La campaña más internacional

La política exterior en Europa nunca ha sido relevante en una campaña electoral: hemos delegado en la Unión esa tediosa tarea de decidir quiénes serán nuestros amigos y nuestros enemigos. Pero curiosamente las próximas elecciones generales sí van a estar precedidas de una agenda internacional intensa, la de Pedro Sánchez: “El presidente del Gobierno lo será también del Consejo Europeo el segundo semestre del año y marcará las prioridades de la Unión”, explican en EPE. Con una fecha ya destacada: “La cita más importante será el Consejo informal de jefes de Estado y de Gobierno europeos en Granada, el 6 de octubre”.

¿Quiénes son esos enemigos?

Titulan en El Independiente que “Ayuso afirma que si los ‘enemigos confesos’ de España deciden su futuro, ‘desaparecerá’”. No le falta razón esta vez a la presidenta de la Comunidad de Madrid, lo que creo que le faltan son referencias. Por ejemplo, el lehendakari Ibarretxe aseguraba que “se puede amar lo que se es sin odiar lo que no se es”, y la historia política española ha dejado varias pruebas de colaboración de PSOE y PP con partidos como el PNV, CiU, ERC y, ahora, Bildu. Los mayores enemigos de España son precisamente esos con los que colaboran en el PP: los que militan en la extrema derecha y quienes les blanquean.

Tan listo no es

Elon Musk ha sido la persona que más dinero ha ganado en el mundo, es cierto, pero también es la “primera persona en la historia que pierde 200.000 millones de dólares de patrimonio” (Nius). Hay que tenerlos para perderlos, está claro, pero tan listo no será. Pese al descalabro (sobre todo por culpa de Tesla, pero Twitter también se ha depreciado), “su actual patrimonio ronda 132.000 millones de dólares”, pero ha perdido su puesto de privilegio: “Este mes de diciembre fue superado por Bernard Arnault, el magnate de los negocios francés y cofundador del imperio de artículos de lujo LVMH”.

Seguro que invirtió en el Metaverso

No me extrañaría que Elon Musk hubiese invertido una pequeña parte de su fortuna en alguna empresa relacionada con el desarrollo del Metaverso. Una realidad virtual para la que no hay tiempo en un mundo tan convulso como en el que vivimos. En The Objective dudan: “La cuestión es si tiene entidad más allá de la palabra que lo sostiene y la operación de marketing que lanzó su actual performance”. De hecho, en el extenso artículo dan un dato muy importante: “La mayoría de sus visitantes no regresaban después del primer mes”, según el Wall Street Journal. Y hasta la UE fracasó cuando organizó un evento virtual.

No es casualidad

Cuando “la Policía iraní detuvo el sábado por la noche a varios jugadores de fútbol que asistieron a una fiesta mixta en la ciudad, a 74 kilómetros al este de Teherán, la capital de Irán” (República) lo que hace el régimen es convertir a la mujer en motivo de delito y de pecado, lo que encaja, perfectamente, con la historia de la dictadura. Una dictadura, no me cansaré de recordarlo, que se siente impune por su buena relación con Rusia. Y un colectivo, el futbolístico, en el punto de mira del régimen por el modo en el que le plantó cara durante el mundial de Qatar. Nada es casual pero todo es estremecedor.

¿Cumplirá?

No sé qué buscaba Elon Musk lanzando la encuesta en Twitter en la que preguntaba a las y los usuarios si tiene que seguir siendo el principal responsable de la red social. No sé si cumplirá su palabra de que acataría el resultado. No sé qué piensa y, realmente, tampoco me importa. Twitter es, de entre todos sus juguetes y proyectos, el menos importante. Lo que hace con su empresa de coches, vendiendo sus derechos de emisión, y sobre todo lo que hace con su empresa de cohetes, proveedora de la NASA, tiene mucho más impacto en nuestro planeta que una red social de gente encantada de leerse en ella. Elon Musk, el que más.

