No engañan a nadie

“Unida”, “libre” e “imparable” es lo más parecido al “una, libre y grande” que he leído en mucho tiempo. Esas palabras están así dispuestas en el tuit de cabecera que exhibe la cuenta “España Ciudadana”, de la precampaña de Ciudadanos. Bien espolvoreado de emoticonos, el mensaje es claro: “La España del futuro” tiene los valores del peor pasado. Me sorprende que algunos no lo reconozcan todavía. Me aterra que quienes ya lo reconocen lo pongan en valor y lo sigan.

Zaplana, sí. Fernández de Moya, también

Dicho lo más importante, que es, como siempre, la lucha contra la extrema derecha, vamos con la noticia del día: la detención de Zaplana, Vicente Cotino… Y también que el actual secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, está siendo investigado. Blanqueo, prevaricación, falsedad, malversación y cohecho son los delitos que se reparten los grandes nombres del PP que ayer salieron en los digitales. Una sangría incesante de “históricos” pero también de presentes.

La España vengativa

Creo que Torra se está equivocando, como se equivoca desde hace mucho tiempo Puigdemont. Pero los errores de los políticos catalanes no son merecedores de cárcel, de persecución internacional, del machaque al que están sometiendo al actual president, ni siquiera de gestos de desprecio que no son una anécdota, sino un modo de actuar y pensar: Torra no ha podido usar la sala de autoridades del aeropuerto del Prat por orden de la delegación del gobierno español.

Sí lo hacemos

Pablo Echenique miente, y lo sabe, cuando afirma que: “Hay periódicos que han dedicado ocho páginas a la casa de Pablo Iglesias. Ya me gustaría ver lo mismo sobre la Gürtel o sobre el dinero ‘B’ que cobró el presidente del Gobierno”. Los medios hemos dedicado mucho espacio a esas tramas, y al máster falso de Cifuentes. Los medios publicamos, sobre todo, que los políticos se equivocan, y la colección de errores de Iglesias, Montero, Monedero o Echenique va para antología.

Fuera del Athletic y del Mundial

La última temporada del Athletic ha sido una castaña. En eso estamos todos de acuerdo. En eso y en que la presencia de Laporte, Herrera, Martínez o Llorente hubieran amortiguado la caída porque los buenos jugadores mejoran los equipos. Ninguno de los mencionados, que están por cierto en los mejores clubes del mundo, irá al próximo Mundial de fútbol, y sí lo hará, pese a todo, Kepa Arrizabalaga. Es mejor (para nosotros) uno que se ha quedado que cuatro que se han ido.

Bien hecho, Urrutia

Hoy me hago una feliz autocrítica: Kepa Arrizabalaga, un gran portero, renueva por el Athletic. Y para mí el mérito, no me cuesta nada escribirlo, es de Josu Urrutia. Los deméritos del Real Madrid, de Bahía Internacional y de las dudas de Kepa no restan para que reconozcamos que Urrutia ha sabido mantener y ganar el pulso, también contra mi pronóstico. Con mucho dinero encima de la mesa, seguro que demasiado para un jugador con 37 partidos con el Athletic, pero sumando para el Club.

Con Williams, tenemos futuro

Iñaki Williams se vino arriba ayer, y lo entiendo, mandándonos callar vía Twitter a quienes hemos hablado sobre Kepa Arrizabalaga durante este culebrón. Menos mal que existen los emoticones, porque nos ha dado tiempo a todos a posicionarnos con lo que ha tardado Kepa en responder. Asumo mi parte y sigo quedándome con lo positivo: Williams arriba y Arrizabalaga en la portería asentarían un equipo con futuro si en junio nadie retoma viejos planes o precontratos.

¿Qué dice Kepa?

Poca cosa. Iñaki Williams nos ha dado más titulares con los que construir un relato: cuando dijo que ya estaba en el mejor equipo, cuando ha renovado hablando de la “familia” y ahora, mandándonos callar sin palabras. Por su parte, después de hablar para el canal del Athletic y aunque actualice por fin su cuenta en Twitter, Arrizabalaga no dirá nada que nos sorprenda. Esta decisión es comprensible y hasta recomendable después del silencio que ha mantenido. Al mismo tiempo, es una pena que esta vez no haya una historia de esas emocionantes y que nos enganchan al fútbol.

¿Cuál es el mensaje?

