecidamente?

No, uno no puede hacer con su empresa lo que le da la gana, ni generar un modelo de negocio que dé pan con queso hoy y, mañana, nada. Cuando uno crea una empresa crea un modo de vida para sí y su entorno laboral. No por que defienda lo anterior diré, sin embargo, que Softonic se tiene merecido el cierre, para empezar porque afecta a 200 trabajadores y trabajadoras. De hecho, el post de Aldredo Pascual en ‘El Confidencial’ me parece tan irresponsable como la actitud de Tomás Diago. Pero sí me quedo con el aviso a navegantes: una parte importante del sector tecnológico hace negocio con anzuelos y trampas a los usuarios.

¿Qué es “éxito” en Internet?

Lanzo un SOS, una petición de ayuda honesta para que alguien me explique cómo puede ser que se nos presente a Amazon como un modelo de éxito entre las empresas de base tecnológica, y a su gran jefe, Jeff Bezos, como el gran visionario, y al mismo tiempo leamos noticias como la que hemos encontrado en ‘El Blog Salmón’: “No hay grandes cambios respecto al guión de los últimos tiempos. Amazon perdiendo dinero, pese a un incremento significativo de los ingresos. Sin embargo, si se analiza la intensidad que reflejan los datos del trimestre veraniego se acaba encendiendo todas las alarmas: los mayores números rojos de la última década de la compañía y unas previsiones peores para el ‘cierre navideño’”.