De momento, que pague

Si para algo está sirviendo Twitter es para que Elon Musk sea visto, por fin, desnudo. Todas y todos somos el niño del cuento esta vez. Las apreturas económicas de la herramienta, sobradamente conocidas cuando adquirió la compañía, han sido su justificación para algunas decisiones. Pero no lo es para esta que cuentan en Hipertextual: “Demandan a Twitter por negarse a pagar millones de dólares a un proveedor de software”. Al parecer, Musk no ha abonado el trimestre que le correspondía a una empresa proveedora y no parece que vaya a hacerlo, de un contrato de más de diez millones de dólares.

No lo necesita permiso pero lo tiene

Si Irán ejecuta a manifestantes sin que la comunidad internacional haga nada la culpa es de Irán y de la comunidad internacional. Pero que nadie tenga duda, tampoco, de que quien justifica a Rusia, su invasión y sus amenazas al mundo, también justifica a Irán, con la que no se mete la comunidad internacional por no molestar a Putin. Las cosas, claras. No somos responsables de las muertes que provocan el régimen iraní o la tiranía rusa, pero sí lo somos de nuestros actos defendiendo a unos y no a otros. Y quien defiende a Rusia, por error, pensando que lo hace a alguna izquierda, lo hace también a una dictadura islamista.

Más que nunca: solo son encuestas

Me gusta la batalla de las encuestas pero hoy me parecen más irrelevantes que nunca las que ofrecen datos sobre la futura composición del congreso español. Feijóo ha subido, ha bajado y ahora vuelve a subir. Vox remonta. El PSOE baja pero nunca lo suficiente para el PP, y el voto a Podemos de hoy no es representativo de lo que vaya a lograr Yolanda Díaz porque no sabemos ni siquiera si esta se enfrentara a Podemos. Con todo, lo más importante es la volatilidad: ya habíamos hablado de la política líquida, pero acabamos de pasado a un estado gaseoso, por lo menos, en las encuestas.

Quiero más gente que llore en las celebraciones

Para un vasco nacionalista Francia es como España pero un poco más civilizada. Y en fútbol, también. Así que, sí, aunque nunca me he identificado mucho con Argentina, me alegré de que fuera Leo Messi quien levantó la copa del mundo de fútbol. Y cuando vi llorar al equipo, pero especialmente a Scaloni, que lo hizo sin poder reprimirse, me alegré todavía más porque me gusta la gente que se emociona con sus logros, me parece más auténtica, más como tú o como yo, más frágil, que quien simplemente estalla de euforia y celebra algo como si fuese la obtención de lo que le corresponde. Ojalá nos brotasen más lágrimas de alegría.

Un beneficio inesperado

Supongo que para Qatar no será ninguna sorpresa. Tampoco para el llamado “mundo árabe”, formado por unas 1.500 millones de personas. Pero para mí sí lo ha sido: entendía que Qatar quería limpiar su imagen comprándose un Mundial y un equipo de fútbol, el PSG, pero no vi venir que, además, se encaramase al liderazgo de los países islámicos. Con el éxito futbolístico de Marruecos se ha topado con un rival inesperado, pero también le ha beneficiado para acabar de convencer al mundo de que el mayor polo de atracción árabe es el pequeño emirato regado de miles de millones en reservas naturales. ¿Para qué? Esa es la pregunta.

Pues que hagan algo

La llamada de Radamel Falcao en redes sociales para intentar impedir el asesinato de Amir Nasr-Azadani en Irán, donde ha sido condenado a muerte por participar en las propuestas tras otro asesinato, el de Mahsa Amini, no es algo menor. Ni que sea en Twitter ni que sea un futbolista banalizan esa pena. Al contrario: tiene que funcionar como altavoz. No solo ha tuitedo el colombiano, pero su capacidad de alcance, como futbolista que ha jugado en diferentes países, es difícil de superar. El mundo árabe, empezando por sus nuevos líderes, debería de decidir si este tipo de ejecuciones les representan o no.