Urtzi Jauregibietia, como siempre, lo expresa mejor que yo: “La renovación de Arrizabalaga es una buena noticia en lo deportivo, pero mejor todavía en lo institucional. Refuerza la idea de que los grandes jugadores tienen y pueden estar en el club. Una gran victoria. Aupa Athletic!”. Así de claro y contundente: los mejores se quedan. Y en un club único como el Athletic es el mejor mensaje que podemos transmitir a todos esos niños que se pedirán ser Arrizabalga hoy en las porterías de los colegios.

También fuera de casa

Cuando ayer metí la palabra “Arrizabalaga” en el buscador de Twitter pude ver que cuentas que sumaban millones de seguidores en inglés, francés o turco hablaban del portero del Athletic (a las que hay que sumar las que lo hacen en castellano y son referencia en Latinoamética), y lo hacían para bien: Kepa se queda y el club se agranda. Si no hay cambio después del Mundial daremos por buenas las dificultades. Aunque lo haya, termino como he empezado: bien hecho, Urrutia.

La versión española

Con el PP con una mejilla todavía dolorida por la torta que le ha dado la sociedad catalana, dejando su representación en un mínimo histórico, los de Rajoy se niegan a poner la otra y que, esta vez, sea Rivera el que suelte la mano. Así que la maquinaria para detener la tendencia alcista de Ciudadanos en las encuestas ya está en marcha: el 155 ha hecho que la preocupación de los españoles por Catalunya baje doce puntos. Un mensaje que varios digitales compraron sin mirar.

La versión catalana no es mejor

Por motivos totalmente diferentes la actualidad política catalana no es mejor. En este caso no parece que se haya puesto en marcha una maquinaria que fije noticias en portadas digitales, de hecho, el motor que genera el titular es mucho más mundano: ERC ha encajado mal que el PDeCat les haya superado en votos y torpedea al Govern. ERC, sí. Ni Ciudadanos, ni la CUP: ERC es la que se negaría, según El Confidencial Digital, a posibilitar la investidura a Puigdemont desde Bruselas.

Rosa Díez marca su nivel

Rosa Díez va a acabar su carrera política como una tuitera a la que se las cuelan todas porque es incapaz de salir de la escena en silencio: la líder de los magentas no dudó en dar por bueno un montaje cutre-salchichero con una portada de la revista Time en la que aparecía la Guardia Civil señalada como la mejor policía del mundo. No se trata de un conocimiento insuficiente de diseño o imagen, como le señalan en Twitter, sino del insuficiente pensamiento crítico imprescindible.

Pero, ¿a quién le importa nada?

Como a Rosa Díez parece que a muchos su identidad digital les importa muy poco, por lo que deducimos de lo que vemos en Internet cada día. Por ejemplo, Silvia Charro y Simón Pérez, esa pareja que se hizo famosa en Internet por comentar la actualidad económica en un vídeo afectada por la comida navideña de empresa, se han convertido en youtubers con un canal horrible para rentabilizar su fama efímera: política, denuncias ciudadanas y economía. Todo vale. ¿Y el rastro digital? ¡Qué más da!

¿Y si Kepa se queda?

Cuando lo leí en Libertad Digital pasé: en este medio cogen cualquier comentario y lo estiran lo que sea necesario hasta sacar un puñado de “clics”. Pero lo de Diario Crítico me pareció un poco más armado: Kepa Arrizabalaga puede quedarse en Bilbao después de que Zidane haya dicho en público que no quiere otro portero. Y ahora, ¿qué? Pues todo dependerá de si hay un precontrato, como en anteriores ocasiones. En cualquier caso, estoy deseando ver quién habla primero y qué dice.

Sobre el silencio de Kepa

Comunicativamente, Kepa Arrizabalaga hace lo que tiene que hacer: no decir nada. En una situación tan complicada como la que se ha buscado, por lo menos, mantiene un silencio que puede ser lo único que le otorgue cierto beneficio y descanso. En sus redes, en las que nunca fue especialmente elocuente (siempre ha tirado de fotos sin texto), también reina una extraña calma: imágenes viejas y, sobre todo en Twitter, referencias a su debut en la selección española como últimos posts en rojo y blanco. El portero ha decidido callar, nosotros hemos decidido no hacerlo.

Tu equipo eres tú

Reutilizo este titular que escribí hace unos meses para hablar de la importancia del equipo de los políticos: solo una persona sube al estrado pero tiene que estar bien asesorado por otras que le ayuden, y no al contrario. En el fútbol es el nudo de todos los planteamientos: el equipo que salta al césped y el que elige el jugador. Cuando Kepa Arrizabalaga escogió a Bahía Internacional para representarle ya sabía lo que hacía y a lo que se arriesgaba… O lo que quería.