Sin miedo ni vergüenza

Volviendo a temas mucho más triviales, este Mundial ha sido el de Twitch. Especialmente, en España, donde su seleccionador ha hecho directos cada noche con un éxito irreprochable. Una vez cesado, tampoco eligió un medio tradicional para hablar: se juntó con Ibai Llanos y ambos mantuvieron una charla amable sobre la que reflexiona Rubén Uría. Nada de esto perjudica al periodismo que, como bien señala el de Goal, emitía los directos en las páginas web de los medios. Entiendo que yo lo veo de otra manera, pero creo que el acercamiento de la prensa a estos nuevos formatos tiene que ser sin miedo ni vergüenza. Sin complejos.

¿Pudo beneficiar al Barça?

No voy a dejar pasar la última columna monográfica sobre fútbol de este Mundial sin comentar la noticia que esta misma semana publicaban en El Confidencial: el contrato de la Supercopa con Arabia Saudí que Piqué facilitó a la RFEF incluía una penalización millonaria en el caso de que no se clasificasen Real Madrid o FC Barcelona para el torneo en el emirato. Y la RFEF es, al mismo tiempo, quien se jugaba el dinero y quien designa los árbitros para los partidos de las competiciones que dan acceso a esa Supercopa. Precisamente esa coincidencia de intereses le resulta “notoria” a la jueza Delia Rodrigo, que investiga el caso.

Lo mejor de Messi

No me va a importar ver a Leo Messi levantar la Copa del Mundo esta tarde si gana la final. Los viejos, los achacosos, los que tenemos la sensación de que ya hemos dado lo mejor de nosotros, también tenemos derecho a triunfar una última vez. A este Messi pasado, más que pasota, le admiramos en su ocaso porque con sus paseos sobre el césped demuestra que no hay grafo, predicción, estadística o análisis de una inteligencia artificial que encaje con él o con este deporte. La tecnología, vía VAR, nos ha hurtado la emoción del gol, y empuja a la prensa a mostrar probabilidades de gol que no demuestran absolutamente nada. Y menos, con Messi.

Ambiciosa, no: cutre

Eva Kaili está atrayendo todos los focos en el caso de los supuestos sobornos de Qatar en el Parlamento Europeo. Es lógico, es la acusada con mayor rango político. Mayor rango y mayor sueldo. No podemos olvidar que en esa cámara nuestras y nuestros representantes ganan mucho dinero. Y no discuto que la mayoría se lo gane: jornadas infernales, semanas larguísimas y todas las incomodidades (como el pleno en Estrasburgo de ayer mismo). Pero Kaili no ha pecado de ambiciosa, sino de cutre: acumular 600.000 euros en billetes a cambio de favores a dictadores cuando ya tienes dinero y poder no es querer más, es no quererse nada.

No sé qué es peor

Ciudadanos en España, como EA en Euskadi, ya solo ofrece entretenimiento. Sus estertores políticos generan un espectáculo decadente y tristón pero amable. Como un circo con animales viejos que no sabrían vivir fuera de su jaula y su carpa. Titulares como este en El Diario forman parte de una agonía que ya ni incomoda: “El eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá afirma que ha defendido a Qatar ‘sin recibir un solo euro’. El presidente del Grupo de Amistad Qatarí-Unión Europea en el Parlamento Europeo y ex presidente de Baleares, se defiende de las sospechas de tener algo que ver con el QatarGate”.

Progre pero opaco

El gobierno más progresista de la historia de España es tan opaco como cualquier otro. Los partidos que forman el consejo de ministras y ministros han impedido que haya un mayor control sobre el CNI. El mismo CNI que ha cubierto a Juan Carlos I por sus excesos en campechanía y que puso en marcha un sistema de espionaje con el software Pegasus. En resumen. PSOE y Podemos han impedido que prosperase la iniciativa del PNV pero no dudarán, sobre todo los morados, de hablar de las cloacas que tanto les perjudican, siempre según su relato, cuando se acerque campaña. La coherencia también se vota.

Siguen cayendo bombas

Uno de los mejores discursos que yo recuerdo de Aitor Esteban es el que pronunció en el Congreso cuando Rusia inició la invasión sobre Ucrania. Entonces ya avisó de que la guerra podría durar meses y que sus consecuencias íbamos a pagarlas todas y todos, literalmente. Pues bien, esta misma semana han vuelto a caer drones rusos, como misiles, sobre Kyiv. ¿Qué lo justifica? ¿Qué lo explica? ¿Qué es defendible en que Rusia, por el morro, organice una lotería en la que tu casa puede arder (o volver a hacerlo) tras la caída de un dron con explosivos? ¿A cuánto tonto más que no condena lo evidente tenemos que aguantar?

A ver si con un futbolista…

Quien defiende a Rusia también está implicado en la impunidad que permite al régimen iraní ejecutar a quienes se manifestaron tras la muerte de Mahsa Amini. Uno de los próximos en ser ahorcados colgados de una grúa será Amir Nasr-Azadani si nadie lo remedia. Este chico de 26 años, además de un valiente con conciencia, es futbolista, y su caso ha salido en medios de todo el mundo. A ver si su notoriedad sirve para que alguna o alguno abra los ojos y se dé cuenta de que Irán, como suministrador de armas a Rusia que es, sabe que puede hacer lo que quiera mientras Putin siga ejerciendo de primo del Zumosol.

Que me hablen como a un adulto

Si soy adulto para pagar mis impuestos también lo soy para que me expliquen con claridad qué pasa. En este caso, por qué el mundo permite que Irán “ejecute” a un manifestante durante las protestas por la muerte de Mahsa Amini. Mohsen Shekari se convertirá, para su desgracia y la de su familia, en otro nombre propio de esta revuelta contra el régimen. Ha sido el primer ahorcado para atemorizar a una población que deja claro que no quiere seguir viviendo con miedo, especialmente, las mujeres. Pero Irán, además de un estado vengativo y violento, es un aliado de Rusia, y eso no es una casualidad, sino un salvoconducto para su crueldad.

En esto, también

Todas y todos sabemos que estamos en precampaña. Y sí, va a ser agotadora porque hasta mayo no terminaremos con las votaciones. Me refiero a mayo de 2024, que es cuando acaba el ciclo electoral que se nos echa encima. No van a parar. Y por eso sabemos que cuando Bildu habla del modelo energético vasco no intenta proponer nada, sino desacreditar. Igual que cuando habla el PP: es lo que les toca a los principales partidos de la oposición. Pero en el caso de los “mixes energéticos”, la realidad es que nadie ha acertado plenamente, como explican en El Blog Salmón con los casos alemán y francés.

No hay dos sin tres

También estarían bien que conociéramos la verdad de la manera más desnuda posible en el caso de manipulación del mercado de la deuda pública que han llevado a cabo Deutsche Bank y Rabobank “durante más de una década”, según El Confidencial, donde recuerdan cómo “la entidad alemana lleva en el foco desde hace años, golpeada por escándalos, multas y turbulencias, como el haber sido utilizada como lavadora de dinero negro ruso. En mayo, por ejemplo, su sede fue registrada por las autoridades bajo la sospecha de que la entidad había estado engañando a los inversores”. “Y de nuevo hace poco más de un mes”.

Muy, muy seguros

Daba por hecho que si en la fiscalía belga se había atrevido a detener a una vicepresidenta del parlamento europeo, tenían que estar muy, muy seguros y seguras. Lo que empiezo a sospechar es que, además, Eva Kaili no lo ha puesto difícil: la detención del padre de esta “con bolsas de dinero” (El Nacional) no creo que haya sido una feliz casualidad. Si para algo ha servido el mundial de Qatar es para conocer la impunidad con la que hacen las cosas en aquel país, y la impunidad con la que creen que se mueven sus colaboradoras y colaboradores necesarios. Comprobar que se equivocan da cierto gustito, la verdad.

No es ninguna broma

Lo empoderada que está la extrema derecha en Europa no es ninguna broma. La detención de “Heinrich XIII, el aristócrata que quería comandar el golpe de Estado en Alemania” (EPE) es una muestra muy clara tanto de lo que escribía al principio del párrafo como de que esa misma extrema derecha ha vivido muy cómoda, muy tranquila y con muchos recursos todo este tiempo. Lo vemos también en España. Y es deber de todas y todos en el continente hacerles frente, y de momento en algunos partidos estamos viendo todo lo contrario, cómo les hacen hueco para gobernar con ellos o para confrontar con ellos.