Lo que no podemos permitirnos

Este culebrón ha servido para algo: para desnudarnos. Kepa, Josu Urrutia, quienes les asesoran, Cuco Ziganda… Y los periodistas. Algunos, sorprendentemente, han comprado el discurso que le interesa al Real Madrid: ser el suplente de Keylor Navas es mejor que ser titular en San Mamés, y es un síntoma, al parecer, de ambición profesional. ¡Toma ya! Y algunos de los que firman estas ideas se erigirán en defensores del Athletic. ¿En serio? Tomás Roncero se lo firma.

Por supuesto, toca hacer autocrítica

Cuando una campaña sale bien es importante repasarla y saber dónde acertamos. Cuando sale mal es imprescindible examinarla palmo a palmo para aprender lo que hicimos mal. En esta operación la directiva del Athletic Club y el equipo de comunicación tienen que hacer una necesaria autocrítica: ¿cómo es posible que, otra vez, un jugador que despunta se quiera marchar? ¿Cómo no se ató antes a un portero cuya titularidad estaba pautada desde hace años? ¿Todo terminará echando a los pies de los caballos al jugador?

“Beti zurekin” no es un canto de resignación

La marcha de Kepa Arrizabalaga ha descubierto los problemas de Ibaigane pero ninguno bajo los palos. De momento, Iago Herrerín está ganándose el primer dorsal de la plantilla, pero no por ello tenemos que correr otro velo, uno más, y cantar el “Beti Zurekin” para resignarnos en comunidad. Ese grito es para acompañar al Athletic a las victorias y a los títulos. Me niego a tener una mentalidad conformista: no vale con ser un equipo único, ganamos siendo un equipo único, ¡esta es nuestra grandeza!

Un país que quiere venganza

Nadie se erigirá como responsable de esta consecuencia, así que es obligación de los demás tener vergüenza y recordar a quienes han empujado a la sociedad española al ánimo de venganza y a de la aplicación del rodillo para sepultar sus preocupaciones. Según El Nacional, que cita a El Español, más de la mitad de los españoles encuestados quiere a Junqueras en la cárcel. ¿Por qué? ¿Les hace sentirse más seguros? ¿Quién les ha impulsado a pensar así? Que salga y dé la cara.

Una sociedad que quiere carnaza

Jorge Bustos, recordaba en Twitter que además de meternos con los medios que dan carnaza no podemos olvidar a los espectadores que la demandan. ¿Se la damos porque la piden o la piden porque se la damos? Responde Begoña Beristain en su blog de DEIA y retrata perfectamente a esos periodistas carroñeros y protagonistas en el caso de Diana Quer. También sugiere una preocupación sobre el mensaje a las mujeres: si se resisten, las matan. Si no lo hacen parece que lo buscan.

Machismo para los más jóvenes

Intento por todos los medios no ser alarmista, desmontar los bulos que circulan por Internet y explicar las situaciones con calma para que nadie piense que en las redes sociales habita el demonio. Pero si saben que sus hijos e hijas siguen al youtuber Dalas tienen un motivo de preocupación. El escritor Juan Gómez-Jurado se quedaba a gusto insultándole en Twitter por su machismo, pero el tema es bastante serio: una estrella de las redes pone en duda la violencia machista.

Roncero, no entiendes nada

Tomás Roncero es incapaz de entender lo más básico, tal vez por eso se atrevió a soltar que tendría que ser un orgullo para los aficionados del Athletic Club que el Real Madrid vaya a llevarse a Kepa Arrizabalaga. La respuesta de Miguel Ángel Puente en Twitter me parece acertadísima en fondo y forma: “El verdadero orgullo de todo aficionado del Athletic, Tomas Roncero, es que vengan a por nuestros jugadores y decidan quedarse en Bilbao. Un poco de respeto”.

Los ordenadores, en peligro

Todo empezó con Intel, el principal fabricante de procesadores, pero otros componentes también tienen un “bug” de seguridad cuyo arreglo ralentizará nuestros ordenadores. El “fallo” es de diseño (los procesadores de AMD, con otra arquitectura, de momento están a salvo) y afectaría a todos los instalados desde hace diez años, tanto en equipos domésticos como en máquinas que gestionan grandes cantidades de contraseñas. Aún así nos empeñamos en dejarlo todo en manos de chips y código.